Tag Archives: Oportunidades

¡Es Tiempo de Construir Tus Propios Sueños!

Un nuevo año ha comenzado. Una nueva oportunidad te esta esperando. El pasado se ha ido, y el presente es todo lo que tenemos. En este momento dado tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo, y la oportunidad de crear algo nuevo, o de soñar un nuevo sueño, o de hacer algo que nunca hemos hecho, y tenemos la gran oportunidad de crear la vida que siempre hemos soñado. En este nuevo año, ¿vas a empezar a crear tu sueño o continuar construyéndolo? ¿o vas a perder otra oportunidad para hacer tus sueños realidad? ¡Ahora es el momento correcto para empezar a construir tus sueños y crear la vida que siempre has imaginado!

 

 

 

 

"Si no Construyes tus Sueños, alguien te va a contratar para que ayudes a construir los de él." - Tony Gaskins.

 

 

 

 

Las celebraciones han terminado. El día de año nuevo ha pasado. Hemos celebrado con nuestras familias y amigos, y le hemos dado la bienvenida a este nuevo año con esperanza y entusiasmo. Comenzamos el nuevo año llenos de sentimientos y emociones, llenos de esperanza y optimismo, lleno de nuevos sueños, metas y deseos. El primer par de semanas nos sentimos motivados, estamos llenos de entusiasmo, y algo sobre este nuevo año nos hace creer que este será el año en el cual haremos todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer.

Comenzamos viviendo el primer mes de este nuevo año con felicidad y pasión, llenos de esperanza y fe. Pero a medida que pasa el tiempo, todas esas hermosas emociones que tuvimos en el día de año nuevo, todas las esperanzas, sueños, deseos, todo el entusiasmo y el optimismo comienzan a desaparecer. Comenzamos a sumergirnos en la oscuridad de nuestra rutina diaria, y día tras día, nuestros sueños comienzan a regresar al cajón del olvido. Y luego de un par de meses, todos esos maravillosos sentimientos que tuvimos alguna vez son reemplazados por estrés, desesperanza, cansancio y frustración.

 

 

 

 

“Qué es este poder, no lo podría explicar. Todo lo que sé es que existe y está disponible sólo cuando un hombre está en ese estado de ánimo en el que sabe exactamente lo que quiere y está completamente decidido a no abandonar hasta que encuentra lo que busca.” – Alexander Graham Bell

 

 

 

 

Entonces, el año termina y empezamos a soñar de nuevo, creemos que el nuevo año nos traerá todas aquellas cosas que siempre hemos querido, y una vez más, todas aquellas emociones que una vez tuvimos, comienzan a aparecer de nuevo en nuestros corazones poniéndonos en el mas maravilloso de los estados. Pero me pregunto, ¿es este tipo de vida, el cual se parece a una montaña rusa, el sentido de la vida, el propósito de nuestra existencia? ¿Es ese nuestro destino? Una vez más, como soñadora imparable que soy, debo decir que no. La vida es algo que creamos, con nuestros pensamientos, y acciones y con la actitud que adoptamos día tras día.

Por lo tanto, no debemos esperar más para empezar a construir nuestros sueños. La vida se pasa rápido y si no somos cuidadosos terminaremos construyendo los sueños de alguien más y lo llamaremos “nuestro trabajo” protegiéndolo más que a nuestros propios sueños. La verdad es que este sistema fue creado de tal forma que hace que sea casi imposible vivir sin él. Nos ha vuelto tan dependientes, que normalmente tendemos a negar todos nuestros sueños porque tenemos la necesidad de servir a este sistema con el fin de sobrevivir. Las buenas noticias son que podemos encontrar la forma de depender menos de él y ser mas libres, y la forma de hacerlo es encontrando el tiempo para construir nuestros propios sueños.

 

 

 

“Un sueño no se hace realidad mágicamente: se necesita sudor, determinación y trabajo duro.” – Colin Powell.

 

 

 

Un día tiene 24 horas, una semana tiene 168 horas, y un mes tiene alrededor de 730 horas, y eso significa que siempre tenemos tiempo para hacer aunque sea una cosa por día para estar más cerca de nuestros sueños. Por lo tanto, debemos empezar por descubrir nuestros sueños y metas, y luego establecer todos los pasos que debemos realizar a lo largo del año para hacerlos realidad. ¿Como incrementamos las probabilidades para que eso suceda? Haciendo más de las cosas que nos empujarán a ellos, y haciendo menos de las cosas que no nos sirven. Por ejemplo, mirar menos televisión, gastar menos tiempo haciendo nada, gastar menos dinero en cosas que no necesitamos, y así sucesivamente. Recuerda que todas aquellas personas que han creado la vida que han imaginado, han tenido el mismo tiempo que tú. Es todo una cuestión de prioridades. No importa que tan ocupado estés, o cuanto trabajo tengas, usa todo el tiempo libre que tengas para crear tus sueños.

 

 

 

Haz poco, o haz mucho, pero nunca dejes de hacer. Usa el tiempo que Dios te ha dado en tu favor y no en contra. La clave es empezar ahora, donde quiera que estés, con lo que sea que tengas. Empieza a construir tus propios sueños antes que termines gastando toda tu vida construyendo los sueños de otras personas. ¡Sal y construye la vida que sueñas!

2017: Un Nuevo Año, Una Nueva Oportunidad, Un Nuevo Comienzo

Ya casi podemos verlo, el 2017, el nuevo año está por llegar. Trae consigo una enorme maleta, y está cargada con esperanzas, oportunidades, desafíos, aventuras, metas, sueños y más. Y yo creo que todos nos preguntamos las mismas preguntas… ¿Qué cosa en esa maleta tiene mi nombre? ¿Qué me deparará el futuro? La respuesta es simple: El 2017 nos traerá lo que es mejor para nosotros, y todas aquellas cosas que estamos listos para recibir. ¿Están tus brazos abiertos? ¿Esta tu corazón abierto? ¿Estas listo para aceptar las nuevas oportunidades de este nuevo año?

 

 

 

amos a abrir el libro. Sus páginas están en blanco. Vamos a poner palabras sobre nosotros mismos. El libro se llama Oportunidad y su primer capítulo es el Día de Año Nuevo. Edith Lovejoy Pierce

 

  

 

Cada año nuevo llega con nuevas oportunidades y desafíos para cada uno de nosotros. Vienen en diferentes formas, colores y tamaños. Vienen de distintas maneras y en diferentes tiempos, y todos recibimos por lo menos una oportunidad para mejorar nuestras vidas, para descubrir nuestro verdadero ser, para desarrollar nuestro carácter, para volvernos la mejor versión de nosotros mismos, para crecer, para evolucionar.

Dije que este 2017 nos traerá lo que es mejor para nosotros y todo aquello que estemos dispuestos a recibir. Lo que quiero decir es que Dios y la vida están siempre dispuestos a otorgarnos lo que es mejor para nosotros, es decir, todas aquellas oportunidades que nos empujaran hacia delante. El problema es que no siempre estamos dispuestos a recibir el regalo de un nuevo desafío. La razón puede ser debido a nuestros miedos, dudas, inseguridades, o a lo mejor porque preferimos permanecer en nuestra zona de confort, o porque el regalo no es de nuestro agrado. Entonces, nos negamos a aceptar las nuevas oportunidades, dejándolas ir, perdiendo la oportunidad de mejorar, desarrollarnos, crecer y evolucionar.

 

 

 

 

“La esperanza sonríe desde el umbral del año que viene, susurrando: “será más feliz’… “– Alfred Tennyson

 

 

 

 

El nuevo año puede traernos cosas positivas o “negativas”. Con cosas positivas me refiero a un nuevo trabajo, una nueva relación, un incremento en tu salario, un nuevo viaje, cualquier tipo de posesión material, el logro de una meta, un sueño hecho realidad, un nuevo hogar, otro hijo, o cualquier otra cosa positiva que pueda sucedernos. Y con cosas “negativas” me refiero a todas aquellas cosas opuestas a aquellas que llamamos positivas. Como, por ejemplo, la pérdida de un empleo, una enfermedad, mas deudas, el fin de una relación, la perdida de cualquier objeto material, o el fracaso en cualquier aspecto de nuestras vidas.

¿Qué es lo que todos queremos en este nuevo año? Queremos más de las cosas positivas y menos de las negativas. ¿Pero que si las cosas negativas también tuvieses un sentido? ¿Qué si suceden por un motivo que no podemos comprender? Bueno, la verdad es que también tienen un significado especial. La clave es descubrir su propósito, el cual podría ser, por ejemplo, hacernos aprender una nueva lección, o hacernos mejorar a nosotros mismos, para darnos la oportunidad de tener mejores cosas, o simplemente para que podamos desarrollar la grandeza que se esconde dentro nuestro.

 

 

 

 

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas —la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias— para decidir su propio camino.” – Viktor Frankl

 

 

 

 

Siempre recuerda, que no es lo que sucede fuera de nosotros, es decir, las circunstancias externas lo que realmente importa, sino es como respondemos ante esas circunstancias lo que realmente importa. Sin importar lo que nos suceda, en cualquier momento tenemos la oportunidad para decidir cómo vamos a sentirnos, y como vamos a responder ante lo que está sucediendo. Por lo tanto, enfrenta este nuevo año con coraje y optimismo, prepárate para recibir los nuevos regalos que traerá este 2017. Cuando una nueva oportunidad, ya sea positiva o no tan positiva golpee a tu puerta, ¡tómala!, y da lo mejor de ti para crear el resultado que esperas. Siempre recuerda que no importa lo que suceda, porque somos nosotros los creadores de nuestro destino.

Digámosle adiós a este maravilloso 2016 que está por terminar, con felicidad y gratitud, porque no importa lo que haya sucedido, sobrevivimos, y nadie puede quitarnos las lecciones aprendidas, los maravillosos momentos vividos, y todas las cosas que hemos obtenido. Quedémonos con los buenos recuerdos, las lecciones importantes, y llevémoslos con nosotros a este nuevo año que comienza. Deja atrás lo que no te sirva, y con esperanza, coraje y entusiasmo recibe este 2017 con tus brazos abiertos. Prepárate para enfrentar cada desafío, no te rindas ante la adversidad, transforma lo negativo en positivo, usa cada circunstancia en tu favor, ¡y nunca pierdas la oportunidad para crear la vida que imaginas!

 

 

 

 

 

Un nuevo año está por comenzar, y este 2017 trae 365 nuevas oportunidades, y si estamos listos para tomarlas, nos ayudaran a crear la persona que estamos destinados a ser para que podamos crear la vida que anhelamos, aquella que nos merecemos, y que somos capaces de vivir. ¡Feliz Año Nuevo!

 

Un Nuevo Año: Cientos de Nuevas Oportunidades

¿Por qué el Año Nuevo es un motivo para celebrar? Porque la vida nos otorgara 365 nuevas oportunidades para que podamos disfrutar de la vida y ser felices. Es por eso que en este momento del año nuestros corazones se llenan de sueños, deseos y esperanzas. Muy dentro de nuestros corazones creemos que este podría ser el año en el que podamos hacer todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer, convirtiendo nuestros sueños y metas en realidad. Y esto es en realidad cierto. La pregunta es: ¿Estas 100% comprometido a dar lo mejor de ti este año? La respuesta a esta pregunta determinara tu futuro.

 "Mañana es la primer página en blanco de un libro de 365 páginas. Escribe uno bueno." - Brad Paisley

 

A las 00:00 horas del primer día del año, levantamos nuestras copas y brindamos por el nuevo año, y con alegría miramos hacia el futuro con esperanza. Recordamos así, el año que se ha ido y esperamos con ansias el desarrollo del nuevo año. La mayoría de nosotros pensamos acerca de todas aquellas cosas que hemos querido hacer y no hicimos el año pasado, y así deseamos que este año nos permita hacer todas aquellas cosas siempre quisimos hacer. Ese es el espíritu de esta época del año, el espíritu de creer que todo puede ser posible.

El problema es que, al cabo de unos días, este espíritu se ve opacado por nuestra rutina diaria, miedos, preocupaciones y problemas, y una vez más hacemos a un lado todas nuestras metas, deseos y sueños. Por lo tanto, dejamos todo a la suerte, y cuando eso sucede hay un gran porcentaje de probabilidades de que no terminemos haciendo aquellas cosas que queríamos hacer. Eso quiere decir que saboteamos nuestra propia vida, prohibiéndonos vivir la vida de nuestros sueños.

 

 

 

“Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad si tenemos el coraje de perseguirlos.” – Walt Disney

 

 

 

La verdad es que no sabemos todas las cosas que nos sucederán, pero ello no quiere decir que debamos dejar todo a la suerte, sino que deberíamos hacer todo lo que podamos con el fin de crear el tipo de vida que nos brindara la mayor alegría y felicidad. Por lo tanto, debemos usar estos días para reflexionar sobre el año que está a punto de terminar, así podremos recibir el nuevo año más preparados, siendo los creadores de nuestro futuro y no simplemente apostando con nuestra vida. Es importante saber que estamos donde estamos ahora porque nosotros lo quisimos de esa manera, por lo tanto, si deseamos un resultado diferente, tendremos que actuar de una manera diferente.

Aprovechemos este momento para relajarnos y reflexionar sobre este año. ¿Has hecho la mayoría de las cosas que querías hacer? ¿Has alcanzado la mayoría de tus metas? ¿Has invertido la mayoría de tu tiempo en tu mismo? ¿Has sido la mayor parte del tiempo alegre y feliz? ¿Qué cambiarias? ¿Qué podrías haber hecho diferente? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Has crecido como persona? ¿Eres feliz con la persona que has sido? ¿Has trabajado duro con el fin de estar más cerca de tus sueños? ¿Has disfrutado verdaderamente tu vida? Querido amigo, esa es la pregunta más importante de todas, por lo tanto, la escribiré de nuevo una vez más: ¿Has disfrutado verdaderamente tu vida?

 

 

 

“Cambia tu vida hoy. No apuestes al futuro, actúa ahora, sin demora.” – Simone de Beauvoir

 

 

 

Esto es importante, porque no importa lo que haya sucedido, si has sido capaz de disfrutar tu vida, eso es todo lo que importa, porque la vida está hecha para ser feliz, con sus cosas buenas y malas. Las cosas buenas son lo mejor, pero las malas son lecciones, pruebas y oportunidades que la vida nos da con el fin de sacar lo mejor de nosotros mismos. Te propongo pensar sobre todas aquellas preguntas, tomate tu tiempo para relajarte y reflexionar y luego deja ir el pasado, olvídate de aquello que no te sirve, recuerda las lecciones, aprende de tus errores y quédate con todas aquellas buenas cosas de este año, y con esperanza y confianza avanza hacia este nuevo año con alegría.

Una vez que terminemos, debemos enfocarnos en el año que está por venir, y las preguntas más importantes serán: ¿Qué es lo que verdaderamente quieres que te suceda este año? Una vez que sepas la respuesta, piensa sobre estas preguntas: ¿Qué puedes hacer ahora para mejorar tu futuro? ¿Qué acciones puedes realizar para poder estar más cerca de tus sueños? ¿Cuáles serían los primeros pasos? ¿Qué puedes hacer para convertirte en la mejor versión de ti mismo? Piensa sobre aquellas cosas que te hacen feliz, y luego sal y haz que sucedan. Piensa sobre aquellas cosas, escríbelas, y realiza las acciones necesarias que harán que todo sea posible.

 

 

 

No hay un tiempo correcto, el tiempo es ahora. Lo bueno es que realmente no importa en qué época del año estemos, porque cada nuevo día es una nueva oportunidad para hacer todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer y ser felices. No hay tiempo que perder, el tiempo vuela, el tiempo es limitado, ¡Por eso sal y haz de este año un año maravilloso!

Los desafíos son oportunidades disfrazadas

Los desafíos son oportunidades disfrazadas. Parecen estar en nuestra contra, pero en realidad están de nuestro lado. Los desafíos son oportunidades que la vida nos presenta para poder sacar la grandeza dentro de nosotros y convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

 "Ser desafiado en la vida es inevitable, ser derrotado es opcional." - Roger Crawford

 

Los desafíos son oportunidades perfectamente disfrazadas de obstáculos, y es por ello que la mayor parte del tiempo sentimos que están en nuestra contra, pero la vida nos presenta los desafíos por un propósito muy especial, tienen una razón de existir, y contienen dentro un gran e importante regalo. Los desafíos tienen el poder para cambiarnos, porque nos empujan tan cerca de la cornisa que no tenemos ninguna otra opción que saltar hacia lo desconocido.

Es en ese momento en particular cuando estamos cayendo en picada hacia el suelo, es cuando encontramos en nosotros la fuerza que no sabíamos que teníamos, y es entonces cuando lo que parecía ser el fin de todo, fue en realidad el comienzo de una vida completamente diferente. Fueron en aquellos momentos de absoluto caos cuando encontramos un tesoro dentro de nosotros. Fue en ese momento en donde caíamos cuando de repente pudimos abrir los brazos, y aquellos brazos se convirtieron en alas, y así aprendimos a volar y renacimos como una nueva y mejor persona.

 

 

 

“Todos crecimos con un cierto grado de poder. La clave para el éxito es descubrir este poder innato y usarlo diariamente para enfrentar cualquier desafío que se interponga en nuestro camino.” – Les Brown

 

 

 

Es normal sentirse abrumado por los diferentes desafíos que la vida nos propone, y es por ello que es tan fácil darnos por vencidos. En general, cuando afrontamos un nuevo desafío, nosotros rápidamente buscamos un escape, buscamos una ruta alternativa, buscamos la salida más fácil y a eso lo llamamos éxito, cuando en realidad no es sino otra forma de darse por vencido, porque la única forma de tener éxito es enfrentando a todos aquellos grandes y pequeños desafíos que la vida nos presenta.

Los desafíos son una parte importante de la vida, ellos nos indican que hemos dejado atrás nuestra zona de confort y hemos ido hacia lo desconocido, y es en aquel lugar donde todo es posible. Los desafíos le dan un significado especial a nuestra ordinaria vida, nos hacen crecer, y nos cambian para mejor. Después de enfrentar un desafío nunca seguimos siendo la persona que fuimos antes, porque los desafíos traen a la luz nuestra fuerza, poder y coraje que estaban profundamente escondidos en alguna parte muy dentro de nosotros.

 

 

 

“No se supone que los desafíos de la vida te paralicen, se supone que te ayudaran a descubrir quién eres.” – Bernice Johnson Reagon

 

 

 

Los desafíos son oportunidades para sacar lo mejor de ti mismo, y el sentimiento de haber salido victoriosos de aquellos desafíos que parecían imposibles es grandioso. No importa el tamaño del desafío, ya que siempre te convierten en una mejor persona, y la recompensa que obtienes por haberlos enfrentado es extraordinaria. Es una gran sensación de felicidad la que se esparce por todo tu cuerpo cuando has superado aquellas cosas que alguna vez creíste imposibles. Pero para llegar a ese momento primero debes enfrentar a todos aquellos desafíos que la vida te propone.

En mi caso en particular siempre he afrontado distintos desafíos, por ejemplo, este blog es uno de ellos. Escribir un blog sin experiencia y decir escribirlo en Ingles par así llegar a más personas, incluso cuando mi primer idioma es el español, fue un gran desafío para mí. Mi primer pensamiento fue el de darme por vencida, ya que tenía miedo de muchas cosas, por ejemplo, el de tener miedo de no poder escribir bien en Ingles, y las posibles opiniones de los demás realmente me asustaban. Mi segundo pensamiento fue el de escribirlo en mi propia lengua, pero eso hubiese sido tomar el camino más fácil, y es por ello que decidir enfrontar el desafío de crear un blog y escribir en Ingles, y luego después de casi un año aquí estoy, más feliz que nunca, y sintiéndome más fuerte que antes. Afronte mis miedos, supere los desafíos y me supere a mí misma. Es por ello que puedo decir que los desafíos te ponen a prueba, te ponen al límite, pero si con coraje y fuerza los enfrentas, el resultado es una mejor versión de ti mismo.

 

 

 

Acepta tus desafíos, acepta la oportunidad que la vida te da a través de ellos, para que así puedas convertirte en una mejor versión de ti mismo. ¡Enfréntalos sin miedo, y deja que liberen la grandeza que hay dentro de ti!