Tag Archives: Inseguridades

El Hábito de Poner Excusas

Nos limitamos a nosotros mismos y saboteamos nuestros sueños, metas y deseos a través de nuestras excusas. Nuestras propias excusas crean barreras entre nosotros y nuestros sueños, alejando de nosotros todo lo que siempre hemos querido. Por lo tanto, si lo que deseamos es convertir nuestros sueños en realidad, entonces debemos empezar por dejar el hábito de poner excusas.

 

 El noventa y nueve porciento de todos los fracasos provienen de personas que tienen el habito de poner excusas.

 

 

Cada día ponemos una nueva excusa para no hacer las cosas que siempre hemos querido hacer. Nos convencemos a nosotros mismo a través de las excusas que ponemos, y las usamos como justificación por no seguir el camino que nos conduciría a la realización de nuestras metas y sueños. Nuestras excusas nos condenan a vivir una vida que no queremos, y lo peor de todo es que creemos que esas excusas son válidas, culpándolas por nuestro fracaso, cuando en realidad, somos nosotros la causa de nuestro propio fracaso.

¿Por qué ponemos tantas excusas todo el tiempo? ¿Por qué nos castigamos de tal forma? ¿Por qué nos condenamos a vivir una vida que no queremos? ¿Por qué nos negamos a vivir el tipo de vida que nos otorgaría todo aquello que siempre hemos buscado? La respuesta es simple: porque es mucho más fácil de esa forma. Es más fácil poner excusas y no hacer nada, que hacer todo lo que se re quiere hacer con el fin de alcanzar nuestras deseadas metas y hacer todos nuestros sueños realidad.

 

 

 

“Si realmente quieres hacer algo, encontrarás una manera. Si no, encontrarás una excusa.” – Jim Rohn

 

 

 

Al poner excusas elegimos la salida fácil, y con fácil no quiero decir menos dolorosa. Porque es muy doloroso trabajar duro con el fin de alcanzar nuestras metas, pero es más doloroso estar atrapado en una vida que no queremos, haciendo las cosas que no nos gusta, y es todavía mucho más doloroso saber que somos nosotros mismos el motivo por el cual no hemos hecho todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer. Es difícil reconocer que al final, nadie es más responsable que nosotros por nuestro propio fracaso.

Constantemente escucho gente diciendo: “No tengo suficiente dinero”, “No tengo tiempo”, “Mi familia no me lo permitiría”, “No tengo los recursos necesarios”, “Tengo que trabajar, “Es muy difícil”, “Estoy muy cansado/a”, “No tengo el conocimiento”, “Tengo que cuidar de mis hijos”, “Estoy muy viejo”, “Soy muy joven”, “Mi marido/esposa/madre/padre no me lo permitiría”, “Tengo muchas cosas que hacer”, entre otras cosas. ¿Alguna vez has escuchado cosas como estas? Ya lo creo. Por mi parte, las he escuchado de muchas personas, incluso de mi misma. Estamos contantemente poniendo excusas, y creemos que son válidas, y bajo la frase “No pongo excusas, simplemente estoy siendo realista” nos justificamos.

 

 

 

“La único que está entre tú y tu meta es la historia que te sigues contándote a ti mismo sobre por qué no puedes lograrlo.” – Jordan Belfort

 

 

 

La verdad es que nada puede limitarnos, excepto nuestros propios pensamientos. Siempre hay alguna forma de hacer algo, y la mayoría de las veces no van a ser sencillas, no van a ser simples, pero valdrá la pena. Por lo tanto, con el fin de alcanzar nuestras metas y convertir nuestros sueños en realidad debemos dejar el habito de poner excusas. Si quieres ser exitoso, si quieres alcanzar tus metas, deberás dejar de buscar excusar, y empezar a buscar soluciones. Si otras personas están haciendo lo que les gusta hacer, si alguien está viviendo la vida de sus sueños, si alguien ha conseguido lo que a ti te gustaría conseguir, no es debido a que ellos han tenido suerte, sino que han dejado el hábito de poner excusas. Estas personas han decidido hacer todo lo posible para convertir sus sueños en realidad, y tú también puedes hacer lo mismo.

Deja de pensar por un segundo los motivos por los cuales no puedes hacer algo, y comienza a pensar en cómo podrías hacerlo. ¿Qué estarías haciendo ahora si supieras que todo es posible? ¿Qué puedes hacer ahora mismo que te acercara al lugar que quieres estar? ¿Cuáles serían los pasos indicados para poder alcanzar tus metas?

 

 

 

 

Se por mi propia experiencia que maravilloso es hacer aquellas cosas que alguna vez creí no poder hacer. Siempre parece imposible, hasta que se hace. Por otro lado, ¿Qué puedes perder con intentarlo? Toma responsabilidad por tu vida, y consigue una forma de hacerlo o crea una, ¡y vive la vida que siempre haz imaginado!

Los Celos Contaminan Nuestra Mente

Los celos son una emoción destructiva, y solo pueden generar resultados destructivos. La realidad es que los celos jamás otorgan un resultado positivo, y a medida que alimentamos nuestros celos, estos de a poco van apoderándose de nuestras mentes, hasta que perdemos el control de nuestros pensamientos. Es por eso que para tener una vida feliz, debemos primero aprender a controlar nuestros celos.

 "No hay mayor gloria que el amor, ni mayor castigo que los celos." - Lope De Vega

 

Los celos son un reflejo de como nos sentimos, y de que pensamos sobre nosotros mismos. Estos demuestran nuestras distintas carencias. Los celos son veneno para nuestro espíritu, y este es realmente toxico, ya que tiene la capacidad para contaminar nuestra alma y corazón. Las razones por las cuales tenemos celos son diversas. Basándome en mi propia experiencia, puedo decir que las causas de nuestros celos son debido a nuestra falta de autoestima, confianza y amor por nosotros mismos, y cuando esto sucede, le permitimos a nuestros miedos controlar nuestras vidas, y es así que nuestro corazón empieza a acumular una serie de sentimientos negativos como angustia, depresión, tristeza y resentimiento, los cuales son componentes esenciales para que nuestros celos crezcan día a día.

Los celos tienen la capacidad para controlar nuestros pensamientos, emociones, acciones, y toda nuestra vida. Cuando los celos se apoderan de nuestra mente, perdemos el control de nuestros propios pensamientos y emociones, es así, que nuestra perspectiva, la cual otorga nuestra realidad, se vuelve inestable, confusa y sobre todo irreal. Los celos son una enfermedad que causa tormento, angustia, ira y dolor a aquellos que la padecen. Una vez que le permitimos a nuestros celos apoderarse de nuestra vida, toda nuestra realidad se vuelve una pesadilla, y no sólo nos perjudica a nosotros, sino también a aquellos que nos rodean.

 

 

 

“Los celos son una enfermedad, el amor es una condición saludable. La mente inmadura frecuentemente confunde una cosa con la otra, o da por hecho que cuanto mayor es el amor, mayores son los celos; de hecho, son casi incompatibles; una emoción apenas deja espacio para la otra.” – Robert A. Heinlein

 

 

 

La realidad es que los celos son la forma que usamos para defendernos a nosotros mismos de amenazas externas. Pero la realidad es que la mayor amenaza vive dentro de nosotros mismos, y esta es llamada miedo. El problema es que los miedos nos otorgan creencias equivocadas sobre la vida, las personas y sobre nosotros mismos. Cuando los celos nos dominan, pasamos a vivir en un mundo que no es real, ya que dejamos de ver el mundo con nuestros ojos abiertos y pasamos a verlo con los ojos tapados por nuestros miedos, y la realidad que percibimos es la mayor parte del tiempo incorrecta, y es así que nuestras creencias son formadas de la forma incorrecta, lo que nos otorga más y más sentimientos de celos.

La verdad es que los celos nos ponen en el lugar de sufrimiento que tanto intentábamos evitar.  Los celos nos arrebatan cualquier oportunidad de estar en paz y felices con nosotros mismos, y con cada ser que nos rodea. No importa que tan buena sea la vida, si sufrimos de celos, y permitimos que estos contaminen nuestra mente, viviremos siempre en una realidad distorsionada, y veremos fantasmas y demonios en donde no los hay, empujando de esta forma, toda persona y todo aquello que sea bueno para nosotros. El problema con los celos es que son una emoción sin sentido, ya que no pueden hacer que obtengamos aquello que deseamos y que no tenemos, o tampoco puede evitar que alguien nos engañe, sino que los celos solo nos contaminan y destruyen por dentro, arrebatándonos nuestra paz y felicidad, causándonos amargura, dolor y tristeza.

 

 

 

“Nunca hay que subestimar el poder de los celos y el poder de la envidia para destruir.” – Oliver Stone

 

 

 

Los celos son la causa por la cual muchas personas no viven una vida feliz y en paz, ya que consume nuestra mente y vida. Nada puede ser tan doloroso como estar atrapado en un mundo de pesadilla creado por nuestra mente, contaminada por nuestros celos y fomentada por nuestros miedos, inseguridades, dudas y angustias. El problema es que la mayoría de las veces nuestros celos son infundados por nuestras inseguridades y más profundos miedos, y crea en nuestra mente una realidad que no existe.

Si sabes quién eres realmente y de lo que eres capaz. Si sabes cuan increíble y hermosa persona eres, si sabes cuánto es lo que vales, nunca más tendrás dudas sobre ti mismo, y es ahí en donde podemos encontrar el primer paso para remover los celos de nuestras vidas. Es un trabajo que debemos hacer diariamente. Día y noche debemos encontrar la manera de amarnos a nosotros mismos, y una vez que podamos hacer eso, aprenderemos a confiar más en nosotros, volviendo a estar en paz con nuestro propio ser, y viendo así la vida con amor y confianza y no con inseguridades.

 

 

 

“Puedes ser la luna y aun así estar celoso de las estrellas.” – Gary Allan

 

 

 

La solución a los celos se encuentra dentro de nosotros mismos. Es por eso que en mi vida comprendí que para poder tener éxito en todo aquello que me propusiese debía primero creer en mi misma, y para poder hacer eso, debí empezar por amarme a mí misma. El amor que uno se tiene por sí mismo, es el amor que uno otorga, es por eso que es tan importante. A medida que fui cambiando la forma en que me veía a mí misma, mi perspectiva sobre el mundo fue cambiando también. Cuando dejé de subestimarme, de creer que no valía nada, de pensar que nunca era suficiente, empecé a ver todo diferente, lo que genero que todos mis miedos e inseguridades desaparezcan, y como aquello era lo que alimentaba mis celos, ellos también empezaron a desaparecer. Así obtuve de nuevo el control de mi propia mente, sabiendo que a pesar de que no estaba exenta de sufrir traiciones, dolores y decepciones, mi idea sobre mi misma no cambiaría, y sabía que tarde o temprano, era eso lo que necesitaba como motor para siempre seguir adelante y jamás darme por vencida frente a las adversidades.

 

 

 

Porque nuestra felicidad no depende de otros, sino de nosotros mismos, cree en ti mismo, y confía en tu potencial, aprende a amarte y a ver lo mucho que vales, y cuando puedas ver eso, no importará si los demás puedan o no verlo, ya que a la única persona que debes demostrarle lo que vales es a ti mismo. Elimina los celos de tu vida, y así disfruta de la vida, ¡porque de verdad vale la pena vivirla!

Nuestro Peor Enemigo

Es fácil convertirse en nuestro peor enemigo ya que por lo general no nos damos cuenta de ello ya que estamos muy ocupados culpando a otros por nuestras desgracias. Tenemos la idea errónea de que la vida es nuestra enemiga cuando en realidad nuestro peor enemigo es uno mismo.

 "Tenemos que aprender a ser nuestro propio mejor amigo porque facilmente caemos en la trampa de ser nuestro peor enemigo." - Roderick Thorp

 

¿Sientes como si nada estuviese saliendo bien en tu vida? ¿Sientes que tu relación amorosa, tu trabajo, tu carrera o como si nada en tu vida estuviese saliendo de la forma que quisieras? Déjame decirte que la mayoría de las veces el responsable de nuestro fracaso no es ni la suerte, ni los demás, sino que somos nosotros. Nuestros miedos e inseguridades nos convierten en nuestro peor enemigo, el cual nos aleja constantemente de todo aquello que deseamos, nos sabotea cada sueño, cada meta, nos ata, nos oprime, nos hace su prisionero. No hay peor enemigo que aquel que crece dentro de nosotros aquel que se apodera de nuestros sentimientos y emociones.

La verdad es que nadie tiene mayor poder que el poder que tú tienes para controlar tu propia vida, ya que si verdaderamente quieres algo, sin importar que tan fácil o difícil sea de conseguir, si crees en ti mismo, lo conseguirás, a no ser que sigas siendo la victima de tus miedos e inseguridades, permitiéndoles a los demás tomar el control de tu propio destino.

 

 

 

“Muchas veces somos nuestro peor enemigo ya que tontamente construimos obstáculos en el camino hacia el éxito y la felicidad.” – Louis Binstock

 

 

 

El problema no es que tenemos a nuestro enemigo viviendo dentro nuestro, sino que el problema en si es que nosotros le hemos dado vida, y lo hemos hecho crecer día tras día con nuestros pensamientos, nuestros miedos, inseguridades, odio y la falta de confianza en nosotros mismos, y es así que cuando nuestro enemigo ha crecido lo suficiente, deja de ser parte de nosotros ya que se convierte en nosotros o mejor dicho nosotros pasamos a convertirnos en nuestro peor enemigo, y cuando nos convertimos en nuestro enemigo, dejamos de tener el control de nuestra propia vida, dejándolo todo a la suerte.

Cuando nos convertimos en nuestro peor enemigo, adoptamos el papel de víctima, y entonces acusamos a la vida y a todos en ella por todo lo que nos sucede, y así creemos que alguien más tiene la culpa, y así culpamos a otros, culpamos a nuestro pasado, culpamos a nuestros padres, hermanos y a nuestra familia entera, culpamos al país en donde vivimos, culpamos a la sociedad, al trabajo, a nuestro jefe, a nuestros compañeros de trabajo, culpamos a nuestra escuela, universidad, y a nuestros profesores, culpamos a todos excepto a nosotros mismos, ya que es más fácil para nosotros aceptar que alguien más tiene la culpa antes que aceptar que nosotros tenemos la culpa de todo ya que no hemos hecho nada para cambiar nuestra vida, porque requeriría de muchísima fuerza, compromiso y coraje para crear aquello que queramos experimentar en nuestra vida.

 

 

 

“Ten cuidado de ti mismo más que de cualquier otro hombre, ya que acarreamos nuestros peores enemigos dentro de nosotros.” – Charles Spurgeon

 

 

 

La buena noticia es que la vida siempre nos da la oportunidad para empezar de nuevo, cada minuto de cada hora tienes la oportunidad para renacer  de nuevo, y puedes decidir dejar de ser tu peor enemigo para pasar a convertirte en tu mejor amigo, puedes hacer las paces con tu propio ser, y la forma de hacerlo es a través del amor, ya que el amor es el regalo más grande que tenemos, el amor es más poderoso que el miedo, por lo tanto, puedes convertirte en tu peor enemigo a través del odio e inseguridades, o puedes convertirte en tu mejor amigo a través del amor, lo que hará que creas en ti mismo de nuevo, lo que te dará el coraje, la fuerza y la confianza que necesitaras para crear la vida que siempre has deseado. Puedes optar por cualquiera de las dos opciones, es tu elección, pero si sigues siendo tu peor enemigo, continuaras saboteando cada paso del camino hacia al éxito.

Recuerda que es muy difícil llegar a donde quieres llegar si no haces las paces contigo mismo, ya que la única forma de obtener la vida de tus sueños es creyendo en ti mismo, y no podrás creer en ti si sigues siendo tu peor enemigo, ya que nadie confía en sus enemigos sino que todos confiamos en nuestros amigos, por eso conviértete en tu mejor amigo, y vuelve a tomar el control de tu vida, porque es la única manera de cambiar tu vida, ya que tener el control significa ser el creador de tu propia realidad, y así puedes cambiar tu realidad en el momento que lo desees.

 

 

 

“Asegúrate de que tu peor enemigo no viva entre tus dos orejas.” – Laird Hamilton

 

 

 

Elige a tu propio enemigo y escucha todos los días a esa voz interior que te dirá: ¡No puedes hacerlo!, ¡No eres lo suficientemente bueno!, ¡Eres Patético! ¡Todos te odian! ¡La felicidad no existe!, ¡Eres un cobarde y un inútil! ¡Todos son culpables de tu fracaso!, ¡Eres un perdedor, acéptalo y vive con ello!

Elige convertirte en tu mejor amigo y así empieza a amarte y a creer en ti mismo, sabiendo que eres capaz de hacer todo lo quieras en tu vida. Conviértete en tu mejor amigo y así empezaras a escuchar la voz de tu corazón y tu alma, que te dirán cada día: ¡Tú puedes!, ¡No te preocupes, vuelve a intentarlo!, ¡Te mereces algo mejor!, ¡Tienes un gran potencial! ¡Tienes el poder de conseguir todo lo que quieras!, ¡Eres un ganador!

 

 

Puedes convertirte en un ganador o en un perdedor, lo que sea que elijas, ¡tú eres el responsable! Deja que el amor sea tu guía y no el temor, no te conviertas en tu peor enemigo, no sabotees tus propios sueños, más bien se tu mejor amigo, cambia toda tu experiencia de vida, ¡y crea la vida que siempre has soñado!