Tag Archives: Sociedad

Prisioneros del Sistema

Creemos que vivimos en un mundo libre, creemos que somos libres, pero en realidad eso es solo una ilusión, ya que somos prisioneros del sistema en que vivimos, aquel que creemos dominar, pero que en realidad nos domina a nosotros, teniéndonos bajo su control. Pensamos, actuamos, y hablamos basándonos en las creencias que se no han impuesto. No existe tal cosa como la libertad, nuestra libertad es una ilusión.

 

 

ningun-sistema-social-nos-brindara-felicidad-salud-y-prosperidad-a-no-ser-que-este-inspirado-en-algo-mas-grande-que-el-materialismo-clement-attlee

 

 

Hemos sido categorizados, como en un catálogo de productos, en donde los seres humanos son separados entre sí por nacionalidad, religión, creencias sociales, genero, raza, preferencias sexuales, apariencia exterior, estatus social, entre otras cosas. Un catálogo infinito que nos define, y el cual usamos para determinar si alguien es mejor que otro, y si merece algo o no. Basándonos en esa creencia nos separamos entre nosotros, y es ahí cuando las peores de las miserias del ser humano se ponen en juego.

Empezamos a juzgarnos y condenarnos entre nosotros, competimos, nos hacemos cosas horribles entre nosotros, envidiamos, odiamos, nos volvemos egoístas y sin sentimientos, y pensamos basándonos en la creencia de que todos somos diferentes. Algunas personas creen que son más superiores que otras simplemente porque pertenecen al grupo privilegiado dentro de este catálogo creado por la sociedad en la que vivimos. Estas pocas personas, la elite, los privilegiados creen que tienen el derecho a herir, humillar, torturar e incluso asesinar a otro ser humano. El problema es que vendemos nuestras almas día tras día, dejando de ser nuestro verdadero ser, para así convertirnos en marionetas de este retorcido, ilógico y egoísta sistema en el que vivimos.

 

 

 

“Tienes que comprender que la mayoría de la gente no está preparada para ser desconectada. Y muchos de ellos son tan inertes, tan desesperadamente dependientes del sistema, que lucharían para protegerlo.” – Morfeo (Matrix)

 

 

 

Vivimos en un mundo en donde las apariencias es lo primordial, en donde nuestros ídolos son muñecos de plástico, irreales, con mentes vacías. Hemos llegado a un punto de tanta locura, que hemos llegado a creer que el alcanzar los estándares de belleza impuestos por la sociedad nos hace superiores, creyendo que tenemos el derecho de lastimar a otro que no cumpla con los estúpidos requerimientos de la industria de la belleza. La peor parte es que algunas personas incluso se han quitado la vida porque han sido consumidas por estos estúpidos, irreales, ficticios estándares sin sentido, creyendo que no merecían vivir y ser felices simplemente siendo ellos mismos.

Es un mundo repleto de gente esclavizada, prisioneros del dinero y de cosas materiales, por las cuales hemos cometido las peores atrocidades. Es por el dinero que un hombre se pierde a sí mismo, olvidándose todos los diferentes tipos de valores y el respeto por otro ser humano. Nos olvidamos de vivir, persiguiendo cosas materiales que no nos otorgan felicidad, ya que siempre vamos por algo mas nuevo, por lo mejor, y ciegos vamos por la vida consumiendo la basura que nos venden, haciendo de ello nuestro falso motivo de felicidad. Lo que no sabemos es que todo lo que compramos tiene un precio, y el precio no está valuado en papeles con números, sino que su valor real es la cantidad de tiempo de nuestras vidas que gastamos para obtenerlo.

 

 

 

“El precio de cualquier cosa es la cantidad de vida que intercambias por eso.” – Henry David Thoreau

 

 

 

Vivimos en un mundo en donde nos quejamos de las injusticias, pero no hacemos nada al respecto, vivimos en un mundo en donde siempre estamos mirando lo que otras personas hacen o dejan de hacer, y no miramos nuestras propias acciones, nos quejamos, culpamos, pero cuando debemos hacer algo para cambiar el mundo, no hacemos nada y solo buscamos excusas.

Vivimos en un mundo en donde estamos muy preocupados sobre nuestro propio beneficio que no podemos ver a nuestro alrededor. Hay personas matándose entre sí en guerras y no hacemos nada al respecto, hay personas muriéndose de hambre porque no tienen que comer y nosotros desperdiciamos comida todos los días, hay personas que no tienen agua potable y nosotros la desperdiciamos como si hubiese una fuente inagotable. Pero los humanos lo tenemos todo: mente, inteligencia, habilidades, recursos, y todo para hacer de este mundo un maravilloso lugar, pero lo destruimos, y nos auto destruimos día tras día, ciegos y perdidos en un sistema equivocado, que condena a muchos y beneficia a pocos.

 

 

 

“Nuestras vidas empiezan a terminar el día que guardamos silencio sobre las cosas que importan.” – Martin Luther King

 

 

 

El día que nos unamos, el día que dejemos de culparnos, el día que dejemos de separarnos por nacionalidad, idioma, cultura, genero, ricos o pobres, el día que empecemos a valorar las cosas importantes de la vida, el día en que empecemos a actuar contra las injusticias y dejemos de culpar a otros, y el día en que dejemos de hacer más ricos a los grandes criminales de este mundo y dejemos de consumir la basura que nos venden: ropa hecha por esclavos, alcohol que destruye personas, los distintos artefactos electrónicos que hacen a la gente estúpida, cigarrillos que matan personas, drogas que nos consumen, comida que nos envenena el cuerpo  y toda la basura que nos dan, y el día en que comencemos a ser el cambio que queremos ver en el mundo haciéndole a los demás lo que nos gustaría que nos hagan, y sobre todo, el día que empecemos a amarnos, ese día todo sufrimiento, dolor e injusticia se habrá terminado.

Tenemos todo, no hay nada que no tengamos, y el problema es que no hacemos nada. Nacemos, vivimos, existimos y morimos como marionetas, creyendo que somos alguien, cuando en realidad somos dominados y manejados por alguien más, por aquellos que pertenecen al club de elite, aquellos que crearon este sistema, aquellos que nos encerraron.

 

 

 

 

Despierten amigos, todavía tenemos tiempo para liberarnos de las cadenas de esta sociedad que nos oprime, y así obtener la victoria, para nosotros, y para todos aquellos que sus voces han sido silenciadas. ¡Levantemos nuestras voces y recuperemos nuestra libertad!

La Importancia de la Tolerancia

El mundo se ha vuelto un mundo con cero tolerancia. Nuestra falta de tolerancia con las opiniones y creencias de los demás ha creado esta caótica y desesperante separación entre seres humanos. ¿El resultado de tal separación? Tristeza, sufrimiento, odio, y muerte. Un mundo sin tolerancia es un mundo sin paz, y un mundo sin paz es una amenaza para nuestra propia existencia.

 

 

La tolerancia es darle a cada ser humano todos los derechos que reclamas para ti mismo. Robert Green Ingersoll

 

 

¿Qué nos ha hecho pensar que nuestras creencias son mejores que otras? ¿Qué nos ha hecho pensar que somos los poseedores de la verdad absoluta? ¿Qué nos ha hecho pensar que podemos condenar a otros simplemente porque piensan diferente a nosotros? ¿Cómo es posible que cometamos actos horrendos y todos en nombre de nuestras creencias como forma de justificarnos?

El problema es que todos creemos que tenemos la verdad absoluta, sobre todo, creemos que nuestros pensamientos y creencias son las correctas, y que las otras son las equivocadas, lo que nos ha dado la impunidad para actuar como actuamos, para condenar, y castigar a otros por el simple motivo de pensar diferente a nosotros. Esto ha causado no solo la separación entre naciones, sino entre todas las personas del mundo entero. Familias, amigos, relaciones de todo tipo han sido destruidas por la falta de tolerancia de sus integrantes.

 

 

 

“¿Qué es la tolerancia? Es la consecuencia de la humanidad. Todos estamos formados de fragilidad y error; entonces perdonémonos recíprocamente por nuestras locuras – esa es la primera ley de la naturaleza.” – Voltaire

 

 

 

Todos nos consideramos tolerantes, y así pedimos a otros por tolerancia, pero la realidad es que todos somos tolerantes siempre y cuando la otra persona esté de acuerdo con nuestras opiniones y creencias, pero la tolerancia no es nada más ni nada menos que el entendimiento de otros puntos de vista. La tolerancia no implica tener que acordar con las opiniones de otros ni tener que compartir las mismas creencias, sino que involucra el entendimiento de las distintas percepciones sobre la vida y diferentes asuntos.

La libertad significa tener la oportunidad de creer en algo, de tener nuestra propia opinión personal sobre cierto aspecto de la vida sin ser influenciado o forzado a hacerlo. Hay una gran diversidad de opiniones, y eso es lo que hace que este mundo sea tan interesante y hermoso, de otra forma la libertad no existiría, y nos volveríamos esclavos de un régimen tiránico, y como el pasado ya nos ha enseñado, esa no es una historia feliz, entonces – ¿Por qué seguir repitiéndola?

 

 

 

“La tolerancia no implica la falta de compromiso con las creencias propias. Sino que condena la opresión o la persecución de otros.” – John F. Kennedy

 

 

 

Los deportes, la religión, la política, el dinero, y otros asuntos son la prueba de que carecemos de tolerancia. Peleamos, nos odiamos y matamos entre nosotros solo porque el otro no concuerda con nuestras creencias o porque sus opiniones son opuestas a las nuestras. La pregunta entonces seria: ¿Por qué otros deberían estar de acuerdo con nosotros cuando nosotros no estamos dispuestos a acordar con ellos? Bueno, debe ser porque: “Mi equipo de fútbol es mucho mejor que el tuyo”, “Mi Dios es mucho más grande y poderoso que el tuyo, “Mi país es mucho mejor y más rico que el tuyo” “El partido político que yo sigo es mucho mejor que el que tú sigues”, “¡Yo soy inteligente y tú eres un ignorante!, y bueno así sucesivamente.

¿Reconoces acaso esas frases? Yo sí. Las he dicho muchas veces, y las he escuchado decir por muchas personas. Todos creemos tener la razón, la verdad absoluta, y es por ello que creemos que la otra persona está equivocada, por lo tanto, queremos que cambie sus creencias para así satisfacer nuestro ego. La verdad es que este comportamiento no construye, sino destruye, y no hay más ignorancia que pensar que uno es el especial, los beneficiarios portadores de la verdad absoluta de la vida. Lo que quiero decir es, que está bien discutir una idea, pero no está tan bien no entender ni comprender que no todos pensamos de la misma manera, y básicamente esa es la idea de la vida: ser tan libres como para pensar y creer lo que queramos sin necesitar la aprobación de alguien más.

 

 

 

 

 

Todos tenemos distintas perspectivas sobre la vida, diferentes puntos de vista, y es por ello que debemos entender eso con el fin de evitar cualquier sufrimiento innecesario, dolor, odio, peleas sin sentido o guerras, para protegernos a nosotros mismos, a nuestro mundo, y nuestra completa existencia. ¡Seamos más tolerantes con las opiniones y creencias de otros, y así encontraremos la paz que nuestro mundo necesita!

El Lado Positivo de la Soledad

Vivimos en un mundo en donde la soledad es algo a lo que hay que temerle, es por eso, que a veces nos perdemos, nos confundimos, olvidándonos quienes somos, siendo entonces quien no somos, con el fin de ser aceptado por otros para así no tener que encontrarnos con la tan temida soledad. Pero la soledad no debería ser algo a lo que debamos temer, sino todo lo contrario, ya que a veces es necesaria para encontrarnos a nosotros mismos.

 

 “Sólo se puede ser uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, no ama la soledad tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre” - Arthur Schopenhauer

 

 

Si prestamos atención a lo que pasa a nuestro alrededor, podemos descubrir simplemente mirando el actuar de las personas y sus relaciones con los demás, que estar solo sería un beneficio para nuestras vidas antes que una desventaja, y te estarás preguntando por qué. ¿Por qué sería un beneficio? Porque estar solo nos permite reflexionar, meditar, nos permite descubrirnos y conocernos, porque es en ese silencio que podemos escuchar nuestra voz interior. La soledad revela la mejor versión de nosotros mismos, y nos permite encontrar nuestro verdadero ser.

Al estar solos nos permitimos alejarnos del mundo exterior, es así que empezamos a pensar por nosotros mismos, nos cuestionamos cosas, y encontramos las respuestas a nuestras más profundas preguntas, y esto a veces es lo más difícil, ya que descubrimos que estábamos equivocados en muchos aspectos de nuestra vida, sobre todo en nuestra idea de quien somos realmente. Empezamos así a escuchar nuestra propia alma, y encontramos lo que estábamos buscando, nos encontramos a nosotros mismos.

 

 

 

“Es hermoso estar solo. Estar solo no significa ser solitario. Significa que la mente no está influenciada y contaminada por la sociedad.” – Jiddu Krishnamurti

 

 

 

Y hoy en día, uno de los mayores problemas que enfrentamos es que en realidad no sabemos bien quién somos, sino que a veces somos lo que otros quisieron que seamos, somos un producto de la sociedad que nos rodea, es así que aceptamos esa realidad, pero en el fondo nos sentimos incompletos, como si algo faltase en nuestras vidas, y así nos encontramos en una batalla entre la realidad impuesta en nuestra mente y la realidad de nuestra alma.

El problema es que, al no permitirnos la soledad, no nos permitimos estar solos, y eso es lo que nos bloquea de ser quien realmente queremos ser. El miedo a la soledad nos genera la necesidad de estar con otros, y es así que somos lo que otros quieren que seamos con el fin de no estar solos o recurrimos a rodearnos con personas que no llenan nuestra alma sino la vacían. El problema de esto es que es así que a veces nos sentimos más perdidos, vacíos, y lo peor es que nos encontramos más solos que antes, sin entender por qué.

 

 

 

“No tengas miedo de caminar solo, no tengas miedo de que te guste.” – John Mayer

 

 

 

A lo largo de mi vida, he aprendido que no hay forma de encontrar lo que buscamos, las relaciones que queremos, si no empezamos por amar nuestra propia compañía. Una vez que te conozcas a ti mismo, y hagas las cosas que amas, y sobre todo una vez que empieces por amarte a ti mismo, te darás cuenta que la soledad no es tan mala como pensabas, ya que veras que te dará la oportunidad para ser quien siempre quisiste ser, y hacer las cosas que siempre has querido hacer. Descubrirás que la soledad te dará alas para soñar y descubrir una nueva versión de ti, sin ser influenciado por las opiniones de los demás, y así disfrutaras más la vida, y todo lo que alguna vez has soñado se harán realidad.

Sin tan solo pudiéramos aprender a estar solos, disfrutando de nuestra propia compañía, descubriríamos que clase de cosas podríamos hacer sin necesitar de alguien más para lograrlo. Por eso, no le temas a la soledad, que el estar solo no sea un castigo sino una bendición, sácale provecho, y no tengas miedo de hablar contigo mismo y reírte solo. Disfruta de tu propia compañía, haz lo que amas hacer, viaja a los lugares que siempre has querido ir, escucha tu música preferida, o lee tu libro favorito. A veces la soledad es lo que necesitamos, porque cuando estamos solos somos libres, no somos influenciados ni controlados por la sociedad, y así podemos disfrutar de nuestro verdadero ser.

 

 

 

“Creo que es muy saludable para pasar tiempo a solas. Necesitas saber cómo estar solo y no ser definido por otra persona.” – Oscar Wilde

 

 

 

Aprende a estar solo, deja de temerle a la soledad, ama el silencio, ama tu propia voz, disfruta de tu compañía, y siéntete cómodo estando solo con tu propia alma. Aprende a separarte de aquellas personas que no te permiten ser tú mismo, aquellas personas que no te permiten crecer y evolucionar.

Cuando dejes de tenerle miedo a la soledad y a estar solo, viendo su lado positivo, aprenderás a disfrutar cada segundo solo, y te volverás más sabio a la hora de elegir a las personas con las que rodearte. Te tomaras tu tiempo para seleccionar las personas indicadas, sin apuro, sin la necesidad de depender de los demás.

 

 

 

“Solía pensar que la peor cosa en la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor de la vida es terminar con alguien que te hace sentir solo.” – Robin Williams

 

 

 

Por elección, o por no tener otra alternativa, en la vida a veces tendrás que estar solo, a veces esta nos golpeara de repente, y ahi puede ser dolorosa, pero en esa soledad que no es absoluta, porque nadie puede estar realmente solo si se aprende amar la propia compañía, encontraras tu propia voz, escucharas tu alma, disfrutaras de tu compañía, te encontraras y descubrirás que estar solo no es en realidad algo tan negativo, sino muy positivo. La soledad es un regalo si sabemos aprovecharla, incluso cuando no la buscamos, porque todo depende en como la mires y cuanto aprendas de ella. Tu puedes cambiar tu situación en cada momento, simplemente debes cambiar la forma en que miras la vida. Recuerda nada es permanente, todo pasa, todo cambia, todo se transforma.

 

 

 

Aprende a amar tu propia compañía, disfruta ese momento contigo mismo, ¡y cambia tu vida!

¡Se original, se auténtico, se tú mismo!

Vivimos en un mundo en donde ser una copia es mucho más fácil que ser original ya que permanentemente estamos siendo influenciados por la sociedad en la que vivimos, la cual constantemente nos impulsa a que dejemos de ser quien verdaderamente somos, para así podamos convertirnos en el actual estereotipo de perfección.

 

"Se tú mismo, los demás puestos, ya están ocupados." #original #setumismo

 

Hoy en día ser autentico significa tener que luchar una dura batalla en la cual es fácil perder, ya que nuestro adversario tiene el poder para convencernos de ser una copia barata de algo más, y aquel poder es más poderoso del poder que uno cuenta para convencernos a nosotros mismos de convertirnos en la persona que verdaderamente somos ya que nuestro miedo de no ser aceptados nos limita.

Requiere de mucho coraje y fuerza ser genuino en un mundo que constantemente está intentado convertirnos en una copia de alguien más. Continuamente estamos siendo influenciados por factores externos que intentan manipular nuestras mentes, confundiéndonos, atormentándonos, poniendo ideas erróneas acerca de nosotros mismos, haciéndonos sentir avergonzados por quienes somos, lo que nos hace caer en la trampa de pensar que, con el fin de ser exitosos, debemos dejar de ser quienes somos, para así convertirnos en una réplica barata del estereotipo de mujer y hombre exitoso impuesto por la sociedad en la que vivimos.

 

 

 

“Ser tú mismo en un mundo que constantemente está intentando convertirte en otra cosa es el mayor de los logros.” – Ralph Waldo Emerson

 

 

 

Carecemos de autenticidad porque nos hemos convertido en la persona que otros quisieron que fuésemos: una réplica de alguien más. Hemos sido influenciados, forzados, y manipulados a seguir las reglas escritas por la sociedad de “Como ser exitosos siendo alguien más excepto nosotros” Nuestro cerebro ha sido lavado, y nuestra mente ha sido programada para seguir reglas. Nos han otorgado las claves para ser exitosos, pero ¿exitosos en qué?  ¿Exitosos siendo alguien que no somos? ¿Podemos realmente ser exitosos no siendo nosotros mismos?

Bueno, supongo que la respuesta dependerá de tu propia definición de éxito. Si crees que ser exitoso significa tener que convertirse en la copia exacta de alguien más entonces continua siguiendo las reglas de alguien más, pero si en lugar crees que ser exitoso significa ser tu verdadero yo, siendo la persona que tú quieres ser, haciendo todas aquellas cosas que amas hacer, sin importar lo que los demás piensen acerca de ello, entonces deberías seguir las propias reglas de tu corazón, ya que te dirán exactamente que deberías hacer, y esas reglas te conducirán hacia el éxito.

 

 

 

¿Cuándo usted se mira en el espejo, qué ve? ¿Ve el “usted real”, o lo que usted ha sido condicionado para creer que es usted? Los dos son tan, tan diferentes. Uno es una conciencia infinita capaz de ser y crear lo que sea que elija, el otro es una ilusión aprisionada por sus propias limitaciones percibidas y programadas.” – David Icke

 

 

 

El problema es que hemos intentado tanto ser la persona que deberíamos ser para ser aceptados por otros, que hemos olvidado nuestra propia identidad, y es así que ni siquiera sabemos quiénes somos verdaderamente. Actuamos, pensamos, hablamos, nos vestimos, comemos, y nos comportamos como el resto, careciendo de originalidad. Estamos tan preocupados por pertenecer a esta sociedad que hemos decidido ser como los demás, dejando nuestro verdadero ser a un lado.

No es una coincidencia que la mayoría de las personas se comporten de una misma manera. Hemos sido programados como una computadora, y se nos han impuesto ciertas reglas que debemos seguir. Se ha dicho que, con el fin de ser aceptados por otros, nosotros debemos actuar de una cierta manera y pensar de una forma en especial, es entonces que constantemente estamos pretendiendo ser la persona que no somos, o limitando nuestra verdadero ser, con el fin de ser aceptados, ya que tenemos la creencia equivocada de que ser exitoso significa ser lo que la sociedad dice que seas.

 

 

 

“Has nacido original, no mueras como copia.” – John Mason

 

 

 

No tengas miedo de ser tu verdadero yo, sino que ten miedo de convertirte en una imitación barata del alguien más. Debes aprender que no necesitas ser alguien más para ser increíble, ya lo eres, tal y como eres. No necesitas tener miles de fanáticos que te digan cuan increíble eres, ya que solo necesitas uno: Tu mismo. Si te aceptas a ti mismo y te amas con todo tu ser como eres, serás libre para elegir ser la persona que quieras ser sin importar si eres aceptado por otros o no.

Con el fin de ser la mejor versión de ti mismo, tú debes ser original, siguiendo solamente las reglas de tu propio corazón. Vas a ser exitoso cuando seas tú verdadero ser, de otra forma solo serás exitoso siendo una copia de alguien más. Hay una gran diferencia en cuanto a querer hacer lo alguien ha hecho y querer convertirse exactamente en esa persona, puedes compartir las mismas metas, pero eso no quiere decir que debas ser esa persona para tener éxito. ¡Tú puedes conseguir todo lo que quieras siendo tú mismo, por eso deja de intentar ser alguien más, y empieza a ser tú mismo, y así conseguirás la victoria!

 

 

¡Se libre, se original, se auténtico, se tú mismo!