Tag Archives: Verdadero Ser

Tu Pasado No Define Quien Eres

Nuestro pasado no nos define, ya que no somos nuestro pasado, sino que somos lo que elegimos ser en este preciso momento. De alguna manera hemos aceptado el concepto de que nuestro pasado nos define, pero la realidad es que nosotros nos definimos a nosotros mismos a través de los comportamientos y acciones de nuestro presente.

 

 "Los errores de tu pasado tienen como fin guiarte, no definirte"

 

 

El pasado no puede definirnos ya que el pasado quedo atrás. Lo único que tenemos ahora es el presento, y lo que elegimos ser ahora es lo que realmente nos define. En cada amanecer, cada nuevo día, a cada momento, tenemos la oportunidad de decidir quién somos. Si permites que situaciones pasadas te definan, si permites que otras personas te definan, si permites que comportamientos pasados te definan, si permites que circunstancias externas y cosas que están fuera de tu control te definan, te convertirás en prisionero de tu pasado, pero si decides ser la mejor versión de ti mismo ahora, en este momento, sin importar tu pasado y la persona que solías ser, entonces te volverás una persona libre, libre de toda atadura con tu viejo ser, teniendo así la posibilidad para reinventarte, para evolucionar. Esto no quiere decir que podrás borrar tu pasado, pero si podrás usarlo como guía para escribir un futuro diferente.

El problema es cuando fallamos ser quien verdaderamente somos debido a los pensamientos y creencias erróneas que hemos puesto en nuestras mentes acerca de quien somos, nos condenamos a ser la persona que no somos por el resto de nuestras vidas. Y no hay mayor agonía que aquella que se sufre cuando empiezas a creer que eres un tipo de persona, cuando muy dentro tuyo sabes que no lo eres, reprimiendo y escondiendo tu verdadero potencial.

 

 

 

“Mi pasado no me ha definido, destruido, disuadido, o derrotado; solo me ha fortalecido.” – Steve Maraboli

 

 

 

Pero el mayor problema es cuando las personas empiezan a creer que eres la persona que en realidad no eres, porque una vez que aceptan esa persona como tu verdadero ser, te definen y te categorizan, y el concepto que crean en sus mentes sobre ti raramente cambia, lo que hace que todo sea más difícil para ti. Esa es la razón por la cual el proceso de cambiar tu ser para mejor no es sencillo, porque debemos caminar el camino muchas veces solos y sin el apoyo de los demás. Deberás entonces tener que enfrentarte con tus ideas erróneas sobre ti mismo, deberás perdonarte a ti mismo, perdonar a otros por sus opiniones sobre ti, y luego te deberás aceptar a ti mismo como la persona que verdaderamente eres y actuar acorde a ella. Lo más importante es que creas en ti mismo, porque tu formas tus propias opiniones, tus creas tu propio destino y no otros, por lo tanto, sus opiniones no tienen importancia.

Todos hemos hecho y dicho cosas de las cuales nos arrepentimos, pero ¿cuál es el sentido de arrepentirnos de la persona que fuimos si eso no cambiara nuestro pasado? Pero podemos cambiar nuestro presente, y nuestro futuro. La clave es aceptar la persona que solíamos ser, ya que de alguna forma u otra esa persona formo lo que somos hoy, y revelo nuestro verdadero ser. Nuestro pasado nos ha definido en su momento debido a la forma en la que hemos actuado, pero ahora nos definimos a nosotros mismos a través de las acciones y comportamientos de nuestro presente. La pregunta es: ¿Vamos a seguir permitiendo que nuestro pasado nos defina y seguir actuando como solíamos hacerlo, o vamos a redefinirnos y actuar acorde a nuestro verdadero ser?

 

 

 

¿Quieres saber quién eres? No preguntes. ¡Actúa! La acción delineará y definirá quién eres.” – Thomas Jefferson

 

 

 

No somos nuestro pasado, no somos nuestras decisiones pasadas, no somos nuestros errores, no somos nuestros comportamientos pasados, sino que somos lo que decidimos ser ahora en este momento, y eso es todo lo que importa. Hay que saber que las consecuencias de nuestras acciones pasadas no pueden ser evitadas, pero si podemos evitar seguir siendo esa persona que no somos, que no nos representa, que no nos identifica. Crecemos, aprendemos, cambiamos, evolucionamos, y de esa forma descubrimos y creamos nuestro verdadero ser, tener valor para hacerlo, para reinventarse y para no dejarse definir por nuestro pasado ni nadie, y sobre todo aprender de los errores es lo que nos convierte en personas exitosas.

 

 

 

 

Nadie nos define más que nosotros mismos, son nuestras acciones de este momento lo que nos define. Hoy tenemos la oportunidad para decidir y expresar nuestro verdadero ser, y así revelar la grandeza dentro nuestro. ¡Reinvéntate y conviértete en la mejor versión de ti mismo y cambia tu vida!

La Leyenda de los Dos Lobos: La Batalla Interna

Resulta que hay dos lobos que siempre están luchando. Uno es oscuridad y desesperanza, y el otro es luz y esperanza. La pregunta es: ¿Cual gana?

 


 

La respuesta es: Aquel al que tú alimentes. Esta es una maravillosa frase que escuche en una película que vi recientemente llamada “Tomorrowland”, la cual tiene un mensaje muy lindo e inspirador. Pero en realidad esta pertenece a una leyenda de los nativos norteamericanos Cherokee, la cual me gustaría compartir con ustedes. Tómense el tiempo de leerla cuidadosamente, el mensaje es muy profundo y maravilloso, les aseguro que les encantara:

 

 

 

Una mañana un viejo Cherokee le contó a su nieto acerca de una batalla
que ocurre en el interior de las personas.

Él dijo, “Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros”.

“Uno es Malvado – Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego.”

“El otro es Bueno – Es alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad,
benevolencia, amistad, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe. La misma batalla ocurre dentro de ti, y dentro de cada persona también.”

El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo:

“¿Qué lobo gana?”

A lo que el viejo Cherokee respondió: “Aquél al que tú alimentes.”

 

 

Una hermosa historia, ¿verdad? Contiene un maravilloso mensaje, el cual nos enseña que nosotros decidimos. Depende de nosotros decidir cual de los lobos vamos a alimentar. No dependerá de nadie más que nosotros. La leyenda nos recuerda que todos tenemos un gran poder dentro de nosotros: El poder para decidir quien somos, lo que nos da el control de nuestros propios sentimientos, emociones y comportamientos.

Hay dos lobos, hay dos de nosotros, son opuestos pero iguales al mismo tiempo, ellos pelean pero al final se vuelven uno, y es en ese momento cuando uno de los lobos gana, y aquel que gana es aquel que nosotros decidimos elegir, es aquel en el que decidimos convertirnos. En cualquier momento dado nosotros tenemos la oportunidad de decidir cual lobo va a ganar la batalla. Nuestras circunstancias externas junto con cada persona que nos cruzamos en el camino va a ayudar a uno de los lobos, pero al final somos nosotros los que decidimos quien gana. Aquel que gana mas batallas, es decir, aquel al que más hemos alimentado ganara la batalla final. La pregunta es: ¿Cual de ellos vas a permitir que gane?

 

 

 

“No soy un producto de mis circunstancias. Soy un producto de mis decisiones.” – Stephen R. Covey

 

 

 

La primera y más importante pregunta que deberás hacerte a ti mismo es: ¿Quien soy? –  Ponte a reflexionar sobre ti mismo: ¿Cual de los dos lobos piensas que eres? ¿Con cual de los dos te identificas? ¿Que lobo representa tu verdadero ser? Una vez que descubras las respuestas a esas preguntas tú podrás decidir que lobo alimentar, y eso es lo más importante que pueda llegar a sucedernos: Saber quien somos verdaderamente y actuar de acuerdo a nuestro verdadero ser, siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Cada día de tu vida, en diferentes situaciones, tendrás el poder de decidir. ¿Voy a alimentar hoy el lobo “malo” o el que no me representa o el lobo “bueno” es decir, aquel que si representa mi verdadero ser? ¿Voy a ser mi verdadero yo o voy a ser quién no soy? ¿Voy a permitir que situaciones externas controlen mis sentimientos, emociones y comportamientos o voy a actuar como mi verdadero ser? La decisión es tuya, y esa por supuesto es la parte mas difícil de aceptar, ya que es mas sencillo culpar a otros por nuestros comportamientos antes que tomar completa responsabilidad por lo que creemos, pensamos, decimos y hacemos. Pero siempre recuerda que no importa quien fuiste ayer, porque lo que realmente importa de ahora en más es quien decides ser en este momento. Tus decisiones pasadas no te definen, porque eres tu el que se define a si mismo con las acciones de tu presente, eres tu el que tiene el poder de decidir ahora quiere eres realmente.

 

 

 

“¿Quién eres ahora? ¿Quién has decidido que eres ahora? No piensen en quien has sido. ¿Quién eres? ¿En quien has decidido convertirte? Toma esta decisión de manera consciente. Hazlo con cuidado. Hazlo poderosamente.” – Tony Robbins

 

 

 

Tomemos unos minutos de nuestro día para pensar. Recordemos sobre los días pasados: ¿Qué lobo has estado alimentando? ¿Cómo te sientes sobre ello? ¿Sientes que has sido tú verdadero ser? Si tú vida esta llena de felicidad, alegría, paz, si tú crees, sueñas y deseas, si tu te sientes feliz incluso cuando tu vida no esta yendo un 100% de la forma que tu querías, si te sientes orgulloso de ti mismo, entonces probablemente tu has estado alimentando al lobo correcto, ya que has decidido sentirte de esa manera incluso cuando las circunstancias externas te han dado muchos recursos para alimentar al otro lobo. ¿Puedes verlo? Tú tienes el control en cada momento de decidir que lobo vas a alimentar, y cuando tenemos el control, somos libres, y así no somos mas vulnerables a las circunstancias que nos rodean.

 

 

 

Dos lobos, una decisión, tu eliges, el poder esta dentro de ti. Tus acciones te definirán y formaran tu destino. Entonces, ¿Qué lobo vas a alimentar hoy?

Descubre tu Propósito en la Vida

Descubrir el propósito de tu vida no es algo sencillo, pero es lo más importante de tu vida, ya que, sin un propósito, simplemente existimos. Es el hecho de descubrir la razón por la cual estamos aquí, lo que le da a nuestra vida un significado más profundo, y es vivir con un propósito lo que hace la vida más interesante.

 "Los dos dias mas importantes de la vida son el dia en el que naces, y el dia en que descubres por que." - Mark Twain

 

¿Alguna vez te has preguntado porque estás aquí? ¿Alguna vez te has preguntado si lo que estás haciendo ahora es lo que realmente viniste a hacer? Porque si aquello que haces te hace sentir como si estuvieses muerto por dentro, seguro es debido a que aquello que haces, no es tu verdadero propósito, no es el motivo principal por el cual estas aquí, porque tu propósito es lo que te hace sentir vivo, tu propósito es lo que te otorga alegría y felicidad, tu propósito es lo que le otorga significado a tu vida.

¿No sería irónico pasar por todo el complicado, sofisticado y milagroso proceso de nacer simplemente para venir a este mundo para estar muerto? ¿No se supone que hemos venido a este mundo para vivir? La realidad es que la mayoría de las personas le temen a la muerte, sin saber que ya están muertos por dentro, mientras que sus cuerpos permanecen con vida.  Puede parecerte que exagero, pero el incremento de personas con depresión, angustia, estrés y otros desórdenes mentales, así también con el incremento de suicidios a nivel mundial, son un indicativo de que nuestra perspectiva sobre la vida, y los motivos de nuestra existencia están errados.

 

 

 

“El secreto de la existencia humana no solo está en vivir, sino también en saber para qué se vive.” – Fiodor Dostoievski

 

 

 

Lo más increíble es que parece ser que cuando somos niños ya sabemos lo que nos gustaría ser de grandes, o al menos nos animamos a soñar, y nos animamos a soñar en grande, sin miedos, sin limitaciones. Cuando somos niños todo parece posible, pero tarde o temprano ese concepto se nos es arrebatado, y todo aquello que creímos alguna vez, todos nuestros sueños y deseos, junto con nuestro verdadero yo, son asesinados y enterrados, convirtiéndonos así en un producto de esta sociedad decadente.

¿Qué te gustaría ser cuando seas grande? – ¡Mi Dios, si he escuchado esa pregunta cuando era una niña! Nunca entendí porque los adultos te preguntan esa pregunta, si lo único que quieren escuchar son cosas como: ¡Yo quiero ser un abogado como mi papa! o  ¡Quiero ser un ingeniero! Porque si dices cosas como: ¡Quiero ser músico! o ¡Quiero ser un superhéroe y salvar a el mundo! o ¡Quiero ser veterinario y salvar a todos los animales! o ¡Quiero ser un astronauta! o ¡Quiero viajar por el mundo! Las personas seguramente dirían cosas como: ¡Pero haciendo eso no ganas dinero!, ¡Eso es imposible!, ¡Eso no puedes hacerlo!

 

 

 

“Usted fue puesto en esta tierra para alcanzar tu verdadero ser, para vivir tu propósito, y hacerlo con valentía.” – Steve Maraboli

 

 

 

La realidad es que cuando pasamos a ser adultos dejamos de creer, y empezamos a hacer aquellas cosas que no son lo mejor para nosotros, pero para nuestra familia, amigos, jefe, entre otros. Y es así que hacemos todo aquello que podamos para pertenecer a esta sociedad, que poco a poco nos mata por dentro, y es así que vivimos, o, en otras palabras, simplemente existimos por el resto de nuestras vidas, haciendo lo que no nos gusta, privándonos de nuestro verdadero propósito. Lo más gracioso es que vamos por la vida buscando felicidad, pero ni si quiera nos preguntamos porque estamos aquí, ¿Y cómo vamos a poder ser realmente felices si no hacemos lo que realmente vinimos a hacer?

Descubrir el propósito de tu vida debería ser tu meta principal, no el dinero, el auto, la casa, y otras cosas materiales, no la fama ni el poder. Aquellas cosas podemos obtenerlas o no, pero deberían ser absolutamente secundarias, es decir, que no son el factor que va a determinar nuestra felicidad ni nuestro propósito en este planeta. Una vez que descubras tu propósito en la vida, y hagas lo que viniste a hacer, todo aquello que es bueno para ti aparecerá en tu vida sin que lo llames.

 

 

 

El propósito de la vida es vivirla, disfrutar de la experiencia al máximo, y esperar con entusiasmo y sin miedo, vivir experiencias más nuevas y más enriquecedoras.” – Eleanor Roosevelt

 

 

 

Descubrir tu propósito en la vida no es sencillo, ya que requiere dejar atrás nuestra zona de confort. Para saber quien eres, y porque estas realmente aquí, tú debes preguntarte preguntas que nunca te has preguntado antes, debes cuestionarte cosas, cambiar tu perspectiva, debes dejar la zona de confort en donde todo es conocido, para así poder adentrarte en terreno desconocido. En este lugar te surgirán dudas, y veras las cosas desde una perspectiva diferente, y aquello a veces podrá generar frustración y dolor, ya que es en ese momento en donde nos damos cuenta cuan inconsciente estábamos, pero en el final encontraras la libertad, paz, y alegría que tanto estabas anhelando y descubrirás lo que significa estar realmente vivo.

La realidad es que no estamos en este mundo por accidente, estamos aquí por una razón, y encontrar esa razón es la clave para vivir una vida feliz y exitosa. Si fallamos encontrar tal razón, si evitamos encontrar nuestro propósito, nuestra vida se convierte en una obligación, nos volvemos esclavos de una vida miserable, y nuestra vida diaria se convierte en un castigo, hasta que finalmente seamos liberados del dolor a través del proceso de la muerte.

 

 

 

 

¿Vas a seguir existiendo o empezarás a vivir? La realidad es que todos hemos venido a este mundo por un motivo, y aquel motivo es lo que dará sentido a nuestra vida, y al mismo tiempo revelará nuestro gran potencial. ¡Descubre el motivo por el que estas aquí, no te conformes, no te rindas, descubre, experimenta, y crea la vida de tus sueños!