Tag Archives: Riesgos

Sin Riesgo No Hay Gloria

En el camino hacia nuestras metas y sueños vamos a tener que enfrentarnos con muchos riesgos. Cada meta y cada sueño implica un riesgo. La decisión de tomar ciertos riesgos o no es lo que va a determinar ya sea nuestra victoria o nuestra derrota. Los riesgos son simplemente desafíos que nos acercan a nuestros sueños. Entonces, ¿Estas listo para tomar los riesgos necesarios y convertir tus sueños en realidad?

 

 

parece-ser-una-ley-de-la-naturaleza-inflexible-e-inexorable-que-aquellos-que-no-arriesgan-no-pueden-ganar-john-paul-jones

 

 

La vida misma es un riesgo, desde que nacemos enfrentamos distintos riesgos. Cuando somos niños tomamos riesgos todo el tiempo, incluso cuando le tememos a lo desconocido tomamos riesgos con el fin de descubrir, aprender y crecer, y una vez que descubrimos lo que podemos conseguir al tomar riesgos, nos convertimos en imparables tomadores de riesgos. El problema cuando crecemos es que nuestros riesgos se vuelven mayores, y así nuestros miedos se incrementan, paralizándonos, y es en ese momento cuando dejamos de caminar hacia delante en la dirección de nuestros sueños, renunciando a la vida que siempre hemos soñado.

Los riesgos dan miedo, ese es el motivo por el cual preferimos evitarlos. La verdad es que tomamos riesgos todo el tiempo, incluso sin saberlo. El simple acto de levantarse de la cama implica un riesgo. Cada acción que tomamos, en mayor o menor medida implica un riesgo. El problema es que nuestros miedos son directamente proporcionales a la magnitud de nuestros riesgos, y cuando el riesgo que debemos enfrentar es enorme, nuestros miedos terminan ganando la batalla, y todos nuestros deseos rotos en pedazos son enterrados en el olvido.

 

 

 

 

 

“El riesgo más grande es no tomar ningún riesgo. En un mundo que cambia tan rápidamente, la única estrategia garantizada a fracasar es no tomar riesgos.” – Mark Zuckerberg

 

 

 

 

 

Por lo tanto, con el fin de hacer nuestras metas y sueños realidad vamos a tener que tomar cada riesgo necesario. Pero, ¿Eso significa que debemos tomar cada riesgo posible? Bueno, la respuesta va a depender de nuestras metas y sueños y del tipo de riesgo que debamos tomar para poder alcanzarlos. Si lo que podemos conseguir al tomar un cierto riesgo es mayor de lo que podemos perder entonces deberíamos aceptar el desafío y tomar el riesgo, pero si podemos perder más de lo que podemos ganar, entonces deberíamos pensarlo dos veces antes de tomar el riesgo.

La clave es pensar primero, y analizar todas las probabilidades. Si están más a tu favor que en contra, deberías entonces intentarlo y tomar el riesgo, y si ganas, entonces harías tus sueños realidad o al menos estarías un paso más cerca de poder lograrlo. Y en el caso de que pierdas, no perderías mucho, y siempre podrás empezar de nuevo y armar un nuevo plan y hacer las cosas de una forma diferente en el futuro.

 

 

 

 

 

“Aquél que no es lo suficientemente valiente como para tomar riesgos no logrará nada en la vida.” – Muhammad Ali

 

 

 

 

 

Por ejemplo, si tú quieres una vida mejor para tu familia, y tú vas y apuestas todo lo que tienes en la ruleta, es muy probable que termines perdiéndolo todo. En este caso es mejor no tomar este tipo de riesgo y elegir una opción diferente. Pero imaginemos que tienes una mejor oferta de trabajo para una compañía diferente en una ciudad distinta, y tienes miedo de empezar una nueva vida, pero si realmente quieres algo mejor para tu familia, entonces deberías animarte a tomar el riesgo, porque lo que perderías sería menor de lo que podrías ganar incluso si ese riesgo no termina saliendo como querías.

Es por este motivo que los riesgos son tan importantes, porque son grandes maestros. Nos enseñan algo sobre nosotros que no sabíamos, nos enseñan a hacer algo que antes no sabíamos hacer, nos enseñan a actuar de una manera diferente, nos hacen crecer, nos hacen más sabios, nos hacen evolucionar, abren puertas que estaban cerradas y hacen que nuestros sueños y metas se vuelvan una realidad.

 

 

 

 

 

“Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar.” – T.S. Elliot

 

 

 

 

 

Por lo tanto, si quieres cambiar tu vida, si quieres alcanzar una cierta meta o hacer que un sueño se vuelva realidad tu deberás tomar todos los pasos necesarios y tomar todos aquellos riesgos en donde las probabilidades estén altamente a tu favor. Tómate el tiempo para pensar sobre el riesgo que debas tomar, analiza las probabilidades, pero no permitas que tu mente se enfoque en lo que puede salir mal, sino en lo que puede salir bien. Si ese sueño que tienes, si esa meta que tienes es lo que realmente quieres, y si será realmente para tu propio beneficio, las probabilidades estarán siempre a tu favor, por lo tanto ¡no lo pienses demasiado, toma el riesgo y obtén la gloria!

 

 

 

 

 

¿Las probabilidades de obtener un resultado positivo son altas? ¿Puedes llegar a ganar más de lo que puedes perder si tomas el riesgo? Si la respuesta es sí, no lo pienses de nuevo, no permitas que tus miedos interfieran con tus sueños y con confianza ¡ve a hacia delante y toma el riesgo!

No Dejes que Tus Miedos Controlen tu Vida

Si sientes como si tu corazón estuviese vacío, si sientes angustia y tristeza, si tu vida es más parecida a un sufrimiento más que a un placer, si te encuentras constantemente haciendo excusas para no hacer aquellas cosas que siempre has querido hacer, es probablemente debido a que le has permitido a tus miedos controlar tu mente, y cuando haces eso, al mismo tiempo le permites a tus miedos controlar tu vida entera.

 Una cabeza llena de miedos no tiene espacio para sueños

 

Los miedos son poderosos, ya que tienen la capacidad para desatar la grandeza dentro de ti, lo que te hará conseguir la vida de tus sueños, o pueden destruir tu espíritu, y convertir tu vida entera en una pesadilla. Los miedos son parte de la vida, no hay forma de que podamos evitarlos, existen en cada cultura, y en que cada parte de este mundo. En mayor o menor medida siempre estarán presentes en las vidas de los humanos, pero el tipo de impacto que tengan sobre nosotros dependerá en que tan bien lidiemos con ellos.

Los miedos pueden detenerte, o pueden empujarte hacia adelante, lo que hace la diferencia entre uno y otro es la decisión que tomes. Tenemos dos opciones, podemos elegir controlarlos y usarlos como motivación para ser cada día mejor, o podemos elegir usarlos como una jaula en donde encerrarnos por el resto de nuestra vida. La segunda opción siempre es la más sencilla, le permites a tus miedos controlar tu vida, y utilizas eso como excusa para permanecer en la jaula, sintiéndote así seguro, ya que ahí dentro no existen riesgos ni desafíos, pero la primera opción te otorgara lo que tu alma anhela, porque tu alma sabe quién eres realmente, sabe que tú no eres tus miedos, sabe que eres mucho mejor que eso.

 

 

 

“Lo único que debemos temer es el miedo mismo.” – Franklin D. Roosevelt

 

 

 

Si no tomas riesgos en tu vida debido a tus miedos, solo arriesgaras una cosa: la posibilidad de tener la vida de tus sueños. No arriesgar nada es en realidad arriesgarlo todo, ya que conviertes tu vida en una rueda de la fortuna y dejas así todo a la suerte, y es en ese preciso momento cuando le otorgas a tus miedos todo el poder que necesitan para controlar tu vida, y todo aquello que siempre quisiste, cada sueño, cada meta, desaparece en las oscuridades de tus miedos. Si permites que te controlen, te robaran todas las oportunidades de vivir la vida que siempre has querido, desviándote del camino hacia tus sueños, dejándote así en un camino oscuro que solo te llevara a la tristeza, a la frustración, al enojo y a la desesperanza por el resto de tus días.

Entonces si no has ido hacia adelante en la vida, si hace tiempo que no tomas riesgos, si no has intentado nada nuevo, si no has hecho aquellas cosas que amas por un largo tiempo, si no te has sentido completamente feliz disfrutando la vida al máximo, si solo has estado haciendo aquellas cosas que se supone que debes hacer es porque le has permitido a tus miedos controlar tu vida, y es así que ahora no tienes ningún poder en lo absoluto, y nada cambiara a no ser que decidas hacer algo al respecto. Tu estas donde estas ahora, haciendo lo que estás haciendo porque lo has querido de esa manera, no se puede culpar a nadie ni declarar a nadie culpable por nuestro fracaso, ya que somos solamente nosotros los responsables de haberles permitido a nuestros miedos la capacidad para apoderarse de nuestras vidas y nuestro destino.

 

 

 

“Solo cuando ya no tenemos miedo comenzamos a vivir.” – Dorothy Thompson

 

 

 

A pesar de esto, podemos decir que todavía hay esperanzas, ya que todavía podemos revertir la situación, todavía podemos tener la vida que siempre hemos querido y ser felices. Para que esto suceda, primero debemos dejar de creer en la historia que nuestros miedos nos han contado, ya que ellos solamente nos cuentan lo que puede salir mal en lugar de decirnos lo que puede salir bien si decidimos seguir a nuestro corazón. El problema es que nuestros miedos no son positivos ya que de alguna forma solo intenta protegernos de las adversidades, pero lo que no entienden es que al hacernos sus prisioneros solo nos ponen en un lugar de absoluta vulnerabilidad en donde somos expuestos a cualquier adversidad. Es por ello que debemos optar por no creer más en los cuentos de nuestros miedos, sabiendo que solo nos cuentan lo que podría suceder mal, pero nosotros sabemos que si seguimos a nuestros sueños sin rendirnos, con coraje y determinación nada puede salir mal, y así le demostraremos a nuestros miedos que tan equivocados estaban.

Todo aquello que siempre has querido, cada sueño, cada meta, cada idea es posible, son reales y existen en algún lujar lejos de nuestros miedos. Si quieres ser feliz, si verdaderamente quieres disfrutar de tu vida, debes silenciar a tus miedos, y así evitaras darles el poder para crear tu futuro. No dejes que te detengan, sino úsalos como motivación para sacar lo mejor de ti mismo.

 

 

 

¡Tu vida es como un cuaderno, si no te gusta lo que ves, entonces da vuelta la página, toma tus marcadores favoritos y has un nuevo dibujo! Puedes crear todo aquello que quieres si no permites que tus miedos te cieguen. ¡Sigue hacia adelante, sigue soñando y no te detengas!

Aprende de Tus Errores

Es a través de los errores cuando nos volvemos más sabios, es por ello que deberías permitirte cometer errores, no tengas miedo de cometerlos, sino que teme no intentar nada nuevo por el miedo a cometer errores, porque es en ese preciso momento en donde cometes el mayor error de todos: El error de tener demasiado miedo como para vivir verdaderamente.

 

 

 

No existe ninguna otra forma de aprender sin cometer un error primero. Cada persona exitosa que existe hoy en día no ha llegado a ese lugar de gloria sin haber cometido muchos errores a lo largo del camino. Estas personas han conocido la derrota muchas veces, han fallado una y otra vez, pero no permitieron que esos errores los detuvieran, sino que aprendieron de ellos y así siguieron hacia adelante con coraje y compromiso.

Aquellas personas se han convertido en lo que son ahora gracias a los errores, porque han colaborado en desarrollar la grandeza dentro de ellos. Estas personas han intentado y han fallado, han cometido muchos errores, pero han aprendido de ellos, y es por eso que han alcanzado el éxito. Cuando aprendes de tus errores te vuelves más sabio, y cuando te vuelves más sabio, aprendes a hacer algo de una forma diferente, y es así como consigues el éxito.

 

 

 

“Una vida utilizada para cometer errores no solo es más honorable, sino que es más útil que una vida utilizada para no hacer nada.” – George Bernard Shaw

 

 

 

Cuando te rehúsas a hacer aquellas cosas que siempre has querido hacer por el miedo a cometer errores es en el preciso momento en el que realizas el mayor error de todos: El error de rehusarte a vivir la vida que siempre has soñado. Para evitar esto debes aprender a aceptar los errores como parte del proceso de hacer algo nuevo, estando dispuesto a aprender de ellos, para que así puedas convertirte en la persona que siempre has querido ser y así tener la vida que siempre quisiste tener.

Los errores prueban dos cosas diferentes: Pueden indicar nuestra derrota si es que nos hemos negado a aprender de ellos, cometiendo aquellos errores una y otra vez, y así consiguiendo nada más que fracaso, o pueden probar nuestra victoria, indicando que tan sabios nos hemos vuelto luego de haber aprendido de nuestros errores, haciendo todo de una forma diferente, consiguiendo el éxito deseado.

 

 

 

“Errar es humano, pero solo los estúpidos perseveran en el error.” – Marco Tulio Cicerón

 

 

 

Los errores pueden ser un sinónimo de fracaso, pero también pueden ser un sinónimo de éxito si es que aprendes de ellos. El problema es que pensamos que los errores indican nuestro fracaso, pero la realidad es que solo indican que hemos estado haciendo algo de la forma incorrecta, lo que significa que todavía tenemos la oportunidad de algo de otra forma diferente. Los errores nos enseñan cómo no debemos hacer algo, para que así podamos encontrar la forma de hacer algo de la forma correcta, y en el proceso de aprender de nuestros errores, nos convertimos paso a paso en mejores personas, y así nos volvemos cada día más sabios.

Acepta el hecho de que vas a cometer errores a lo largo del camino, ya que los errores son parte del éxito, es por ello que no existen tales cosas como los errores, sino que solo existen formas de no hacer algo. Si puedes aprender a ver los errores como lecciones, si puedes ver el verdadero tesoro que llevan dentro, si puedes aprender de ellos, entonces así encontraras la clave del éxito.

 

 

 

“Un hombre debe ser lo suficientemente grande como para admitir sus errores, lo suficientemente inteligente como para sacar provecho de ellos, y lo suficientemente fuerte como para corregirlos.” – John C. Maxwell

 

 

 

Por otra parte, si te niegas a verlos como lecciones, corres el riego de cometerlos una y otra vez, ya que la primera forma de aprender de ellos es aceptando el hecho de que hemos cometido un error, entonces de esa forma descubriremos que hemos estado haciendo algo de la forma equivocada, y no es lo mejor que podemos hacer si queremos ser cada día mejores personas. Si no aceptas tus errores, si no intentas corregirlos, si no quieres aprender de ellos, entonces te condenas a una vida de fracaso, ya que así convertirás tus errores en hábitos.

Por lo tanto, no temas hacer algo por el mido a cometer errores, sino que teme el hecho de no cometerlos en lo absoluto, ya que de esa forma habrás fracasado por defecto. Los errores no son letales, no te definen, sino que simplemente te desafían para que así puedas ser cada día mejor, los errores son una oportunidad para volvernos más sabios.

 

 

No permitas que los errores te destruyan, no dejes que te detengan, no permitas que se vuelvan un hábito, simplemente has aquello que siempre has querido hacer con seguridad y confianza. ¡Comete errores, aprende de ellos, corrígelos, y alcanza el éxito!

¡No te conformes con menos de lo que mereces!

No te conformes con poco solo porque es más sencillo que luchar por lo que verdaderamente mereces, a veces debemos estar dispuestos a perderlo todo en orden de obtenerlo todo. Si sabes quién eres realmente, que puedes hacer, y que es lo que te mereces, entonces sal y obtenlo, ¡y no te conformes!

 

"El minuto que te conformas con menos de lo que mereces, obtienes incluso menos de aquello con lo que te conformaste." - Maureen Dowd

 

 

No te conformes con migajas, sabes dentro de tu corazón que mereces más, sabes que la vida que quieres es posible, deseas y sueñas todos los días por un milagro que cambie tu vida para siempre, y eso es porque sabes que te has conformado con poco. No tengas miedo de perder lo que tienes con motivo de obtener aquello que mereces, porque el día que nos conformamos con una vida mucho menor de la que verdaderamente queremos y merecemos, ese es el día que nos condenamos a nosotros mismos a vivir una vida mediocre y vacía.

Si tienes lo que quieres, si tienes el trabajo, la relación, la carrera, o cualquier cosa que hayas querido y te sientes agradecido y feliz por ello pero al mismo tiempo te sientes insatisfecho, teniendo la sensación de que te está faltando algo en la vida, esto se deba probablemente a que te has conformado con una vida que es mucho menor a la vida que siempre has soñado tener.

 

 

 

“No hay pasión cuando se juega apostando poco, conformándote con una vida que es menor a la vida que eres capaz de vivir.” – Nelson Mandela

 

 

 

La vida se trata de tomar decisiones y riesgos, donde en realidad el mayor riesgo de todos, es el riesgo de conformarnos con una vida que no está ni cerca de ser la vida que nos merecemos. Debemos tomar una decisión: O vamos a tomar la decisión de tomar el riesgo de conformarnos y vivir una vida mediocre por el resto de nuestras vidas dejando todo a la suerte, o si vamos a tomar el riesgo de fallar una y otra vez con el motivo de obtener la vida que nos merecemos.

La verdad es que si seguimos a nuestro corazón y tomamos el riesgo de fallar una y otra vez significa que nos encontramos en el camino correcto a cumplir con nuestras metas y deseos porque el fracaso simplemente significa que estamos actuando, que algo estamos haciendo, y mientras que no nos demos por vencidos, vamos a obtener la vida de nuestros sueños y viviremos una vida feliz y plena.

 

 

 

“Todos los días las personas se conforman con menos de lo que merecen. Sólo están viviendo parcialmente o en el mejor de los casos viven una vida parcial. Cada ser humano tiene el potencial de grandeza.” – Bo Bennett

 

 

 

La vida está hecha para ser experimentada con felicidad, pero el problema es que generalmente nos subestimamos a nosotros mismos y es por eso que nos conformamos con menos de lo que nos merecemos solo porque no tenemos idea de quienes somos realmente y de que somos capaces, tenemos todo lo que necesitamos para conseguir nuestras metas y deseos, pero debemos creer en nosotros mismos y enfrentar todos nuestros temores. Debemos tomar la decisión de dejar atrás todo aquello que no nos merecemos con el fin de obtener aquello que verdaderamente merecemos.

No importa si te has conformado con una relación vacía, un trabajo mediocre, o cualquier otro aspecto de tu vida que sientas que no es lo que te mereces, porque tienes dentro de ti mismo el poder para decidir cambiar tu vida. Sé que es fácil decirlo pero créeme, no importa cuán difícil parezca cambiar tu vida, lo conseguirás si crees en ti mismo, te mereces algo mejor, lo sabes, y tu alma te lo grita desesperadamente, porque sabe quién eres realmente y sabe de lo que eres capaz de conseguir.

 

 

 

“La tentación más grande de los humanos es conformarse con muy poco.” – Thomas Merton

 

 

 

La vida es demasiado corta amigos, y la verdad es que no sabes cuándo será nuestro momento para abandonar esta tierra, por eso disfrutemos cada segundo de él, no hay tiempo para tener miedo, no hay tiempo para estar tristes, solo hay tiempo para hacer aquello que amamos y ser felices.

 

 

¡No te conformes con poco, sal y obtén todo lo que te mereces!