Tag Archives: revolución

Rebeldes Con Causa

Existen muchos rebeldes, pero pocos con causa. Estos rebeldes creen que son libres, pero lo que no saben es que son solo marionetas de un sistema que los tiene bajo su control. Por lo tanto, para obtener una libertad real, uno debe descubrir una causa por la que luchar, esta causa es el propósito de nuestra propia existencia, esta causa no esta destinada a destruirnos, sino que esta destinada a revelar nuestro verdadero potencial. Ser tu verdadero ser, y hacer lo que viniste aquí a hacer, aquello que amas y quieres es lo que te hará libre. Es hora de encontrar tu propósito, ¡y convertirte en un rebelde con causa!

 

 

 

"Somos rebeldes con causa, poetas con un sueño y no dejaremos que este mundo muera sin pelear." - Albert Camus

 

 

 

Cuando somos pequeños nos atrevemos a soñar, y nos animamos a soñar en grande. Creemos que todo es posible, y sabemos lo que queremos, y hacemos todo lo que podemos con el fin de conseguirlo. Pero día tras día, todas nuestras ilusiones comienzan a desaparecer, los adultos inconscientemente comienzan a limitarnos, y entonces, un día dejamos de ser niños y nos volvemos adolescentes, y con un impulso incontrolable que proviene del interior comenzamos a rebelarnos ante todos aquellos que nos limitaron.

El problema es que nos convertimos en rebeldes sin causa, o una causa que todavía es desconocida o no esta definida. Y eso nos hace pelear la batalla equivocada, porque no nos rebelamos ante aquellos que nos estuvieron limitando, sino que nos rebelamos ante nosotros mismos. Comenzamos a hacer elecciones cuyas consecuencias nos destruyen mas que nada en el mundo. Lo irónico es que siempre creemos estar ganando la batalla, cuando en realidad solo la estamos perdiendo, caminando hacia una calle sin salida. Hacemos una revolución en nuestra contra, y un día, esta revolución termina. Ahora adultos y derrotados, confundidos, perdidos y preocupados nos volvemos los adultos miserables que tanto intentábamos evitar, y solo de vez en cuando hacemos aquellas cosas que nos hacen creer que somos los intrépidos rebeldes que alguna vez fuimos, pero en un abrir y cerrar de ojos volvemos de regreso a nuestras tareas cotidianas.

 

 

“Esto es para los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los alborotadores. Las clavijas redondas en los agujeros cuadrados. Aquellos que ven las cosas diferente. No están sujetos a las reglas y no respetan el statu quo. Puedes citarlos, estar en desacuerdo con ellos, glorificarlos o maldecirlos, pero lo único que no puedes hacer es ignorarlos, porque ellos cambian cosas. Impulsan a la humanidad hacia adelante y aunque algunos puedan verlos como los locos, nosotros vemos genios, porque sólo quienes están tan locos como para pensar que pueden cambiar el mundo son aquellos que lo hacen.” – Steve Jobs  

 

 

Por lo tanto, con el fin de crear una revolución que creará el cambio que verdaderamente estamos buscando, debemos convertirnos en el tipo de rebelde que nos hará conseguir la victoria, por lo tanto, vamos a tener que convertirnos en rebeldes con causa, una causa que ponga nuestro corazón en llamas, una causa que saque lo mejor de nosotros mismos, una causa que le de significado a nuestras vidas, una causa que nos desafíe, una causa que cambie nuestras vidas y las vidas de otros para siempre. La única forma de lidiar con una sociedad que nos limita es convirtiéndonos es activistas por nuestra libertad, rebeldes con causa, y ser tan libres como para comenzar a pensar por nosotros mismos, siendo menos impulsivos, menos dominados, y así, volviéndonos tan libres como para crear la vida que hemos imaginado.

La verdad es que siempre que alguien comienza a cuestionarse cosas, o comienza a ver las cosas de un punto de vista diferente, y viene con una idea descabellada que podría cambiar el mundo, que podría empujar la humanidad hacia adelante, una idea que verdaderamente podría crear una evolución y un cambio en la forma en que vivimos los humanos, la mayoría de las veces estas personas son tratadas como simples soñadores, locos o rebeldes. Pero la realidad es que estas personas están tan locas como para pensar que pueden hacer una diferencia, y son lo suficientemente libres como para actuar de cierta manera para alcanzar sus sueños, no dependen de la aprobación de otros, y no se sienten para nada cómodos con el statu quo. Estas personas son aquellas que hacen historia, estas son las personas que pueden cambiar el mundo, y las cuales de alguna forma u otro, logran hacerlo.

 

 

“La única manera de lidiar con este mundo sin libertad es volverte tan completamente libre que tu mera existencia sea un acto de rebelión.” – Albert Camus

 

 

Entonces, ¿Quién vas a decidir ser? ¿Un rebelde sin causa y tomaras entonces el tipo de decisiones que creara un impacto negativo en tu vida? ¿Verdaderamente vas a optar por limitarte a ti mismo pensando que no puedes ser mas que un simple rebelde que hace locuras de vez en cuando? ¿O vas realmente a convertirte en un rebelde y pelear por tu libertad? ¿Te volverás un rebelde con causa, siendo el creador de tu destino, buscando tu propia libertad, creando el mundo que sueñas, y obteniendo la vida que verdaderamente mereces? Tienes que recordar una cosa: nadie nos limita mas de lo que nosotros nos limitamos a nosotros mismos, nuestras verdaderas limitaciones se encuentran dentro de nosotros, y tenemos la llave para abrir la puerta hacia nuestra propia libertad.

 

 

 

 

¿Quieres ser un rebelde? Entonces se un rebelde con causa, y con el fin de tener éxito tu deberías estar dispuesto a hacer aquellas cosas que otros no desean hacer. Atrévete a soñar, imagina, descubre y crea, trabaja, estudia y aprende, cuestiona todo, pregunta tantas preguntas como puedas, descubre tus propias conclusiones, se tu mismo, aprende de tus errores, no permitas que nadie te diga que no puedes hacer algo, ama, crece, evoluciona y se libre. Porque los verdaderos rebeldes son aquellos que crean un impacto positivo en sus vidas, y en las vidas de otros, ¡y son lo suficientemente intrépidos como para cambiar el mundo!

¡Es Tiempo de Una Revolución de Amor!

Los humanos enfrentan un grave problema, la sociedad en la que viven está en estado de descomposición, sus cerebros han sido lavados, y el mayor problema de todos es la falta de amor. Necesitamos amar de nuevo, necesitamos recordar lo que es verdaderamente esencial, ¡es tiempo de una revolución de amor!

 

 

cuando-el-poder-del-amor-supere-el-amor-al-poder-el-mundo-conocera-la-paz-jimi-hendrix

 

 

El virus que ha sido implantado en nuestras mentes ha exterminado la mayoría de las cosas más valiosas que tenemos como seres humanos como, por ejemplo: La habilidad de amar, la habilidad de amarnos a nosotros mismos, a nuestro mundo, a nuestra naturaleza, y a cada ser humano sobre este planeta. Hemos perdido el poder para crear todo aquello que deseamos, y hemos olvidado quien somos en realidad, y cuál es el verdadero propósito por el cual estamos aquí.

El gran problema de todos es que le hemos cambiado el significado al amor, olvidándonos de lo que realmente significa. El mundo está bajo tanto dolor en este momento, y no solo porque los humanos solo están amando de una forma superficial y egoísta, sino porque que le dan amor cada día a cosas sin valor, y ahí es donde se encuentra la peor de las enfermedades: El amor al dinero.

 

 

 

 

“Sólo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado, y el último pez atrapado, te darás cuenta que no puedes comer dinero.” – Sabiduría Indoamericana

 

 

 

 

Estamos más enamorados del dinero que de cualquier otra cosa en el mundo. ¿Y como puedo saber eso? Porque solo basta con mirar el mundo, y lo que sucede actualmente, para saber que lo que digo es verdad. El problema es que las personas están tan ciegas, que no pueden ver la realidad. Los humanos han perdido el sentido común, convirtiéndose en victimas de su locura, de su enfermedad por el dinero, o el poder, realizando las peores de las atrocidades y todo en el nombre del dinero. Nuestro amor por el dinero es la primera causa del dolor y sufrimiento, y la causa de la destrucción lenta y letal de la existencia humana.

El mundo está muriendo, estamos empujando constantemente nuestros recursos al límite, poniendo nuestra propia existencia en peligro. El mundo, nuestro hogar necesita de amor, y no el tipo de amor barato y podrido que damos día a día, sino que necesitamos amor real, amor del bueno. Debemos aprender a amar de nuevo, y esparcirlo a donde vayamos, para así poder sanar nuestros corazones y el mundo entero. La solución es enfocar nuestra vista en lo que realmente importa, aprender a amarnos a nosotros mismos, para así amar a otros, debemos aprender que no estamos separados, por lo tanto, lo que le hacemos a otros, nos lo hacemos a nosotros mismos.

 

 

 

 

“El planeta no necesita más gente exitosa. Lo que el planeta necesita desesperadamente son más pacificadores, sanadores, restauradores, contadores de historias y amantes de todos los tipos”. – Dalai Lama

 

 

 

 

Hay algunas preguntas sobre el comportamiento humano que han estado en mi mente, y las cuales no puedo entender:

 

¿Cómo es posible que todavía existan personas matándose entre sí, personas robándole cosas a otras personas, personas sin casa, sin nada que comer, sin agua potable, sin acceso a educación, salud y sin ningún derecho a tener una vida decente?

¿Cómo es posible que sepamos que estamos destruyendo nuestro planeta, nuestro hogar, y el hogar de miles de criaturas, sabiendo que estamos jugando a la ruleta rusa con nuestra propia existencia y así y todo no hacemos nada para cambiarlo? Hemos sido bendecidos con un maravilloso planeta y sin embargo lo destruimos día a día con nuestras imprudentes acciones.

¿Cómo puede ser que luego de miles de millones de años de vida en la tierra todavía sigamos separándonos por nacionalidad, raza, religión, genero, edad y estatus social, otorgando derechos humanos dependiendo de dónde pertenezca cada persona?

¿Cómo puede ser posible que todavía existan personas privadas de su libertad? ¿Cómo es posible que todavía en este Siglo XXI exista la esclavitud?

¿Cómo puede ser posible que hayamos sido beneficiados con un maravilloso cuerpo, el cual nos permite experimentar el maravilloso regalo de la vida en la tierra y sin embargo lo destruimos día a día consumiendo toda la basura que podamos, sin importar ni un poco nuestra salud hasta llegado el momento en el que no hay vuelta atrás?

¿Cómo es posible que hayamos sido bendecidos con una mente extraordinaria, teniendo el poder, las habilidades, y los conocimientos para crear cosas maravillosas y sin embargo lo usamos para destruir?

¿Cómo es posible que tengamos un hermoso corazón con una enorme capacidad para sentir y dar amor y elegimos odiar y lastimar?

 

 

 

 

“Al final, no recordamos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos.” – Martin Luther King

 

 

 

 

Y como dije anteriormente, la respuesta a todas estas preguntas es que hemos perdido el sentido común, hemos invertido las verdaderas prioridades con cosas menos importantes, nos hemos olvidado del amor, y nos hemos vueltos tan ciegos que no podemos ver lo que realmente sucede, y si lo podemos ver, hacemos la vista a un lado rápidamente, porque no queremos nada que nos distraiga de nuestra desesperada carrera por obtener más dinero, poder, cosas materiales, y un estatus social que nos destaque del resto. Nuestro egoísmo nos ha vuelto extremadamente superficiales, y así perdimos noción de lo que es realmente importante, permitiéndole al mal sacar de nosotros lo peor de uno, y así lo esparcimos por el mundo, lo que ha causado toda esta realidad de odio, sufrimiento, locura y dolor.

Y lo que hace que toda esta situación se vuelva más enferma, es que hemos aceptado esta realidad como un hecho imposible de cambiar, tomando el camino más fácil y cobarde, ya que requiere de coraje ir en contra de la corriente, de lo común, de lo establecido, y hacer lo que se deba hacer para cambiar el mundo. Es más fácil quejarse, que hacer algo al respecto.

 

 

 

 

“Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo tirar una piedra al agua para crear muchas ondas.” – Madre Teresa

 

 

 

 

Pero hoy podemos cambiar la historia, hoy podemos crear un futuro mejor. No te conformes con este mundo que te pintaron como el real, como el ideal, este sistema perverso nos ha confundido, nos ha enloquecido. Pero sé que dentro tuyo lo sabes, y quieres un mundo mejor, anhelas un mundo mejor. Si en algún punto de tu corazón sientes que la vida no te satisface, no te rindas, hay esperanzas. La vida puede ser mejor que esta siniestra realidad que consume nuestras almas.

Lo que el mundo y la humanidad necesita es que las personas se unan, necesitamos un grupo de soldados con corazón, dispuestos a dar amor, listos para crear y no para destruir, dando todo el amor posible y lo mejor de sí para abrirle los ojos a la humanidad, y para así poder cambiar nuestra realidad y todo el destino de la raza humana.

 

 

 

 

 

Es hora amigos míos, es hora de darle al mundo lo que más le falta, es hora de detener toda tristeza, dolor y sufrimiento en el mundo, debemos recordarles a los humanos que el amor existe, y así curaremos este infierno que nos rodea. Unámonos en esta revolución, en el nombre de Dios, en el nombre del amor, y salgamos sin miedo y con coraje a conquistar los corazones humanos con amor. ¡Es tiempo de una Revolución de Amor!