Los Pequeños Pasos Conducen al Éxito

Con el fin de alcanzar toda meta y hacer realidad todo sueño, debemos dar pequeños pasos cada día, porque son aquellos pasos los que nos acercan a nuestra meta, son estos pasos los que nos conducen hacia el éxito. En un artículo anterior he escrito sobre la importancia de dar el primer paso. El primer paso es decisivo, y cada paso que damos luego nos acerca al lugar donde queremos llegar. Podemos hacer todos nuestros deseos y sueños realidad, de un paso a la vez.

 

 

 

El exito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos dia tras dia. Robert Collier pasos 

 

 

La clave para alcanzar nuestras metas yace en los pequeños pasos que damos día a día. La cantidad de pasos que debemos hacer con el fin de alcanzar nuestras metas va a depender de la magnitud de nuestra meta. El problema es que a veces nuestros sueños y metas son tan grandes que es fácil abrumarse con todas las cosas que debemos hacer con el fin de hacerlos realidad, y es en aquel momento en donde la mayoría de las personas se dan por vencidas.

Si la mayoría de las personas fracasan en alcanzar sus metas no es porque la vida es injusta y solo beneficia a unos pocos, sino que fracasan porque se han negado a tomar los pasos necesarios para alcanzar sus metas. La diferencia entre aquellos que son exitosos y aquellos que no, no es la suerte sino el compromiso. Es verdad que para muchas personas las cosas son más fáciles que para otras, o así lo parece, pero la realidad es que eso no puede ser usado como excusa para darse por vencido, sino que en lugar debería usarse como motivación para seguir hacia adelante.

 

 

 

“Cada día haz algo que te acerque a un mejor mañana.” – Doug Firebaugh

 

 

 

Por lo tanto, la cosa más importante que podemos hacer luego de haber dado el primer paso en dirección a nuestras metas y sueños es dividir esa meta en metas más pequeñas y más “alcanzables”. Imaginemos a modo de ejemplo que tú meta para los dos próximos meses es conseguir un trabajo. Por lo tanto, con el fin de conseguir esa meta, tú deberás seguir diferentes pasos, como, por ejemplo: escribir tu CV, enviarlo a diferentes compañías, prepararte para distintas entrevistas, entre otras cosas. Algunos de esos pasos serán más sencillos que otros, y a veces, deberás repetir uno de los pasos otra vez debido a que la primera vez no salió como querías, pero si no te das por vencido, tarde o temprano alcanzarás tu meta.

Por lo tanto, podemos decir que cada meta funciona de la misma forma que ese ejemplo. Podremos tener otras metas, más grandes o más pequeñas, pero todas son posibles de alcanzarse. Por eso, lo mejor que podemos hacer con el fin de conseguir esas metas y hacer realidad nuestros sueños, es dividir cada meta en pequeños pasos, o en metas más “alcanzables”. Aquellas metas se verán más posibles, más cercanas, más reales, lo que nos dará la idea de que podemos lograrlo, y una vez que vayamos cumpliendo cada pequeña meta, dando pasos más largos o más cortos, estaremos un poco más cerca de nuestra mayor meta.

 

 

 

“Descubre lo que quieres hacer, mantén el pensamiento firmemente, y haz todos los días lo que se deba hacer, y a cada puesta del sol estarás un poco más cerca de tu meta.” – Elbert Hubbard

 

 

 

Lo que sucederá cuando logremos superar con éxito una de esos pequeñas pasos es que nos sentiremos muy bien incluso si fueron muy pequeños, esto se debe a que el cerebro no conoce la diferencia entre una meta u la otra, este busca constantemente alcanzar metas sin importar cuán grande o pequeña sea, por lo tanto, cada victoria, sin importar su tamaño inundara nuestra mente, cuerpo y alma con emociones positivas, lo que nos hará sentirnos bien con nosotros mismos, creando en nuestra mente la creencia de que podemos lograrlo, y si creemos que somos lo suficientemente capaces como para conseguir lo que sea que nos propongamos, entonces no habrá nada que pueda detenernos.

Aquí tengo otro ejemplo: Digamos que quieres perder peso, y tu meta es perder 10kg, tu puedes dividir aquella gran meta en pequeños pasos o incluso en pequeñas metas. Por ejemplo, puedes comenzar perdiendo 1 kilo por semana. Aquella es una meta mucho más alcanzable y más sencilla de lograr, lo que evitara que te sientas abrumado sobre la idea de perder 10kg, y así deberás dividirla en pequeños pasos, para poder cumplirla. Siempre que te propongas una meta más pequeña, tu puedes realizar una lista con todos los pasos que necesitas tomar con el fin de alcanzarla, y paso a paso tu alcanzarás esa meta. Como resultado de dar pequeños pasos, tu estarás un paso cada vez más cerca de alcanzar tu meta. Tu puedes seguir logrando aquellas pequeñas metas, paso a paso, hasta que finalmente consigas tu mayor meta.

 

 

 

“El hombre que mueve montañas comienza apartando pequeñas piedras.” – Proverbio Chino

 

 

 

Aquellos pequeños pasos son los que nos conducirán hacia el éxito. Por lo tanto, deberás preguntarte a ti mismo las siguientes preguntas: ¿Cuál es tu gran meta? ¿Ya has tomado el primer paso? Si así es, entonces ¿Cuáles son los pasos que deberías dar con el fin de alcanzar esa meta? Si tu meta es demasiado grande, y se ve difícil y lejana te convendrá dividirla en metas pequeñas y en pequeños pasos. ¿Es posible que puedas dividir tu meta en metas más pequeñas y alcanzables? ¿Qué pasos deberías tomar con el fin de alcanzar esa nueva meta? ¿Qué puedes hacer hoy para estar un paso más cerca de tu meta deseada?

 

 

 

 

 

Te motivo a que tomes papel y lápiz y escribas tu mayor meta, deseo o sueño. Y así, tu podrás escribir los pasos necesarios que te acercarán a tu meta y te darán la victoria. Enfócate en el primer paso, y luego sigue con el próximo, ¡y paso a paso tu alcanzarás todas tus metas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.