Tag Archives: Valor

Amarte a Ti Mismo: Un Acto de Rebelion

Vivimos en un mundo tan obsesionado con las apariencias externas que el envase se ha vuelto mas importante que el contenido. Hoy en día lucir bien en el exterior se ha vuelto nuestra prioridad, nuestra obsesión, y el único motivo es ser aceptados en esta sociedad que te condena o te glorifica por tu apariencia. Por lo tanto, amarte a ti mismo en esta sociedad que quiere que te sientas mal contigo mismo es un acto de rebelión que te otorga libertad!

 

 

 

"En un mundo que se beneficia por tu baja autoestima, amarte a ti mismo es un acto de rebelión."

 

 

 

Esta sociedad quiere que creamos que con el fin de ser exitosos necesitamos lucir bellos en el exterior. Desde que nacemos estamos expuestos a diferentes fuentes las cuales tienen como principal propósito hacernos sentir mal con nuestra apariencia, y por ende fracasados. Crearon el concepto de que la fealdad significa infelicidad, y belleza significa felicidad y éxito. Pareciera que solo puedes amarte a ti mismo si tu eres hermoso por fuera, y eso por supuesto nunca sucede, ¿Y por qué? Porque el negocio se habría terminado, y donde no hay negocio, no hay dinero.

Nuestras mentes han sido contaminadas con este virus desde el primer día. Cuando nacemos, se nos corta el cabello, nos hacen agujeros en nuestras orejas para que podamos vernos bonitas con pequeños aritos, nos visten como muñecos, y nos hacen actuar como príncipes y princesas. A medida que crecemos, nos dan muñecas rubias, flacas, y de ojos azules para jugar, y a medida que pasa el tiempo ese virus infernal sigue enfermando nuestras mentes a través de todos los productos, servicios y entretenimiento que nos venden: El maquillaje, la cirugía plástica, los reality shows con gente cool, películas con bellísimos actores, músicos y bandas de chicas y chicos bonitos, y comerciales de televisión que constantemente lavan nuestro cerebro día tras día.

 

 

“Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor logro.” – Ralph Waldo Emerson

 

 

El problema es que hemos aceptado el concepto de que necesitamos vernos atractivos con el fin de ser felices. Creemos que finalmente vamos a amarnos a nosotros mismos el día que nos veamos hermosos por fuera, entonces compramos toda la basura que podamos encontrar con el fin de ser felices y amarnos a nosotros mismos, pero esto nunca termina, nunca nos sentimos completamente felices con nosotros mismos y queremos más, queremos vernos como las chicas de las revistas, y el problema es que ni siquiera ellas se ven así en la realidad. Perseguimos un falso estereotipo de belleza que no existe, es irreal, ficticio, una gran mentira.

El problema es que nos hacen creer que si existe, entonces nunca dejamos de comprar la basura que nos venden, sometiéndonos a nosotros mismos a este marketing enfermizo que nos posee. Siempre hay algo nuevo, un nuevo tipo de cirugía plástica, un nuevo producto revolucionario que te hará ver 20 años más joven, y maravillosos productos que harán que te veas bronceado los 365 días del año, un nuevo maquillaje que transformará tu cara en una falsa muñeca de porcelana. Siempre habrá algo que necesitarás con el fin de ser atractivo para así ser feliz. Esto nunca se detiene, nunca.

 

 

“Te has estado criticando durante años, y no ha funcionado. Trata de aprobarte a ti mismo, y ve qué pasa.” – Louise L. Hay.

 

 

Por lo tanto, si quieres verte bien por fuera, empieza por quererte como eres, ama tu verdadero ser sin ningún tipo de producto o ropa especial, o nada externo a ti, simplemente ama lo que esta sociedad llama “imperfecciones” porque no lo son, nadie es imperfecto, todos somos perfectos, porque hemos sido creados por el mejor artista, el gran creador. La belleza es un concepto que la sociedad ha creado con el fin de establecer un estándar, y así obtener un beneficio, pero todos somos hermosos, somos únicos, originales, no necesitamos ser alguien mas para ser hermosos, siendo nosotros mismos, y queriéndonos a nosotros mismos es lo que nos hace hermosos.

Lo que quiero decir es que esta completamente bien comprar y usar todos los productos que quieras, siempre y cuando tu felicidad no dependa de ello. Cambia el color de tu pelo, usa maquillaje, ponte a dieta, ve al gimnasio, compra nueva ropa, usa tu crema favorita, pero hazlo porque te gusta, porque quieres mejorar, o por cualquier motivo excepto para impresionar a otros, o para ser aceptado, no lo hagas para pertenecer, ni para ser feliz o exitoso, porque nunca vas a estar completamente feliz si dependes de todas esas cosas para sentirte bien contigo mismo. Levántate a la mañana, ve al espejo, y mírate sin maquillaje, con tu pelo despeinado, con tu pijama de Minnie mouse, de batman, rasgado y viejo, mírate al espejo y ve tus arrugas, granos, mírate a ti mismo con todas tus “imperfecciones” y sonríe, porque eres un ser hermoso. Amate a ti mismo en cada momento, y así encontraras la libertad para ser quien quieras ser sin necesitar de nada con el fin de serlo.

 

 

“Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos.” – Antoine de Saint-Exupéry

 

 

Una vez alguien dijo: “La belleza duele”, pero no es así, la belleza no duele, lo que duele es no poder mirarse al espejo, y amar lo que ves simplemente porque no te ves como la chica o chico de las revistas. No poder ver tu propia belleza, te vuelve miserable, y no importa cuanto intentes ser “hermoso” siempre te sentirás miserable, y eso duele un millón de veces más que caminar con tacos, que la cirugía plástica o la depilación. ¿Puedes entender el verdadero problema aquí? ¡Eres tú! Es en la forma en la que te ves a ti mismo, cambia los ojos con los que te ves a ti mismo, enamórate de tu verdadero ser y así cambiarás toda tu vida… ¡y también ahorrarás mucho dinero!

 

 

 

 

Si te miras a ti mismo al espejo y te gusta lo que ves, ¿Crees que te importará lo que piensen los demás? ¡Absolutamente no! Eso se llama tener confianza en uno mismo, y así lograras amarte a ti mismo. La realidad es que no necesitas nada para ser hermoso, ya lo eres, tan solo recuerda eso ¡y obtén la libertad para ser tu más maravilloso, auténtico y hermoso ser! 

Cuando Nuestro Mundo Tiembla: Enfrentando Cambios

Los cambios son parte de la vida, y en algún punto de nuestras vidas nos vamos a enfrentar cara a cara con ellos. Los cambios son difíciles de digerir, incluso cuando los buscábamos. El problema es que los cambios nos causan temor porque nosotros tememos aquello que desconocemos, y cuando surge un cambio, nuestro mundo tiembla. Por lo tanto, nosotros vamos a tener dos opciones: Podemos enfrentarlos y bailar al ritmo del temblor, o podemos escondernos y dejar que el temblor nos entierre.

 

 

"La unica manera de darle sentido a los cambios es sumergirse en ellos, moverse con ellos, y unirse al baile." - Alan Watts

 

 

Muchas veces en nuestras vidas vamos a tener que enfrentarnos a diferentes tipos de cambios, algunos de ellos van a ser creados por nosotros, y otros van a ser creados para nosotros. Los primeros son los más fáciles de digerir, porque la mayoría de ellos son el resultado de nuestros propios deseos, y estos suceden porque nosotros permitimos que sucedan, estos son creados por nosotros, voluntariamente, a través de nuestras propias decisiones y acciones. Pero los segundos son aquellos que no buscábamos, estos suceden de repente, sin esperarlos, sin llamarlos.

Todos los cambios nos desestabilizan y hacen temblar nuestro mundo. La razón es porque estos nos fuerzan a abandonar la costa y a entrar en territorios desconocidos, nos empujan lejos de nuestra zona de confort desestabilizándonos completamente. Pero una vez que los enfrentamos, nosotros los desafiamos, y es en ese preciso momento cuando encendemos la llama que hace arder nuestro corazón, dándonos el poder y la fuerza para enfrentar los nuevos cambios en nuestras vidas, y cambiar toda nuestra realidad.

 

 

 

“Todo cambio es difícil al principio, confuso a la mitad, y maravilloso al final.” – Robin Sharma

 

 

 

Los cambios son muchas veces inevitables, a veces porque no hay ninguna otra opción, no hay otra alternativa, no hay escape, y no podemos evitarlos. Estos simplemente aparecen, son reales, y podemos aceptarlos y salir victoriosos, o podemos pelear una batalla ya perdida. ¿Por qué una batalla ya perdida? Porque cuando un cambio inesperado se nos ha presentado en nuestras vidas no podemos evitarlos, y la única forma de salir victoriosos es seguir hacia adelante. Resistir los cambios solo nos conducirá hacia nuestra derrota.

Por lo tanto, ya sea que enfrentemos un cambio que hemos creado nosotros o un cambio inesperado, primero debemos aceptarlo, nos guste o no nos guste, lo que no quiere decir que debamos conformarnos. Si este nuevo cambio no es de nuestro agrado, entonces debemos pensar la forma de crear el tipo de cambio que sí nos gustaría que suceda en nuestras vidas, y hacerlo realidad. No podemos luchar con el pasado, no podemos pelear con lo que ya sucedió, pero si podemos hacer todo lo necesario para crear el futuro que queremos.

 

 

 

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, ni tampoco la más inteligente, sino aquella que más se adapta al cambio.” – Leon C. Megginson

 

 

 

La primer y más importante cosa que debes saber con el fin de enfrentar cualquier cambio en tu vida es que nada va a permanecer igual, todo cambia, todo se transforma. El mundo está constantemente moviéndose, y suceden cambios todo el tiempo. Van a existir aquellos que van a ser creados por nosotros mismos, y van a existir aquellos que sucederán sin que los busquemos, pero debemos saber que todo cambio está a nuestro favor, y no en contra. Puede no verse de esa forma, pero al final siempre serán un beneficio para nosotros si le damos la oportunidad. Los cambios nos hacen cambiar, y ese es el propósito de los cambios que suceden en nuestras vidas, porque estos nos hacen crecer, nos hacen fuertes, nos hacen evolucionar y desarrollan el potencial escondido dentro nuestro.

 

 

 

 

Permitamos que los cambios sucedan, dejémoslos fluir, y enfrentémoslos con coraje y confianza, sabiendo que tenemos el poder para crear la vida que queremos. Con confianza en Dios, en ti mismo y en tu vida, sigue moviéndote al ritmo de los cambios. ¡Cierra tus ojos y sigue bailando!

¿Crees Realmente en Tus Sueños?

¿Crees realmente en tus sueños? Porque soñar no es suficiente. Con el fin de hacer tus sueños realidad, tú debes creer en ellos con todo tu corazón. Si realmente crees en tus sueños, no hay nada que pueda detenerte de convertirlos en realidad.

 Imagina con toda tu mente, cree con todo tu corazón, consíguelo con todas tus fuerzas.

 

Todos tenemos sueños, pero solo unos pocos son capaces de convertirlos en realidad, ¿y porque sucede esto? Bueno, se puede decir que hay varios motivos, pero el principal motivo es que muchas veces tenemos sueños, pero no creemos en ellos. El problema es que, dentro de nosotros mismos, en ese lugar desconocido, donde guardamos nuestras creencias, podemos encontrar la creencia de que nuestro sueño es imposible o muy difícil de hacerse realidad, y aquellas creencias son las que sabotean nuestros sueños. No importa que hagamos, seguimos fracasando ante el intento de hacerlos realidad, porque de alguna manera creemos que son imposibles, y esa creencia crea nuestra realidad.

Creer es una de las herramientas principales que tenemos para crear la vida que queremos, por lo tanto, si creemos que algo es imposible, esa creencia va a colaborar a crear la idea de que nuestra realidad no es un lugar en donde los sueños son posibles, y es así que nuestros sueños seguirán siendo sueños hasta el fin de nuestros días, quedándonos así sin la posibilidad de realmente vivir la vida que siempre hemos soñado.

 

 

 

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.” – Eleanor Roosevelt

 

 

 

En mayor o menor medida, podemos decir que todos somos soñadores, pero debido a las limitaciones que poseemos en nuestra mente debido a nuestros miedos impuestos por el mundo exterior, solo unos pocos de nosotros tienen la posibilidad de vivir la vida de sus sueños, y eso se debe a que estas personas no solo se han atrevido a soñar, pero también a creer, y no solo a creer, sino que estas personas han hecho todo lo que han podido para convertir sus sueños en realidad. Para aquellas personas nada es imposible, ellos se animaron a soñar y creer con todas sus fuerzas, incluso cuando nadie creía en ellos. Este tipo de personas son imparables cazadores de sueños, y nunca se detienen hasta tener éxito.

Todos podemos soñar, pero no todo el mundo puede creer, y no importa cuánto soñemos ni cuantos sueños tengamos, si no creemos en ellos, si no creemos que son posibles, nunca lo serán, porque la realidad es que nadie intentara convertir algo imposible en posible sin la creencia de que, si se puede hacer algo realidad, sin importar que tan imposible parezca. Como, por ejemplo, nadie va a saltar de un edificio esperando volar cuando se sabe con certeza que volar es imposible, ni siquiera nadie se animaría a intentarlo. Por lo tanto, podremos soñar con volar, pero sabemos que es imposible, por lo tanto, no haremos nada al respecto, y ahí se termina la historia.

 

 

 

“Para lograr grandes cosas, no solo debemos actuar sino también soñar, no solo planear sino también creer.” – Anatole France

 

 

 

Creer hace que todo sea posible, porque de hecho cambia tu programación mental, la cual ha sido programada con una perspectiva muy limitada, y al cambiar tus creencias, cambiaras tu vida entera. Cuando empiezas a creer de verdad en tus sueños, tu perspectiva aumenta, y lo que una vez fue imposible para ti, se vuelve posible, y es así que tus sueños empiezan a sentirse más reales.

Entonces, ¿Crees en tus sueños? Intenta ser honesto contigo mismo. Cierra los ojos por un segundo y piensa en tu sueño, ¿Puedes verlo? Bueno, ahora intenta verte a ti mismo en tu sueño, visualízalo, hazlo real, ¿Cómo se ve? ¿Cómo se siente? Genial, ¿Verdad? Bueno ahora mira a tu alrededor, e intenta mirarte a ti mismo en el espejo, ¿Puedes imaginar a esa persona que estás viendo capaz de alcanzar lo que sea que se proponga? ¿Crees en esa persona? ¿Crees en tu sueño? ¿Crees que es posible? Entonces, ¿Qué estas esperando? ¡Sal y haz que suceda!

 

 

 

Los sueños son posibles para aquellos que se animan a creer que pueden volverse realidad. Cree que lo que quieres es posible, ¡Y así será! Sueña, Cree, Consíguelo.

¿Por qué Caemos?

De vez en cuando caemos debido a que hay algo allí que se supone que debamos encontrar, de otra forma no hubiésemos caído. A veces hay algo que nos falta en nuestra vida y muchas veces no somos conscientes de ello, y nos damos cuenta el día en caemos. Es en ese lugar de oscuridad y sufrimiento donde encontramos la luz que buscábamos, es en aquel lugar en donde nos encontramos a nosotros mismos.

 "No importa cuantas veces te caigas, lo importante es cuantas veces te levantes."

 

Caer es parte de la vida, ya que no es algo que podamos evitar, a no ser que vivamos nuestras vidas haciendo nada, siendo nada. Es por eso, que el caer no es tan malo como parece, si no que en realidad es todo lo contrario, ya que en el momento en que te vuelves a levantar dejas de ser la persona que eras, te conviertes en alguien diferente. Caer no significa no poder volver a levantarse, que caigamos no quiere decir que debamos vivir el resto de nuestras vidas en ese lugar, ya que solo depende de nosotros volver a levantarnos y seguir hacia adelante, o darnos por vencidos y quedarnos en aquel lugar de sufrimiento y tristeza por el resto de nuestra vida.

No puedes elegir caer o no, pero si puedes elegir darte por vencido y permanecer ahí por siempre, o puedes decidir levantarte y seguir hacia adelante con tu vida. El hecho de caer no te define, ya que lo que te define es la decisión que tú realizas en cuanto a ello. ¿Darse por vencido o seguir luchando? Puedes definirte como una víctima de las circunstancias y darte por vencido, o puedes definirte como el creador de tu destino y seguir luchando. Tú tienes el poder para tomar esa decisión más allá de cualquier situación que te haya sucedido, te caes y te levantas, o te caes y te quedas allí, tú elijes.

 

 

 

“Nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caemos.” – Confucio

 

 

 

La vida puede ser dura, pero siempre tiene un propósito por hacer lo que hace. La mayoría de las veces no podemos entenderlo debido a nuestra limitada perspectiva como seres humanos, pero en la oscuridad siempre hay un regalo escondido esperando a ser descubierto, la clave es encontrar ese regalo. Todo se trata de aprender a ver en la oscuridad, ya que si puedes hacer eso, si puedes ver la luz en la oscuridad, toda tu vida cambiara. De esta forma no veras más el hecho de caer como un castigo sino como una oportunidad para mejorar, y así podrás entender que a veces caemos, para que podamos convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Pero si lo sé, es difícil caer, la caída es dura y dolorosa, pero depende de ti si vas a permitirle a ese dolor que te destruya, o si vas a aceptar el dolor, y usarlo como disparador de la grandeza que hay dentro de ti, lo que revelara el maravilloso poder y el gran potencial que tienes dentro de ti, que seguramente no tienes ni idea de que lo tienes, y créeme, todos tenemos dentro de nosotros mismos un poderoso espíritu capaz de hacer todo aquello que se proponga. El problema es que no lo sabemos hasta que la vida nos pone a prueba, y es justo cuando caemos a ese lugar oscuro, sin esperanza, horrible, frío, y desgarrador cuando se nos presenta la gran oportunidad para revelar lo mejor que tenemos dentro. Es en aquel lugar en donde la vida nos prueba, es ahí también donde nosotros nos probamos a nosotros mismos, es en ese lugar en donde nos perdemos y nos encontramos, es en ese lugar en donde nuestro viejo yo mure, y nuestro nuevo yo renace.

 

 

 

“¿Por qué caemos? Para que aprendamos a levantarnos.” – Alfred – Batman

 

 

 

Caerse es doloroso pero no letal, caerse no es un castigo sino una oportunidad, eres tú y solo tu quien puede decidir permanecer en ese lugar de oscuridad y dolor por el resto de tu vida, o si vas a elegir aprender a ver la luz en la oscuridad, la oportunidad en la adversidad, revelando así el maravilloso potencial que tienes dentro. Puedes levantarte, puedes empezar de nuevo, puedes volver a levantarte como lo hace el sol cada mañana, no tienes que permanecer en la oscuridad por siempre, los cobardes hacen eso, ¡y tú eres mejor que eso!

 

 

¡Levántate mi amigo y sigue luchando, hasta que derrotes a la adversidad con fuerza y valor, puedes hacerlo, tienes potencial tienes grandeza dentro de ti, eres un ganador!

El Camino Hacia la Cima

El camino hacia la cima es duro, pero no es tan duro como vivir el resto de tu vida mirando la cima desde abajo, deseando estar arriba. Encontraras en el camino muchas dificultades, pero valdrá la pena, ya que la vista desde la cima es extraordinaria.

 

"Es más fácil ir cuesta abajo que hacia arriba, pero la vista es mucho más bonita dese la cima." - Henry Ward Beecher

 

Todos y cada uno de nosotros queremos llegar a la cima de algún lugar en particular, o en otras palabras podemos decir que todos tenemos algún sueño o meta que nos gustaría hacer realidad. Para algunos esa cima puede ser muy alta y para otros no tanto, pero lo importante es tener el deseo de querer llegar a algún lugar, eso significa que tenemos algo que nos motiva día a día a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos para que podamos llegar a esa cima, y es eso lo que nos hace estar verdaderamente vivos.

Por lo tanto, una vez que tengas el sueño, el deseo y el anhelo de llegar a la cima, debes comenzar por dar el primer paso, ya que ese es el paso más importante, ya que significa que a pesar de todos tus miedos y dudas, has tomado la decisión de seguir a tu corazón, y eso requiere de mucho coraje y valor. Lo importante es dar el primer paso, no importa que tan lento vayas, porque lo que realmente importa es que no te des por vencido.

 

 

 

“Solo queremos recordar la vista desde la cima, el momento que nos quita el aliento en la cima del mundo. Eso es lo que nos mantiene escalando, y vale la pena el dolor. Esa es la parte loca: hace que todo valga la pena.” – Meredith Grey

 

 

 

¿Alguna vez has intentado escalar una montaña o una colina? Nunca es sencillo, ¿verdad? Eso se debe a que el camino hacia la cima esta siempre llena de obstáculos, ni más ni menos ya el simple hecho de subir hacia arriba implica el primer y mayor obstáculo, es por eso que se requiere de mucha fuerza para poder seguir subiendo. Luego podemos encontrarnos con otros obstáculos diferentes ya sean situaciones o personas que interfieren con nuestro camino, que pueden generarnos el deseo de darnos por vencidos, al mismo tiempo en esa larga y difícil subida también podemos encontrarnos con nuestros miedos, los cuales intentaran detenernos, confundirnos, e intentaran empujarnos colina abajo.

Habrá momentos en los que sentirás que ya no puedes tolerarlo más, te sentirás sin fuerzas, lo que muchas veces te dejara sin aliento. Pero en ese momento de confusión, angustia y enojo solo cierra los ojos, desconéctate de todo a tú alrededor, y simplemente escucha a tu corazón, y entonces justo en ese momento hazte estas preguntas: ¿Por qué? ¿Cuál es el motivo por el cual estoy haciendo lo que estoy haciendo? Sin ese preciso momento puedes visualizar tu sueño, puedes verte a ti mismo llegando a la cima, puedes sentir lo que se siente estar allí, lo que hará que tu corazón lata con más fuerza, sacándote una sonrisa, entonces es en ese momento donde obtendrás la respuesta a tu pregunta, sabrás porque estás ahí, y entenderás que cada pequeño sufrimiento valdrá la pena.

 

 

 

“¡Este camino hacia la cima será el viaje más emocionante y gratificante que tendrás!” – Zig Ziglar

 

 

 

¿Tienes un sueño, una meta, un deseo? Entonces ve y haz todo lo que puedas para conseguirlo, sube, camina, escala hacia a el triunfo, sin miedos y sin dudas. Sobre todo nunca te des por vencido frente a las adversidades o a tus más profundos miedos, no permitas que detengan tu andar.

 

 

Es un largo y arduo el camino hacia la cima de tus sueños, pero con compromiso, perseverancia, y confianza en ti mismo podrás conseguirlo. Tú puedes hacerlo, sigue subiendo, ¡nos vemos en la cima amigos!