Tag Archives: Unidad

Todos Somos Uno

Al final todos somos uno, pero hemos sido divididos y categorizados, lo que ha creado tanto caos en el mundo, causando nuestra deshumanización. La realidad es que todos somos seres humanos, por lo tanto, todos merecemos los mismos derechos, independientemente de nuestro origen. Es hora de unirnos de nuevo, ahora y para siempre.

 "Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, somos eternos." - Apuleyo

 

La verdad es que todos somos uno, somos la misma raza, el mismo tipo. No estamos separados entre nosotros, sino que todos somos parte de algo más, por lo tanto, podemos decir que todos somos una individualización de algo mucho más grande, y por eso es que al final todos somos iguales. Fuimos creados de la misma manera, y venimos a este mundo de la misma forma.

Pero de alguna manera hemos creado un catálogo irreal, el cual hemos usado para categorizar a todos los seres humanos de este planeta, y es así que hemos creado una separación entre nosotros mismos, y cuando nos separamos de aquello a lo que pertenecemos, también nos separamos de nosotros mismos, perdiendo así nuestra propia identidad, pasando a ser aquello que no somos.

 

 

 

“Nuestra separación de los demás es una ilusión óptica” – Albert Einstein

 

 

 

Es así que nos hemos separado entre nosotros, y al mismo tiempo de nuestro propio ser, y es así que se pierde la capacidad para pensar, creer, hablar, sentir, y hacer todo aquello que queramos. Nos hemos vuelto un producto de nuestra propia separación, pasando a pensar, hablar y actuar según la categoría en la que pertenecemos de este absurdo catálogo.

Las peores atrocidades cometidas, y aquellas que siguen pasando todos los días, son posibles debido a que hemos sido separados, lo que nos ha dado la creencia equivocada de que somos diferentes, y por lo tanto algunos mejores que otros.

 

 

 

“La humanidad no ha tejido la trama de la vida. Somos tan solo una hebra dentro de ella. Todo lo que le hagamos a esa trama, nos lo hacemos a nosotros mismos. Todo está unido. Todas las cosas están conectadas.” – Jefe Seattle

 

 

 

La realidad es que todos somos uno bajo el mismo cielo, y eso es el cielo en la tierra, ¿No sería acaso maravillo que todos tengamos los mismos derechos y oportunidades? ¿No sería maravilloso que todos tengamos la opción de ser feliz y de disfrutar la vida de verdad a nuestra forma y no estar sometidos bajo los reglamentos de la categoría a la que pertenecemos? Pero sin embargo hemos decidido convertir nuestras vidas en una pesadilla, decidimos separarnos entre nosotros, y es así que convertimos este paraíso en un infierno.

La realidad es que todos somos uno, somos iguales, somos parte de algo más, sin importar nuestra nacionalidad, genero, raza, edad, religión, cultura, o estatus social. Por eso deberíamos aceptarnos con nuestras diferencias, entendernos entre nosotros incluso cuando pensemos diferente. Eso se llama tolerancia, y eso significa entender las diferentes perspectivas y visiones del mundo de cada persona. Si pudiésemos lograrlo, si pudiésemos entendernos y comprendernos, entonces finalmente encontraríamos la paz.

 

 

 

“Así que, no son ya más dos, sino una carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo aparte el hombre.” – Mateo 19:6

 

 

 

Como somos iguales, nadie es mejor que nadie, sino que son las categorías en las que nos hemos separado las que dicen lo contrario. Categorías creadas por unos pocos, los mismos que se encargan de dominarnos y de dominar el mundo entero. Estos pocos han creado estas categorías para separar a las personas entre sí, robándonos así nuestro poder, para que no podamos más pensar por nosotros mismos, o tomar decisiones, hacer ciertas cosas, preguntarnos cosas y revolucionarnos ante aquellas cosas que creemos incorrectas, para que así no podamos interferir en sus asuntos, convirtiéndonos así en sus esclavos.

Es así que somos prisioneros, nuestros cerebros han sido lavados, y se nos ha colocado en nuestras mentes la idea de que somos distintos, que estamos separados, y que por lo tanto no podemos por ningún motivo aceptar o tolerar a todo aquel que tenga diferentes pensamientos, creencias, ideales, o todo aquello que tu categoría te obligue a rechazar, odiar y discriminar. Para que así los pocos que controlan el mundo, puedan dominarlo sin problemas, mientras que nosotros nos encargamos de odiarnos, lastimarnos y matarnos entre nosotros, y todo gracias a creencias falsas impuestas por las grandes entidades dueñas de este planeta.

 

 

 

“Individualmente somos una gota. Juntos somos un océano.” – Ryunosuke Satoro

 

 

 

La realidad es que todos somos uno, con diferentes creencias, pensamientos, apariencias, con diferentes gustos y pasiones, pero al final somos todos seres humanos. Es por eso que de una vez y para siempre debemos entendernos entre nosotros y ayudarnos, ya que todo lo que le haces a otro, te lo haces a ti mismo también, porque no hay separación, es solo una ilusión, una fantasía, ya que nada está separado en este mundo, todo de alguna forma se conecta. Todos nuestros pensamientos y acciones tienen una consecuencia inmediata o a largo plazo en nuestras vidas.

 

 

 

Permitamos de ahora en más la diversidad de pensamiento, aceptando el hecho de que todos estamos conectados entre sí de alguna forma u otra, y así aceptémonos unos a otros, y recuperaremos nuestra libertad. Unámonos, recuperemos nuestra identidad, y volvamos a ser lo que siempre fuimos: Seres de amor y compasión, ¡y volvamos a vivir en paz!