Tag Archives: silencio

Nuestro Silencio: El Arma del Mal

El mal ha triunfado, sin mucho esfuerzo ha derrotado al bien, arrebatándole su corona, y ahora, sentado en su trono gobierna el mundo. Su poder ha sido acrecentado gracias a la inacción de los buenos, y nuestro silencio ha sido usado contra nosotros como un arma letal. Nuestro silencio está causando nuestra propia destrucción, por lo tanto, está en nuestras manos tomar acción y detener tanto sufrimiento.

 

"La unica cosa necesaria para que el mal triunfe es que los hombres buenos no hagan nada." - Edmund Burke nuestro silencio

 

 

Nuestro silencio contra los horrores del mundo es lo que le ha otorgado al mal el poder para conquistar este planeta. Día tras día, actos horrendos son llevados a cabo alrededor del mundo, y mientras tanto la humanidad permanece en silencio. El mal actúa con impunidad bajo nuestras narices, y todos nosotros, ciegos y sordos ante los desesperados llantos de sus víctimas, permanecemos inmóviles, sin palabras, ante tanto dolor.

Nuestro silencio es el arma que ha utilizado el mal para ganar. Este no ha dañado a sus víctimas más de lo que nosotros los hemos dañado con nuestro silencio. Somos todos cómplices de las atrocidades cometidas en el mundo debido a que hemos permanecido en silencio, evitando mirar hacia aquellos que reclaman nuestra ayuda. Nuestro silencio es nuestro propio castigo, ya que nos condena a vivir en un mundo lleno de oscuridad gobernado por el mal, en donde ninguno de nosotros está exento de su poder.

 

 

 

“Al final, no recordaremos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos.” – Martin Luther King Jr.

 

 

 

Si el mal ha ganado es porque se lo hemos permitido. Guerras, asesinatos, violencia, violaciones, acoso, racismo, y mucho más pasa frente a nuestros ojos, y nuestro silencio es nuestra única respuesta. Confusos, angustiados y aturdidos quedamos ante tales atrocidades, pero luego seguimos con nuestras tareas diarias como si nada hubiese pasado. El problema es que no actuamos hasta que el mal no nos toca de cerca. Una vez que nos enfrentamos con las garras del mal, nuestro silencio se convierte en llanto, y el llanto se convierte en un clamor, y luego nos damos cuenta que nadie parece escuchar, y es en ese preciso momento cuando nos damos cuenta que la humanidad está demasiado preocupada haciendo otras cosas como para escuchar a aquellos que reclaman ayuda.

Que diferente seria todo si pudiéramos ver el poder que tenemos todos dentro nuestro. Juntos podemos hacer de este mundo uno mejor. Es el poder de aquellos con buen corazón, los que pueden poner al mal de rodillas, pero para eso no debemos estar en silencio, sino que debemos hablar, no debemos estar quietos, sino que debemos actuar. El problema es que no somos conscientes de nuestro poder, creemos que no podemos hacer una diferencia, por lo que nos damos por vencidos incluso antes de intentarlo. Deseamos y esperamos que alguien, algún día, haga algo por aquellos que lo necesitan, pero la mayor parte del tiempo, esa ayuda nunca llega, y el dolor de aquellos que sufren nunca se termina. Pero la única cosa que hacemos, que no ayuda en lo absoluta es permanecer en silencio. Por lo tanto, cada cosa que podamos hacer cuenta.

 

 

 

“El mundo no será destruido por quienes hacen el mal, sino por aquellos que observan sin hacer nada.” –  Albert Einstein.

 

 

 

Amor es lo que le falta a este mundo. Una revolución de amor es lo que necesitamos si queremos vivir en paz. Debemos saber que nada cambiara si permanecemos en silencio ante todos los tipos de atrocidades cometidos día a día. Juntos debemos luchar contra el mal, no con violencia sino con amor, compasión y tolerancia. Cada acto de odio y destrucción debe ser repudiado, y debemos actuar con el fin de prevenir más sufrimiento. Aquellos que hacen el mal deben saber que no somos como ellos, y así debemos demostrarles quien somos con nuestro ejemplo. Debemos expresar y declarar que estamos todos juntos independientemente de nuestra raza, cultura o religión. Que ningún otro humano inocente sufra por las manos de aquellos que hacen el mal.

 

 

 

 

Juntos podemos derrotar el mal, no permaneciendo en silencio sino elevando nuestras voces. Es tiempo de hacer todo lo que podamos con el fin de detener a aquellos que amenazan nuestra propia existencia. Nuestras voces necesitan ser escuchadas y nuestro mensaje debe ser claro: ¡Si al amor y a la paz, No a la violencia y el odio!

El Lado Positivo de la Soledad

Vivimos en un mundo en donde la soledad es algo a lo que hay que temerle, es por eso, que a veces nos perdemos, nos confundimos, olvidándonos quienes somos, siendo entonces quien no somos, con el fin de ser aceptado por otros para así no tener que encontrarnos con la tan temida soledad. Pero la soledad no debería ser algo a lo que debamos temer, sino todo lo contrario, ya que a veces es necesaria para encontrarnos a nosotros mismos.

 

 “Sólo se puede ser uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, no ama la soledad tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre” - Arthur Schopenhauer

 

 

Si prestamos atención a lo que pasa a nuestro alrededor, podemos descubrir simplemente mirando el actuar de las personas y sus relaciones con los demás, que estar solo sería un beneficio para nuestras vidas antes que una desventaja, y te estarás preguntando por qué. ¿Por qué sería un beneficio? Porque estar solo nos permite reflexionar, meditar, nos permite descubrirnos y conocernos, porque es en ese silencio que podemos escuchar nuestra voz interior. La soledad revela la mejor versión de nosotros mismos, y nos permite encontrar nuestro verdadero ser.

Al estar solos nos permitimos alejarnos del mundo exterior, es así que empezamos a pensar por nosotros mismos, nos cuestionamos cosas, y encontramos las respuestas a nuestras más profundas preguntas, y esto a veces es lo más difícil, ya que descubrimos que estábamos equivocados en muchos aspectos de nuestra vida, sobre todo en nuestra idea de quien somos realmente. Empezamos así a escuchar nuestra propia alma, y encontramos lo que estábamos buscando, nos encontramos a nosotros mismos.

 

 

 

“Es hermoso estar solo. Estar solo no significa ser solitario. Significa que la mente no está influenciada y contaminada por la sociedad.” – Jiddu Krishnamurti

 

 

 

Y hoy en día, uno de los mayores problemas que enfrentamos es que en realidad no sabemos bien quién somos, sino que a veces somos lo que otros quisieron que seamos, somos un producto de la sociedad que nos rodea, es así que aceptamos esa realidad, pero en el fondo nos sentimos incompletos, como si algo faltase en nuestras vidas, y así nos encontramos en una batalla entre la realidad impuesta en nuestra mente y la realidad de nuestra alma.

El problema es que, al no permitirnos la soledad, no nos permitimos estar solos, y eso es lo que nos bloquea de ser quien realmente queremos ser. El miedo a la soledad nos genera la necesidad de estar con otros, y es así que somos lo que otros quieren que seamos con el fin de no estar solos o recurrimos a rodearnos con personas que no llenan nuestra alma sino la vacían. El problema de esto es que es así que a veces nos sentimos más perdidos, vacíos, y lo peor es que nos encontramos más solos que antes, sin entender por qué.

 

 

 

“No tengas miedo de caminar solo, no tengas miedo de que te guste.” – John Mayer

 

 

 

A lo largo de mi vida, he aprendido que no hay forma de encontrar lo que buscamos, las relaciones que queremos, si no empezamos por amar nuestra propia compañía. Una vez que te conozcas a ti mismo, y hagas las cosas que amas, y sobre todo una vez que empieces por amarte a ti mismo, te darás cuenta que la soledad no es tan mala como pensabas, ya que veras que te dará la oportunidad para ser quien siempre quisiste ser, y hacer las cosas que siempre has querido hacer. Descubrirás que la soledad te dará alas para soñar y descubrir una nueva versión de ti, sin ser influenciado por las opiniones de los demás, y así disfrutaras más la vida, y todo lo que alguna vez has soñado se harán realidad.

Sin tan solo pudiéramos aprender a estar solos, disfrutando de nuestra propia compañía, descubriríamos que clase de cosas podríamos hacer sin necesitar de alguien más para lograrlo. Por eso, no le temas a la soledad, que el estar solo no sea un castigo sino una bendición, sácale provecho, y no tengas miedo de hablar contigo mismo y reírte solo. Disfruta de tu propia compañía, haz lo que amas hacer, viaja a los lugares que siempre has querido ir, escucha tu música preferida, o lee tu libro favorito. A veces la soledad es lo que necesitamos, porque cuando estamos solos somos libres, no somos influenciados ni controlados por la sociedad, y así podemos disfrutar de nuestro verdadero ser.

 

 

 

“Creo que es muy saludable para pasar tiempo a solas. Necesitas saber cómo estar solo y no ser definido por otra persona.” – Oscar Wilde

 

 

 

Aprende a estar solo, deja de temerle a la soledad, ama el silencio, ama tu propia voz, disfruta de tu compañía, y siéntete cómodo estando solo con tu propia alma. Aprende a separarte de aquellas personas que no te permiten ser tú mismo, aquellas personas que no te permiten crecer y evolucionar.

Cuando dejes de tenerle miedo a la soledad y a estar solo, viendo su lado positivo, aprenderás a disfrutar cada segundo solo, y te volverás más sabio a la hora de elegir a las personas con las que rodearte. Te tomaras tu tiempo para seleccionar las personas indicadas, sin apuro, sin la necesidad de depender de los demás.

 

 

 

“Solía pensar que la peor cosa en la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor de la vida es terminar con alguien que te hace sentir solo.” – Robin Williams

 

 

 

Por elección, o por no tener otra alternativa, en la vida a veces tendrás que estar solo, a veces esta nos golpeara de repente, y ahi puede ser dolorosa, pero en esa soledad que no es absoluta, porque nadie puede estar realmente solo si se aprende amar la propia compañía, encontraras tu propia voz, escucharas tu alma, disfrutaras de tu compañía, te encontraras y descubrirás que estar solo no es en realidad algo tan negativo, sino muy positivo. La soledad es un regalo si sabemos aprovecharla, incluso cuando no la buscamos, porque todo depende en como la mires y cuanto aprendas de ella. Tu puedes cambiar tu situación en cada momento, simplemente debes cambiar la forma en que miras la vida. Recuerda nada es permanente, todo pasa, todo cambia, todo se transforma.

 

 

 

Aprende a amar tu propia compañía, disfruta ese momento contigo mismo, ¡y cambia tu vida!