Tag Archives: Ser exitoso

Los Pequeños Pasos Conducen al Éxito

Con el fin de alcanzar toda meta y hacer realidad todo sueño, debemos dar pequeños pasos cada día, porque son aquellos pasos los que nos acercan a nuestra meta, son estos pasos los que nos conducen hacia el éxito. En un artículo anterior he escrito sobre la importancia de dar el primer paso. El primer paso es decisivo, y cada paso que damos luego nos acerca al lugar donde queremos llegar. Podemos hacer todos nuestros deseos y sueños realidad, de un paso a la vez.

 

 

 

El exito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos dia tras dia. Robert Collier pasos 

 

 

La clave para alcanzar nuestras metas yace en los pequeños pasos que damos día a día. La cantidad de pasos que debemos hacer con el fin de alcanzar nuestras metas va a depender de la magnitud de nuestra meta. El problema es que a veces nuestros sueños y metas son tan grandes que es fácil abrumarse con todas las cosas que debemos hacer con el fin de hacerlos realidad, y es en aquel momento en donde la mayoría de las personas se dan por vencidas.

Si la mayoría de las personas fracasan en alcanzar sus metas no es porque la vida es injusta y solo beneficia a unos pocos, sino que fracasan porque se han negado a tomar los pasos necesarios para alcanzar sus metas. La diferencia entre aquellos que son exitosos y aquellos que no, no es la suerte sino el compromiso. Es verdad que para muchas personas las cosas son más fáciles que para otras, o así lo parece, pero la realidad es que eso no puede ser usado como excusa para darse por vencido, sino que en lugar debería usarse como motivación para seguir hacia adelante.

 

 

 

“Cada día haz algo que te acerque a un mejor mañana.” – Doug Firebaugh

 

 

 

Por lo tanto, la cosa más importante que podemos hacer luego de haber dado el primer paso en dirección a nuestras metas y sueños es dividir esa meta en metas más pequeñas y más “alcanzables”. Imaginemos a modo de ejemplo que tú meta para los dos próximos meses es conseguir un trabajo. Por lo tanto, con el fin de conseguir esa meta, tú deberás seguir diferentes pasos, como, por ejemplo: escribir tu CV, enviarlo a diferentes compañías, prepararte para distintas entrevistas, entre otras cosas. Algunos de esos pasos serán más sencillos que otros, y a veces, deberás repetir uno de los pasos otra vez debido a que la primera vez no salió como querías, pero si no te das por vencido, tarde o temprano alcanzarás tu meta.

Por lo tanto, podemos decir que cada meta funciona de la misma forma que ese ejemplo. Podremos tener otras metas, más grandes o más pequeñas, pero todas son posibles de alcanzarse. Por eso, lo mejor que podemos hacer con el fin de conseguir esas metas y hacer realidad nuestros sueños, es dividir cada meta en pequeños pasos, o en metas más “alcanzables”. Aquellas metas se verán más posibles, más cercanas, más reales, lo que nos dará la idea de que podemos lograrlo, y una vez que vayamos cumpliendo cada pequeña meta, dando pasos más largos o más cortos, estaremos un poco más cerca de nuestra mayor meta.

 

 

 

“Descubre lo que quieres hacer, mantén el pensamiento firmemente, y haz todos los días lo que se deba hacer, y a cada puesta del sol estarás un poco más cerca de tu meta.” – Elbert Hubbard

 

 

 

Lo que sucederá cuando logremos superar con éxito una de esos pequeñas pasos es que nos sentiremos muy bien incluso si fueron muy pequeños, esto se debe a que el cerebro no conoce la diferencia entre una meta u la otra, este busca constantemente alcanzar metas sin importar cuán grande o pequeña sea, por lo tanto, cada victoria, sin importar su tamaño inundara nuestra mente, cuerpo y alma con emociones positivas, lo que nos hará sentirnos bien con nosotros mismos, creando en nuestra mente la creencia de que podemos lograrlo, y si creemos que somos lo suficientemente capaces como para conseguir lo que sea que nos propongamos, entonces no habrá nada que pueda detenernos.

Aquí tengo otro ejemplo: Digamos que quieres perder peso, y tu meta es perder 10kg, tu puedes dividir aquella gran meta en pequeños pasos o incluso en pequeñas metas. Por ejemplo, puedes comenzar perdiendo 1 kilo por semana. Aquella es una meta mucho más alcanzable y más sencilla de lograr, lo que evitara que te sientas abrumado sobre la idea de perder 10kg, y así deberás dividirla en pequeños pasos, para poder cumplirla. Siempre que te propongas una meta más pequeña, tu puedes realizar una lista con todos los pasos que necesitas tomar con el fin de alcanzarla, y paso a paso tu alcanzarás esa meta. Como resultado de dar pequeños pasos, tu estarás un paso cada vez más cerca de alcanzar tu meta. Tu puedes seguir logrando aquellas pequeñas metas, paso a paso, hasta que finalmente consigas tu mayor meta.

 

 

 

“El hombre que mueve montañas comienza apartando pequeñas piedras.” – Proverbio Chino

 

 

 

Aquellos pequeños pasos son los que nos conducirán hacia el éxito. Por lo tanto, deberás preguntarte a ti mismo las siguientes preguntas: ¿Cuál es tu gran meta? ¿Ya has tomado el primer paso? Si así es, entonces ¿Cuáles son los pasos que deberías dar con el fin de alcanzar esa meta? Si tu meta es demasiado grande, y se ve difícil y lejana te convendrá dividirla en metas pequeñas y en pequeños pasos. ¿Es posible que puedas dividir tu meta en metas más pequeñas y alcanzables? ¿Qué pasos deberías tomar con el fin de alcanzar esa nueva meta? ¿Qué puedes hacer hoy para estar un paso más cerca de tu meta deseada?

 

 

 

 

 

Te motivo a que tomes papel y lápiz y escribas tu mayor meta, deseo o sueño. Y así, tu podrás escribir los pasos necesarios que te acercarán a tu meta y te darán la victoria. Enfócate en el primer paso, y luego sigue con el próximo, ¡y paso a paso tu alcanzarás todas tus metas!

¿Qué es el éxito?

¿Es el éxito el camino hacia la felicidad? ¿Cómo puedo conseguirlo? ¿Hay acaso una receta especial para ello? ¿Qué deberíamos hacer para ser exitosos? Con el fin de responder estas preguntas, primero debemos preguntarnos la siguiente pregunta: ¿Qué es el éxito? En la respuesta a esa pregunta podremos encontrar la clave para ser exitosos.

 "Todo el secreto de una vida exitosa es descubrir que estamos destinados a hacer, y luego hacerlo." - Henry Ford

 

¿Alguna vez has pensado acerca del verdadero significado del éxito, y qué es lo que te hará una persona exitosa? ¿Acaso piensas que este es el camino a la felicidad? La realidad es que nuestra propia definición del éxito determinara si somos exitosos o no.

En mi caso personal siempre fui creciendo con la creencia de que la felicidad era el resultado del éxito, por lo tanto, siempre he creído que con el fin de vivir una vida feliz uno debería ser exitoso primero. Años después, descubrí que mis creencias e ideas estaban equivocadas, y esa era la razón por la cual siempre fallaba en cada intento de tener éxito.

 

 

 

“Nuestro mayor temor no debiera ser el fracasar, sino el tener éxito en cosas de la vida que no importan.” – Francis Chan

 

 

 

El problema es que nuestra sociedad nos enseña que el éxito es igual a tener dinero, tener fama, poder, cosas materiales, un estatus social en particular, un título universitario, un buen trabajo, un talento especial, una buena apariencia, o todas estas juntas. Por lo tanto, vamos por la vida buscando aquellas cosas con el fin de conseguirlo, pero yo me pregunto: ¿Conseguir eso sería un éxito real? ¿Podemos considerarlo como el acto de conseguir cosas superficiales? ¿O acaso el éxito no sería algo más profundo? ¿No sería acaso conseguir lo que deseamos sin importar que cumpla o no con lo establecido?

Por lo tanto, se puede decir que la regla principal para alcanzar el éxito seria investigar, definir, y entender el significado de este, pero no de forma general, sino personal. Entonces, se puede decir que significa el resultado satisfactorio de una tarea o el cumplimiento de nuestras metas. Entonces, si el éxito significa alcanzar nuestros objetivos, ¿no sería cualquier persona que haya conseguido sus metas una persona exitosa? ¿Incluso si esas metas no incluyen poder, fama, o fortuna? O al final, ¿todo tiene que ver en cuanto a cómo medimos el éxito? Es decir, ¿es este solo real, siempre y cuando pueda medirse de acuerdo a una forma superficial? ¿Es entonces todo aquello que conseguimos de forma superficial y no tiene nada que ver con nada más profundo?

 

 

 

“Deja de perseguir el dinero y empieza a perseguir la pasión.” – Tony Hsieh

 

 

 

Pensemos lo siguiente: Hay dos personas las cuales contienen sus respectivos títulos de abogados, y ambos hubiesen querido haber estudiado algo diferente. Uno de ellos trabaja en un prestigioso estudio jurídico, mientras que el otro decidió hacer de su hobby una profesión, es así, que renuncio a su trabajo para recorrer el mundo. El primero de ellos tiene la vida asegurada con un título, un buen trabajo, y un excelente salario, pero el segundo no tiene nada de ello, sino que vive día a día, haciendo lo que ama. Entonces, ¿Quién de estas dos personas puede considerarse exitosa?

Supongo que la mayoría de las personas determinarían que el primero es el exitoso. ¿Pero qué pasa si pudiésemos mirar más profundamente? ¿Qué si pudiésemos sentir lo que estas personas sienten dentro de sus corazones? ¿Qué pasaría si pudiésemos ver que la primera persona sufre por dentro por no hacer aquellas cosas que ama hacer? ¿Y qué pasaría si pudiésemos ver la alegría y la felicidad de la segunda persona? ¿Cambiaríamos de opinión si pudiésemos ver más allá de lo que la persona demuestra?

 

 

 

“El primer paso hacia el éxito se toma cuando te niegas a permanecer cautivo del entorno en el cual te encuentras.” – Mark Caine

 

 

 

Una vez más, todo depende de nuestra propia definición de éxito, y de nuestras metas personales, sueños y deseos, y aquello que hagamos, o dejemos de hacer, es lo que va a determinar nuestro éxito. Por lo tanto, si quieres ser exitoso, encuentra tu propia definición, descubre lo que sería ser verdaderamente exitoso para ti, y haz que suceda. Tener éxito significa ser quien somos de verdad, siempre creyendo en nosotros mismos, haciendo lo que amamos.

En mi caso, yo he descubierto que el éxito es: Hacer lo que amas, es ser feliz por quien realmente eres. Es superar distintos desafíos día a día, no darse por vencido, y levantarse cada vez que caemos. Es conquistar nuestros miedos, sin permitirles conquistarnos, significa no permitirles a las adversidades derrotarnos. El éxito es ser quien eres realmente cuando tú quieras, sin ser limitado por las opiniones de los demás.

 

 

 

“¿Éxito? No sé lo que significa esa palabra. Soy feliz. La definición de éxito cambia según los ojos con los que el éxito es visto. Para mí, el éxito es la paz interior. Eso es un buen día para mí.” – Denzel Washington

 

 

 

Las personas exitosas son aquellas que siempre han creído en sí mismas, las personas exitosas actúan, son soñadoras, se animan a creer, son aventureras, toman riesgos, y jamás se dan por vencidas. Las personas exitosas son aquellas que se han animado a perseguir sus sueños. Las personas exitosas son todos aquellos niños y adultos, hombres y mujeres, ricos y pobres, famosos o anónimos, con título o sin él que se encuentran ahora mismo, siendo felices, haciendo lo que aman, persiguiendo sus sueños, siendo quienes verdaderamente son, sin andar intentando complacer a los demás.

 

 

 

 

Por lo tanto, ¿Es el éxito el camino a la felicidad? Como Albert Schweitzer una vez dijo: “El éxito no es la clave para la felicidad. La felicidad es la clave para el éxito. Si amas lo que haces, serás exitoso.” Por lo tanto, si quieres conseguirlo, entonces se feliz, haz lo que amas, sigue tus sueños, haz que sucedan, y sobre todo se quien quieras ser, de otra forma, serias exitoso siendo alguien más, teniendo una vida que no quieres.