Tag Archives: Seguridad

Nuestras Mayores Limitaciones Se Encuentran en Nuestra Propia Mente

Las limitaciones mas grandes que existen son aquellas que creamos con nuestras propias mentes. Todo el tiempo, nos estamos limitando a nosotros mismos a través de los pensamientos limitantes que guardamos en nuestras mentes. Aquellas limitaciones son la mayoría de las veces una ilusión, siendo la creación de nuestros propios pensamientos, y ellos son sólo reales dentro de los confines de nuestras propias mentes. Con el fin de lograr tus deseadas metas y sueños, deberás descubrir tus propias limitaciones, desafiarlas y excederlas. 

 

 

"Estas confinado solo por las paredes que tu mismo construyes." Andrew Murphy

 

 

Nuestras limitaciones imaginarias creadas por nuestras propias mentes son la causa de nuestro fracaso, si aun nuestros sueños no se han vuelto una realidad es porque estas limitaciones nos han alejado de nuestras metas y sueños. No son nuestras limitaciones externas las causantes de nuestro fracaso, sino que son nuestros pensamientos limitantes lo que realmente nos ha derrotado. Las creencias que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida es lo que nos otorga nuestra realidad. Son nuestras propias ideas equivocadas sobre nuestro potencial lo que realmente evita que podamos alcanzar nuestras metas.

El problema es que es mas sencillo para nosotros reclamar que estamos siendo realistas cuando decimos que no podemos hacer algo, cuando de hecho solo lo estamos usando como una excusa para no hacer las cosas que nos gustaría hacer. La verdad es que si no hemos hecho lo que siempre hemos querido hacer, si no hemos llegado al lugar donde siempre hemos querido llegar, si no hemos alcanzado nuestro máximo potencial o si no hemos conseguido las cosas que siempre hemos querido conseguir es muy probable que se deba a que nuestras propias limitaciones imaginarias nos hayan limitado, y eso ha creado nuestra realidad; pero no es acertado decir que estamos siendo realistas cuando de hecho, lo que realmente nos detuvo fueron nuestras limitaciones creadas por nuestras propias mentes, y no nuestra circunstancias externas. El problema no es que no podamos hacer algo, el problema es creerlo, creer que somos incapaces de hacer aquello que deseamos por la razón que fuese.

 

 

“Las limitaciones sólo viven en nuestras mentes. Pero si usamos nuestra imaginación, nuestras posibilidades se vuelven ilimitadas. “ – Jamie Paolinetti

 

 

Lo que quiero decir es que la realidad es relativa, mi realidad puede ser muy diferente a tu realidad, y puedo tener las mismas limitaciones externas que tú, pero puedo crear un resultado diferente, y todo va a depender de si decido rendirme ante mis propias limitaciones, o si las voy a utilizar como una forma de mejorarme a mi misma. Cuando decides que nada puede detenerte, tu destruyes cualquier limitación existente sobre ti mismo, y tu recreas tus creencias sobre quien eres realmente, lo que te dará el poder que necesitas para que todo lo que anhelas se vuelva una realidad.

Si el entorno en donde nos encontramos fuese un factor limitante, nadie hubiese alcanzado sus metas. Si la edad, el tiempo, el dinero, las habilidades, las creencias de otros sobre ti, las criticas, tu apariencia externa, los fracasos momentáneos, las situaciones pasadas, el lugar en el que naciste, o cualquier otra condición fuese una verdadera limitación, entonces este mundo pertenecería solo a unos pocos, y el resto de nosotros estaríamos condenados a una vida miserable, pero eso no es verdad, pero desafortunadamente es lo que esta sucediendo en este mundo, porque la mayoría de las personas han creído que solo unos pocos están tocados con la varita mágica, y ellos son los únicos que son capaces de alcanzar el éxito y la gloria, hemos aceptado ese concepto como real y entonces nos hemos dado por vencidos, y todo gracias a las verdaderas limitaciones, que son aquellas que hemos creado con nuestras propias mentes.

 

 

“Las limitaciones sólo pueden ser verdaderas siempre y cuando creamos en ellas. Por lo tanto, cree en ti mismo, y cosas asombrosas sucederán. “ – Doe Zantamata

 

 

Hay personas que han convertido sus sueños en realidad con menos de lo que tu tienes, hay personas que han nacido rodeados de pobreza, personas que han nacido con enfermedades, personas que han pasado por situaciones difíciles, y así y todo han encontrado la forma de alcanzar sus sueños y metas. No fue una cuestión de suerte, sino que fue una cuestión de buena voluntad, y al mismo tiempo, no han dejado que ninguna limitación los detuviera de alcanzar sus metas. Si he convertido en realidad muchas de mis metas fue porque no he permitido que me detengan mis circunstancias externas, y especialmente mis limitaciones creadas por mi misma. Y la clave par que todas tus creencias limitantes desaparezcan es creyendo en ti mismo. No hay fuerza mas poderosa que creer que puedes alcanzar tus metas y sueños sin importar los obstáculos que aparezca en tu vida.

 

 

 

 

Descubre tus propias limitaciones, encuentra la forma de excederlas, y haz realidad todas tus metas y sueños. Porque todo es posible para aquellos que se animan a soñar y nunca se dan por vencidos. Sin importar que tan limitado pienses que estés, si crees que puedes, y si nunca te rindes ante esas limitaciones y sigues intentándolo, siempre hacia adelante, tu conseguirás la victoria. 

Amarte a Ti Mismo: Un Acto de Rebelion

Vivimos en un mundo tan obsesionado con las apariencias externas que el envase se ha vuelto mas importante que el contenido. Hoy en día lucir bien en el exterior se ha vuelto nuestra prioridad, nuestra obsesión, y el único motivo es ser aceptados en esta sociedad que te condena o te glorifica por tu apariencia. Por lo tanto, amarte a ti mismo en esta sociedad que quiere que te sientas mal contigo mismo es un acto de rebelión que te otorga libertad!

 

 

 

"En un mundo que se beneficia por tu baja autoestima, amarte a ti mismo es un acto de rebelión."

 

 

 

Esta sociedad quiere que creamos que con el fin de ser exitosos necesitamos lucir bellos en el exterior. Desde que nacemos estamos expuestos a diferentes fuentes las cuales tienen como principal propósito hacernos sentir mal con nuestra apariencia, y por ende fracasados. Crearon el concepto de que la fealdad significa infelicidad, y belleza significa felicidad y éxito. Pareciera que solo puedes amarte a ti mismo si tu eres hermoso por fuera, y eso por supuesto nunca sucede, ¿Y por qué? Porque el negocio se habría terminado, y donde no hay negocio, no hay dinero.

Nuestras mentes han sido contaminadas con este virus desde el primer día. Cuando nacemos, se nos corta el cabello, nos hacen agujeros en nuestras orejas para que podamos vernos bonitas con pequeños aritos, nos visten como muñecos, y nos hacen actuar como príncipes y princesas. A medida que crecemos, nos dan muñecas rubias, flacas, y de ojos azules para jugar, y a medida que pasa el tiempo ese virus infernal sigue enfermando nuestras mentes a través de todos los productos, servicios y entretenimiento que nos venden: El maquillaje, la cirugía plástica, los reality shows con gente cool, películas con bellísimos actores, músicos y bandas de chicas y chicos bonitos, y comerciales de televisión que constantemente lavan nuestro cerebro día tras día.

 

 

“Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor logro.” – Ralph Waldo Emerson

 

 

El problema es que hemos aceptado el concepto de que necesitamos vernos atractivos con el fin de ser felices. Creemos que finalmente vamos a amarnos a nosotros mismos el día que nos veamos hermosos por fuera, entonces compramos toda la basura que podamos encontrar con el fin de ser felices y amarnos a nosotros mismos, pero esto nunca termina, nunca nos sentimos completamente felices con nosotros mismos y queremos más, queremos vernos como las chicas de las revistas, y el problema es que ni siquiera ellas se ven así en la realidad. Perseguimos un falso estereotipo de belleza que no existe, es irreal, ficticio, una gran mentira.

El problema es que nos hacen creer que si existe, entonces nunca dejamos de comprar la basura que nos venden, sometiéndonos a nosotros mismos a este marketing enfermizo que nos posee. Siempre hay algo nuevo, un nuevo tipo de cirugía plástica, un nuevo producto revolucionario que te hará ver 20 años más joven, y maravillosos productos que harán que te veas bronceado los 365 días del año, un nuevo maquillaje que transformará tu cara en una falsa muñeca de porcelana. Siempre habrá algo que necesitarás con el fin de ser atractivo para así ser feliz. Esto nunca se detiene, nunca.

 

 

“Te has estado criticando durante años, y no ha funcionado. Trata de aprobarte a ti mismo, y ve qué pasa.” – Louise L. Hay.

 

 

Por lo tanto, si quieres verte bien por fuera, empieza por quererte como eres, ama tu verdadero ser sin ningún tipo de producto o ropa especial, o nada externo a ti, simplemente ama lo que esta sociedad llama “imperfecciones” porque no lo son, nadie es imperfecto, todos somos perfectos, porque hemos sido creados por el mejor artista, el gran creador. La belleza es un concepto que la sociedad ha creado con el fin de establecer un estándar, y así obtener un beneficio, pero todos somos hermosos, somos únicos, originales, no necesitamos ser alguien mas para ser hermosos, siendo nosotros mismos, y queriéndonos a nosotros mismos es lo que nos hace hermosos.

Lo que quiero decir es que esta completamente bien comprar y usar todos los productos que quieras, siempre y cuando tu felicidad no dependa de ello. Cambia el color de tu pelo, usa maquillaje, ponte a dieta, ve al gimnasio, compra nueva ropa, usa tu crema favorita, pero hazlo porque te gusta, porque quieres mejorar, o por cualquier motivo excepto para impresionar a otros, o para ser aceptado, no lo hagas para pertenecer, ni para ser feliz o exitoso, porque nunca vas a estar completamente feliz si dependes de todas esas cosas para sentirte bien contigo mismo. Levántate a la mañana, ve al espejo, y mírate sin maquillaje, con tu pelo despeinado, con tu pijama de Minnie mouse, de batman, rasgado y viejo, mírate al espejo y ve tus arrugas, granos, mírate a ti mismo con todas tus “imperfecciones” y sonríe, porque eres un ser hermoso. Amate a ti mismo en cada momento, y así encontraras la libertad para ser quien quieras ser sin necesitar de nada con el fin de serlo.

 

 

“Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos.” – Antoine de Saint-Exupéry

 

 

Una vez alguien dijo: “La belleza duele”, pero no es así, la belleza no duele, lo que duele es no poder mirarse al espejo, y amar lo que ves simplemente porque no te ves como la chica o chico de las revistas. No poder ver tu propia belleza, te vuelve miserable, y no importa cuanto intentes ser “hermoso” siempre te sentirás miserable, y eso duele un millón de veces más que caminar con tacos, que la cirugía plástica o la depilación. ¿Puedes entender el verdadero problema aquí? ¡Eres tú! Es en la forma en la que te ves a ti mismo, cambia los ojos con los que te ves a ti mismo, enamórate de tu verdadero ser y así cambiarás toda tu vida… ¡y también ahorrarás mucho dinero!

 

 

 

 

Si te miras a ti mismo al espejo y te gusta lo que ves, ¿Crees que te importará lo que piensen los demás? ¡Absolutamente no! Eso se llama tener confianza en uno mismo, y así lograras amarte a ti mismo. La realidad es que no necesitas nada para ser hermoso, ya lo eres, tan solo recuerda eso ¡y obtén la libertad para ser tu más maravilloso, auténtico y hermoso ser! 

Nuestro Peor Enemigo

Es fácil convertirse en nuestro peor enemigo ya que por lo general no nos damos cuenta de ello ya que estamos muy ocupados culpando a otros por nuestras desgracias. Tenemos la idea errónea de que la vida es nuestra enemiga cuando en realidad nuestro peor enemigo es uno mismo.

 "Tenemos que aprender a ser nuestro propio mejor amigo porque facilmente caemos en la trampa de ser nuestro peor enemigo." - Roderick Thorp

 

¿Sientes como si nada estuviese saliendo bien en tu vida? ¿Sientes que tu relación amorosa, tu trabajo, tu carrera o como si nada en tu vida estuviese saliendo de la forma que quisieras? Déjame decirte que la mayoría de las veces el responsable de nuestro fracaso no es ni la suerte, ni los demás, sino que somos nosotros. Nuestros miedos e inseguridades nos convierten en nuestro peor enemigo, el cual nos aleja constantemente de todo aquello que deseamos, nos sabotea cada sueño, cada meta, nos ata, nos oprime, nos hace su prisionero. No hay peor enemigo que aquel que crece dentro de nosotros aquel que se apodera de nuestros sentimientos y emociones.

La verdad es que nadie tiene mayor poder que el poder que tú tienes para controlar tu propia vida, ya que si verdaderamente quieres algo, sin importar que tan fácil o difícil sea de conseguir, si crees en ti mismo, lo conseguirás, a no ser que sigas siendo la victima de tus miedos e inseguridades, permitiéndoles a los demás tomar el control de tu propio destino.

 

 

 

“Muchas veces somos nuestro peor enemigo ya que tontamente construimos obstáculos en el camino hacia el éxito y la felicidad.” – Louis Binstock

 

 

 

El problema no es que tenemos a nuestro enemigo viviendo dentro nuestro, sino que el problema en si es que nosotros le hemos dado vida, y lo hemos hecho crecer día tras día con nuestros pensamientos, nuestros miedos, inseguridades, odio y la falta de confianza en nosotros mismos, y es así que cuando nuestro enemigo ha crecido lo suficiente, deja de ser parte de nosotros ya que se convierte en nosotros o mejor dicho nosotros pasamos a convertirnos en nuestro peor enemigo, y cuando nos convertimos en nuestro enemigo, dejamos de tener el control de nuestra propia vida, dejándolo todo a la suerte.

Cuando nos convertimos en nuestro peor enemigo, adoptamos el papel de víctima, y entonces acusamos a la vida y a todos en ella por todo lo que nos sucede, y así creemos que alguien más tiene la culpa, y así culpamos a otros, culpamos a nuestro pasado, culpamos a nuestros padres, hermanos y a nuestra familia entera, culpamos al país en donde vivimos, culpamos a la sociedad, al trabajo, a nuestro jefe, a nuestros compañeros de trabajo, culpamos a nuestra escuela, universidad, y a nuestros profesores, culpamos a todos excepto a nosotros mismos, ya que es más fácil para nosotros aceptar que alguien más tiene la culpa antes que aceptar que nosotros tenemos la culpa de todo ya que no hemos hecho nada para cambiar nuestra vida, porque requeriría de muchísima fuerza, compromiso y coraje para crear aquello que queramos experimentar en nuestra vida.

 

 

 

“Ten cuidado de ti mismo más que de cualquier otro hombre, ya que acarreamos nuestros peores enemigos dentro de nosotros.” – Charles Spurgeon

 

 

 

La buena noticia es que la vida siempre nos da la oportunidad para empezar de nuevo, cada minuto de cada hora tienes la oportunidad para renacer  de nuevo, y puedes decidir dejar de ser tu peor enemigo para pasar a convertirte en tu mejor amigo, puedes hacer las paces con tu propio ser, y la forma de hacerlo es a través del amor, ya que el amor es el regalo más grande que tenemos, el amor es más poderoso que el miedo, por lo tanto, puedes convertirte en tu peor enemigo a través del odio e inseguridades, o puedes convertirte en tu mejor amigo a través del amor, lo que hará que creas en ti mismo de nuevo, lo que te dará el coraje, la fuerza y la confianza que necesitaras para crear la vida que siempre has deseado. Puedes optar por cualquiera de las dos opciones, es tu elección, pero si sigues siendo tu peor enemigo, continuaras saboteando cada paso del camino hacia al éxito.

Recuerda que es muy difícil llegar a donde quieres llegar si no haces las paces contigo mismo, ya que la única forma de obtener la vida de tus sueños es creyendo en ti mismo, y no podrás creer en ti si sigues siendo tu peor enemigo, ya que nadie confía en sus enemigos sino que todos confiamos en nuestros amigos, por eso conviértete en tu mejor amigo, y vuelve a tomar el control de tu vida, porque es la única manera de cambiar tu vida, ya que tener el control significa ser el creador de tu propia realidad, y así puedes cambiar tu realidad en el momento que lo desees.

 

 

 

“Asegúrate de que tu peor enemigo no viva entre tus dos orejas.” – Laird Hamilton

 

 

 

Elige a tu propio enemigo y escucha todos los días a esa voz interior que te dirá: ¡No puedes hacerlo!, ¡No eres lo suficientemente bueno!, ¡Eres Patético! ¡Todos te odian! ¡La felicidad no existe!, ¡Eres un cobarde y un inútil! ¡Todos son culpables de tu fracaso!, ¡Eres un perdedor, acéptalo y vive con ello!

Elige convertirte en tu mejor amigo y así empieza a amarte y a creer en ti mismo, sabiendo que eres capaz de hacer todo lo quieras en tu vida. Conviértete en tu mejor amigo y así empezaras a escuchar la voz de tu corazón y tu alma, que te dirán cada día: ¡Tú puedes!, ¡No te preocupes, vuelve a intentarlo!, ¡Te mereces algo mejor!, ¡Tienes un gran potencial! ¡Tienes el poder de conseguir todo lo que quieras!, ¡Eres un ganador!

 

 

Puedes convertirte en un ganador o en un perdedor, lo que sea que elijas, ¡tú eres el responsable! Deja que el amor sea tu guía y no el temor, no te conviertas en tu peor enemigo, no sabotees tus propios sueños, más bien se tu mejor amigo, cambia toda tu experiencia de vida, ¡y crea la vida que siempre has soñado!

Sal de tu zona de confort

Tomamos decisiones todo el tiempo, cada nuevo paso que damos es seguido por una nueva decisión que debemos tomar, algunas de esas decisiones no van a tener ningún tipo de repercusión pero algunas de ellas si, y hay una decisión en especial que puede cambiar toda tu vida: La decisión de salir de tu zona de confort.

 

 Todo lo que siempre quisiste esta justo fuera de tu zona de confort

 

“Un barco está a salvo en el puerto. Pero no es para eso para lo que ha sido construido.” – John A. Shedd

 

 

 

Mi vida era igual a la del resto, y como la mayoría de las personas en este mundo yo estaba solo existiendo, pero un día me preguntaba a mi misma:  ¿Qué pasa si muero mañana? ¿Puedo decir que realmente viví mi vida? Y por supuesto mi respuesta fue No, entonces decidí abandonar mi zona de confort para adentrarme en lo desconocido, y fue justo ahí, en lo desconocido, donde me encontré a mí misma. Abandonar mi zona de confort fue la mejor decisión que tome en toda mi vida.

Por supuesto que no es fácil para nadie dejar la zona en donde nos sentimos cómodos, y tampoco lo fue para mí, porque le tenemos miedo a lo desconocido, y es fácil para nosotros conformarnos con un lugar en donde todo parece estar bien y bajo control incluso teniendo la sensación de que no pertenecemos allí. El problema es que nos acostumbramos fácilmente a nuestra zona de confort, porque sabemos que tomar la decisión de salir de ella significa que vamos a pasar a sufrir por cosas por las cuales no habíamos sufrido hasta ahora, pero déjame decirte algo, el sufrimiento que vas a enfrentar va a valer la pena, ya que ese sufrimiento es mucho más gratificante que el sufrimiento que estas enfrentando ahora por no vivir la vida como siempre has querido.

 

 

 

“La vida comienza al final de tu zona de confort.” – Neale Donald Walsch

 

 

 

La seguridad es una cosa, y los sueños son otra, si piensas que viniste a este mundo a hacer lo que otras personas te dijeron que hagas y entonces tener una vida normal, ¡fantástico! Entonces vas a vivir tu vida como ellos, y algún día te vas a dar cuenta que nos has vivido en lo absoluto, porque aquellos que deciden quedarse en la zona de confort, son aquellos que se han rehusado a seguir sus sueños, y aquellos que no siguen sus sueños, no viven en lo absoluto. La vida tiene un significado especial para aquellos que se animan a salir de la zona de confort e ir tras sus sueños.

Lo que quiero que entiendas es que sí, es fantástico vivir en la zona de confort, porque ahí tienes todo lo que necesitas para sobrevivir, todo está bajo control, pero hay mucho más afuera, esperando a que tomes la decisión. Una vez que hayas tomado la decisión de dar el gran paso y salir de tu zona de confort, entonces vas a comenzar a vivir, y vas a encontrar todo aquello que estabas buscando, y todas las puertas que previamente estaban cerradas, ahora se abrirán.

 

 

 

“Sal de tu zona de confort. Sólo se puede crecer si estás dispuesto a sentirte incómodo y molesto al intentar algo nuevo.” – Brian Tracy

 

 

 

Para mi tomar la decisión de dejar mi país, saliendo de la zona de confort y viajar por el mundo fue la mejor decisión que pude haber tomado, y por supuesto no fue fácil ya que me tuve que esforzar y  sufrir en muchos aspectos, pero definitivamente valió la pena, porque ese sufrimiento fue el tipo de sufrimiento que uno tiene cuando estás haciendo lo que amas, entonces decidí acoger ese sufrimiento cada paso del camino, porque fue lo que me motivo a seguir adelante, ya que me recordó que estaba siguiendo mis sueños.

No sé qué tipo de sueños o metas tengas, pero no importa que imposible puedan parecer, si dejas la zona de confort y haces todo lo que puedas sin importar que tan difícil se vuelva, tú lo harás posible. Estamos aquí por una razón, nuestros deseos y sueños más profundos, no importa que tan chicos o grandes sean, es lo que le da a la vida un significado. No hay mejor sensación que la que sentimos cuando alcanzamos nuestras metas.

 

 

Estar completamente vivo significa vivir fuera de la zona de confort, es la incertidumbre de vivir ahí sin saber que pueda pasar lo que hace que todo sea posible. Toma la decisión, abandona la zona segura, sueña, explora, toma riesgos y ¡vive tu vida al máximo!