Tag Archives: Zona de confort

La Constante Búsqueda de Seguridad

Una de las cosas que las personas constantemente buscan, ya sea consciente o inconscientemente es la seguridad. Tenemos la necesidad de sentirnos seguros porque nos garantiza nuestra existencia. La seguridad nos hace sentir confortables, mientras que la inseguridad hace que nuestro mundo tiemble, poniéndonos en un lugar de extrema vulnerabilidad. Esta necesidad por seguridad puede realmente garantizarnos nuestra existencia, nos hará sentir confortables, nos hará sentir a salvo. ¿Pero una seguridad eterna realmente nos garantiza libertad, paz, felicidad, éxito y todo aquello que queremos en la vida? ¡Quédate conmigo, y averigüémoslo juntos!

 

 

 

"Ninguna cantidad de seguridad hace que valga la pena sufrir una vida mediocre encadenado a una rutina que ha matado tus sueños." - Maya Mendoza

 

 

 

Siempre buscamos seguridad porque sentimos que nos dará libertad, creemos que al obtenerla tendremos una libertad eterna, felicidad eterna, o una vida de éxito. Creemos que una seguridad eterna nos garantizara el verdadero éxito, creemos que seremos libres para hacer todo aquello que amamos, y hacer nuestros sueños realidad. Una seguridad eterna es posible cuando decidimos vivir una vida dentro de nuestra zona de confort, un lugar en donde nos sentimos seguros y a gusto.

Mientras que vivir en nuestra zona de confort puede brindarnos seguridad, y darnos la idea de que somos libres, felices y exitosos, es de hecho una ilusión. ¿Por qué? porque solo nos esclaviza, arrebatándonos nuestra libertad. Cuando ponemos la seguridad como prioridad, sobre nuestros sueños, es allí cuando nos volvemos prisioneros de un sistema que nos enseña que lo único que importa es una seguridad eterna, nos ha enseñado que los sueños son imposibles, o que no valen lo suficiente como para correr el riesgo. Por lo tanto, salimos en búsqueda de todo lo que nos trae seguridad, un trabajo, una casa, un auto, no cuestionamos nada, simplemente nos conformamos, nos quedamos con lo que tenemos, con lo que conseguimos, con lo seguro, fin de la historia.

 

 

“La conformidad es el carcelero de la libertad y el enemigo del crecimiento.” – John F. Kennedy

 

 

¿Pero que tiene de malo esto? ¿Que tiene de malo buscar seguridad? ¿Cual es el problema de vivir en nuestra zona de confort? No hay problema en lo absoluto. De hecho, esta en nuestro propios instintos, es nuestra mera naturaleza como seres humanos. El problema solo comienza cuando nos conformamos con una vida mucho menor de la cual realmente somos capaces de vivir, limitando nuestras extraordinarias habilidades. El problema es cuando conseguimos una vida que nos otorga seguridad, y esa sensación nos detiene a ir por mas. Nos volvemos tan dependientes de esa vida, que peleamos para protegerla a toda costa, incluso de nuestros propios sueños, porque ellos constantemente interfieren con nuestra seguridad, porque para hacerlos realidad hay que salir de la zona de confort.

Ese es el motivo por el cual muchas personas se dan por vencidos ante sus sueños. El miedo de tener que dejar el lugar de conformidad para adentrarse en terrenos desconocidos los asusta al punto en el que deciden quedarse con su vida ordinaria, donde se sienten cómodos y seguros. Y si quieres conseguir la vida que siempre has imaginado, si quieres hacer todos tus sueños realidad, la realidad es que debes estar listo para sentirte incomodo. Ese lugar de seguridad nos otorgara todo lo que necesitamos para sobrevivir, pero la vida que queremos, y realmente merecemos, solo es posible fuera de tu zona de confort.

 

 

“El mayor peligro para la mayoría de nosotros no consiste en establecer nuestra meta demasiado alto y fallar; sino en establecerla demasiado bajo y conseguirlo.” – Michelangelo

 

 

La mayoría de las personas que han logrado sus sueños, o aquellas personas que son conocidas por ser extremadamente exitosas, tienen una cosa en común: Estuvieron en un lugar de absoluta incomodidad cuando decidieron hacer sus sueños realidad. Por lo tanto, podemos ver que en realidad nuestro lugar de seguridad, nuestra zona de confort es lo que realmente nos limita, porque nos hace sentir seguros, entonces no hacemos nada con el fin de no perderla. Es solo cuando estamos en ese lugar de misterio, incertidumbre, e incomodidad cuando nuestro verdadero carácter se forma. Es en ese momento cuando nos volvemos libres como para convertirnos en la persona que estábamos destinada a ser, y entonces así, hacer todo aquello que siempre imaginamos.

 

 

 

 

Que tu necesidad por seguridad no limite tus capacidades de vivir la vida que eres capaz de vivir. No te conformes con una vida que no amas solo porque te otorga seguridad. ¡Tu puedes, y podrás vivir la vida de tus sueños si te animas a abandonar tu zona de confort!

¿Vivimos o Simplemente Existimos?

¿Vivimos o simplemente existimos? La respuesta va a depender de si somos libres o no. ¿Pero cómo sabemos eso? Porque la libertad nos hace felices, por lo tanto, si somos felices, somos libres, y si somos libres significa que realmente estamos viviendo nuestras vidas, de lo contrario simplemente existimos.

 "Lo que la luz es para los ojos, lo que el aire es para los pulmones, lo que el amor es para el corazón, lo es la libertad para el alma humano." - Robert Green Ingersoll

 

Un día leí un artículo sobre las palomas, y leí algo que realmente me llamo la atención. El articulo decía que las palomas silvestres tienen una experiencia de vida de alrededor de 5 años, mientras que las palomas en cautiverio pueden vivir 15 años o más. Luego de leer este articulo me pregunte: ¿Sería mejor vivir una vida más larga con todo lo que necesitamos para sobrevivir, pero sin libertad, o es mejor vivir menos con una vida menos confortable y segura, pero siendo libres?

Intentando encontrar una respuesta me dije a mi misma: Bueno, digamos que no puedo pensar como una paloma, no puedo saber qué es lo que ellas preferirían o que es lo mejor para ellas, pero si puedo pensar como un humano, y como nosotros somos seres libres, también son las palomas. Ambos tenemos algo en común, y esa es la necesidad de libertad, y creo que todo ser vivo tiene la misma necesidad. Ninguno de nosotros preferiría permanecer en cautiverio o en una prisión “con todo incluido” con el fin de vivir una vida confortable por muchos años, o por lo menos no es lo que los humanos queremos, o ¿a lo mejor sí?

 

 

 

“Nadie está más perdidamente esclavizado que aquellos que falsamente creen ser libres.” – Johann Wolfgang Von Goethe

 

 

 

Dude por un par de minutos y luego me pregunte a mí misma otras preguntas: ¿No es acaso de esa manera como la mayoría de los seres humanos en este planeta viven actualmente? ¿Acaso no vivimos en cautiverio? Lo que quiero decir es: ¿No caemos constantemente en la trampa de vivir como prisioneros de nuestra zona de confort? Porque eso es lo que nuestra zona de confort es. Es la jaula en la cual nos hemos encerrado a nosotros mismos con el propósito de sobrevivir. De hecho, eso es lo que hacemos, sobrevivimos, existimos, ¿pero vivimos realmente?

La realidad es que vivir en nuestra zona de confort solo nos otorga el sentimiento de estar verdaderamente vivos y libres, lo que en realidad es simplemente una ilusión, es por ello que están fácil para nosotros vivir allí, pretendiendo ser felices, porque nos da la idea de que allí podemos tener todo lo que queremos con el fin de vivir una vida confortable, feliz, y en paz. Pero con el fin de sobrevivir nos rehusamos a vivir la vida que queremos porque hacerlo significaría abandonar nuestra zona de confort, y eso significaría ponernos en riesgo, en donde todo lo que tenemos podría desvanecerse en un abrir y cerrar de ojos.

 

 

 

“La libertad significa que no tienes obstáculos para vivir tu vida como eliges. Cualquier otra cosa es una forma de esclavitud.” – Wayne Dyer

 

 

 

¿En libertad o en cautiverio? ¿Confortable o incomodo? ¿Libre o enjaulado? ¿Qué elegirías si supieras que vas a morir en un año? ¿Seguirías haciendo lo que estás haciendo ahora? Porque si no lo haces, significa que ya vives en cautiverio. La realidad es que nuestro futuro no está garantizado, y no importa que tan seguros creamos estar, en cualquier momento puede ser nuestra hora. Lo que importa es vivir nuestra vida, y no simplemente existir. De otra forma, ¿Cuál sería el sentido de la vida?

Lo que quiero decir es: ¿Cuántos años un ser humano puede vivir? ¿50? ¿60? ¿80 años? ¿Cuál sería el sentido de vivir 80 años si no has vivido en lo absoluto? Capaz has experimentado un vida segura y confortable, y eso es excelente, pero si no has perseguido un sueño, o no te has animado a ir tras una nueva aventura, o si no has seguido tu corazón, o si nos has hecho nada que te haya requerido abandonar tu zona de confort de vez en cuando, si no has experimentado el sentimiento de felicidad que se siente cuando eres libre de hacer lo que quieras sin dejarle a tus miedos, situaciones, personas, y nada detenerte, entonces no has vivido en lo absoluto.

 

 

 

 

La realidad es que tu vida es tuya, te pertenece a ti, y nadie más que tu tiene el poder de decidir qué hacer con ella, y lo mejor para ti, para mí, y para todos es hacer lo que nos hace felices. Pero siempre recuerda que vivir en cautiverio no es vivir, es simplemente existir, pero ser libre, mi Dios, ¡Eso sí que es vivir!

Los desafíos son oportunidades disfrazadas

Los desafíos son oportunidades disfrazadas. Parecen estar en nuestra contra, pero en realidad están de nuestro lado. Los desafíos son oportunidades que la vida nos presenta para poder sacar la grandeza dentro de nosotros y convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

 "Ser desafiado en la vida es inevitable, ser derrotado es opcional." - Roger Crawford

 

Los desafíos son oportunidades perfectamente disfrazadas de obstáculos, y es por ello que la mayor parte del tiempo sentimos que están en nuestra contra, pero la vida nos presenta los desafíos por un propósito muy especial, tienen una razón de existir, y contienen dentro un gran e importante regalo. Los desafíos tienen el poder para cambiarnos, porque nos empujan tan cerca de la cornisa que no tenemos ninguna otra opción que saltar hacia lo desconocido.

Es en ese momento en particular cuando estamos cayendo en picada hacia el suelo, es cuando encontramos en nosotros la fuerza que no sabíamos que teníamos, y es entonces cuando lo que parecía ser el fin de todo, fue en realidad el comienzo de una vida completamente diferente. Fueron en aquellos momentos de absoluto caos cuando encontramos un tesoro dentro de nosotros. Fue en ese momento en donde caíamos cuando de repente pudimos abrir los brazos, y aquellos brazos se convirtieron en alas, y así aprendimos a volar y renacimos como una nueva y mejor persona.

 

 

 

“Todos crecimos con un cierto grado de poder. La clave para el éxito es descubrir este poder innato y usarlo diariamente para enfrentar cualquier desafío que se interponga en nuestro camino.” – Les Brown

 

 

 

Es normal sentirse abrumado por los diferentes desafíos que la vida nos propone, y es por ello que es tan fácil darnos por vencidos. En general, cuando afrontamos un nuevo desafío, nosotros rápidamente buscamos un escape, buscamos una ruta alternativa, buscamos la salida más fácil y a eso lo llamamos éxito, cuando en realidad no es sino otra forma de darse por vencido, porque la única forma de tener éxito es enfrentando a todos aquellos grandes y pequeños desafíos que la vida nos presenta.

Los desafíos son una parte importante de la vida, ellos nos indican que hemos dejado atrás nuestra zona de confort y hemos ido hacia lo desconocido, y es en aquel lugar donde todo es posible. Los desafíos le dan un significado especial a nuestra ordinaria vida, nos hacen crecer, y nos cambian para mejor. Después de enfrentar un desafío nunca seguimos siendo la persona que fuimos antes, porque los desafíos traen a la luz nuestra fuerza, poder y coraje que estaban profundamente escondidos en alguna parte muy dentro de nosotros.

 

 

 

“No se supone que los desafíos de la vida te paralicen, se supone que te ayudaran a descubrir quién eres.” – Bernice Johnson Reagon

 

 

 

Los desafíos son oportunidades para sacar lo mejor de ti mismo, y el sentimiento de haber salido victoriosos de aquellos desafíos que parecían imposibles es grandioso. No importa el tamaño del desafío, ya que siempre te convierten en una mejor persona, y la recompensa que obtienes por haberlos enfrentado es extraordinaria. Es una gran sensación de felicidad la que se esparce por todo tu cuerpo cuando has superado aquellas cosas que alguna vez creíste imposibles. Pero para llegar a ese momento primero debes enfrentar a todos aquellos desafíos que la vida te propone.

En mi caso en particular siempre he afrontado distintos desafíos, por ejemplo, este blog es uno de ellos. Escribir un blog sin experiencia y decir escribirlo en Ingles par así llegar a más personas, incluso cuando mi primer idioma es el español, fue un gran desafío para mí. Mi primer pensamiento fue el de darme por vencida, ya que tenía miedo de muchas cosas, por ejemplo, el de tener miedo de no poder escribir bien en Ingles, y las posibles opiniones de los demás realmente me asustaban. Mi segundo pensamiento fue el de escribirlo en mi propia lengua, pero eso hubiese sido tomar el camino más fácil, y es por ello que decidir enfrontar el desafío de crear un blog y escribir en Ingles, y luego después de casi un año aquí estoy, más feliz que nunca, y sintiéndome más fuerte que antes. Afronte mis miedos, supere los desafíos y me supere a mí misma. Es por ello que puedo decir que los desafíos te ponen a prueba, te ponen al límite, pero si con coraje y fuerza los enfrentas, el resultado es una mejor versión de ti mismo.

 

 

 

Acepta tus desafíos, acepta la oportunidad que la vida te da a través de ellos, para que así puedas convertirte en una mejor versión de ti mismo. ¡Enfréntalos sin miedo, y deja que liberen la grandeza que hay dentro de ti!

El Tiempo es Limitado: ¡Utilízalo Sabiamente!

Desde el día en que nacimos se nos ha concedido un maravilloso regalo del cielo: El regalo de tener el tiempo necesario para experimentar esta extraordinaria, hermosa, mágica, maravillosa y a veces complicada vida, pero el tiempo que se nos ha concedido es limitado y depende de nosotros utilizarlo sabiamente.

 

"La mala noticia es que el tiempo vuela, la buena noticia es que tú eres el piloto."

 

La vida es un maravilloso regalo, y también lo es nuestro preciado tiempo, ya que sin él no seriamos capaces de poder experimentar la maravillosa experiencia de estar vivos. El problema es que vivimos nuestra vida como si no tuviera fin, y es así que perdemos nuestro preciado tiempo como si fuese posible recargar nuestro tiempo de vida con más horas como lo hacemos en una tienda con nuestro teléfonos móviles cuando nos quedamos sin crédito. La realidad es que el tiempo es algo que no podemos volver a recuperar. Entonces las preguntas más importantes que deberíamos preguntarnos es: ¿Cómo voy a utilizar mí tiempo? ¿Voy a disfrutar cada segundo de él, o voy a gastar todo mi tiempo haciendo aquellas cosas que no deseo hacer?

Nuestro tiempo en este planeta es incierto, lo que nos ha dado la idea errónea de que tenemos suficiente tiempo, y es así que gastamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo aquellas cosas que no queremos hacer con el fin de poder comprar nuestra libertad más tarde, para que finalmente podamos hacer todo aquello que siempre quisimos hacer. La realidad es que los corazones de la mayoría de las personas dejan de latir antes de que hayan podido ser totalmente libres para poder disfrutar de sus vidas, ya que son solo algunos lo que se han animado a liberar de sí mismos las cadenas de la opresión y vivir libres para perseguir sus sueños.

 

 

 

“La verdadera moneda de la vida es el tiempo, no el dinero, y todos tenemos una cantidad limitada de eso.” – Robert Harris

 

 

 

El problema es que siempre estamos demasiado ocupados haciendo aquellas cosas que no queremos hacer, lo que nos deja poco tiempo para hacer aquellas cosas que amamos, y ese es el motivo por el cual hay tanta depresión y tristeza en los corazones de los humanos. El problema es que hemos aceptado convertirnos en esclavos de esta sociedad en la que vivimos, la cual nos ha enseñado que gastar nuestro tiempo trabajando en el sueño de alguien más es lo que corresponde, mientras que utilizar nuestro tiempo para seguir nuestro corazón es totalmente inadecuado y poco realista. Hemos caído en la trapa de pensar que gastar nuestro tiempo haciendo lo que no nos gusta está bien ya que por ello obtenemos una recompensa que nos permite vivir, la cual la mayoría de las veces consta de unas simples monedas y algún que otro día libre ofrecido por aquellos para los que trabajas. Me pregunto, ¿es esto realmente vivir?

Es increíble cómo hemos aceptado el hecho de que la vida solo puede ser realmente vivida los fines de semana, en las vacaciones, y días especiales. Es triste como gastamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo lo que no queremos, teniendo siempre excusas para no hacer lo que siempre quisimos hacer. Es increíble como siempre estamos muy ocupados ganando dinero que nos olvidamos de vivir la vida, nos olvidamos de disfrutar de nuestra familia y amigos, nos olvidamos de tener tiempo para nosotros mismos, tiempo para poder hacer lo que amamos, nos olvidamos de nuestras metas y sueños estando muy ocupados haciendo otras cosas menos importantes.

 

 

 

“El tiempo es gratis, pero no tiene precio. No puedes poseerlo, pero puedes utilizarlo. No puedes conservarlo, pero puedes gastarlo. Una vez que lo hayas perdido, ya no puedes recuperarlo.” – Harvey Mackay

 

 

 

¿Cuándo fue la última vez que hiciste aquellas cosas que amas? ¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste la compañía de tu familia, hijos y amigos? ¿Cuándo fue la última vez que viajaste a un nuevo lugar? ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo emocionante? ¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de horas y horas conversando con un amigo? ¿Cuándo fue la última vez que realmente disfrutaste el hecho de estar vivo? ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste verdaderamente libre?

Hay una gran verdad: Nosotros somos realmente felices cuando utilizamos nuestro tiempo haciendo todas aquellas cosas que amamos hacer, es por eso que deberíamos usar la mayor parte de nuestro tiempo siendo felices, haciendo todas aquellas cosas que amamos y no al revés.

Entonces podríamos decir que hay 24 horas en un día, lo que significa que tenemos 168 horas por semana, o entre 720 y 744 horas por mes, lo que nos da 8760 horas por año para disfrutar de las pequeñas y grandes cosas que la vida tiene para ofrecernos. La pregunta es: ¿Cuánto de ese tiempo vas a invertir en aquellas cosas que amas? La realidad es que la vida es corta y el tiempo vuela, y es por eso que deberíamos utilizar nuestro tiempo siendo felices, viviendo la vida de nuestros sueños. ¡No te atrevas a perder un segundo más de tu vida haciendo esas cosas que no quieres, recuerda que el tiempo que gastamos no se recupera!

 

 

 

La buena noticia es que sin importar tu edad, aún tienes tiempo para decidir vivir la vida a tu manera, haciendo aquellas cosas que amas, aquellas cosas que te hacen feliz y que le dan un significado a tu vida. Entonces, ¡Sal y disfruta de la vida, no pierdas tu tiempo entre amargura y frustración, no hay tiempo para ello, el tiempo es corto y limitado, y es por ello que solo hay tiempo para ser feliz!

Sal de tu zona de confort

Tomamos decisiones todo el tiempo, cada nuevo paso que damos es seguido por una nueva decisión que debemos tomar, algunas de esas decisiones no van a tener ningún tipo de repercusión pero algunas de ellas si, y hay una decisión en especial que puede cambiar toda tu vida: La decisión de salir de tu zona de confort.

 

 Todo lo que siempre quisiste esta justo fuera de tu zona de confort

 

“Un barco está a salvo en el puerto. Pero no es para eso para lo que ha sido construido.” – John A. Shedd

 

 

 

Mi vida era igual a la del resto, y como la mayoría de las personas en este mundo yo estaba solo existiendo, pero un día me preguntaba a mi misma:  ¿Qué pasa si muero mañana? ¿Puedo decir que realmente viví mi vida? Y por supuesto mi respuesta fue No, entonces decidí abandonar mi zona de confort para adentrarme en lo desconocido, y fue justo ahí, en lo desconocido, donde me encontré a mí misma. Abandonar mi zona de confort fue la mejor decisión que tome en toda mi vida.

Por supuesto que no es fácil para nadie dejar la zona en donde nos sentimos cómodos, y tampoco lo fue para mí, porque le tenemos miedo a lo desconocido, y es fácil para nosotros conformarnos con un lugar en donde todo parece estar bien y bajo control incluso teniendo la sensación de que no pertenecemos allí. El problema es que nos acostumbramos fácilmente a nuestra zona de confort, porque sabemos que tomar la decisión de salir de ella significa que vamos a pasar a sufrir por cosas por las cuales no habíamos sufrido hasta ahora, pero déjame decirte algo, el sufrimiento que vas a enfrentar va a valer la pena, ya que ese sufrimiento es mucho más gratificante que el sufrimiento que estas enfrentando ahora por no vivir la vida como siempre has querido.

 

 

 

“La vida comienza al final de tu zona de confort.” – Neale Donald Walsch

 

 

 

La seguridad es una cosa, y los sueños son otra, si piensas que viniste a este mundo a hacer lo que otras personas te dijeron que hagas y entonces tener una vida normal, ¡fantástico! Entonces vas a vivir tu vida como ellos, y algún día te vas a dar cuenta que nos has vivido en lo absoluto, porque aquellos que deciden quedarse en la zona de confort, son aquellos que se han rehusado a seguir sus sueños, y aquellos que no siguen sus sueños, no viven en lo absoluto. La vida tiene un significado especial para aquellos que se animan a salir de la zona de confort e ir tras sus sueños.

Lo que quiero que entiendas es que sí, es fantástico vivir en la zona de confort, porque ahí tienes todo lo que necesitas para sobrevivir, todo está bajo control, pero hay mucho más afuera, esperando a que tomes la decisión. Una vez que hayas tomado la decisión de dar el gran paso y salir de tu zona de confort, entonces vas a comenzar a vivir, y vas a encontrar todo aquello que estabas buscando, y todas las puertas que previamente estaban cerradas, ahora se abrirán.

 

 

 

“Sal de tu zona de confort. Sólo se puede crecer si estás dispuesto a sentirte incómodo y molesto al intentar algo nuevo.” – Brian Tracy

 

 

 

Para mi tomar la decisión de dejar mi país, saliendo de la zona de confort y viajar por el mundo fue la mejor decisión que pude haber tomado, y por supuesto no fue fácil ya que me tuve que esforzar y  sufrir en muchos aspectos, pero definitivamente valió la pena, porque ese sufrimiento fue el tipo de sufrimiento que uno tiene cuando estás haciendo lo que amas, entonces decidí acoger ese sufrimiento cada paso del camino, porque fue lo que me motivo a seguir adelante, ya que me recordó que estaba siguiendo mis sueños.

No sé qué tipo de sueños o metas tengas, pero no importa que imposible puedan parecer, si dejas la zona de confort y haces todo lo que puedas sin importar que tan difícil se vuelva, tú lo harás posible. Estamos aquí por una razón, nuestros deseos y sueños más profundos, no importa que tan chicos o grandes sean, es lo que le da a la vida un significado. No hay mejor sensación que la que sentimos cuando alcanzamos nuestras metas.

 

 

Estar completamente vivo significa vivir fuera de la zona de confort, es la incertidumbre de vivir ahí sin saber que pueda pasar lo que hace que todo sea posible. Toma la decisión, abandona la zona segura, sueña, explora, toma riesgos y ¡vive tu vida al máximo!