Tag Archives: Errores

La Vida Siempre Otorga una Segunda Oportunidad

Lo hermoso de la vida es que siempre te otorga una segunda oportunidad. En cualquier momento dado, la vida puede sorprendernos con otra oportunidad, dándonos la posibilidad de intentar algo una vez mas, de recrearnos a nosotros mismos y empezar de nuevo. El problema es que solemos perder esa oportunidad permaneciendo atados a un fracaso pasado, a una historia sin un final feliz, o porque conscientemente nos negamos a aceptar esa oportunidad, condenándonos a una vida miserable. Como siempre, la vida se compone de decisiones, y nuestro éxito depende de aprovechar las oportunidades que la vida nos otorga.

 

 

 

"La vida siempre te ofrece una segunda oportunidad. Se llama mañana." - Nicholas Sparks

 

 

 

Nuestro pasado puede estar compuesto de completos fracasos, pudimos haber cometido muchos errores, pudimos haber tomado malas decisiones, la vida pudo habernos arrebatado personas que amamos, cosas que amamos, algunas relaciones pudieron haber terminado abruptamente, pudimos no haber tenido éxito en tener cosas o hacer cosas que queríamos, la vida que solíamos tener pudo haber desaparecido de la noche a la mañana, pudimos haber perdido muchas cosas, pero la vida es mas justa de lo que pensamos, porque siempre nos da una segunda oportunidad, y a veces incluso una tercera y una cuarta, ya sea que lo merezcamos o no.

Sin importar lo que paso en nuestro pasado, y cuantos errores hemos cometido, la vida nos otorgará una segunda oportunidad, pero algo que debemos recordar es que esto no elimina las consecuencias de nuestras acciones pasadas. Toda decisión, comportamiento y acción de nuestro pasado tendrá una consecuencia, pero una segunda oportunidad significa que tenemos la posibilidad de actuar de una forma diferente. Podemos reinventarnos y convertimos en una mejor versión de nosotros mismos, podemos hacer diferentes elecciones, aprender de nuestros errores, y hacer todo de tal forma que nos beneficie a nosotros y a todos a nuestro alrededor. Eso es exactamente lo que significa tener una segunda oportunidad, tener la posibilidad de crear un mejor mañana.

 

 

“Si todavía estás respirando, tienes una segunda oportunidad.” – Oprah Winfrey

 

 

¿Pero que pasa si no he hecho nada malo? ¿Que sucede si simplemente la vida fue injusta conmigo y me arrebato algo que amaba? ¿Que pasa cuando alguien pierde a un ser querido, o su trabajo, o su casa o todo aquello que realmente amaba? ¿Que pasa cuando alguien atraviesa una difícil situación? ¿Acaso esta segunda oportunidad nos otorgará la posibilidad de obtener aquello que solíamos tener? Bueno eso depende, a veces una segunda oportunidad no significa que vayamos a tener exactamente aquello que solíamos tener, pero todo esto se debe a que estamos destinados a obtener algo mejor. He aprendido por mis propias experiencias que la vida nunca quita, sin devolver algo a cambio. A veces suceden cosas para que podamos tener la posibilidad de tener una vida mejor, y convertirnos en la persona que estábamos destinados a ser. Es por eso que es tan importante creer y esperar por esa segunda oportunidad, para reinventar nuestras vidas, porque si vivimos en el pasado, nunca tendremos la posibilidad de ver esta segunda oportunidad, esta pasara frente a nuestros ojos, y nosotros estaremos tan ocupados enfocándonos en nuestro pasado que podremos verla.

La clave se encuentra en desprendernos del pasado y de todo aquello que no podemos cambiar, y confiar en la vida y en Dios de que te darán una segunda oportunidad, para comenzar una nueva vida, para descubrir algo sobre ti mismo que no conocías, para ver la vida de una forma diferente, para convertirte en la mejor versión de ti mismo, y darte la vida que realmente mereces. Es solo una cuestión de otorgarle a la vida la posibilidad de demostrarnos que estamos destinados a obtener grandes y maravillosas cosas. Si respiramos es porque estamos vivos, y si estamos vivos, las oportunidades son infinitas.

 

 

“No todo el mundo obtiene una segunda oportunidad. Si usted obtiene una, aprovéchala porque es un regalo, y podría ser algo mejor de lo que tenias antes! “ – Nishan Panwar

 

 

La vida siempre te dará una segunda oportunidad, y cuando eso suceda, aprovéchala, porque esta podría ser la gran oportunidad de tu vida, aquella que te dará la posibilidad de vivir la vida que eres capaz de vivir. Deja ir el pasado, olvídate de las cosas que no puedes cambiar, enfócate en las cosas que si puedes cambiar, y aprende de cada error que haz cometido, y cuando tengas esa segunda oportunidad en frente de ti no lo pienses, simplemente, tómala ¡y cambia tu vida por completo!

 

 

 

 

La vida no siempre está tan contra nuestro como pensamos, de hecho quiere que tengamos éxito, la pregunta es: ¿Tú quieres tener éxito? Cada día la vida nos presentará una oportunidad que nos desafiará en todo aspecto posible de nuestras vidas. Esta podría ser la oportunidad que cambiará tu vida por completo, ¡aprovéchala! 

Tu Pasado No Define Quien Eres

Nuestro pasado no nos define, ya que no somos nuestro pasado, sino que somos lo que elegimos ser en este preciso momento. De alguna manera hemos aceptado el concepto de que nuestro pasado nos define, pero la realidad es que nosotros nos definimos a nosotros mismos a través de los comportamientos y acciones de nuestro presente.

 

 "Los errores de tu pasado tienen como fin guiarte, no definirte"

 

 

El pasado no puede definirnos ya que el pasado quedo atrás. Lo único que tenemos ahora es el presento, y lo que elegimos ser ahora es lo que realmente nos define. En cada amanecer, cada nuevo día, a cada momento, tenemos la oportunidad de decidir quién somos. Si permites que situaciones pasadas te definan, si permites que otras personas te definan, si permites que comportamientos pasados te definan, si permites que circunstancias externas y cosas que están fuera de tu control te definan, te convertirás en prisionero de tu pasado, pero si decides ser la mejor versión de ti mismo ahora, en este momento, sin importar tu pasado y la persona que solías ser, entonces te volverás una persona libre, libre de toda atadura con tu viejo ser, teniendo así la posibilidad para reinventarte, para evolucionar. Esto no quiere decir que podrás borrar tu pasado, pero si podrás usarlo como guía para escribir un futuro diferente.

El problema es cuando fallamos ser quien verdaderamente somos debido a los pensamientos y creencias erróneas que hemos puesto en nuestras mentes acerca de quien somos, nos condenamos a ser la persona que no somos por el resto de nuestras vidas. Y no hay mayor agonía que aquella que se sufre cuando empiezas a creer que eres un tipo de persona, cuando muy dentro tuyo sabes que no lo eres, reprimiendo y escondiendo tu verdadero potencial.

 

 

 

“Mi pasado no me ha definido, destruido, disuadido, o derrotado; solo me ha fortalecido.” – Steve Maraboli

 

 

 

Pero el mayor problema es cuando las personas empiezan a creer que eres la persona que en realidad no eres, porque una vez que aceptan esa persona como tu verdadero ser, te definen y te categorizan, y el concepto que crean en sus mentes sobre ti raramente cambia, lo que hace que todo sea más difícil para ti. Esa es la razón por la cual el proceso de cambiar tu ser para mejor no es sencillo, porque debemos caminar el camino muchas veces solos y sin el apoyo de los demás. Deberás entonces tener que enfrentarte con tus ideas erróneas sobre ti mismo, deberás perdonarte a ti mismo, perdonar a otros por sus opiniones sobre ti, y luego te deberás aceptar a ti mismo como la persona que verdaderamente eres y actuar acorde a ella. Lo más importante es que creas en ti mismo, porque tu formas tus propias opiniones, tus creas tu propio destino y no otros, por lo tanto, sus opiniones no tienen importancia.

Todos hemos hecho y dicho cosas de las cuales nos arrepentimos, pero ¿cuál es el sentido de arrepentirnos de la persona que fuimos si eso no cambiara nuestro pasado? Pero podemos cambiar nuestro presente, y nuestro futuro. La clave es aceptar la persona que solíamos ser, ya que de alguna forma u otra esa persona formo lo que somos hoy, y revelo nuestro verdadero ser. Nuestro pasado nos ha definido en su momento debido a la forma en la que hemos actuado, pero ahora nos definimos a nosotros mismos a través de las acciones y comportamientos de nuestro presente. La pregunta es: ¿Vamos a seguir permitiendo que nuestro pasado nos defina y seguir actuando como solíamos hacerlo, o vamos a redefinirnos y actuar acorde a nuestro verdadero ser?

 

 

 

¿Quieres saber quién eres? No preguntes. ¡Actúa! La acción delineará y definirá quién eres.” – Thomas Jefferson

 

 

 

No somos nuestro pasado, no somos nuestras decisiones pasadas, no somos nuestros errores, no somos nuestros comportamientos pasados, sino que somos lo que decidimos ser ahora en este momento, y eso es todo lo que importa. Hay que saber que las consecuencias de nuestras acciones pasadas no pueden ser evitadas, pero si podemos evitar seguir siendo esa persona que no somos, que no nos representa, que no nos identifica. Crecemos, aprendemos, cambiamos, evolucionamos, y de esa forma descubrimos y creamos nuestro verdadero ser, tener valor para hacerlo, para reinventarse y para no dejarse definir por nuestro pasado ni nadie, y sobre todo aprender de los errores es lo que nos convierte en personas exitosas.

 

 

 

 

Nadie nos define más que nosotros mismos, son nuestras acciones de este momento lo que nos define. Hoy tenemos la oportunidad para decidir y expresar nuestro verdadero ser, y así revelar la grandeza dentro nuestro. ¡Reinvéntate y conviértete en la mejor versión de ti mismo y cambia tu vida!

Aprende de Tus Errores

Es a través de los errores cuando nos volvemos más sabios, es por ello que deberías permitirte cometer errores, no tengas miedo de cometerlos, sino que teme no intentar nada nuevo por el miedo a cometer errores, porque es en ese preciso momento en donde cometes el mayor error de todos: El error de tener demasiado miedo como para vivir verdaderamente.

 

 

 

No existe ninguna otra forma de aprender sin cometer un error primero. Cada persona exitosa que existe hoy en día no ha llegado a ese lugar de gloria sin haber cometido muchos errores a lo largo del camino. Estas personas han conocido la derrota muchas veces, han fallado una y otra vez, pero no permitieron que esos errores los detuvieran, sino que aprendieron de ellos y así siguieron hacia adelante con coraje y compromiso.

Aquellas personas se han convertido en lo que son ahora gracias a los errores, porque han colaborado en desarrollar la grandeza dentro de ellos. Estas personas han intentado y han fallado, han cometido muchos errores, pero han aprendido de ellos, y es por eso que han alcanzado el éxito. Cuando aprendes de tus errores te vuelves más sabio, y cuando te vuelves más sabio, aprendes a hacer algo de una forma diferente, y es así como consigues el éxito.

 

 

 

“Una vida utilizada para cometer errores no solo es más honorable, sino que es más útil que una vida utilizada para no hacer nada.” – George Bernard Shaw

 

 

 

Cuando te rehúsas a hacer aquellas cosas que siempre has querido hacer por el miedo a cometer errores es en el preciso momento en el que realizas el mayor error de todos: El error de rehusarte a vivir la vida que siempre has soñado. Para evitar esto debes aprender a aceptar los errores como parte del proceso de hacer algo nuevo, estando dispuesto a aprender de ellos, para que así puedas convertirte en la persona que siempre has querido ser y así tener la vida que siempre quisiste tener.

Los errores prueban dos cosas diferentes: Pueden indicar nuestra derrota si es que nos hemos negado a aprender de ellos, cometiendo aquellos errores una y otra vez, y así consiguiendo nada más que fracaso, o pueden probar nuestra victoria, indicando que tan sabios nos hemos vuelto luego de haber aprendido de nuestros errores, haciendo todo de una forma diferente, consiguiendo el éxito deseado.

 

 

 

“Errar es humano, pero solo los estúpidos perseveran en el error.” – Marco Tulio Cicerón

 

 

 

Los errores pueden ser un sinónimo de fracaso, pero también pueden ser un sinónimo de éxito si es que aprendes de ellos. El problema es que pensamos que los errores indican nuestro fracaso, pero la realidad es que solo indican que hemos estado haciendo algo de la forma incorrecta, lo que significa que todavía tenemos la oportunidad de algo de otra forma diferente. Los errores nos enseñan cómo no debemos hacer algo, para que así podamos encontrar la forma de hacer algo de la forma correcta, y en el proceso de aprender de nuestros errores, nos convertimos paso a paso en mejores personas, y así nos volvemos cada día más sabios.

Acepta el hecho de que vas a cometer errores a lo largo del camino, ya que los errores son parte del éxito, es por ello que no existen tales cosas como los errores, sino que solo existen formas de no hacer algo. Si puedes aprender a ver los errores como lecciones, si puedes ver el verdadero tesoro que llevan dentro, si puedes aprender de ellos, entonces así encontraras la clave del éxito.

 

 

 

“Un hombre debe ser lo suficientemente grande como para admitir sus errores, lo suficientemente inteligente como para sacar provecho de ellos, y lo suficientemente fuerte como para corregirlos.” – John C. Maxwell

 

 

 

Por otra parte, si te niegas a verlos como lecciones, corres el riego de cometerlos una y otra vez, ya que la primera forma de aprender de ellos es aceptando el hecho de que hemos cometido un error, entonces de esa forma descubriremos que hemos estado haciendo algo de la forma equivocada, y no es lo mejor que podemos hacer si queremos ser cada día mejores personas. Si no aceptas tus errores, si no intentas corregirlos, si no quieres aprender de ellos, entonces te condenas a una vida de fracaso, ya que así convertirás tus errores en hábitos.

Por lo tanto, no temas hacer algo por el mido a cometer errores, sino que teme el hecho de no cometerlos en lo absoluto, ya que de esa forma habrás fracasado por defecto. Los errores no son letales, no te definen, sino que simplemente te desafían para que así puedas ser cada día mejor, los errores son una oportunidad para volvernos más sabios.

 

 

No permitas que los errores te destruyan, no dejes que te detengan, no permitas que se vuelvan un hábito, simplemente has aquello que siempre has querido hacer con seguridad y confianza. ¡Comete errores, aprende de ellos, corrígelos, y alcanza el éxito!