Tag Archives: feliz

Dar las cosas por sentado: Cuando lo importante se vuelve invisible

Cuanto más vemos algo más invisible se vuelve. Tomamos por sentado cosas que alguna vez deseamos, cosas que son esenciales para nuestro bienestar, cosas de valor, tesoros, maravillosas cosas y personas extraordinarias que enriquecen nuestra vida. El problema es que la sociedad de consumo en la que vivimos nos ha vuelto ciegos. Hemos perdido todo tipo de contacto con todo lo que es realmente importante, y hemos enfocado toda nuestra energía en cosas menos importantes. Lo increíble es que siempre terminamos dándonos cuenta que tan importante es algo cuando lo perdemos. Ese es el momento en que aprendemos a darle el valor merecido.

 

 

 

"No es una mala idea dedicar de vez en cuando un poco de tiempo a pensar en todas aquellas cosas que se dan por sentadas. Simples cosas cotidianas." - Evan Davis

 

 

 

Había una vez un mundo mágico. Este estaba lleno de maravillas y tesoros. Estaba tan perfectamente diseñado que tan solo un experto artesano podría haber sido el creador de semejante obra. Era tan hermosa, tan magnificente, tan extraordinaria… era la mayor obra jamás creada.
Este paraíso llamado “Tierra” estaba compuesto de minerales, agua, montañas, océanos, arboles, flores, hermosas tierras, lagos, magníficas criaturas, frutas, semillas, vegetales, y si uno miraba para arriba se podía apreciar durante el día un hermoso cielo azul, un hermoso sol, o un cautivante cielo gris donde se podían ver pequeñas gotas de agua cayendo, o mágicos copos de nieve, y durante la noche se podría apreciar una brillante luna, y un cielo repleto de estrellas.

Este mundo todavía existe, es el mundo en el que vives. Es la joya en la cual caminas día tras día, un paraíso que has olvidado por estar muy enfocado en otras cosas menos importantes. ¿Cuándo fue la ultima vez que te has detenido para contemplar lo que este mundo tiene para ofrecer? ¿Cuándo fue la ultima vez que disfrutaste todos los regalos de este planeta? Tantos hermosos colores, aromas, sabores, sonidos y texturas, y nosotros los tomamos por sentado, ¿Cómo podemos ser tan ciegos?

 

 

“Cuanto más a menudo vemos las cosas a nuestro alrededor, incluso las cosas bellas y maravillosas, más invisibles se vuelven para nosotros. Es por eso que a menudo damos por sentado la belleza de este mundo: las flores, los árboles, los pájaros, las nubes, incluso aquellos que amamos. Como vemos las cosas con tanta frecuencia, las vemos cada vez menos.” – Joseph B. Wirthlin

 

 

El principal problema es que constantemente anhelamos cosas que no tenemos, olvidándonos de lo que ya tenemos. Una vez que obtenemos lo que deseamos, alguna otra cosa toma su lugar, y aquello que deseábamos en primer lugar rápidamente pierde su valor. Esto no solo sucede con objetos materiales, sino con todo a nuestro alrededor. Tomamos por sentado cosas materiales, personas que amamos, tomamos por sentado lo que comemos, bebemos, tomamos por sentada nuestra salud, la naturaleza a nuestro alrededor, y tomamos por sentado nuestro tiempo en este planeta.

Yo suelo ser una persona que sonríe mucho, y en este mundo esto suele ser muchas veces algo inusual. Recuerdo cuando alguien una vez me pregunto: ¿Por qué siempre estas sonriendo? A lo que conteste: “Porque la vida es bella” y con una sonrisa esta persona asintió. Lo que quiero hacerte ver es que los motivos para sonreír son miles, simplemente hay que observar mejor y apreciar más cada detalle importante de nuestra vida diaria. Simplemente mira hacia tu alrededor, tenemos todo lo que necesitamos, hoy en día incluso la vida es mas maravillosa que cientos de años atrás, todo es mas simple, vivimos en un mundo de oportunidades, y así y todo seguimos viviendo tristes y enojados ya sea porque estamos constantemente buscando cosas que no necesitamos, o por que estamos atados a cosas que ya no poseemos, mientras que minimizamos lo que tenemos.

 

 

“A menudo damos por sentado las cosas que más merecen nuestra gratitud.” – Cynthia Ozick

 

 

El gran problema de tomar las cosas por sentado es que nos olvidamos de cuidarlas, tomando el riesgo de perderlas. Es por eso que nuestro planeta esta en peligro, y con ella nuestra mera existencia, porque estamos tan acostumbrados a su belleza, a su existencia, a sus recursos, el agua, el aire y estamos tan acostumbrados a la vida misma que no prestamos atención al daño que le estamos causando. Tomamos por sentada nuestra salud es por eso que no cuidamos nuestro cuerpo poniendo en riesgo nuestras propias vidas. Tomamos por sentadas nuestra familia, y es por ello que a veces olvidamos de llamarlos, verlos no sabiendo que algún día podrían no estar mas, al mismo tiempo, tomamos por sentada a nuestra pareja, por lo que solemos olvidar de dar el amor que merecen, provocando un distanciamiento o ruptura. Tomamos por sentado nuestro tiempo, es por ello que no lo gastamos en aquellas cosas que verdaderamente importan, agotando lo mas sagrado de nuestras vidas, nuestro tiempo.

Por lo tanto, te desafío a que cierres tus ojos por un minuto e intenta imaginarte como seria tu vida si no tuvieses las cosas que hoy tienes, tu familia, tus amigos, la persona que amas, las cosas que posees, tu salud, el sol, la lluvia, las montañas, los arboles, las aves y todos los animales de este planeta, tu hogar, imagina que ya no hubiese mas agua, mas comida, mas aire para respirar, mas libertad, o tiempo.

 

 

“Hay muchas cosas buenas en tu vida, no las des por sentado. No te concentres tanto en el sufrimiento que te pierdas el regalo de hoy.” – Joel Osteen

 

 

Tan solo imagina que diferente seria el mundo, que distinta seria nuestra realidad sin todo aquello que tenemos, y que damos por sentado, seria como vivir una pesadilla, pero ¿quieres saber algo? Hay personas ya experimentando esa pesadilla, aquí en este planeta mientras tú tomas por sentado todas las cosas que tienes, sufriendo por aquellas que no tienes, hay personas que tienen menos de lo que tu tienes, y si no somos cuidadosos con nuestras acciones, si no dejamos de contaminar el planeta, si no dejamos de ser los causantes de la extinción de animales, si no dejamos de cortar cada árbol, si no detenemos cada guerra, si no dejamos a un lado el odio, el enojo, el resentimiento, esta pesadilla se hará realidad, y lo perderemos todo, dándonos cuenta que todo aquello que tomábamos por sentado, eran las cosas que le daban sentido a nuestra vida.

Por eso, tomemos 30 minutos por día para contemplar y estar agradecidos por todas aquellas cosas que tenemos. Dejemos lo que estamos haciendo y disfrutemos de la compañía de nuestros seres queridos, admiremos la naturaleza a nuestro alrededor, disfrutemos lo esencial y hermoso de nuestras vidas, porque al fin y al acabo, la vida es hermosa y el mundo en el que vivimos es mágico, solo debemos abrir nuestros ojos y apreciar mas lo hermoso de este mundo.

 

 

 

 

Porque si felicidad es lo que buscamos, entonces el primer paso es la gratitud, estar agradecidos de lo que tenemos y disfrutar de la vida que poseemos sea cual sea es el camino a la felicidad. Disfruta mas, preocúpate menos, sonríe mas, llora menos y no te olvides de ser feliz!

Y Aqui llega un Nuevo Año: ¿Estas Listo Para Nuevos Desafios?

Otro año está por terminar, y un nuevo año está por comenzar. Más de 300 días después de el comienzo del 2017 y aquí estamos, sanos y salvos. Todos hemos pasado por diferentes desafíos y batallas, todos hemos enfrentado la derrota y probado la victoria, nos hemos encontrado con dificultades, hemos aprendido lecciones y sobrevivido adversidades, y ahora es el momento de pausar nuestras vidas agitadas, caóticas, a veces calmas y absolutamente hermosas por un momento para así poder tomarnos el tiempo de reflexionar, para poder ponernos en contacto con lo que nos rodea, para poder estar en una profunda conexión con nuestras propias mentes. El nuevo año, el 2018, está apunto de llegar, más desafíos y oportunidades nos esperan por delante, la pregunta es, ¿estás lo suficientemente comprometido como para convertirte en el arquitecto de tu propio destino o dejarás todo librado al azar?

 

 

 

"La esperanza sonríe desde el umbral del año venidero, susurrando, 'Será más feliz'." - Alfred Lord Tennyson

 

 

 

Otro año ha pasado, y por lo menos para mi, y creo que para la mayoría de todos, ha pasado a la velocidad de la luz, otra prueba de que la vida no espera por nosotros, simplemente pasa, a su propio ritmo, a su propia velocidad, sin importar si nosotros decidimos movernos a su ritmo o no movernos en lo absoluto. Por ese motivo, como la vida pasa minuto a minuto, llevándonos consigo a través del camino de nuestras vidas ya sea que queramos o no, debemos entonces aprovechar cada segundo de nuestras vidas.

Durante un año, todo puede suceder. La vida puede golpearnos en la cara, y ponernos de rodilla de un momento al otro, poniéndote en un estado de oscuridad y desesperación, pero también puede proveerte de las mas maravillosas de las emociones. Sin importar lo que haya sucedido, la vida seguirá pasando, y esta en nuestras propias manos la decisión de seguir hacia adelante con la vida aprovechando cada minuto, o permanecer quietos mientras la vida nos pasa por delante. Ahora es el momento para dejar atrás lo que no es bueno para nosotros, lo que no merecemos, lo que nos hace miserables, y saca lo peor de nosotros. Un año nuevo comienza, tomemos la decisión de crear la vida que realmente nos merecemos y así convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

 

 

“Si no te tomas el tiempo para trabajar en crear la vida que deseas, eventualmente te verás obligado a pasar mucho tiempo lidiando con una vida que no quieres.” –  Kevin Ng

 

 

Lo malo de la vida es que no podemos viajar en el tiempo y modificar nuestro pasado, no podemos borrar nuestros errores o cambiar nuestras decisiones pasadas, el pasado esta fuera de nuestro alcance, sin embargo, lo bueno de la vida es que siempre nos otorga otra oportunidad para comenzar de nuevo, para renacer de las cenizas como un Ave fénix, y para así poder convertirnos en la persona que estábamos destinadas a ser. Por esta razón, dale la bienvenida a este nuevo año con felicidad, coraje y compromiso, porque nosotros podemos ser los creadores de nuestro propio futuro. Acepta el hecho de que no siempre podemos controlar las circunstancias de la vida, pero de hecho, siempre podemos controlar como vamos a reaccionar ante esas circunstancias. Elegirlas sabiamente es la clave para vivir una vida feliz, plena y prospera.

Recibe este nuevo año con tus brazos abiertos y prepárate para aceptar los desafíos que te proponga. Que este nuevo año sea un año de acción, no solo desees, sueñes o tengas esperanza, sino que sal y haz que tus sueños se conviertan en realidad, comienza este año decidiendo lo que realmente quieres, haz una lista con todo aquello que quieras recibir en este nuevo año, y luego haz un plan, tómalo como si toda tu vida dependiese de ello, porque de hecho, así lo es, toda tu vida, la vida que realmente mereces, tus sueños y deseos dependen de ti para volverse realidad. Tu eres su general, y tienes el poder dentro de ti para hacer que todo se vuelva realidad.

 

 

“El camino hacia el éxito es tomar acciones masivas y decididas.” – Tony Robbins

 

 

Tomemos el tiempo para despedirnos del 2017 y reflexionar sobre las buenas y malas cosas. Guardemos las lecciones y los buenos recuerdos, y con coraje recibamos este 2018 con confianza y compromiso, y siempre recuerda que grandes cosas nos están esperando, mas desafíos y oportunidades nos esperan. La pregunta es: ¿estás listo para abandonar la zona de confort e ir por una aventura que podría otorgarte la más gratificante experiencia de vida? ¿estás listo para aceptar los desafíos de este nuevo año? ¿estás listo para soñar más, y hacer más con el fin de hacerlos realidad? ¿estás listo para crear la vida que deseas experimentar?

 

 

 

 

 

 

¡Di que sí y acepta los desafíos! Y siempre recuerda que si puedes soñarlo puedes hacerlo. Sal y haz que sucedan. Que toda angustia y tristeza desaparezca con este año que esta por terminar, y que el año nuevo traiga solo felicidad. ¡Bienvenido 2018!

Libera el Dolor y Sana tu Corazon

Van a existir diferentes momentos en nuestras vidas en donde vamos a sentir dolor. Este podrá ser un dolor superficial, o un dolor más profundo, a veces podrá ser por segundos, por horas, por meses o incluso años, y a veces nunca se irá, quedándose atrapado en nuestro cuerpo, contaminando nuestra alma, y rompiendo nuestros corazones, y la única forma de que deje de lastimarnos es sacándolo de nuestros corazones, permitiéndole que se aleje de nuestras vidas.

 

 "Busca en tu interior un lugar donde haya alegria, y esa alegria borrara el dolor." - Joseph Campbell

 

 

Hay tres tipos de personas: Aquellas que se tragan el dolor, lo digieren, y logran sacarlo de sus mentes y corazones, luego están aquellas personas que lo tragan, y lo dejan dentro, dejando que los destruya por dentro, volviéndose sus víctimas, y luego están aquellas personas que lo tragan, y lo esparcen por todo su ser como veneno corriendo por sus venas, conminando sus corazones, volviéndose un reflejo de su dolor.

El primer tipo de personas no están exentas de sentirlo, de hecho, es muy probable que lo hayan sentido cientos de veces en su pasado, y posiblemente lo sientan muchas veces más a lo largo de sus vidas, pero lo que hace la diferencia entre este tipo de personas y los otros dos tipos de personas es que estas no le permiten a el dolor controlar sus vidas. Por lo tanto, una vez que lo sienten, buscan la forma de removerlo de sus corazones tan pronto como sea posible.

 

 

 

“Cosas malas suceden; como respondo ante ellas define mi carácter y la calidad de mi vida. Puedo decidir yacer en una tristeza eterna, inmovilizado por la gravedad de mi perdida, o puedo decidir afrontar el dolor y apreciar el regalo más preciado que tengo: la vida misma.” – Walter Anderson

 

 

 

El segundo tipo de personas son aquellas que lo sienten, pero no son capaces de liberarlo de sus corazones, guardándolo muy dentro suyo. El problema con esto es que mientras que estas personas pueden tener una sonrisa en sus caras, muy dentro de sus corazones el dolor los va matando lentamente. Estas personas no lo liberan de ninguna forma, sino que se lo guardan para sí mismos. El problema es que se vuelven prisioneros de su dolor, este los destruye por dentro día tras día, y a veces se vuelve tan intolerable que la persona se rinde ante él, a veces acabando con su propia vida.

El tercer tipo de personas son como el segundo tipo de personas, pero hay una gran diferencia entre ellas. La mayor diferencia es que estas personas intentan liberarlo y detener su sufrimiento causándole dolor a otro. El problema es que el dolor que sienten les ha consumido sus corazones, y contaminado sus mentes. Estas personas están tan destruidas por dentro que la única forma en la que se pueden revelar frente a tanto dolor es volviéndose ellos mismos la personificación del dolor, causando sufrimiento a otros con el fin de sanarse a sí mismos.

 

 

 

“Estos dolores que sientes son mensajeros. Escúchalos.” – Rumi

 

 

 

Como podemos ver el dolor es algo que debes dejar salir de tu corazón antes que destruya la persona que realmente eres. No es siempre posible evitar sentirlo, de hecho, no deberíamos forzarnos a no sentirlo, sino que deberíamos aceptarlo, saborearlo, digerirlo, aprender de él y cuando estemos listos debemos dejarlo ir.

¿Cómo lo liberamos entonces? Bueno, la respuesta va a depender de la persona que lo siente, pero la mejor forma es sabiendo que el sentimiento de dolor no borrara el motivo que lo causo en primer lugar. Por lo tanto, debemos enfocarnos en algo más, algo que nos haga sentir bien, y debemos ser sobre todo pacientes y darnos tiempo, sabiendo que tarde o temprano el dolor se ira. Hay que saber que el dolor nos traerá más dolor, y nunca lo contrario, no cambiara lo que sucedió ni tampoco cambiara nuestro futuro, ya que depende de nosotros permitir que nos destruya, o destruirlo nosotros antes. Debemos enfocar nuestra mente en aquello que nos hace bien, evitando todo contacto con aquello que fomente ese dolor.

 

 

 

“Mi objetivo es olvidar el dolor de la vida. Olvidar el dolor, burlarse del dolor, reducirlo y reír. ” – Jim Carrey

 

 

 

Podemos ser las victimas de nuestro dolor y permitirle que controle nuestras vidas, o podemos ser los creadores de nuestro propio destino. Si elegimos la primera opción estaremos a merced de nuestro dolor, en cambio, si elegimos la segunda opción nosotros tendremos el poder para controlar nuestras vidas y decidir qué hacer con ella. No será fácil, pero es posible. No siempre podremos evitar el dolor, pero siempre podremos decidir qué hacer con él. Transfórmalo en algo hermoso y así cambiaras toda tu vida. Intenta ver el lado positivo, no te cuestiones lo que paso, el pasado no existe, enfoca tu mente en este momento, y crea lo que quieras experimentar mañana.

 

 

 

 

Hoy es el día en el que puedes liberar el dolor que estas sintiendo, es ahora el momento para decidir dejarlo ir ¡y empezar una nueva vida!