Tag Archives: Metas

¿Estás Haciendo lo que Amas?

¿Estás haciendo lo que amas? Si la respuesta es no, entonces ¿Qué estas esperando? Nuestros días sobre esta tierra están contados, nuestro tiempo es limitado, y no saber cuántos días nos quedan sobre este planeta nos ha dado la idea equivocada de que todavía tenemos tiempo, pero la realidad es que perdemos nuestro tiempo en este mundo haciendo aquello que no queremos, dejando aquellas cosas que amamos para otro día, un día que nunca llega.

 Haz más de eso que te hace feliz.

 

Un día menos en nuestra vida significa un día más cerca de nuestra tumba, es difícil pensarlo así, pero es la realidad, todos nosotros vamos a morir algún día, y no puedes hacer nada cuando estás muerto, lo que haces mientras vives con el tiempo que se te ha dado es lo que cuenta. Lo bueno sobre nuestra vida y sobre nuestro tiempo en este planeta, es que a pesar de que es limitado, tenemos la oportunidad de elegir usarlo para aquellas cosas que amamos o elegir gastar cada segundo de nuestra vida haciendo aquellas cosas que no queremos hacer.

 

 

 

“El riesgo más peligroso de todos: El riesgo de gastar tu vida no haciendo lo que querés hacer, suponiendo que podrás comprar la libertad para hacerlo más tarde.” – Randy Komisar.

 

 

 

Por supuesto, van a haber tiempos en donde nuestra única opción será hacer aquellas cosas que no nos gustan, pero eso no significa que tengamos que pasar el resto de nuestras vidas haciendo algo que no queremos hacer, sino lo que realmente significa es que a veces tenemos que hacer lo que no nos gusta con el fin de poder hacer aquellas cosas que si amamos hacer. Tenemos la oportunidad para decidir qué hacer con nuestra vida, y hacer aquello que amamos es la única manera de vivir una vida completa y feliz.

 

 

 

“Todo lo que debemos decidir es que hacer con el tiempo que se nos es dado.” – J.R.R. Tolkien

 

 

 

Creemos que tenemos tiempo suficiente, por eso hemos decidido gastar la mayor parte de nuestro preciado tiempo haciendo aquellas cosas que no queremos hacer, pensando que algún día seremos capaces de hacer aquello que amamos, y así nuestros días siguen pasando, y nosotros seguimos estando en el mismo lugar, haciendo aquello que no nos gusta, deseado poder reclamar algún día nuestra libertad.

La realidad es que la mayoría de las personas dejan este mundo sin haber podido antes hacer las cosas que siempre quisieron hacer, ya que han gastado la mayor parte de su tiempo en la vida de alguien más, siendo esclavos constructores de los sueños de alguien más, olvidándose de invertir tiempo en sus propias vidas. Es así que la mayoría de las personas se dan cuenta que han perdido la mayor parte de su tiempo, el día que ya no tienen más tiempo para poder hacer aquellas cosas que siempre han querido hacer.

 

 

 

“Un día te despertarás y no habrá más tiempo para hacer las cosas que siempre has querido hacer. Hazlas ahora.” – Paulo Coelho

 

 

 

Por lo tanto, si pudiésemos saber cuándo fuésemos a morir, cambiaríamos nuestra forma de vivir de la noche a la mañana. Por ejemplo, piénsalo de esta manera: Si pudiésemos saber cuántos días nos quedan sobre esta tierra, supongamos que nos quedan 365 días, ¿seguiríamos haciendo lo que estamos haciendo ahora? ¿O cambiaríamos la forma en la cual estamos viviendo? Puedo apostar a que la mayoría de nosotros cambiaríamos la forma en la que vivimos, y así empezaríamos a hacer aquellas cosas que siempre quisimos hacer. Empezaríamos a vivir de verdad, cada segundo, cada minuto y cada hora de nuestra vida.

 

 

 

“El problema es que piensas que tienes tiempo.” – Buda

 

 

 

Entonces amigo mío, ¿estás haciendo lo que amas? ¿No? Entonces ¿Por qué no empiezas ahora mismo? Como he dicho, nosotros tenemos el poder para cambiar nuestra vida en un segundo, y somos libres de hacer con nuestra vida lo que queramos. No hemos venido a este maravilloso mundo simplemente a existir, hemos venido aquí a vivir de verdad, siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Deja entonces de esperar a que llegue el fin de semana para vivir, deja de esperar por una ocasión especial para celebrar, deja de esperar por tus dos o tres míseras semanas de vacaciones para vivir y ser feliz, y por el amor de Dios, deja de gastar tu tiempo haciendo aquellas cosas que no quieres hacer, esas cosas que detestas y odias hacer y que no te llevan a ningún lado. Es ahora el momento justo para hacer aquellas cosas que si quieres hacer, no lo dejes para mañana, puede no haber un mañana. Remueve las palabras “No tengo tiempo” y “No puedo” de tu boca, ya que tienes tiempo y definitivamente puedes hacer lo que sea que te propongas, ya que en el único momento en donde no tienes tiempo para hacer nada es el día en que estés en el cementerio, hasta ese entonces eres libre de hacer todo lo que quieras.

 

 

 

Pensaras que es más fácil de decir que de hacer, pero es que la verdad es que es fácil decirlo porque simplemente es posible de hacerse, y como Jim Rohn dijo algún día: “Si verdaderamente quieres hacer algo, encontraras la forma. Y si no, encontraras una excusa.” El tiempo corre amigos, disfruten de su vida, hagan mucho de lo que aman hacer y no pierdan tiempo en el resto ¡Hasta la vista!

¿Cómo puedo mantener una actitud positiva?

Las personas se preguntan continuamente: ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva? Y me pregunta es: ¿Cómo es posible que no puedas mantener una actitud positiva? El problema se encuentra en nuestra corta perspectiva sobre la vida, sobre lo que es verdaderamente importante y sobre qué está pasando realmente

 Mantente Positivo

 

Hay un hecho: Tenemos ojos y podemos ver, pero aquella realidad que vemos a través de nuestros ojos es mucho menor a la verdad realidad. No somos capaces de ver lo que verdaderamente está pasando, ya que vemos de acuerdo a lo que creemos.

El problema es que vivimos en un mundo al revés, un mundo en el cual hemos puesto en las primeras posiciones de nuestra lista de felicidad lo que deberíamos haber puesto en las últimas posiciones, y nuestra errónea idea de una vida feliz es lo que ha creado todo el dolor, toda la felicidad, tristeza, odio y sufrimiento en el mundo, si tan solo pudiéramos ser capaces de cambiar nuestra perspectiva sobre la vida, podríamos simplemente cambiarlo todo.

 

 

 

“Cuando cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian de forma.” – Wayne Dyer

 

 

 

Vamos continuamente tras esas cosas que no importan, luchando día a día, tratando de conseguir cosas materiales, olvidándonos de lo que es realmente importante, y olvidándonos el motivo por el cual verdaderamente estamos sobre este planeta.

Por lo tanto, no importa que esté sucediendo en tu vida, tienes el poder y la habilidad para ser feliz y para conseguir todo aquello que siempre has querido tener en tu vida, pero para ello deberás primero aprender a ver el lado positivo de todo, capas no puedas verlo en este momento, pero créeme, hay un lado positivo en todo lo que nos pasa, el truco es expandir nuestra corta y limitada perspectiva sobre la vida, y si logras hacerlo, podrás ver todo aquello que no has podido ver hasta ahora, podrás ver una completa y maravillosa nueva realidad.

 

 

 

“Cada experiencia, no importa que tan mala parezca, contiene dentro algún tipo de bendición, la meta es encontrarla.” – Buda

 

 

 

Entonces, ¿cuál es la primero y más importante cura para nuestra enfermedad de corta perspectiva?

 

Y la primera cura, la más importante, aquella que puede cambiar tu vida en un segundo, la mejor solución para la negatividad, y el primer motivo para mantener una actitud positiva y ser feliz es:

 

 

GRATITUD

 

 

Puede ser que ya la conozcas o puede ser que no, pero la verdad es que si no estás siendo positivo, y estas continuamente quejándote de cualquier tipo de situación, es probablemente debido a que no estas siendo verdaderamente agradecido.

 

 

 

 

“Podemos quejarnos porque los rosales tienen espinas, o podemos alegrarnos porque los arbustos espinosos tienen rosas.” – Abraham Lincoln

 

 

 

 

Y lo que realmente quiero decir con esto es que esta cura no funciona simplemente diciendo que eres agradecido, porque para que verdaderamente funcione tienes que realmente sentirlo, con todo tu corazón y alma.

Hay mucho en tu vida por lo cual ser agradecido, el problema es que estamos tan acostumbrados a esas clases de cosas que no les prestamos demasiada atención, ya que estamos demasiado enfocados en aquellas cosas que no importan, aquellas cosas vacías incapaces de llenarnos el alma y el corazón.

La razón más importante por la cual deberías estar agradecido es por estar vivo, porque si estas vivo significa que todavía tienes la oportunidad de hacer muchas cosas, todavía tienes la oportunidad de disfrutar la cosas más hermosas de la vida, mientras que otras no tienen ni la mitad de las cosas de las que tú y yo tenemos, e incluso hay personas que están día a día luchando por sobrevivir, deseando ser capaces de volver a disfrutar aquellas cosas que antes daban por sentado.

 

 

 

“El sufrimiento termina cuando la gratitud comienza.” – Neale Donald Walsh

 

 

 

 

Si tenemos amor, lo tenemos todo. Si puedes disfrutar de una abrazo, un beso, un acto de amabilidad, una palabra de compasión o de entendimiento, una sonrisa, y una simple caricia entonces tienes más que suficiente por lo que estar agradecido y ser feliz.

Si puedes respirar, si tu corazón sigue latiendo, si eres capaz de dar amor y recibir amor de cualquier forma posible, si conoces personas que siempre estarán ahí por ti, si tienes comida en tu heladera, si puedes beber agua potable del grifo, si tienes un techo, una cama, una taza de café caliente en una noche de invierno, una ducha caliente, ropa, y si tienes toda la libertad para pensar, hablar, y hacer todo aquello que quieras hacer, entonces eres más rico y tienes más poder del que te habías imaginado, y no importa que otras cosas puedan suceder, puedes estar siempre agradecido por todo aquello que tienes y ser eternamente feliz sin importar lo que pase.

 

 

 

“Si quieres encontrar la felicidad, encuentra la gratitud.” – Steve Maraboli

 

 

 

Debemos enfocarnos en todas aquellas cosas que son verdaderamente importantes, y estar agradecidos por ello, sabiendo que hemos sido bendecidos, ya que hay muchas personas que no tienen ni el 1% de lo que nosotros tenemos en este preciso momento. Entonces, ¿Cómo puedes mantener una actitud positiva? Mira a tu alrededor, mira todo aquello que tienes, aquello que te hace realmente feliz, aquellas cosas que son realmente importantes.

 

 

Y luego hay 3 curas más para aquello que yo le llamo “enfermedad de corta perspectiva”, las cuales junto a la gratitud han ayudado a cambiar mi vida, ellas son:

 

 

Enfoque, Fe y Energía.

 

 

Entonces, si quieren saber un poco más acerca de estas llamadas curas, no se olviden de volver luego para leer la segunda parte de: ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva?

¡No te conformes con menos de lo que mereces!

No te conformes con poco solo porque es más sencillo que luchar por lo que verdaderamente mereces, a veces debemos estar dispuestos a perderlo todo en orden de obtenerlo todo. Si sabes quién eres realmente, que puedes hacer, y que es lo que te mereces, entonces sal y obtenlo, ¡y no te conformes!

 

"El minuto que te conformas con menos de lo que mereces, obtienes incluso menos de aquello con lo que te conformaste." - Maureen Dowd

 

 

No te conformes con migajas, sabes dentro de tu corazón que mereces más, sabes que la vida que quieres es posible, deseas y sueñas todos los días por un milagro que cambie tu vida para siempre, y eso es porque sabes que te has conformado con poco. No tengas miedo de perder lo que tienes con motivo de obtener aquello que mereces, porque el día que nos conformamos con una vida mucho menor de la que verdaderamente queremos y merecemos, ese es el día que nos condenamos a nosotros mismos a vivir una vida mediocre y vacía.

Si tienes lo que quieres, si tienes el trabajo, la relación, la carrera, o cualquier cosa que hayas querido y te sientes agradecido y feliz por ello pero al mismo tiempo te sientes insatisfecho, teniendo la sensación de que te está faltando algo en la vida, esto se deba probablemente a que te has conformado con una vida que es mucho menor a la vida que siempre has soñado tener.

 

 

 

“No hay pasión cuando se juega apostando poco, conformándote con una vida que es menor a la vida que eres capaz de vivir.” – Nelson Mandela

 

 

 

La vida se trata de tomar decisiones y riesgos, donde en realidad el mayor riesgo de todos, es el riesgo de conformarnos con una vida que no está ni cerca de ser la vida que nos merecemos. Debemos tomar una decisión: O vamos a tomar la decisión de tomar el riesgo de conformarnos y vivir una vida mediocre por el resto de nuestras vidas dejando todo a la suerte, o si vamos a tomar el riesgo de fallar una y otra vez con el motivo de obtener la vida que nos merecemos.

La verdad es que si seguimos a nuestro corazón y tomamos el riesgo de fallar una y otra vez significa que nos encontramos en el camino correcto a cumplir con nuestras metas y deseos porque el fracaso simplemente significa que estamos actuando, que algo estamos haciendo, y mientras que no nos demos por vencidos, vamos a obtener la vida de nuestros sueños y viviremos una vida feliz y plena.

 

 

 

“Todos los días las personas se conforman con menos de lo que merecen. Sólo están viviendo parcialmente o en el mejor de los casos viven una vida parcial. Cada ser humano tiene el potencial de grandeza.” – Bo Bennett

 

 

 

La vida está hecha para ser experimentada con felicidad, pero el problema es que generalmente nos subestimamos a nosotros mismos y es por eso que nos conformamos con menos de lo que nos merecemos solo porque no tenemos idea de quienes somos realmente y de que somos capaces, tenemos todo lo que necesitamos para conseguir nuestras metas y deseos, pero debemos creer en nosotros mismos y enfrentar todos nuestros temores. Debemos tomar la decisión de dejar atrás todo aquello que no nos merecemos con el fin de obtener aquello que verdaderamente merecemos.

No importa si te has conformado con una relación vacía, un trabajo mediocre, o cualquier otro aspecto de tu vida que sientas que no es lo que te mereces, porque tienes dentro de ti mismo el poder para decidir cambiar tu vida. Sé que es fácil decirlo pero créeme, no importa cuán difícil parezca cambiar tu vida, lo conseguirás si crees en ti mismo, te mereces algo mejor, lo sabes, y tu alma te lo grita desesperadamente, porque sabe quién eres realmente y sabe de lo que eres capaz de conseguir.

 

 

 

“La tentación más grande de los humanos es conformarse con muy poco.” – Thomas Merton

 

 

 

La vida es demasiado corta amigos, y la verdad es que no sabes cuándo será nuestro momento para abandonar esta tierra, por eso disfrutemos cada segundo de él, no hay tiempo para tener miedo, no hay tiempo para estar tristes, solo hay tiempo para hacer aquello que amamos y ser felices.

 

 

¡No te conformes con poco, sal y obtén todo lo que te mereces!

¿Qué nos motiva?

Hay una simple pregunta que debes preguntarte a ti mismo: ¿Qué me motiva?, una vez que puedas responder a esa pregunta, encontraras la razón de tu existencia, y finalmente sabrás porque estás aquí y cuál es tu misión en este planeta.

 

"La motivacion es el camino hacia el exito." 

 

Creo que cada ser humano en esta tierra está aquí por una razón, la clave es encontrarla. La mejor forma de descubrir cuál es nuestro propósito en esta vida es sabiendo que es aquello que realmente nos motiva. La motivación es aquello que hace que actuemos de una forma específica en un tiempo determinado, y pueda estar influenciada por diferentes factores que pueden ser externos o internos, y por lo tanto nuestras motivaciones van a determinar nuestro comportamiento, y nuestro comportamiento determinara nuestro futuro.

Lo que es realmente importante es encontrar aquello que verdaderamente nos motive a hacer algo, porque si nuestra motivación está basada en obligaciones creadas por factores externos nos sentiremos frustrados incluso si hemos alcanzado las metas impuestas por dichos factores. Y la razón por la cual nos sentiremos frustrados en ese caso es debido a que no hemos cumplido con nuestras más deseadas metas, ya que le hemos permitido al miedo interferir con nuestros sueños, y cuando hacemos eso, dejamos que el miedo sea nuestra motivación, por lo tanto actuamos de acuerdo a nuestros miedos, permitiéndoles que nos controle, lo que nos hace ir en la dirección opuesta a nuestros sueños. La única forma de evitar esto es creyendo que nuestros sueños son más grandes que cualquier miedo, y así usaremos ese miedo como motivación y no como una excusa para no seguir a nuestro corazón.

 

 

 

 

“Los dos días más importantes en tu vida son el día que naces y el día que descubres por qué.” – Mark Twain

 

 

 

 

Debemos encontrar aquello que verdaderamente nos motive en la vida, y aquello que realmente nos motiva en nuestra vida para vivirla plenamente y no solamente para existir son aquellas motivaciones que están basadas en nuestro verdadero yo. Aquellas motivaciones que han sido influenciadas por nuestros deseos más profundos son aquellos que conseguirán convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos para que así podamos convertir cualquier sueño en una realidad, y de esa forma es la única manera de vivir una vida feliz y plena.

La clave para encontrar aquello que realmente nos motiva en la vida es escuchar a nuestro corazón, para que puedas descubrir quien quieres ser y a dónde quieres llegar, y una vez que sepas eso tus motivaciones estarán basadas en tus verdaderos deseos, lo que hará que actúes de una cierto modo en todo momento para que así puedas alcanzar tus metas. Una vez que puedas descubrir aquello que realmente te motiva en la vida nunca lo dejes ir, porque esa motivación hará que hagas lo que sea para alcanzar tus metas, y así transformaras lo que era imposible en posible.

 

 

 

 

“Para tener éxito, necesitas encontrar algo de lo cual aferrarte, algo que te motive, algo que te inspire.” – Tony Dorsett

 

 

 

 

Lo que quiero que entiendas es que debes encontrar aquellas cosas que realmente te motiven a ser la persona que siempre quisiste ser, y la única forma de serlo es escuchando el llamado de tu alma y siguiendo siempre a tu corazón. No será algo sencillo pero definitivamente va a valer la pena, porque no hay nada que pueda darnos más felicidad que hacer aquello que vinimos a hacer a este planeta, aquello que nos llena el alma. Por lo tanto siempre que estés haciendo algo siempre pregúntate a ti mismo: ¿Por qué? ¿Por qué estoy haciendo esto? ¿Qué es lo que me motiva? ¿Son esas motivaciones influenciadas por mis más profundos deseos o aquellas motivaciones están basadas en los sueños de alguien más?

Verdaderamente creo que aquellos en los cuales sus acciones están basadas en sus más profundos deseos son aquellos que viven la vida al máximo, ya que creo que nada es imposible para aquellos que descubren que es lo que verdaderamente los motiva en la vida y siguen sus corazones a cada paso del camino. Esas personas nunca se dan por vencidos frente a las adversidades, ya que sus motivaciones están también influenciadas por miedos e inseguridades, lo que hace que sigan siempre hacia adelante ya que sus sueños son más grandes que sus miedos. Esas personas están motivadas por sus más grandes sueños y no solo por simples metas, y cuando tu motivación está influenciada por la necesidad de cumplir tus sueños, es ahí cuando alcanzas tu máximo potencial, y así cumples tus metas y deseos más profundos.

 

 

 

Descubre que es aquello que te motiva, porque esa es la chispa que encenderá el motor que te empujara hacia adelante en tu vida y lo que te convertirá en la mejor versión de ti mismo, y así todos tus sueños se harán realidad y vivirás una vida feliz y plena.

El fracaso es el camino al éxito

Te debes estar preguntando si el fracaso es el camino al éxito, y definitivamente lo es, dependiendo en como dejamos que el fracaso nos afecte, este puede ser el asesino de nuestros sueños o puede ser el camino que nos guíe hacia el éxito.

 

El fracaso es solo real cuando te das por vencido

 

 Fracaso: una simple palabra pero con muchos significados. El fracaso es una palabra que nos da escalofríos con el simple hecho de leerla, una palabra que genera miedo, por lo que nos bloquea a seguir adelante, es una palabra que nos domina, por el significado y el poder que le hemos dado para que nos controle. El fracaso es el motivo por el cual no hemos convertido nuestros sueños en realidad, el fracaso es aquello que permite que sigamos soñando, pero sin la posibilidad de hacer nuestros sueños realidad.
 

Pero el fracaso no fue siempre una “mala palabra”:

 

 

Cuando éramos niños, el fracaso era tan solo una palabra que hacía que nos esforcemos más, con la cual íbamos superando cualquier obstáculo que se nos presentaba. Por lo tanto cuando eres un niño, el fracaso es aquello que te otorga fuerza para seguir adelante hasta que lo consigues.

¿Recuerdas cuando eras solo un bebé? Supongo que no, entonces volvamos a esos tiempos donde todo parecía posible, por ejemplo cuando intentábamos caminar. Nos caímos muchas veces antes de poder hacerlo, ¿verdad? Intentábamos muchas veces pararnos y caminar, y fracasábamos una y otra vez, ¿pero nos dimos por vencidos? ¡No! Estamos donde estamos ahora, utilizando nuestros pies para caminar, y ni siquiera pensamos en ello, pero una vez intentamos muchas veces hacer lo que ahora parece normal, y esto es posible debido a que lo intentamos una y otra vez sin darnos por vencidos.

No paramos nunca hasta que lo conseguimos, usábamos el fracaso como motivación para seguir adelante intentándolo una y otra vez, teníamos una meta y nos presionábamos a nosotros mismos hasta que lo alcanzábamos.

 

 

 

“El fracaso es éxito si aprendes de él.” – Malcolm Forbes

 

 

 

 

¿Y porque siempre tuvimos éxito cada vez que quisimos aprender algo nuevo cuando éramos niños?

 

¡Porque nunca nos dimos por vencidos!

 

En esos momentos no estas contaminado por la sociedad, no tienes aquellos miedos que no te dejan hacer lo que quieres hacer, cuando eres un niño puedes ver lo que otros pueden hacer y entonces usar eso como forma para saber que todo es posible, sin importarte “el qué dirán”, el problema está a medida que vamos creciendo ya que gracias a nuestros miedos y falta de autoestima no nos creemos capaz de llevar acabo nuestros sueños y nuestros objetivos de vida, por lo tanto nos damos por vencidos, o por lo que es peor, ni siquiera lo intentamos. Por lo tanto, el problema cuando crecemos es que empezamos a tener más miedos que cuando éramos chicos. Escuchamos lo que otros dicen, dejamos de creer en nosotros mismos, y empezamos a usar el fracaso como forma de excusa para darnos por vencidos.

 

Si no te diste por vencido debido al fracaso, entonces ni siquiera has empezado por miedo a él, ¿verdad?

 

Debemos volver a esos momentos donde éramos nosotros mismos, auténticos, donde creíamos que todo era posible, y en donde el fracaso no era un final, sino una oportunidad para perfeccionarnos a nosotros mismos, volvamos a esos momentos en donde aceptábamos el fracaso como motivación, y en donde entonces íbamos y lo intentábamos una y otra vez hasta que convertíamos nuestras sueños en realidad.

 

 

 

“Muchos fracasos de la vida han sido por personas que no supieron darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron.” – Thomas Edison

 

 

 

El diccionario dice que el fracaso es falta de éxito, pero mi experiencia, y las experiencias de aquellas personas que nunca se dieron por vencidas, me ha enseñado que el fracaso es la forma que tiene la vida para decirnos que estamos en el camino correcto hacia alcanzar nuestras metas, ya que si no estuviésemos intentando nada, no sabríamos que es el fracaso, ni tampoco el éxito. Estarías simplemente existiendo y teniendo una vida normal, aceptando una vida en la cual los sueños no son posibles.

 

 

 

“He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito.” – Michael Jordan

 

 

 

Utiliza el fracaso como herramienta para ser cada día mejor, utilízalo como una oportunidad para seguir adelante, sabiendo que no importa cuántas veces falles, te volverás a levantar cada una de las veces hasta que hagas tus sueños realidad.

 

No tengas más excusas, no dejes más que tus miedos controlen tus emociones y tu vida entera, y deja de creer en lo que dicen otras personas sobre tus metas, lo que ellos piensen sobre eso, es su realidad y no la tuya. No importa que suceda, sigue siempre para adelante, y si te caes 8 veces, entonces levántate 10. Si nadie cree en tus sueños, entonces usa eso como motivación para seguir adelante, porque si vos crees en ellos, imaginándotelo cada día de tu vida, lo seguirás intentando, seguirás siendo cada vez mejor, y al final tendrás éxito, y entonces les harás ver al resto que estaban equivocados sobre ti y tus sueños.

 

 

 

“El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal. Es el coraje de continuar lo que cuenta.” – Winston Churchill

 

 

 

Recuerda que el fracaso es solo real cuando te das por vencido, entonces no lo hagas nunca, hasta que tengas éxito, hazlo por ti y por el mundo entero, para que puedan tomarte como inspiración para convertir sus sueños en realidad.

 

 

 

¡No permitas que el fracaso sea el asesino de tus sueños, tan solo recuerda que el fracaso es el camino al éxito!

Sal de tu zona de confort

Tomamos decisiones todo el tiempo, cada nuevo paso que damos es seguido por una nueva decisión que debemos tomar, algunas de esas decisiones no van a tener ningún tipo de repercusión pero algunas de ellas si, y hay una decisión en especial que puede cambiar toda tu vida: La decisión de salir de tu zona de confort.

 

 Todo lo que siempre quisiste esta justo fuera de tu zona de confort

 

“Un barco está a salvo en el puerto. Pero no es para eso para lo que ha sido construido.” – John A. Shedd

 

 

 

Mi vida era igual a la del resto, y como la mayoría de las personas en este mundo yo estaba solo existiendo, pero un día me preguntaba a mi misma:  ¿Qué pasa si muero mañana? ¿Puedo decir que realmente viví mi vida? Y por supuesto mi respuesta fue No, entonces decidí abandonar mi zona de confort para adentrarme en lo desconocido, y fue justo ahí, en lo desconocido, donde me encontré a mí misma. Abandonar mi zona de confort fue la mejor decisión que tome en toda mi vida.

Por supuesto que no es fácil para nadie dejar la zona en donde nos sentimos cómodos, y tampoco lo fue para mí, porque le tenemos miedo a lo desconocido, y es fácil para nosotros conformarnos con un lugar en donde todo parece estar bien y bajo control incluso teniendo la sensación de que no pertenecemos allí. El problema es que nos acostumbramos fácilmente a nuestra zona de confort, porque sabemos que tomar la decisión de salir de ella significa que vamos a pasar a sufrir por cosas por las cuales no habíamos sufrido hasta ahora, pero déjame decirte algo, el sufrimiento que vas a enfrentar va a valer la pena, ya que ese sufrimiento es mucho más gratificante que el sufrimiento que estas enfrentando ahora por no vivir la vida como siempre has querido.

 

 

 

“La vida comienza al final de tu zona de confort.” – Neale Donald Walsch

 

 

 

La seguridad es una cosa, y los sueños son otra, si piensas que viniste a este mundo a hacer lo que otras personas te dijeron que hagas y entonces tener una vida normal, ¡fantástico! Entonces vas a vivir tu vida como ellos, y algún día te vas a dar cuenta que nos has vivido en lo absoluto, porque aquellos que deciden quedarse en la zona de confort, son aquellos que se han rehusado a seguir sus sueños, y aquellos que no siguen sus sueños, no viven en lo absoluto. La vida tiene un significado especial para aquellos que se animan a salir de la zona de confort e ir tras sus sueños.

Lo que quiero que entiendas es que sí, es fantástico vivir en la zona de confort, porque ahí tienes todo lo que necesitas para sobrevivir, todo está bajo control, pero hay mucho más afuera, esperando a que tomes la decisión. Una vez que hayas tomado la decisión de dar el gran paso y salir de tu zona de confort, entonces vas a comenzar a vivir, y vas a encontrar todo aquello que estabas buscando, y todas las puertas que previamente estaban cerradas, ahora se abrirán.

 

 

 

“Sal de tu zona de confort. Sólo se puede crecer si estás dispuesto a sentirte incómodo y molesto al intentar algo nuevo.” – Brian Tracy

 

 

 

Para mi tomar la decisión de dejar mi país, saliendo de la zona de confort y viajar por el mundo fue la mejor decisión que pude haber tomado, y por supuesto no fue fácil ya que me tuve que esforzar y  sufrir en muchos aspectos, pero definitivamente valió la pena, porque ese sufrimiento fue el tipo de sufrimiento que uno tiene cuando estás haciendo lo que amas, entonces decidí acoger ese sufrimiento cada paso del camino, porque fue lo que me motivo a seguir adelante, ya que me recordó que estaba siguiendo mis sueños.

No sé qué tipo de sueños o metas tengas, pero no importa que imposible puedan parecer, si dejas la zona de confort y haces todo lo que puedas sin importar que tan difícil se vuelva, tú lo harás posible. Estamos aquí por una razón, nuestros deseos y sueños más profundos, no importa que tan chicos o grandes sean, es lo que le da a la vida un significado. No hay mejor sensación que la que sentimos cuando alcanzamos nuestras metas.

 

 

Estar completamente vivo significa vivir fuera de la zona de confort, es la incertidumbre de vivir ahí sin saber que pueda pasar lo que hace que todo sea posible. Toma la decisión, abandona la zona segura, sueña, explora, toma riesgos y ¡vive tu vida al máximo!

Deja atrás el pasado

Deja atrás el pasado para así poder vivir en el presente, ya que es la mejor forma de vivir una vida feliz y plena.

 

Deja atras el pasado

 

 

Nuestro pasado nos consume, no importa que tan bueno o que tan malo haya sido, nos consume, no solo nos consume a nosotros mismos sino que nos consume el presente y la vida entera.

 

 

 

 

Vivimos atados a un mundo pasado, el cual nos ha definido y por el cual ahora usamos como excusa para ser quien somos y actuar como actuamos. Cada una de nuestras decisiones, cada pensamiento, cada acción, cada palabra que sale de nuestra boca está basada en nuestro pasado.

Las experiencias que tenemos día a día en nuestra vida, lo que nos genera en cuanto a sentimientos, no difieren mucho de otros que ya hayamos tenidos, ya sea dolor, tristeza, enojo, angustia, felicidad, emoción, alegría, etc. Pero nuestra realidad, la realidad basada en cómo nos sentimos en cuanto a lo que está pasando tiene mucho que ver con los que nos ha pasado anteriormente. Nuestra mente busca similitudes con hechos pasados y como hemos reaccionado frente a esos hechos, es por eso que reaccionamos según como hayamos reaccionado anteriormente sin darnos la oportunidad de analizar lo que está pasando en este preciso momento y reaccionar basándonos en lo que creamos y a cuales sean nuestros sentimientos en ese momento.

Vivir atados al pasado nos crea miedos, nos crea trabas para poder reinventarnos a nosotros mismos en cada situación, no nos deja seguir adelante con confianza y seguridad, nos bloquea, volviéndonos lo que fuimos y olvidándonos de quien podríamos ser ahora. Dejamos de hacer cosas o no podemos seguir adelante con amistades, relaciones amorosas o de familia, trabajos, ya que en un pasado hemos fracasado, dejando que el pasado, provoque miedos y nos defina como fracasados. O capas nuestro pasado fue muy bueno, por lo que vivimos y nos dejamos morir en ese pasado, sin disfrutar del presente, ya que al no poder desprendernos de ese pasado tan bueno, nos olvidamos de vivir el hoy, creemos que tiempos pasados fueron mejores, nos atamos a eso y así se refleja nuestra realidad actual, una realidad de tristeza y amargura.

Traemos el pasado al presente día tras día, un pasado que nos domina, que habla y actúa por nosotros, un pasado que nos bloquea y que nos hace prisioneros, perdiendo toda capacidad para actuar, para pensar y para ser lo que realmente queremos ser, perdiendo toda posibilidad de libertad.

 

 

 

“No vivas en el pasado, no imagines el futuro, concentra la mente en el momento presente.” – Buda

 

 

 

 

Vivir en el pasado nos crea una realidad imaginaria, todo lo que percibimos día a día está basado en lo que hemos vivido, es así que vivimos en una ilusión, que solo genera infelicidad ya que nuestros sentimientos en cuando a todo lo que nos pasa día a día están errados.

El pasado se apodera de nuestro presente alejándonos de todo lo que realmente queremos en la vida, le damos lugar al pasado para que cree nuestro destino, para que nos domine, para que piense y sienta por nosotros.

Es así entonces amigos míos que no conseguimos nada de lo que queremos, o lo conseguimos y lo perdemos, o es por eso que vamos en búsqueda de lo que no nos merecemos, o es por eso que no valoramos lo que tenemos ahora, porque vivimos en nuestro pasado, el cual nos define y nos hace actuar como actuamos.

Nos alejamos de gente que nos quiere, evitamos relaciones con personas porque en un pasado no nos han querido, por lo que al vivir en un pasado no nos deja ver la realidad actual sino que vemos una imaginaria, creemos que todo lo que se asemeje a una relación pasada que no fue satisfactoria, volverá a ser igual incluso aunque todo indique que es diferente. O si en un pasado nos fue bien, pero por algún motivo termino, nos quedamos en ese pasado donde todo era mejor, y por eso creemos que el presente no será bueno por lo que evitamos cualquier tipo de relación. Evitamos cualquier situación que pueda generarnos sufrimiento en cuanto a lo que creemos según nuestras experiencias pasadas, encerrándonos en una prisión que solo nos genera ese sufrimiento del cual queríamos escapar.

 

 

 

“Oh si, el pasado puede doler, pero según lo veo puedes huir de él o aprender.” – Rafiki

 

 

 

Evitamos ir por lo que queremos, evitamos hacer nuestros sueños realidad porque en algún momento hemos pasado por alguna situación en la que fracasamos, en la que vimos fracasar a alguien o en donde nos han puesto la creencia de que no podremos nunca lograr lo que queremos porque simplemente no tenemos las capacidades o habilidades de hacer nuestros sueños realidad, aceptando ese pasado como presente, y aceptándonos a nosotros mismos como incapaces y fracasados, aceptando una realidad que podría ser diferente si dejáramos el pasado y creyéramos en nosotros mismos y viviéramos en el presente, ya que cada nuevo segundo es una oportunidad para ser quien realmente somos, olvidándonos quienes fuimos o quienes dijeron que éramos.

No importa por que hayas pasado en tu vida, lo importante es que hoy estas acá, que podes respirar y podes vivir, regresa al presente, viví el hoy, no dejes que tu pasado siga definiéndote, sino se vos el que usa el pasado como una forma para definirte a vos mismo en este presente, para decir a mi me paso esto, y yo fui de esa forma, pero ahora soy lo que soy por eso, porque no deje que mi pasado me destruya, sino que lo use como motivación para ser una mejor versión de mí mismo!

 

 

 

“No importa cuando duro haya sido el pasado, siempre se puede empezar de nuevo.” – Buda

 

 

 

 

No importa si tu pasado fue un fracaso total y si nada estuvo a tu favor, hoy es un nuevo día, un nuevo día para afirmar y actuar en relación con quien vos queres ser, porque vos sos quien vos decís ser, tus actos pasados, tus fracasos, tus miedos, tus antiguas creencias, lo que sea que te hayan dicho, eso no te define, vos lo haces día a día con tus pensamientos y actos, y vos podes crear la realidad que quieras crear.

 

 

Tenes el poder y la habilidad para cambiar toda tu existencia, ¿cómo lo haces?

 

Dejando el pasado donde tiene que estar, en el pasado.

 

 

Haya sido malo o bueno, no importa, déjalo ahí, y con eso dejaras también tus miedos, dejaras atrás quien fuiste para ser lo que elegís ser ahora, y para obtener todo eso que queres tener, ya sea un amor, un trabajo, una amistad, una experiencia, etc. Dejando la prisión del pasado para volver a ser libre, para volver a creer y soñar, para volver todos tus sueños realidad, para definirte como lo que sos: un maravilloso ser humano, con una infinita capacidad para conseguir todo lo que quieras tener.

 

 

 

Viví el presente, crea tu futuro, deja tu pasado atrás.