Tag Archives: Negatividad

¡Ten Cuidado con los Destructores de Sueños!

A lo largo del camino, a través de nuestras vidas, vamos a encontrarnos con personas que van a decirnos que no podemos hacer algo, ellos se reirán de nuestros sueños, nos criticaran, subestimaran nuestras habilidades, he intentaran evitar que alcancemos nuestras metas. Estas personas son destructoras de sueños, intentaran convencerte de que son imposibles, ¡y tú les demostrarás que estaban equivocados!

 

 

 
Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve por ello y punto

 

 

 

No es nada personal contigo, en realidad, no tiene nada que ver contigo, sino que es algo personal con ellos mismos. Estas personas se han convertido en destructoras de sueños porque de alguna manera, alguien los ha convencido de que los sueños son imposibles de alcanzar. Otro destructor de sueños ha hecho el mismo trabajo fino con ellos antes, y los ha convencido de que estos son imposibles, les ha hecho creer que no pueden hacerlo, y ellos lo creyeron, y así se dieron por vencidos antes sus más profundos sueños.

¿Pero quienes son estos destructores de sueños? En realidad, no son solo personas sino también experiencias, sentimientos, y emociones. Personas negativas, no creyentes, inseguras y con odio dentro, emociones negativas, pensamientos negativos, miedos, dudas, fracasos, falta de confianza, todos estos y muchos más son destructores de sueños, y si no somos cuidadosos lograran convencernos de que no podemos hacerlo, y en ese momento renunciaremos a todo aquello que siempre hemos soñado.

 

 

 

 

“Mantente alejado de las personas que intentan minimizar tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero los realmente grandes, te hacen sentir que tú también puedes llegar a ser grande.” – Mark Twain

 

 

 

 

Por lo tanto, ¿Cómo podemos lidiar con estos destructores de sueños? Lo primero y más importante es saber que su realidad no tiene que ser nuestra realidad. Lo que estas personas expresan es su propia visión, su propia perspectiva sobre la vida, sus propias creencias y experiencias, pero la verdad es que tu creas tu propia vida, y eso es todo lo que importa. Segundo, tu puedes usar esa negatividad y transformarla. Pero, ¿cómo? Bueno, puedes usarla como motivación. Puedes usarla como un poderoso combustible, el cual hará explotar tu corazón, dándote la energía necesaria para que vayas con coraje y confianza en la dirección de tus sueños.

Utilízalo como una forma para demostrarles que estaban equivocados, porque al final, nuestras experiencias pueden crear milagros en la vida de una persona. Por lo tanto, utiliza la espada que ellos usaron para intentar asesinar y destruir tus sueños en su favor, cortándoles el oscuro velo que cubre sus ojos. Libéralos de las cadenas que están evitando que puedan hacer sus sueños realidad. Porque si tu los conviertes en realidad, a lo mejor, tu puedes convencerlos de que ellos también pueden hacer los suyos realidad.

 

 

 

 

“Cuando la gente busca socavar tus sueños, predecir tu destino o criticarte, recuerda que están contándote su historia, no la tuya.” – Cynthia Occelli

 

 

 

 

Todos estos destructores de sueños que mencione anteriormente van a intentar detenerte, ellos van a hablar, van a intentar confundirte, pero tú no tienes que escucharlos, sino que tienes que escuchar tu propio corazón. Si cada vez que cierras tus ojos, y piensas en tu sueño, tu corazón se enciende, entonces sal y hazlo realidad. Nunca te arrepentirás de intentarlos, pero te arrepentirás de nunca haberlo intentado. La verdad es que, si otras personas pudieron lograrlo, nosotros también podemos. Rodéate de personas exitosas, aprende de sus errores, mejórate a ti mismo, trabaja duro, y sobre todo siempre recuerda una cosa muy importante: Que no importa lo que estos destructores digan, lo que realmente importa es lo que tu creas y si crees que es posible, si crees en tu sueño, si crees en tu mismo, tu harás realidad cada sueño que tengas y cada meta que te propongas.

 

 

 

 

 

Escucha tu propio corazón, persigue tus sueños con confianza, crea tu propia realidad, ten fe, cree en ti mismo, y con coraje haz lo imposible posible, ¡y demuéstrales a todos los destructores de sueños que estaban equivocados!

Nutre tu Mente con Pensamientos Positivos

Nuestro cuerpo y su bienestar está basado en cómo nos alimentamos, y así también sucede con nuestra mente: somos lo que pensamos, y dependiendo de si nutrimos nuestra mente con pensamientos positivos o no, es lo que vamos a experimentar en nuestra vida. Puedes tener una mente positiva, o una mente negativa, lo que hace la diferencia entre una o la otra es la elección que tomes a la hora de alimentarla, y aquello que decidas consumir día a día.

 Si no nutre tu alma, deshazte de ello.

 

Aquello que comemos y tomamos por nuestra boca diariamente tiene consecuencias en nuestro organismo, ya sea a corto o largo plazo:

 

  • Podemos comer comida en mal estado y sentirnos mal inmediatamente o al cabo de unos pocos días, o podemos enfermarnos luego de haber comido comida no saludable diariamente por un largo periodo de tiempo.
  • Así también podemos comer comida saludable un día y sentirnos bien, o podemos comer sanamente todos los días por un largo periodo de tiempo y sentirnos mejor día tras día.

 

Por lo tanto, ¿Cómo crees que sucede con la mente? La realidad es que pasa exactamente lo mismo, ya que lo que consumimos diariamente a través de nuestros ojos y oídos tiene consecuencias en nuestra mente, corazón y espíritu, ya sea a corto o largo plazo:

 

  • Podemos consumir negatividad ya sea escuchando o mirando situaciones destructivas para el alma y sentirnos mal inmediatamente o al cabo de un par de días, o podemos sentirnos realmente tristes y deprimidos luego de haber consumido negatividad por una largo periodo de tiempo en nuestras vidas.
  • Así mismo, podemos consumir positividad un día y sentirnos muy bien, o podemos consumir positividad diariamente por un largo periodo de tiempo y sentirnos felices cada día un poco más.

 

 

 

“Hay realidades que todos compartimos, sin importar nuestra nacionalidad, lenguaje, o gustos personales. Como necesitamos comida, también necesitamos de nutrición emocional: amor, amabilidad, apreciación, y apoyo de los demás.” – J. Donald Walters

 

 

 

Nutrir tu mente con pensamientos positivos es tan importante como nutrir tu cuerpo con comida saludable, ya que si fallamos en alimentar nuestra mente con pensamientos, afirmaciones y creencias positivas, ponemos en riesgo nuestra entera existencia sobre este planeta, y no porque corremos el riesgo de morir, sino porque corremos el riesgo de no haber vivido verdaderamente mientras pudimos, y no se puede vivir de verdad si conllevas contigo una mente negativa durante toda tu vida.

Con el fin de alimentar tu mente de forma saludable, es necesario evitar todo aquello que pueda contaminar tu espíritu con negatividad. El problema es que muchas veces la negatividad parece inofensiva, pero la mayoría de las veces no lo es. Cada negatividad que consumas, sin importar la cantidad, puede generar un gran impacto en tu mente, y si no eres consciente de ello, puede que consumas negatividad día tras día sin darte cuenta del grave daño que puede estar produciendo en tu mente, y el resultado será catastrófico, ya que se apoderara de tu mente, dirigiendo tu vida causándote graves efectos secundarios, como ser depresión, tristeza, enojo o angustia.

 

 

“No alimentes tu mente con pensamientos negativos. Si lo haces, puede que empieces a creer en ellos.” – Catherine Pulsifer

 

 

 

¿Irías ahora a la cocina y comerías comida podrida para la cena? Supongo que no, ¿verdad? Ya que no solo el gusto seria nauseabundo sino que además te haría sentir horrible, y es muy probable que como consecuencia te cause vómitos, diarrea y fiebre, teniendo que llamar a alguien por ayuda. Por lo tanto, me pregunto, ¿Por qué lees aquellas revistas que contaminan tu mente, las cuales te crean creencias erróneas sobre ti y tu vida, haciéndote sentir miserable? ¿O porque continuas mirando aquel programa de TV que planta semillas de odio, maldad y tristeza en tu mente? ¿O porque sigues saliendo con aquellas personas que solo sacan lo peor de las personas incluyéndote a ti, personas que solo hablan con lenguaje de odio, desesperanza, chismerío, racismo y maldad? ¿O porque sigues perdiendo tu tiempo consumiendo toda la basura que ves y escuchas en un programa de TV, una película o una canción? ¿O porque continúas consumiendo toda la porquería que lees en Facebook, revistas, y libros que solo arrebatan la felicidad de tu corazón? ¿Te has puesto a pensar en esto? Porque si no comes comida podrida porque te hará sentir mal, entonces, ¿Por qué consumes toda aquella basura que contamina tu mente y te hacen sentir mal contigo mismo y con tu vida?

Si te sientes feliz, si tienes la vida de tus sueños, si todo aquello que consumes te hace feliz y te da paz, entonces sigue así, pero si eso no sucede, entonces deberás cambiar tu dieta, y con ello me refiero a que deberás cambiar todo aquello que miras y escuchas diariamente, incluso si crees que no te está haciendo ningún daño, ya que de alguna forma u otra te afecta, ya que somos lo que pensamos y creemos, y esas creencias crean nuestro comportamiento, lo que crea nuestra perspectiva y con ello nuestra realidad.

 

 

 

Si quieres estar en paz y feliz, nutre tu mente y alma con pensamientos positivos, y deshazte de toda la negatividad de tu alrededor. Si tienes pensamientos positivos sobre ti mismo y sobre tu vida, tendrás emociones positivas, y si tienes emociones positivas, tu comportamiento será positivo, y por lo tanto toda tu realidad será mucho más positiva. ¡Nútrete con positividad y ve el cambio en tu vida!

¡Deja de quejarte y empieza a disfrutar de la vida!

Uno de los motivos principales por el cual no disfrutamos de la vida es debido a que siempre encontramos una razón para quejarnos, y el acto de quejarse solo nos genera más y más razones por las cuales quejarnos, y no se puede disfrutar la vida si nos olvidamos de ser felices en el acto de quejarnos demasiado.

 

"Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. No te quejes." - Maya Angelou

 

El gran problema es que siempre nos quejamos, sin importar la situación:

 

Nos quejamos cuando es invierno y hace demasiado frío y nos quejamos cuando es verano porque hace demasiado calor.

Nos quejamos si no tenemos un trabajo porque necesitamos dinero, y nos quejamos si tenemos un trabajo porque el salario es bajo, o porque no nos gusta el trabajo en sí, porque trabajamos muchas horas, o porque no nos gusta nuestro jefe.

Nos quejamos si no tenemos dinero y nos quejamos si lo tenemos porque no es suficiente.

Nos quejamos si no podemos conseguir una pareja, y nos quejamos si estamos en pareja porque las cosas a veces se poner difíciles y nos gustaría vivir como solteros.

 

 

Podría seguir y seguir con esta infinita lista de cosas por las cuales los humanos se quejan constantemente, pero voy a parar aquí para que podamos reflexionar sobre nuestro comportamiento. Pareciera que siempre va a existir algún motivo por el cual quejarnos, por lo tanto, tenemos dos opciones:

 

 

  1. Enfocarnos en el lado positivo de las cosas, estando agradecidos por cada una de las cosas que tenemos.
  2. Enfocarnos en el lado negativo de las cosas, quejándonos por todas aquellas cosas que no nos gustan o aquellas cosas que no tenemos.

 

 

Si eliges la primera opción siempre encontraras la forma para ser feliz, y así disfrutaras de la vida sin importar lo que suceda. Por supuesto habrán momentos en donde evitar quejarse será casi una misión imposible, y te sentirás frustrado, pero esa sensación no durara si usas la herramienta más maravillosa que tienes: La gratitud – Una herramienta que puede cambiar tu experiencia de vida en un segundo, y una herramienta capaz de expresarle al mundo que eres feliz en todos los aspectos de tu vida incluso si no es perfecta.

Si eliges la segunda opción, siempre te sentirás frustrado y miserable sin importar lo que suceda, ya que el acto de quejarnos no nos deja ver la realidad si no que solo nos muestra una realidad distorsionada en donde todo parece estar en nuestra contra, cuando en realidad somos nosotros los que estamos en contra de nosotros mismos. El quejarse se convierte en un habito, un habito tremendamente dañino que solo nos guía directo hacia la frustración y la depresión. Cuando te quejas solo te enfocas en el lado negativo de toda las cosas, y así te conviertes en incapaz de disfrutar tu vida.

 

 

 

“Cuando te quejas, te vuelves una víctima. Deja la situación, cambia la situación, o acéptala. Todo lo demás es locura.” – Eckhart Tolle

 

 

 

Si nos quejamos, no estamos siendo agradecidos, y si no estamos siendo agradecidos por lo que ya tenemos nunca vamos a ser completamente felices ni vamos a disfrutar de la vida, ¿o piensa usted que con más va a poder ser más feliz? Porque si alguien le dijo eso, déjeme decirle que lo estafaron. La verdad es que el acto de quejarse o el acto de ser agradecido son como dos poderosos imanes, cualquiera sea el que elijas, es lo que vas a experimentar día tras día ya que cuanto más agradecido seas, más feliz serás y así atraerás más motivos por los cuales estar agradecido, de lo contrario cuanto más te quejas, más atraerás motivos por los cuales quejarte, y te olvidarás de disfrutar de la vida.

Para poder disfrutar de la vida, debemos estar agradecidos por nuestra vida entera con sus perfecciones e imperfecciones, y con esto no quiero decir que debamos conformarnos, aceptando todo lo malo que nos sucede, lo que quiero decir es que siempre deberíamos ir tras lo que nos merecemos de verdad, pero debemos estar agradecidos y ser felices en este preciso momento, ya que tenemos todo lo que un humano necesita para sobrevivir y ser feliz, todo lo demás es secundario. Si no somos capaces de ver las bendiciones que tenemos en este momento y ser felices, no seremos felices con más luego.

 

 

 

“Se agradecido por lo que tienes y deja de quejarte – aburre a todo el mundo, no te hace ningún bien, y no resuelve ningún tipo de problema.” – Zig Ziglar

 

 

 

Si quieres disfrutar de tu vida, deja de quejarte. Libérate de ese hábito negativo que no genera ningún bien ya que de ninguna manera puede cambiar nada. El quejarse nunca ha tenido el poder para cambiar nada en la vida de alguien, sino que solo les ha otorgado a las personas más motivos para quejarse y sentirse cada vez más frustradas. El día que te des cuenta cuantas cosas tienes en especial aquellas pequeñas y esenciales cosas, cosas que algunas personas luchan por obtener, aquellas básicas cosas que necesitamos para nuestra existencia, te darás finalmente cuenta cuan bendecido eres, y así nunca más encontraras otro motivo para quejarte.

 

 

 

Hay más motivos por los cuales estar agradecidos que por los cuales quejarnos, la clave se encuentra en nosotros, ya que de nosotros depende enfocarnos en lo negativo o enfocarnos en lo positivo de la vida. Por lo tanto, ¡deja de quejarte y empieza a disfrutar de la vida!