Tag Archives: Positividad

Cada Final es Siempre un Nuevo Comienzo

Cada final es siempre un nuevo comienzo. Cuando algo termina, algo nuevo comienza, y cada nuevo comienzo es siempre una nueva oportunidad. Aprender a ver cada final como una oportunidad, y no como un castigo, ayudara a cambiar nuestra forma de experimentar la vida en cada momento que empecemos un nuevo capítulo en nuestras vidas.

 

 Hay muchas, muchas mejores cosas por delante que cualquiera que hemos dejado atras. C.S Lewis nuevo comienzo

 

 

Cada final que he experimentado en mi vida fue porque algo nuevo estaba comenzando. Si mi vida nunca hubiese estado llena de finales y cambios, todo lo que he experimentado en mi vida nunca hubiese sucedido. Estoy donde estoy ahora debido a que algo en mi pasado ha cambiado. Algo que termino me ha permitido experimentar nuevas oportunidades y desafíos en mi vida, y todos los resultados han sido positivos, lo que no quiere decir que no hayan sido difíciles, pero siempre me han generado un cambio positivo.

Si miras a tu pasado, cada cosa que ha terminado te ha permitido estar en donde estas ahora. En mi caso muchas cosas han terminado: relaciones, trabajos, visas de trabajo, experiencias y cada uno de esos finales me han puesto en el lugar en el que estoy ahora. La vida que tengo es el resultado de muchos finales. Cada nueva oportunidad y desafío que he experimentado fue posible gracias a que algo finalizo en algún momento en mi pasado.

 

 

 

“Pues considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos ha de ser revelada.” – Romanos 8:18

 

 

 

El problema es que siempre vemos el final como el final de todo, en especial cuando no buscábamos ese final. En aquellos momentos, cuando algo termina inesperadamente, es muy difícil ver un nuevo comienzo. Como por ejemplo, cuando una relación amorosa termina, normalmente no lo vemos como un nuevo comienzo, o como una nueva oportunidad, sino que lo vemos como un final doloroso, y el sufrimiento y la frustración que sentimos en nuestros corazones en esos momentos consume nuestro espíritu, volviéndose imposible poder ver esa situación como un nuevo comienzo.

Los finales son la mayoría de las veces muy difíciles de aceptar, incluso si andábamos buscando ese final, porque siempre es difícil volver a empezar de nuevo. Algunos finales son mas difíciles de digerir, y otros finales son tan dolorosos que desgarran nuestro corazón en pedazos. Aquellos finales paralizan nuestro mundo, y nada en nuestras vidas pareciera tener mas sentido. Pero lo que hay que saber es que siempre hay una razón por las cuales las cosas suceden de la forma que suceden. Cada final, sin importar cuan difícil es, es siempre una nueva oportunidad disfrazada.

 

 

 

“Nuevos comienzos son a menudo disfrazados de dolorosos finales.” – Lao Tse

 

 

 

¿Pero cómo podemos ver un final como un nuevo comienzo? ¿Cómo podemos ver una oportunidad en medio de tanto dolor, frustración e incertidumbre? La respuesta es: viviendo en el presente. No hoy otra forma de vivir. El pasado se fue, y el futuro no ha llegado todavía. El único lugar donde realmente podemos vivir es en el presente. Por lo tanto, debemos enfocar todas nuestras energías no en intentar cambiar nuestro pasado, sino que debemos enfocar nuestras energías en vivir nuestro presente y crear la vida que queremos vivir. Este momento es todo lo que tenemos, por lo tanto, debemos enfocar nuestra mente en las cosas que nos gustaría experimentar y no en las que no nos gustaría. No podemos cambiar lo que ha sucedido, pero podemos cambiar la forma en que experimentamos lo que esta sucediendo en nuestro presente. De esta forma, podremos ver las oportunidades que nos estamos perdiendo por estar enfocados en aquello que ya pertenece a un pasado. Es todo una cuestión de enfoque, enfócate en cambiar tu vida, y transforma lo negativo, en positivo.

Cuando algo termina, algo nuevo comienza. Debemos recordar que cuando una puerta se cierra, otra se abre. Cuando un capitulo termina, otro comienza, y esta en nuestras propias manos la posibilidad de escribir una nueva y mas maravillosa historia. Por lo tanto, debemos enfocarnos no en el capítulo anterior, que ya ha sido escrito, y que no podemos cambiar, sino que debemos enfocarnos en el capítulo que comienza. Este nuevo capitulo, esta hoja en blanco, es una nueva oportunidad, y podemos crear cualquier cosa que queramos. Somos los creadores de nuestro propio destino.

 

 

 

“El secreto del cambio es enfocar toda tu energía no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo.” – Dan Millman

 

 

 

Un final es siempre un nuevo comienzo. Por lo tanto, tenemos la oportunidad de empezar de nuevo. Debemos dejar ir lo que ya no está, para dar lugar en nuestras vidas aquello que espera por nosotros. La vida cambia constantemente, y ello es lo que hace esta vida tan maravillosa. Hoy puedes elegir dos opciones: Puedes decidir vivir atado a un final, viviendo en el pasado con sufrimiento y dolor, o puedes decidir dejar ir aquello que ya no existe, eliminándolo de raíz, y comenzar una nueva vida. Puedes elegir vivir en el presente, y usarlo como un lienzo para crear la vida que te traerá felicidad y alegría. Escribe una nueva historia, y cambia tu vida.

 

 

 

 

Confía en la vida, y cree que cosas mejores están llegando. ¡Acepta el final como un nuevo comienzo, y con confianza y fe sigue hacia adelante en la dirección de tus sueños!

El Lado Positivo de la Soledad

Vivimos en un mundo en donde la soledad es algo a lo que hay que temerle, es por eso, que a veces nos perdemos, nos confundimos, olvidándonos quienes somos, siendo entonces quien no somos, con el fin de ser aceptado por otros para así no tener que encontrarnos con la tan temida soledad. Pero la soledad no debería ser algo a lo que debamos temer, sino todo lo contrario, ya que a veces es necesaria para encontrarnos a nosotros mismos.

 

 “Sólo se puede ser uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, no ama la soledad tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre” - Arthur Schopenhauer

 

 

Si prestamos atención a lo que pasa a nuestro alrededor, podemos descubrir simplemente mirando el actuar de las personas y sus relaciones con los demás, que estar solo sería un beneficio para nuestras vidas antes que una desventaja, y te estarás preguntando por qué. ¿Por qué sería un beneficio? Porque estar solo nos permite reflexionar, meditar, nos permite descubrirnos y conocernos, porque es en ese silencio que podemos escuchar nuestra voz interior. La soledad revela la mejor versión de nosotros mismos, y nos permite encontrar nuestro verdadero ser.

Al estar solos nos permitimos alejarnos del mundo exterior, es así que empezamos a pensar por nosotros mismos, nos cuestionamos cosas, y encontramos las respuestas a nuestras más profundas preguntas, y esto a veces es lo más difícil, ya que descubrimos que estábamos equivocados en muchos aspectos de nuestra vida, sobre todo en nuestra idea de quien somos realmente. Empezamos así a escuchar nuestra propia alma, y encontramos lo que estábamos buscando, nos encontramos a nosotros mismos.

 

 

 

“Es hermoso estar solo. Estar solo no significa ser solitario. Significa que la mente no está influenciada y contaminada por la sociedad.” – Jiddu Krishnamurti

 

 

 

Y hoy en día, uno de los mayores problemas que enfrentamos es que en realidad no sabemos bien quién somos, sino que a veces somos lo que otros quisieron que seamos, somos un producto de la sociedad que nos rodea, es así que aceptamos esa realidad, pero en el fondo nos sentimos incompletos, como si algo faltase en nuestras vidas, y así nos encontramos en una batalla entre la realidad impuesta en nuestra mente y la realidad de nuestra alma.

El problema es que, al no permitirnos la soledad, no nos permitimos estar solos, y eso es lo que nos bloquea de ser quien realmente queremos ser. El miedo a la soledad nos genera la necesidad de estar con otros, y es así que somos lo que otros quieren que seamos con el fin de no estar solos o recurrimos a rodearnos con personas que no llenan nuestra alma sino la vacían. El problema de esto es que es así que a veces nos sentimos más perdidos, vacíos, y lo peor es que nos encontramos más solos que antes, sin entender por qué.

 

 

 

“No tengas miedo de caminar solo, no tengas miedo de que te guste.” – John Mayer

 

 

 

A lo largo de mi vida, he aprendido que no hay forma de encontrar lo que buscamos, las relaciones que queremos, si no empezamos por amar nuestra propia compañía. Una vez que te conozcas a ti mismo, y hagas las cosas que amas, y sobre todo una vez que empieces por amarte a ti mismo, te darás cuenta que la soledad no es tan mala como pensabas, ya que veras que te dará la oportunidad para ser quien siempre quisiste ser, y hacer las cosas que siempre has querido hacer. Descubrirás que la soledad te dará alas para soñar y descubrir una nueva versión de ti, sin ser influenciado por las opiniones de los demás, y así disfrutaras más la vida, y todo lo que alguna vez has soñado se harán realidad.

Sin tan solo pudiéramos aprender a estar solos, disfrutando de nuestra propia compañía, descubriríamos que clase de cosas podríamos hacer sin necesitar de alguien más para lograrlo. Por eso, no le temas a la soledad, que el estar solo no sea un castigo sino una bendición, sácale provecho, y no tengas miedo de hablar contigo mismo y reírte solo. Disfruta de tu propia compañía, haz lo que amas hacer, viaja a los lugares que siempre has querido ir, escucha tu música preferida, o lee tu libro favorito. A veces la soledad es lo que necesitamos, porque cuando estamos solos somos libres, no somos influenciados ni controlados por la sociedad, y así podemos disfrutar de nuestro verdadero ser.

 

 

 

“Creo que es muy saludable para pasar tiempo a solas. Necesitas saber cómo estar solo y no ser definido por otra persona.” – Oscar Wilde

 

 

 

Aprende a estar solo, deja de temerle a la soledad, ama el silencio, ama tu propia voz, disfruta de tu compañía, y siéntete cómodo estando solo con tu propia alma. Aprende a separarte de aquellas personas que no te permiten ser tú mismo, aquellas personas que no te permiten crecer y evolucionar.

Cuando dejes de tenerle miedo a la soledad y a estar solo, viendo su lado positivo, aprenderás a disfrutar cada segundo solo, y te volverás más sabio a la hora de elegir a las personas con las que rodearte. Te tomaras tu tiempo para seleccionar las personas indicadas, sin apuro, sin la necesidad de depender de los demás.

 

 

 

“Solía pensar que la peor cosa en la vida era terminar solo. No lo es. Lo peor de la vida es terminar con alguien que te hace sentir solo.” – Robin Williams

 

 

 

Por elección, o por no tener otra alternativa, en la vida a veces tendrás que estar solo, a veces esta nos golpeara de repente, y ahi puede ser dolorosa, pero en esa soledad que no es absoluta, porque nadie puede estar realmente solo si se aprende amar la propia compañía, encontraras tu propia voz, escucharas tu alma, disfrutaras de tu compañía, te encontraras y descubrirás que estar solo no es en realidad algo tan negativo, sino muy positivo. La soledad es un regalo si sabemos aprovecharla, incluso cuando no la buscamos, porque todo depende en como la mires y cuanto aprendas de ella. Tu puedes cambiar tu situación en cada momento, simplemente debes cambiar la forma en que miras la vida. Recuerda nada es permanente, todo pasa, todo cambia, todo se transforma.

 

 

 

Aprende a amar tu propia compañía, disfruta ese momento contigo mismo, ¡y cambia tu vida!

En la Busqueda de la Felicidad – Parte II

La felicidad es un tesoro que todo ser humano busca encontrar. Afortunadamente para todos nosotros, la felicidad no es algo exclusivamente para la minoría, sino que es algo que todos podemos obtener. El problema es nuestra falta de entendimiento sobre la felicidad, lo que nos ha otorgado ideas erróneas de lo que verdaderamente significa, y como puede uno obtenerla.

 "Las personas más felices parecen ser aquellas que no tienen ninguna razón en particular para ser felices salvo que lo son." - William Ralph Inge

 

En mi artículo anterior, realice diferentes preguntas, las cuales pueden ser de mucha ayuda a la hora de entender y definir la felicidad, ya que, con el fin de alcanzar la verdadera felicidad, primero debemos entenderla, para así poder definirla correctamente, ya que, si poseemos el conocimiento de algo, pero no podemos entenderlo en su totalidad, entonces nunca podremos saber cómo realmente funciona, lo que dará como resultado la incapacidad de poder experimentar algo de la mejor forma posible. Por ejemplo, uno puede tener el conocimiento de cómo andar en bicicleta, pero si no podemos completamente entender cómo funciona, al final no podremos experimentar completamente andar en bicicleta.

Entonces, empezamos haciendo preguntas sobre la felicidad, ya no aceptamos más la historia que alguien nos contó acerca que esta puede ser encontrada en el mundo exterior. Todos hemos experimentado la felicidad a través de factores externos, pero queremos más, queremos un más profundo sentido de la felicidad. Por lo tanto, queremos saber el secreto de la felicidad, y queremos ser felices ahora y para siempre. Es por ello que estas aquí, ¿verdad? ¡Entonces comencemos!

 

 

 

“La felicidad es la única sanción de la vida; cuando la felicidad fracasa, la existencia se vuelve un experimento demente y lamentable.” – George Santayana

 

 

 

Como he escrito en mi artículo anterior, la felicidad de acuerdo a lo que dice el diccionario es el sentimiento de ser feliz, y ser feliz significa estar encantado o alegre sobre una cosa en particular. Por otro lado, el significado etimológico de la palabra felicidad significa “buena fortuna” pero  ¿Cómo puedo explicar su verdadero significado? La realidad es que no puedo, ya que como he escrito anteriormente, la felicidad tiene tantos significados como personas sobre este planeta. Si le preguntas a diez personas diferentes de todo el mundo cada día por una semana – ¿Qué es la felicidad para ti? Tendrías 70 respuestas diferentes.

La realidad es que todos queremos ser felices, pero todos tenemos ideas diferentes acerca de la felicidad. Por lo tanto, cada libro que lees, cada persona que escuchas, tendrá un significado diferente para la felicidad. La sociedad en la que vivimos, nuestras familias, amigos, y nuestra cultura son factores claves que determinan nuestra idea de felicidad. Estamos constantemente siendo influenciados por el entorno en el que vivimos, lo que muchas veces define nuestras creencias sobre la felicidad, y es entonces ahí donde podemos encontrar el problema, ya que aceptamos la felicidad como un concepto creado por alguien más, como, por ejemplo, la idea de que el dinero es igual al éxito, y que estos dos juntos dan como resultado la felicidad. Es por ello que buscamos el dinero para ser felices, y cuando lo obtenemos, queremos más y más, y esto sucede en otros aspectos de nuestras vidas en donde buscamos la felicidad en todos lados excepto en nosotros mismos, y es ahí mis amigos donde encontramos la clave para una felicidad duradera: La verdadera felicidad solo puede ser encontrada en uno mismo.

 

 

 

“La felicidad es una elección consciente, no una respuesta automática.” – Mildred Barthel

 

 

 

Te debes estar preguntado – Bueno, todo esto es muy bonito, ¡pero necesito el significado de la felicidad, necesito saber lo que es en verdad, para así poder experimentarla! Entonces. ¿puedes decírmelo de una vez? Y yo debo decirte que sí, te entiendo, por lo tanto, la respuesta para una felicidad duradera puede ser encontrada en tú corazón. Debes encontrar tu propio significado de la felicidad, debes encontrar lo que le da a tu vida un propósito, y así serás siempre feliz. Tu corazón ya sabe la respuesta, solo necesitas escucharla sin ser influenciado por tu mundo exterior. El verdadero significado de la felicidad es el significado que tu decidas otorgarle. Si no lo has encontrado todavía, debe ser porque siempre has buscado en un lugar fuera de ti.

La verdad es que la receta para una felicidad eterna se encuentra dentro de nosotros mismos, es por ello que no puede ser encontrada en otro lugar. No puede encontrarse ni en nuestro pasado, ni en nuestro futuro, ya que la felicidad no es un lugar al que debamos llegar, o algo que debamos encontrar, la felicidad es nada más y nada menos que una elección, sin importar nuestras circunstancias externas. Es algo que eliges cada segundo de tu vida. Tus propios pensamientos sobre algo es lo que te hace feliz, no la situación en sí. La felicidad es la forma en que ves la vida, y todos tenemos lentes diferentes por los cuales vemos el mundo, y de acuerdo a lo que vemos, y a nuestras propias creencias, es lo que va a definir la felicidad. La verdadera felicidad es cuando ves el mundo a través de lentes positivos, siendo agradecido para cada cosa que ves, eligiendo ser feliz antes que depender de factores externos para serlo.

 

 

 

La felicidad es real y existe dentro de ti, por esa razón, la felicidad eterna es posible, nadie puede quitártela excepto tú mismo. La felicidad es la simple elección de estar agradecido por cada pequeña cosa que tienes, y por cada aspecto de tu vida. ¡Elige ser feliz hoy, ahora y para siempre!

Nutre tu Mente con Pensamientos Positivos

Nuestro cuerpo y su bienestar está basado en cómo nos alimentamos, y así también sucede con nuestra mente: somos lo que pensamos, y dependiendo de si nutrimos nuestra mente con pensamientos positivos o no, es lo que vamos a experimentar en nuestra vida. Puedes tener una mente positiva, o una mente negativa, lo que hace la diferencia entre una o la otra es la elección que tomes a la hora de alimentarla, y aquello que decidas consumir día a día.

 Si no nutre tu alma, deshazte de ello.

 

Aquello que comemos y tomamos por nuestra boca diariamente tiene consecuencias en nuestro organismo, ya sea a corto o largo plazo:

 

  • Podemos comer comida en mal estado y sentirnos mal inmediatamente o al cabo de unos pocos días, o podemos enfermarnos luego de haber comido comida no saludable diariamente por un largo periodo de tiempo.
  • Así también podemos comer comida saludable un día y sentirnos bien, o podemos comer sanamente todos los días por un largo periodo de tiempo y sentirnos mejor día tras día.

 

Por lo tanto, ¿Cómo crees que sucede con la mente? La realidad es que pasa exactamente lo mismo, ya que lo que consumimos diariamente a través de nuestros ojos y oídos tiene consecuencias en nuestra mente, corazón y espíritu, ya sea a corto o largo plazo:

 

  • Podemos consumir negatividad ya sea escuchando o mirando situaciones destructivas para el alma y sentirnos mal inmediatamente o al cabo de un par de días, o podemos sentirnos realmente tristes y deprimidos luego de haber consumido negatividad por una largo periodo de tiempo en nuestras vidas.
  • Así mismo, podemos consumir positividad un día y sentirnos muy bien, o podemos consumir positividad diariamente por un largo periodo de tiempo y sentirnos felices cada día un poco más.

 

 

 

“Hay realidades que todos compartimos, sin importar nuestra nacionalidad, lenguaje, o gustos personales. Como necesitamos comida, también necesitamos de nutrición emocional: amor, amabilidad, apreciación, y apoyo de los demás.” – J. Donald Walters

 

 

 

Nutrir tu mente con pensamientos positivos es tan importante como nutrir tu cuerpo con comida saludable, ya que si fallamos en alimentar nuestra mente con pensamientos, afirmaciones y creencias positivas, ponemos en riesgo nuestra entera existencia sobre este planeta, y no porque corremos el riesgo de morir, sino porque corremos el riesgo de no haber vivido verdaderamente mientras pudimos, y no se puede vivir de verdad si conllevas contigo una mente negativa durante toda tu vida.

Con el fin de alimentar tu mente de forma saludable, es necesario evitar todo aquello que pueda contaminar tu espíritu con negatividad. El problema es que muchas veces la negatividad parece inofensiva, pero la mayoría de las veces no lo es. Cada negatividad que consumas, sin importar la cantidad, puede generar un gran impacto en tu mente, y si no eres consciente de ello, puede que consumas negatividad día tras día sin darte cuenta del grave daño que puede estar produciendo en tu mente, y el resultado será catastrófico, ya que se apoderara de tu mente, dirigiendo tu vida causándote graves efectos secundarios, como ser depresión, tristeza, enojo o angustia.

 

 

“No alimentes tu mente con pensamientos negativos. Si lo haces, puede que empieces a creer en ellos.” – Catherine Pulsifer

 

 

 

¿Irías ahora a la cocina y comerías comida podrida para la cena? Supongo que no, ¿verdad? Ya que no solo el gusto seria nauseabundo sino que además te haría sentir horrible, y es muy probable que como consecuencia te cause vómitos, diarrea y fiebre, teniendo que llamar a alguien por ayuda. Por lo tanto, me pregunto, ¿Por qué lees aquellas revistas que contaminan tu mente, las cuales te crean creencias erróneas sobre ti y tu vida, haciéndote sentir miserable? ¿O porque continuas mirando aquel programa de TV que planta semillas de odio, maldad y tristeza en tu mente? ¿O porque sigues saliendo con aquellas personas que solo sacan lo peor de las personas incluyéndote a ti, personas que solo hablan con lenguaje de odio, desesperanza, chismerío, racismo y maldad? ¿O porque sigues perdiendo tu tiempo consumiendo toda la basura que ves y escuchas en un programa de TV, una película o una canción? ¿O porque continúas consumiendo toda la porquería que lees en Facebook, revistas, y libros que solo arrebatan la felicidad de tu corazón? ¿Te has puesto a pensar en esto? Porque si no comes comida podrida porque te hará sentir mal, entonces, ¿Por qué consumes toda aquella basura que contamina tu mente y te hacen sentir mal contigo mismo y con tu vida?

Si te sientes feliz, si tienes la vida de tus sueños, si todo aquello que consumes te hace feliz y te da paz, entonces sigue así, pero si eso no sucede, entonces deberás cambiar tu dieta, y con ello me refiero a que deberás cambiar todo aquello que miras y escuchas diariamente, incluso si crees que no te está haciendo ningún daño, ya que de alguna forma u otra te afecta, ya que somos lo que pensamos y creemos, y esas creencias crean nuestro comportamiento, lo que crea nuestra perspectiva y con ello nuestra realidad.

 

 

 

Si quieres estar en paz y feliz, nutre tu mente y alma con pensamientos positivos, y deshazte de toda la negatividad de tu alrededor. Si tienes pensamientos positivos sobre ti mismo y sobre tu vida, tendrás emociones positivas, y si tienes emociones positivas, tu comportamiento será positivo, y por lo tanto toda tu realidad será mucho más positiva. ¡Nútrete con positividad y ve el cambio en tu vida!

¡Deja de quejarte y empieza a disfrutar de la vida!

Uno de los motivos principales por el cual no disfrutamos de la vida es debido a que siempre encontramos una razón para quejarnos, y el acto de quejarse solo nos genera más y más razones por las cuales quejarnos, y no se puede disfrutar la vida si nos olvidamos de ser felices en el acto de quejarnos demasiado.

 

"Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. No te quejes." - Maya Angelou

 

El gran problema es que siempre nos quejamos, sin importar la situación:

 

Nos quejamos cuando es invierno y hace demasiado frío y nos quejamos cuando es verano porque hace demasiado calor.

Nos quejamos si no tenemos un trabajo porque necesitamos dinero, y nos quejamos si tenemos un trabajo porque el salario es bajo, o porque no nos gusta el trabajo en sí, porque trabajamos muchas horas, o porque no nos gusta nuestro jefe.

Nos quejamos si no tenemos dinero y nos quejamos si lo tenemos porque no es suficiente.

Nos quejamos si no podemos conseguir una pareja, y nos quejamos si estamos en pareja porque las cosas a veces se poner difíciles y nos gustaría vivir como solteros.

 

 

Podría seguir y seguir con esta infinita lista de cosas por las cuales los humanos se quejan constantemente, pero voy a parar aquí para que podamos reflexionar sobre nuestro comportamiento. Pareciera que siempre va a existir algún motivo por el cual quejarnos, por lo tanto, tenemos dos opciones:

 

 

  1. Enfocarnos en el lado positivo de las cosas, estando agradecidos por cada una de las cosas que tenemos.
  2. Enfocarnos en el lado negativo de las cosas, quejándonos por todas aquellas cosas que no nos gustan o aquellas cosas que no tenemos.

 

 

Si eliges la primera opción siempre encontraras la forma para ser feliz, y así disfrutaras de la vida sin importar lo que suceda. Por supuesto habrán momentos en donde evitar quejarse será casi una misión imposible, y te sentirás frustrado, pero esa sensación no durara si usas la herramienta más maravillosa que tienes: La gratitud – Una herramienta que puede cambiar tu experiencia de vida en un segundo, y una herramienta capaz de expresarle al mundo que eres feliz en todos los aspectos de tu vida incluso si no es perfecta.

Si eliges la segunda opción, siempre te sentirás frustrado y miserable sin importar lo que suceda, ya que el acto de quejarnos no nos deja ver la realidad si no que solo nos muestra una realidad distorsionada en donde todo parece estar en nuestra contra, cuando en realidad somos nosotros los que estamos en contra de nosotros mismos. El quejarse se convierte en un habito, un habito tremendamente dañino que solo nos guía directo hacia la frustración y la depresión. Cuando te quejas solo te enfocas en el lado negativo de toda las cosas, y así te conviertes en incapaz de disfrutar tu vida.

 

 

 

“Cuando te quejas, te vuelves una víctima. Deja la situación, cambia la situación, o acéptala. Todo lo demás es locura.” – Eckhart Tolle

 

 

 

Si nos quejamos, no estamos siendo agradecidos, y si no estamos siendo agradecidos por lo que ya tenemos nunca vamos a ser completamente felices ni vamos a disfrutar de la vida, ¿o piensa usted que con más va a poder ser más feliz? Porque si alguien le dijo eso, déjeme decirle que lo estafaron. La verdad es que el acto de quejarse o el acto de ser agradecido son como dos poderosos imanes, cualquiera sea el que elijas, es lo que vas a experimentar día tras día ya que cuanto más agradecido seas, más feliz serás y así atraerás más motivos por los cuales estar agradecido, de lo contrario cuanto más te quejas, más atraerás motivos por los cuales quejarte, y te olvidarás de disfrutar de la vida.

Para poder disfrutar de la vida, debemos estar agradecidos por nuestra vida entera con sus perfecciones e imperfecciones, y con esto no quiero decir que debamos conformarnos, aceptando todo lo malo que nos sucede, lo que quiero decir es que siempre deberíamos ir tras lo que nos merecemos de verdad, pero debemos estar agradecidos y ser felices en este preciso momento, ya que tenemos todo lo que un humano necesita para sobrevivir y ser feliz, todo lo demás es secundario. Si no somos capaces de ver las bendiciones que tenemos en este momento y ser felices, no seremos felices con más luego.

 

 

 

“Se agradecido por lo que tienes y deja de quejarte – aburre a todo el mundo, no te hace ningún bien, y no resuelve ningún tipo de problema.” – Zig Ziglar

 

 

 

Si quieres disfrutar de tu vida, deja de quejarte. Libérate de ese hábito negativo que no genera ningún bien ya que de ninguna manera puede cambiar nada. El quejarse nunca ha tenido el poder para cambiar nada en la vida de alguien, sino que solo les ha otorgado a las personas más motivos para quejarse y sentirse cada vez más frustradas. El día que te des cuenta cuantas cosas tienes en especial aquellas pequeñas y esenciales cosas, cosas que algunas personas luchan por obtener, aquellas básicas cosas que necesitamos para nuestra existencia, te darás finalmente cuenta cuan bendecido eres, y así nunca más encontraras otro motivo para quejarte.

 

 

 

Hay más motivos por los cuales estar agradecidos que por los cuales quejarnos, la clave se encuentra en nosotros, ya que de nosotros depende enfocarnos en lo negativo o enfocarnos en lo positivo de la vida. Por lo tanto, ¡deja de quejarte y empieza a disfrutar de la vida!

¿Estás Haciendo lo que Amas?

¿Estás haciendo lo que amas? Si la respuesta es no, entonces ¿Qué estas esperando? Nuestros días sobre esta tierra están contados, nuestro tiempo es limitado, y no saber cuántos días nos quedan sobre este planeta nos ha dado la idea equivocada de que todavía tenemos tiempo, pero la realidad es que perdemos nuestro tiempo en este mundo haciendo aquello que no queremos, dejando aquellas cosas que amamos para otro día, un día que nunca llega.

 Haz más de eso que te hace feliz.

 

Un día menos en nuestra vida significa un día más cerca de nuestra tumba, es difícil pensarlo así, pero es la realidad, todos nosotros vamos a morir algún día, y no puedes hacer nada cuando estás muerto, lo que haces mientras vives con el tiempo que se te ha dado es lo que cuenta. Lo bueno sobre nuestra vida y sobre nuestro tiempo en este planeta, es que a pesar de que es limitado, tenemos la oportunidad de elegir usarlo para aquellas cosas que amamos o elegir gastar cada segundo de nuestra vida haciendo aquellas cosas que no queremos hacer.

 

 

 

“El riesgo más peligroso de todos: El riesgo de gastar tu vida no haciendo lo que querés hacer, suponiendo que podrás comprar la libertad para hacerlo más tarde.” – Randy Komisar.

 

 

 

Por supuesto, van a haber tiempos en donde nuestra única opción será hacer aquellas cosas que no nos gustan, pero eso no significa que tengamos que pasar el resto de nuestras vidas haciendo algo que no queremos hacer, sino lo que realmente significa es que a veces tenemos que hacer lo que no nos gusta con el fin de poder hacer aquellas cosas que si amamos hacer. Tenemos la oportunidad para decidir qué hacer con nuestra vida, y hacer aquello que amamos es la única manera de vivir una vida completa y feliz.

 

 

 

“Todo lo que debemos decidir es que hacer con el tiempo que se nos es dado.” – J.R.R. Tolkien

 

 

 

Creemos que tenemos tiempo suficiente, por eso hemos decidido gastar la mayor parte de nuestro preciado tiempo haciendo aquellas cosas que no queremos hacer, pensando que algún día seremos capaces de hacer aquello que amamos, y así nuestros días siguen pasando, y nosotros seguimos estando en el mismo lugar, haciendo aquello que no nos gusta, deseado poder reclamar algún día nuestra libertad.

La realidad es que la mayoría de las personas dejan este mundo sin haber podido antes hacer las cosas que siempre quisieron hacer, ya que han gastado la mayor parte de su tiempo en la vida de alguien más, siendo esclavos constructores de los sueños de alguien más, olvidándose de invertir tiempo en sus propias vidas. Es así que la mayoría de las personas se dan cuenta que han perdido la mayor parte de su tiempo, el día que ya no tienen más tiempo para poder hacer aquellas cosas que siempre han querido hacer.

 

 

 

“Un día te despertarás y no habrá más tiempo para hacer las cosas que siempre has querido hacer. Hazlas ahora.” – Paulo Coelho

 

 

 

Por lo tanto, si pudiésemos saber cuándo fuésemos a morir, cambiaríamos nuestra forma de vivir de la noche a la mañana. Por ejemplo, piénsalo de esta manera: Si pudiésemos saber cuántos días nos quedan sobre esta tierra, supongamos que nos quedan 365 días, ¿seguiríamos haciendo lo que estamos haciendo ahora? ¿O cambiaríamos la forma en la cual estamos viviendo? Puedo apostar a que la mayoría de nosotros cambiaríamos la forma en la que vivimos, y así empezaríamos a hacer aquellas cosas que siempre quisimos hacer. Empezaríamos a vivir de verdad, cada segundo, cada minuto y cada hora de nuestra vida.

 

 

 

“El problema es que piensas que tienes tiempo.” – Buda

 

 

 

Entonces amigo mío, ¿estás haciendo lo que amas? ¿No? Entonces ¿Por qué no empiezas ahora mismo? Como he dicho, nosotros tenemos el poder para cambiar nuestra vida en un segundo, y somos libres de hacer con nuestra vida lo que queramos. No hemos venido a este maravilloso mundo simplemente a existir, hemos venido aquí a vivir de verdad, siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Deja entonces de esperar a que llegue el fin de semana para vivir, deja de esperar por una ocasión especial para celebrar, deja de esperar por tus dos o tres míseras semanas de vacaciones para vivir y ser feliz, y por el amor de Dios, deja de gastar tu tiempo haciendo aquellas cosas que no quieres hacer, esas cosas que detestas y odias hacer y que no te llevan a ningún lado. Es ahora el momento justo para hacer aquellas cosas que si quieres hacer, no lo dejes para mañana, puede no haber un mañana. Remueve las palabras “No tengo tiempo” y “No puedo” de tu boca, ya que tienes tiempo y definitivamente puedes hacer lo que sea que te propongas, ya que en el único momento en donde no tienes tiempo para hacer nada es el día en que estés en el cementerio, hasta ese entonces eres libre de hacer todo lo que quieras.

 

 

 

Pensaras que es más fácil de decir que de hacer, pero es que la verdad es que es fácil decirlo porque simplemente es posible de hacerse, y como Jim Rohn dijo algún día: “Si verdaderamente quieres hacer algo, encontraras la forma. Y si no, encontraras una excusa.” El tiempo corre amigos, disfruten de su vida, hagan mucho de lo que aman hacer y no pierdan tiempo en el resto ¡Hasta la vista!

Ten Cuidado Con Tus Pensamientos

Ten cuidado con tus pensamientos, ya que controlan tu vida, y esto sucede debido a que tienen el poder para crear tu realidad. Lo que tú ves en tu vida es simplemente un conjunto de pensamientos, y es por ello que las personas tienen diferentes realidades. Tu realidad es el producto de lo que piensas.

 

"La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos." - Marco Aurelio

 

Estamos constantemente pensando, y como nos sentimos en ese preciso momento depende de lo que tengamos en nuestra mente en ese momento en particular. Nuestros pensamientos pueden ser positivos o negativos, pero nunca los dos juntos al mismo tiempo, y son esos pensamientos lo que nos va a generar nuestras emociones, y por ende lo que va a crear nuestra realidad. Por lo tanto, como te vayas a sentir será el resultado de lo que hayas estado pensando. Recuerda que tus pensamientos tienen el poder para controlar tus emociones. Y entonces así descubrirás que la clave para controlar tus emociones reside en tus pensamientos, por lo tanto si quieres cambiar tu realidad, cambia la forma en la que estás pensando.

Podemos dividir los pensamientos en positivos y negativos, en donde nuestros pensamientos positivos son todos aquellos que nos hacen sentir bien como aquellos pensamientos de felicidad, alegría o gratitud, y por otro lado tenemos los pensamientos negativos los cuales nos hacen sentir mal como los pensamientos de tristeza, angustia, miedo y enojo. Entonces podemos sentirnos felices o tristes, la elección la realizamos nosotros de acuerdo a nuestros pensamientos, si tienes pensamientos positivos te sentirás feliz, y si tienes pensamientos negativos te sentirás triste.

 

 

 

“Si te dieras cuenta que tan poderosos son tus pensamientos, nunca más volverías a tener un pensamiento negativo.” – Peace Pilgrim

 

 

 

Todo está conectado, tus pensamientos te dan tus emociones y sentimientos, lo que formara tu comportamiento, lo que finalmente te dará tu realidad. Por lo tanto, para cambiar nuestra experiencia de vida, debemos cambiar nuestro pensamiento, debemos elegir aquellos pensamientos basados en cosas positivas, para que así podamos tener mejores sentimientos y buenas emociones, lo que hará que tengamos un mejor comportamiento, y esto generara nuestra realidad, la cual desbordara de felicidad.

Con solo un pensamiento podemos cambiarlo todo, un pensamiento diferente y no solo cambiaras cómo te sientes en un momento en particular, sino que cambiaras toda tu experiencia de vida. Con solo un pensamiento positivo podemos pasar de la tristeza a la felicidad, solo tienes que saber que no importa lo que esté sucediendo en este momento, este no es el final, porque serás feliz, porque eso es lo que te mereces.

 

 

 

“Un hombre no es más que el producto de sus pensamientos. En lo que él piensa, él se convierte.” – Mahatma Gandhi

 

 

 

Puedo decir por mi propia experiencia que esto no es algo sencillo de hacer, pero también puedo decir que es posible. Lo que debemos hacer es controlar nuestros pensamientos, y no permitirle a nuestros pensamientos que nos controlen, y la forma más sencilla es abriendo nuestra perspectiva, para que así podamos ver todo de una forma diferente, y entender que lo que nos está sucediendo es por una razón, una razón que debemos aprender a comprender, para que así podamos aprender a ver el lado positivo de ella, un lado positivo que a veces es difícil de ver debido a nuestra perspectiva tan limitada.

Debemos estar conscientes del poder de nuestros pensamientos, para así poder controlarlos, especialmente a todos los pensamientos negativos, de otra forma nos controlaran y nos destruirán. El día que aprendamos a cómo controlar nuestros pensamientos, seremos capaces de elegir un pensamiento positivo en un lugar de uno negativo, y así decidiremos ser felices en cada momento antes que estar tristes sin razón.

 

 

 

“Tu peor enemigo no puede dañarte tanto como tus propios pensamientos.” – Buda

 

 

 

Siempre recuerda que tus pensamientos crean tu realidad, lo que sea que estés pensando en este momento es lo que vas a experimentar en tu vida. Los pensamientos negativos te darán sentimientos negativos, lo que generara situaciones desafortunadas, y todo a tu alrededor parecerá estar en contra tuyo, cuando en realidad, eres tu quien está en contra de ti mismo, debido a que has elegido tener pensamientos negativos, emociones negativas y comportamientos negativos lo que ha creado tu triste y horrible realidad. Pero si eliges pensamientos positivos, tendrás así emociones positivas y comportamientos positivos lo que generara situaciones de felicidad, y así te sentirás feliz acerca de tu vida ya que tu realidad será maravillosa.

 

 

 

Mira a tu alrededor, si solo puedes ver una vida triste y miserable, mira de nuevo, siempre hay algo por lo que estar feliz sin importar por lo que estés pasando. Elimina los pensamientos negativos de tu mente e inunda tu mente con pensamientos positivos y así podrás ver todos aquellos regalos y bendiciones de la vida que antes no habías podido ver.

¿Cómo puedo mantener una actitud positiva? – Parte II

¡Hola a todos! Aquí les traigo la segunda parte de ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva? En la primera parte escribí sobre gratitud, la cual es una forma muy útil y efectiva para mantener una actitud positiva, si puedes aprender a estar agradecido incluso en los malos momentos, cambiaras tu experiencia de vida diaria en un segundo.

 

PicsArt_1433341916467

 

Entonces aquí les traigo la segunda cura para lo que yo le llamo enfermedad de corta percepción:

 

 

ENFOQUE

 

El problema con la negatividad es que tiene muchísimo poder, y va a controlarte a ti y a tus emociones si se lo permites. ¿Cuál es la solución para evitarlo? Mantenerse enfocado en todas aquellas cosas que te hacen feliz, lo que sea que te haga sonreír, ¡hazlo! Y lo que sea que te ponga triste ¡déjalo ir!

 

 

 

“Es durante nuestros momentos más oscuros en donde debemos concentrarnos en ver la luz.” – Buda

 

 

 

Hay dos tipos de situaciones en este mundo: Aquellas que podemos cambiar, y aquellas que no. Por lo tanto, si hay algo que te hace infeliz y tienes la oportunidad de cambiarlo, entonces cámbialo, puede que te tome tiempo o puede que no, dependiendo lo que tú quieras cambiar, lo que es importante es ser positivo mientras que lo haces, sabiendo que algún día, de alguna manera, cambiaras aquello que deseas cambiar por algo diferente.

La otra situación es aquella que no podemos cambiar, aquello que está sucediendo o aquello que va a suceder es un hecho y no podemos hacer nada al respecto, entonces ser negativos y estar tristes sobre ello no va a cambiar nada, ¿o acaso piensas que te hará sentir mejor? Supongo que no, ¿verdad? Entonces, ¿porque tan solo no te enfocas en aquellas cosas que si puedes cambiar, aquellas cosas que te hacen verdaderamente feliz?

 

 

 

“El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo.” – Sócrates

 

 

 

La verdad es que lo que sea que esté sucediendo, está sucediendo ahora queramos o no, podrás ser capaz de cambiarlo o no, pero cómo te sientes con respecto a ello está totalmente bajo tu control, permitiéndote a ti mismo enfocarte en esas cosas que te hacen sonreír, aquellas cosas que te empujan hacia adelante, cortando las cuerdas de aquello que te está deteniendo. Deja ir aquellas cosas, aquellas que no puedes cambiar, y se positivo, enfocándote en aquellas cosas que si puedes cambiar, debes mantenerte positivo, sin importar lo que pase, porque no importa que tan pequeño, siempre hay algún motivo para ser feliz.

 

 

 

“Siempre recuerda, tu enfoque determina tu realidad.” – George Lucas

 

 

 

Y aquí tenemos la tercera cura, una difícil de realizar, pero muy efectiva:

 

 

FE

 

Tener fe es una muy buena forma de permanecer positivo, porque teniendo fe es una forma de decirte a ti mismo, y de expresarle al mundo que todo es posible, y puede que nada parezca ir bien, pero la fe nos permite ver la luz en la oscuridad, ¡es la forma que tiene el alma para comunicarnos que todo va a estar bien!

No importa en qué creas, lo importante es que no pierdas la fe, porque si la pierdes, pierdes todo tipo de posibilidad de conseguir aquello que quieras conseguir, porque si no puedes ver algo como posible, si no puedes verlo en tu mente, y si no puedes sentirlo con todo tu corazón y alma, entonces eso es lo que experimentaras.

 

 

 

“Fe es ver la luz con tu corazón cuando todo lo que tus ojos ven es oscuridad.” – Anónimo

 

 

 

Entonces, no importa que esté sucediendo, ten fe, lo que sea que puedas imaginarte, puedes conseguirlo, es así de simple, si tienes fe incluso cuando tu realidad no sea como la soñaste, ten fe, porque así te sentirás mejor, y mantente positivo, porque capas no lo veas ahora, pero sabes lo que va a suceder, porque lo ves con tu corazón. Entonces te fe y mantén una actitud positiva, sabiendo que nada va a permanecer como está ahora, sin importar lo malo que todo parezca estar ahora.

 

 

Y esto nos lleva a la cuarta y última de las curas, pero por ello no menos importante, aquí se encuentra la:

 

ENERGIA

 

Todo es energía, entonces si quieres algo, o si quieres cambiar algo, tan solo pon toda tu energía en ello, pon tu energía en todas aquellas cosas que amas y que te hacen feliz. El problema es que normalmente ponemos toda la energía que tenemos en aquellas cosas que no queremos, y es por ello por lo cual seguimos teniendo el mismo sentimiento una y otra vez.

Entonces si quieres tener una vida positiva, necesitaras entregar toda tu energía a cosas positivas, porque la negatividad es como un poderoso imán de energía, y si permites que te controle, absorberá toda tu energía positiva, dejándote débil, sin ningún tipo de fuerza para permanecer positivo.

 

 

 

“Todo es energía y eso es todo lo que hay. Sincronízate con la frecuencia de la realidad que quieres y no podrás hacer otra cosa que conseguirla. No puede ser de otra manera. Esto no es filosofía. Es física.” – Albert Einstein

 

 

 

Cualquiera sea la energía que le des al mundo, es la que vas a recibir, por lo tanto si permites que una situación te consuma, solamente darás emociones y acciones negativas, teniendo como resultado más y más negatividad volviendo hacia ti.

No importa que esté sucediendo, mira más allá de eso, mira a tu alrededor y ve todas aquellas cosas por las que deberías estar agradecido, enfocándote solo en aquellas cosas que te hacen feliz, teniendo fe, sabiendo que todo estará bien, entregándole energía positiva al mundo, y así iluminaras toda aquella oscuridad que tus ojos ven en este momento, recibiendo así más y más cosas positivas que iluminaran tu corazón, y llenaran de vida tu alma vacía.

 

 

Mantente positivo, siempre.

¿Cómo puedo mantener una actitud positiva?

Las personas se preguntan continuamente: ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva? Y me pregunta es: ¿Cómo es posible que no puedas mantener una actitud positiva? El problema se encuentra en nuestra corta perspectiva sobre la vida, sobre lo que es verdaderamente importante y sobre qué está pasando realmente

 Mantente Positivo

 

Hay un hecho: Tenemos ojos y podemos ver, pero aquella realidad que vemos a través de nuestros ojos es mucho menor a la verdad realidad. No somos capaces de ver lo que verdaderamente está pasando, ya que vemos de acuerdo a lo que creemos.

El problema es que vivimos en un mundo al revés, un mundo en el cual hemos puesto en las primeras posiciones de nuestra lista de felicidad lo que deberíamos haber puesto en las últimas posiciones, y nuestra errónea idea de una vida feliz es lo que ha creado todo el dolor, toda la felicidad, tristeza, odio y sufrimiento en el mundo, si tan solo pudiéramos ser capaces de cambiar nuestra perspectiva sobre la vida, podríamos simplemente cambiarlo todo.

 

 

 

“Cuando cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian de forma.” – Wayne Dyer

 

 

 

Vamos continuamente tras esas cosas que no importan, luchando día a día, tratando de conseguir cosas materiales, olvidándonos de lo que es realmente importante, y olvidándonos el motivo por el cual verdaderamente estamos sobre este planeta.

Por lo tanto, no importa que esté sucediendo en tu vida, tienes el poder y la habilidad para ser feliz y para conseguir todo aquello que siempre has querido tener en tu vida, pero para ello deberás primero aprender a ver el lado positivo de todo, capas no puedas verlo en este momento, pero créeme, hay un lado positivo en todo lo que nos pasa, el truco es expandir nuestra corta y limitada perspectiva sobre la vida, y si logras hacerlo, podrás ver todo aquello que no has podido ver hasta ahora, podrás ver una completa y maravillosa nueva realidad.

 

 

 

“Cada experiencia, no importa que tan mala parezca, contiene dentro algún tipo de bendición, la meta es encontrarla.” – Buda

 

 

 

Entonces, ¿cuál es la primero y más importante cura para nuestra enfermedad de corta perspectiva?

 

Y la primera cura, la más importante, aquella que puede cambiar tu vida en un segundo, la mejor solución para la negatividad, y el primer motivo para mantener una actitud positiva y ser feliz es:

 

 

GRATITUD

 

 

Puede ser que ya la conozcas o puede ser que no, pero la verdad es que si no estás siendo positivo, y estas continuamente quejándote de cualquier tipo de situación, es probablemente debido a que no estas siendo verdaderamente agradecido.

 

 

 

 

“Podemos quejarnos porque los rosales tienen espinas, o podemos alegrarnos porque los arbustos espinosos tienen rosas.” – Abraham Lincoln

 

 

 

 

Y lo que realmente quiero decir con esto es que esta cura no funciona simplemente diciendo que eres agradecido, porque para que verdaderamente funcione tienes que realmente sentirlo, con todo tu corazón y alma.

Hay mucho en tu vida por lo cual ser agradecido, el problema es que estamos tan acostumbrados a esas clases de cosas que no les prestamos demasiada atención, ya que estamos demasiado enfocados en aquellas cosas que no importan, aquellas cosas vacías incapaces de llenarnos el alma y el corazón.

La razón más importante por la cual deberías estar agradecido es por estar vivo, porque si estas vivo significa que todavía tienes la oportunidad de hacer muchas cosas, todavía tienes la oportunidad de disfrutar la cosas más hermosas de la vida, mientras que otras no tienen ni la mitad de las cosas de las que tú y yo tenemos, e incluso hay personas que están día a día luchando por sobrevivir, deseando ser capaces de volver a disfrutar aquellas cosas que antes daban por sentado.

 

 

 

“El sufrimiento termina cuando la gratitud comienza.” – Neale Donald Walsh

 

 

 

 

Si tenemos amor, lo tenemos todo. Si puedes disfrutar de una abrazo, un beso, un acto de amabilidad, una palabra de compasión o de entendimiento, una sonrisa, y una simple caricia entonces tienes más que suficiente por lo que estar agradecido y ser feliz.

Si puedes respirar, si tu corazón sigue latiendo, si eres capaz de dar amor y recibir amor de cualquier forma posible, si conoces personas que siempre estarán ahí por ti, si tienes comida en tu heladera, si puedes beber agua potable del grifo, si tienes un techo, una cama, una taza de café caliente en una noche de invierno, una ducha caliente, ropa, y si tienes toda la libertad para pensar, hablar, y hacer todo aquello que quieras hacer, entonces eres más rico y tienes más poder del que te habías imaginado, y no importa que otras cosas puedan suceder, puedes estar siempre agradecido por todo aquello que tienes y ser eternamente feliz sin importar lo que pase.

 

 

 

“Si quieres encontrar la felicidad, encuentra la gratitud.” – Steve Maraboli

 

 

 

Debemos enfocarnos en todas aquellas cosas que son verdaderamente importantes, y estar agradecidos por ello, sabiendo que hemos sido bendecidos, ya que hay muchas personas que no tienen ni el 1% de lo que nosotros tenemos en este preciso momento. Entonces, ¿Cómo puedes mantener una actitud positiva? Mira a tu alrededor, mira todo aquello que tienes, aquello que te hace realmente feliz, aquellas cosas que son realmente importantes.

 

 

Y luego hay 3 curas más para aquello que yo le llamo “enfermedad de corta perspectiva”, las cuales junto a la gratitud han ayudado a cambiar mi vida, ellas son:

 

 

Enfoque, Fe y Energía.

 

 

Entonces, si quieren saber un poco más acerca de estas llamadas curas, no se olviden de volver luego para leer la segunda parte de: ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva?

El perdón te hace libre

El perdón te hace libre, ya que una vez que decides perdonar, decides al mismo tiempo alejarte de cualquier resultado negativo que hayas tenido en tú pasado, que sigue afectando tu presente. El perdón no es algo que les otorgas a otros, el perdón es un regalo que te das a ti mismo.

 

El perdón te hace libre y le da paz a tu corazón.

 

Tenemos creencias equivocadas sobre lo que verdaderamente significa perdonar, y es por ello que dudamos cada vez que deseamos perdonar. Lo que debemos entender es que el perdón es algo que hacemos por nosotros mismos, aunque parezca ser algo que hacemos solo por otros, porque en realidad el resultado de perdonar será más beneficioso para uno mismo que para los demás.

Vemos el perdonar como un regalo para otro debido a que este tiene algún beneficio para otra persona, ya que puede otorgar algo de paz en la vida de alguien más, pero nunca va a liberar a alguien de sentirse culpable, ya que eso es algo que ellos deben hacer por sí mismos, deberán perdonarse a sí mismos con el fin de encontrar paz y entonces así serán finalmente libres.

 

 

 

“Perdona a otros, no porque ellos merezcan el perdón, sino porque tú mereces paz.” – Jonathan Lockwood Huie.

 

 

 

Vemos el acto de perdonar como un acto de debilidad, pero en realidad requiere de mucho coraje y fuerza para perdonar. Perdonar es la forma que tenemos para dejar el rol de víctima, para así poder ver todo con una perspectiva totalmente diferente, lo que te dará el poder de controlar una situación, sin darle la oportunidad a esta para que sea la que controle tus pensamientos, emociones y toda tu vida.

Lo que alguien hace por otra persona, es una forma de reflejar como se sienten dentro de su corazón, ya que cuando eres feliz y te amas a ti mismo, no hay ninguna forma en la que tú puedas lastimar a alguien más. Es siempre aquel que tiene el corazón roto, el que rompe el corazón de alguien más.

 

 

 

“Cuando otra persona te hace sufrir, es porque sufre profundamente y su sufrimiento se está extendiendo. No necesita castigo, necesita ayuda. Ese es el mensaje que está enviando.” Thich Nhat Hanh

 

 

 

La mejor forma de perdonar, de hecho, la forma para no tener un motivo por el cual tener que perdonar de nuevo es no tomar nada personalmente, incluso cuando una acción parezca ser contra ti, con el solo propósito de herirte, en realidad nunca es hecho en tu contra, sino es algo que las personas se hacen a sí mismas.

Piénsalo de esta forma, todos nosotros hemos hecho algo en contra de alguien, entonces en primer lugar, nadie es inocente, por lo que cualquier persona puede encontrar un buen motivo para hacer algo en contra de alguien de acuerdo a sus creencias sobre la vida, pero lo que quiero aquí que entiendas es que cuando le haces daño a otro ser humano, te lo haces a ti también, porque recibes lo que das, es así de simple, nadie que realiza una acción negativa puede tener sentimientos positivos sobre ello, la negatividad y la positividad simplemente no van de la mano.

 

 

“El perdón no justifica su comportamiento, el perdón evita que su comportamiento destruya tu corazón.” – Anónimo

 

 

 

Sabiendo esto, es una manera muy útil para no tomarnos nada personalmente, lo que te dará la oportunidad de ver todo de un modo diferente, no te verás a ti mismo como víctima nunca más, y entenderás lo que realmente está sucediendo, y porque está sucediendo.

Permitirte a ti mismos ver todo con una perspectiva diferente, te dará la oportunidad de ver una realidad totalmente diferente, y entenderás a aquellos que te hicieron daño y los perdonarás, porque sabrás que lo que alguien te está haciendo a ti, se lo está haciendo a si mismo también, porque como dije antes, nunca puedes realizar una acción negativa en contra de alguien y esperar un resultado positivo, lo que genera que esa persona sea la primer víctima de todo el sufrimiento que el mismo está causando.

 

 

 

“El débil no perdona nunca. El perdón es el atributo de los fuertes.” – Mahatma Gandhi

 

 

 

Permítete el regalo del perdón, no dejes que una situación te detenga de seguir adelante, y libérate de todo el dolor y tristeza del pasado, y úsalo como fuerza y motivación para seguir siendo mejor cada día, porque no quieres ser como aquellos que lastiman, tú quieres demostrar que la vida puede ser diferente con amor y compasión, y además perdónate a ti mismo también, ¡No vivas el resto de tu vida condenado a tus acciones del pasado, tu sabes que eres mejor de lo que alguna vez fuiste!

 

 

 

¡Perdona a otros y perdónate a ti mismo de cualquier situación del pasado y encontrar entonces la paz que tanto anhelas y la libertad será tuya!