Tag Archives: Eleccion

La Leyenda de los Dos Lobos: La Batalla Interna

Resulta que hay dos lobos que siempre están luchando. Uno es oscuridad y desesperanza, y el otro es luz y esperanza. La pregunta es: ¿Cual gana?

 


 

La respuesta es: Aquel al que tú alimentes. Esta es una maravillosa frase que escuche en una película que vi recientemente llamada “Tomorrowland”, la cual tiene un mensaje muy lindo e inspirador. Pero en realidad esta pertenece a una leyenda de los nativos norteamericanos Cherokee, la cual me gustaría compartir con ustedes. Tómense el tiempo de leerla cuidadosamente, el mensaje es muy profundo y maravilloso, les aseguro que les encantara:

 

 

 

Una mañana un viejo Cherokee le contó a su nieto acerca de una batalla
que ocurre en el interior de las personas.

Él dijo, “Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros”.

“Uno es Malvado – Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego.”

“El otro es Bueno – Es alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad,
benevolencia, amistad, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe. La misma batalla ocurre dentro de ti, y dentro de cada persona también.”

El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo:

“¿Qué lobo gana?”

A lo que el viejo Cherokee respondió: “Aquél al que tú alimentes.”

 

 

Una hermosa historia, ¿verdad? Contiene un maravilloso mensaje, el cual nos enseña que nosotros decidimos. Depende de nosotros decidir cual de los lobos vamos a alimentar. No dependerá de nadie más que nosotros. La leyenda nos recuerda que todos tenemos un gran poder dentro de nosotros: El poder para decidir quien somos, lo que nos da el control de nuestros propios sentimientos, emociones y comportamientos.

Hay dos lobos, hay dos de nosotros, son opuestos pero iguales al mismo tiempo, ellos pelean pero al final se vuelven uno, y es en ese momento cuando uno de los lobos gana, y aquel que gana es aquel que nosotros decidimos elegir, es aquel en el que decidimos convertirnos. En cualquier momento dado nosotros tenemos la oportunidad de decidir cual lobo va a ganar la batalla. Nuestras circunstancias externas junto con cada persona que nos cruzamos en el camino va a ayudar a uno de los lobos, pero al final somos nosotros los que decidimos quien gana. Aquel que gana mas batallas, es decir, aquel al que más hemos alimentado ganara la batalla final. La pregunta es: ¿Cual de ellos vas a permitir que gane?

 

 

 

“No soy un producto de mis circunstancias. Soy un producto de mis decisiones.” – Stephen R. Covey

 

 

 

La primera y más importante pregunta que deberás hacerte a ti mismo es: ¿Quien soy? –  Ponte a reflexionar sobre ti mismo: ¿Cual de los dos lobos piensas que eres? ¿Con cual de los dos te identificas? ¿Que lobo representa tu verdadero ser? Una vez que descubras las respuestas a esas preguntas tú podrás decidir que lobo alimentar, y eso es lo más importante que pueda llegar a sucedernos: Saber quien somos verdaderamente y actuar de acuerdo a nuestro verdadero ser, siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Cada día de tu vida, en diferentes situaciones, tendrás el poder de decidir. ¿Voy a alimentar hoy el lobo “malo” o el que no me representa o el lobo “bueno” es decir, aquel que si representa mi verdadero ser? ¿Voy a ser mi verdadero yo o voy a ser quién no soy? ¿Voy a permitir que situaciones externas controlen mis sentimientos, emociones y comportamientos o voy a actuar como mi verdadero ser? La decisión es tuya, y esa por supuesto es la parte mas difícil de aceptar, ya que es mas sencillo culpar a otros por nuestros comportamientos antes que tomar completa responsabilidad por lo que creemos, pensamos, decimos y hacemos. Pero siempre recuerda que no importa quien fuiste ayer, porque lo que realmente importa de ahora en más es quien decides ser en este momento. Tus decisiones pasadas no te definen, porque eres tu el que se define a si mismo con las acciones de tu presente, eres tu el que tiene el poder de decidir ahora quiere eres realmente.

 

 

 

“¿Quién eres ahora? ¿Quién has decidido que eres ahora? No piensen en quien has sido. ¿Quién eres? ¿En quien has decidido convertirte? Toma esta decisión de manera consciente. Hazlo con cuidado. Hazlo poderosamente.” – Tony Robbins

 

 

 

Tomemos unos minutos de nuestro día para pensar. Recordemos sobre los días pasados: ¿Qué lobo has estado alimentando? ¿Cómo te sientes sobre ello? ¿Sientes que has sido tú verdadero ser? Si tú vida esta llena de felicidad, alegría, paz, si tú crees, sueñas y deseas, si tu te sientes feliz incluso cuando tu vida no esta yendo un 100% de la forma que tu querías, si te sientes orgulloso de ti mismo, entonces probablemente tu has estado alimentando al lobo correcto, ya que has decidido sentirte de esa manera incluso cuando las circunstancias externas te han dado muchos recursos para alimentar al otro lobo. ¿Puedes verlo? Tú tienes el control en cada momento de decidir que lobo vas a alimentar, y cuando tenemos el control, somos libres, y así no somos mas vulnerables a las circunstancias que nos rodean.

 

 

 

Dos lobos, una decisión, tu eliges, el poder esta dentro de ti. Tus acciones te definirán y formaran tu destino. Entonces, ¿Qué lobo vas a alimentar hoy?

En la Busqueda de la Felicidad – Parte II

La felicidad es un tesoro que todo ser humano busca encontrar. Afortunadamente para todos nosotros, la felicidad no es algo exclusivamente para la minoría, sino que es algo que todos podemos obtener. El problema es nuestra falta de entendimiento sobre la felicidad, lo que nos ha otorgado ideas erróneas de lo que verdaderamente significa, y como puede uno obtenerla.

 "Las personas más felices parecen ser aquellas que no tienen ninguna razón en particular para ser felices salvo que lo son." - William Ralph Inge

 

En mi artículo anterior, realice diferentes preguntas, las cuales pueden ser de mucha ayuda a la hora de entender y definir la felicidad, ya que, con el fin de alcanzar la verdadera felicidad, primero debemos entenderla, para así poder definirla correctamente, ya que, si poseemos el conocimiento de algo, pero no podemos entenderlo en su totalidad, entonces nunca podremos saber cómo realmente funciona, lo que dará como resultado la incapacidad de poder experimentar algo de la mejor forma posible. Por ejemplo, uno puede tener el conocimiento de cómo andar en bicicleta, pero si no podemos completamente entender cómo funciona, al final no podremos experimentar completamente andar en bicicleta.

Entonces, empezamos haciendo preguntas sobre la felicidad, ya no aceptamos más la historia que alguien nos contó acerca que esta puede ser encontrada en el mundo exterior. Todos hemos experimentado la felicidad a través de factores externos, pero queremos más, queremos un más profundo sentido de la felicidad. Por lo tanto, queremos saber el secreto de la felicidad, y queremos ser felices ahora y para siempre. Es por ello que estas aquí, ¿verdad? ¡Entonces comencemos!

 

 

 

“La felicidad es la única sanción de la vida; cuando la felicidad fracasa, la existencia se vuelve un experimento demente y lamentable.” – George Santayana

 

 

 

Como he escrito en mi artículo anterior, la felicidad de acuerdo a lo que dice el diccionario es el sentimiento de ser feliz, y ser feliz significa estar encantado o alegre sobre una cosa en particular. Por otro lado, el significado etimológico de la palabra felicidad significa “buena fortuna” pero  ¿Cómo puedo explicar su verdadero significado? La realidad es que no puedo, ya que como he escrito anteriormente, la felicidad tiene tantos significados como personas sobre este planeta. Si le preguntas a diez personas diferentes de todo el mundo cada día por una semana – ¿Qué es la felicidad para ti? Tendrías 70 respuestas diferentes.

La realidad es que todos queremos ser felices, pero todos tenemos ideas diferentes acerca de la felicidad. Por lo tanto, cada libro que lees, cada persona que escuchas, tendrá un significado diferente para la felicidad. La sociedad en la que vivimos, nuestras familias, amigos, y nuestra cultura son factores claves que determinan nuestra idea de felicidad. Estamos constantemente siendo influenciados por el entorno en el que vivimos, lo que muchas veces define nuestras creencias sobre la felicidad, y es entonces ahí donde podemos encontrar el problema, ya que aceptamos la felicidad como un concepto creado por alguien más, como, por ejemplo, la idea de que el dinero es igual al éxito, y que estos dos juntos dan como resultado la felicidad. Es por ello que buscamos el dinero para ser felices, y cuando lo obtenemos, queremos más y más, y esto sucede en otros aspectos de nuestras vidas en donde buscamos la felicidad en todos lados excepto en nosotros mismos, y es ahí mis amigos donde encontramos la clave para una felicidad duradera: La verdadera felicidad solo puede ser encontrada en uno mismo.

 

 

 

“La felicidad es una elección consciente, no una respuesta automática.” – Mildred Barthel

 

 

 

Te debes estar preguntado – Bueno, todo esto es muy bonito, ¡pero necesito el significado de la felicidad, necesito saber lo que es en verdad, para así poder experimentarla! Entonces. ¿puedes decírmelo de una vez? Y yo debo decirte que sí, te entiendo, por lo tanto, la respuesta para una felicidad duradera puede ser encontrada en tú corazón. Debes encontrar tu propio significado de la felicidad, debes encontrar lo que le da a tu vida un propósito, y así serás siempre feliz. Tu corazón ya sabe la respuesta, solo necesitas escucharla sin ser influenciado por tu mundo exterior. El verdadero significado de la felicidad es el significado que tu decidas otorgarle. Si no lo has encontrado todavía, debe ser porque siempre has buscado en un lugar fuera de ti.

La verdad es que la receta para una felicidad eterna se encuentra dentro de nosotros mismos, es por ello que no puede ser encontrada en otro lugar. No puede encontrarse ni en nuestro pasado, ni en nuestro futuro, ya que la felicidad no es un lugar al que debamos llegar, o algo que debamos encontrar, la felicidad es nada más y nada menos que una elección, sin importar nuestras circunstancias externas. Es algo que eliges cada segundo de tu vida. Tus propios pensamientos sobre algo es lo que te hace feliz, no la situación en sí. La felicidad es la forma en que ves la vida, y todos tenemos lentes diferentes por los cuales vemos el mundo, y de acuerdo a lo que vemos, y a nuestras propias creencias, es lo que va a definir la felicidad. La verdadera felicidad es cuando ves el mundo a través de lentes positivos, siendo agradecido para cada cosa que ves, eligiendo ser feliz antes que depender de factores externos para serlo.

 

 

 

La felicidad es real y existe dentro de ti, por esa razón, la felicidad eterna es posible, nadie puede quitártela excepto tú mismo. La felicidad es la simple elección de estar agradecido por cada pequeña cosa que tienes, y por cada aspecto de tu vida. ¡Elige ser feliz hoy, ahora y para siempre!

Nutre tu Mente con Pensamientos Positivos

Nuestro cuerpo y su bienestar está basado en cómo nos alimentamos, y así también sucede con nuestra mente: somos lo que pensamos, y dependiendo de si nutrimos nuestra mente con pensamientos positivos o no, es lo que vamos a experimentar en nuestra vida. Puedes tener una mente positiva, o una mente negativa, lo que hace la diferencia entre una o la otra es la elección que tomes a la hora de alimentarla, y aquello que decidas consumir día a día.

 Si no nutre tu alma, deshazte de ello.

 

Aquello que comemos y tomamos por nuestra boca diariamente tiene consecuencias en nuestro organismo, ya sea a corto o largo plazo:

 

  • Podemos comer comida en mal estado y sentirnos mal inmediatamente o al cabo de unos pocos días, o podemos enfermarnos luego de haber comido comida no saludable diariamente por un largo periodo de tiempo.
  • Así también podemos comer comida saludable un día y sentirnos bien, o podemos comer sanamente todos los días por un largo periodo de tiempo y sentirnos mejor día tras día.

 

Por lo tanto, ¿Cómo crees que sucede con la mente? La realidad es que pasa exactamente lo mismo, ya que lo que consumimos diariamente a través de nuestros ojos y oídos tiene consecuencias en nuestra mente, corazón y espíritu, ya sea a corto o largo plazo:

 

  • Podemos consumir negatividad ya sea escuchando o mirando situaciones destructivas para el alma y sentirnos mal inmediatamente o al cabo de un par de días, o podemos sentirnos realmente tristes y deprimidos luego de haber consumido negatividad por una largo periodo de tiempo en nuestras vidas.
  • Así mismo, podemos consumir positividad un día y sentirnos muy bien, o podemos consumir positividad diariamente por un largo periodo de tiempo y sentirnos felices cada día un poco más.

 

 

 

“Hay realidades que todos compartimos, sin importar nuestra nacionalidad, lenguaje, o gustos personales. Como necesitamos comida, también necesitamos de nutrición emocional: amor, amabilidad, apreciación, y apoyo de los demás.” – J. Donald Walters

 

 

 

Nutrir tu mente con pensamientos positivos es tan importante como nutrir tu cuerpo con comida saludable, ya que si fallamos en alimentar nuestra mente con pensamientos, afirmaciones y creencias positivas, ponemos en riesgo nuestra entera existencia sobre este planeta, y no porque corremos el riesgo de morir, sino porque corremos el riesgo de no haber vivido verdaderamente mientras pudimos, y no se puede vivir de verdad si conllevas contigo una mente negativa durante toda tu vida.

Con el fin de alimentar tu mente de forma saludable, es necesario evitar todo aquello que pueda contaminar tu espíritu con negatividad. El problema es que muchas veces la negatividad parece inofensiva, pero la mayoría de las veces no lo es. Cada negatividad que consumas, sin importar la cantidad, puede generar un gran impacto en tu mente, y si no eres consciente de ello, puede que consumas negatividad día tras día sin darte cuenta del grave daño que puede estar produciendo en tu mente, y el resultado será catastrófico, ya que se apoderara de tu mente, dirigiendo tu vida causándote graves efectos secundarios, como ser depresión, tristeza, enojo o angustia.

 

 

“No alimentes tu mente con pensamientos negativos. Si lo haces, puede que empieces a creer en ellos.” – Catherine Pulsifer

 

 

 

¿Irías ahora a la cocina y comerías comida podrida para la cena? Supongo que no, ¿verdad? Ya que no solo el gusto seria nauseabundo sino que además te haría sentir horrible, y es muy probable que como consecuencia te cause vómitos, diarrea y fiebre, teniendo que llamar a alguien por ayuda. Por lo tanto, me pregunto, ¿Por qué lees aquellas revistas que contaminan tu mente, las cuales te crean creencias erróneas sobre ti y tu vida, haciéndote sentir miserable? ¿O porque continuas mirando aquel programa de TV que planta semillas de odio, maldad y tristeza en tu mente? ¿O porque sigues saliendo con aquellas personas que solo sacan lo peor de las personas incluyéndote a ti, personas que solo hablan con lenguaje de odio, desesperanza, chismerío, racismo y maldad? ¿O porque sigues perdiendo tu tiempo consumiendo toda la basura que ves y escuchas en un programa de TV, una película o una canción? ¿O porque continúas consumiendo toda la porquería que lees en Facebook, revistas, y libros que solo arrebatan la felicidad de tu corazón? ¿Te has puesto a pensar en esto? Porque si no comes comida podrida porque te hará sentir mal, entonces, ¿Por qué consumes toda aquella basura que contamina tu mente y te hacen sentir mal contigo mismo y con tu vida?

Si te sientes feliz, si tienes la vida de tus sueños, si todo aquello que consumes te hace feliz y te da paz, entonces sigue así, pero si eso no sucede, entonces deberás cambiar tu dieta, y con ello me refiero a que deberás cambiar todo aquello que miras y escuchas diariamente, incluso si crees que no te está haciendo ningún daño, ya que de alguna forma u otra te afecta, ya que somos lo que pensamos y creemos, y esas creencias crean nuestro comportamiento, lo que crea nuestra perspectiva y con ello nuestra realidad.

 

 

 

Si quieres estar en paz y feliz, nutre tu mente y alma con pensamientos positivos, y deshazte de toda la negatividad de tu alrededor. Si tienes pensamientos positivos sobre ti mismo y sobre tu vida, tendrás emociones positivas, y si tienes emociones positivas, tu comportamiento será positivo, y por lo tanto toda tu realidad será mucho más positiva. ¡Nútrete con positividad y ve el cambio en tu vida!

El Tiempo es Limitado: ¡Utilízalo Sabiamente!

Desde el día en que nacimos se nos ha concedido un maravilloso regalo del cielo: El regalo de tener el tiempo necesario para experimentar esta extraordinaria, hermosa, mágica, maravillosa y a veces complicada vida, pero el tiempo que se nos ha concedido es limitado y depende de nosotros utilizarlo sabiamente.

 

"La mala noticia es que el tiempo vuela, la buena noticia es que tú eres el piloto."

 

La vida es un maravilloso regalo, y también lo es nuestro preciado tiempo, ya que sin él no seriamos capaces de poder experimentar la maravillosa experiencia de estar vivos. El problema es que vivimos nuestra vida como si no tuviera fin, y es así que perdemos nuestro preciado tiempo como si fuese posible recargar nuestro tiempo de vida con más horas como lo hacemos en una tienda con nuestro teléfonos móviles cuando nos quedamos sin crédito. La realidad es que el tiempo es algo que no podemos volver a recuperar. Entonces las preguntas más importantes que deberíamos preguntarnos es: ¿Cómo voy a utilizar mí tiempo? ¿Voy a disfrutar cada segundo de él, o voy a gastar todo mi tiempo haciendo aquellas cosas que no deseo hacer?

Nuestro tiempo en este planeta es incierto, lo que nos ha dado la idea errónea de que tenemos suficiente tiempo, y es así que gastamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo aquellas cosas que no queremos hacer con el fin de poder comprar nuestra libertad más tarde, para que finalmente podamos hacer todo aquello que siempre quisimos hacer. La realidad es que los corazones de la mayoría de las personas dejan de latir antes de que hayan podido ser totalmente libres para poder disfrutar de sus vidas, ya que son solo algunos lo que se han animado a liberar de sí mismos las cadenas de la opresión y vivir libres para perseguir sus sueños.

 

 

 

“La verdadera moneda de la vida es el tiempo, no el dinero, y todos tenemos una cantidad limitada de eso.” – Robert Harris

 

 

 

El problema es que siempre estamos demasiado ocupados haciendo aquellas cosas que no queremos hacer, lo que nos deja poco tiempo para hacer aquellas cosas que amamos, y ese es el motivo por el cual hay tanta depresión y tristeza en los corazones de los humanos. El problema es que hemos aceptado convertirnos en esclavos de esta sociedad en la que vivimos, la cual nos ha enseñado que gastar nuestro tiempo trabajando en el sueño de alguien más es lo que corresponde, mientras que utilizar nuestro tiempo para seguir nuestro corazón es totalmente inadecuado y poco realista. Hemos caído en la trapa de pensar que gastar nuestro tiempo haciendo lo que no nos gusta está bien ya que por ello obtenemos una recompensa que nos permite vivir, la cual la mayoría de las veces consta de unas simples monedas y algún que otro día libre ofrecido por aquellos para los que trabajas. Me pregunto, ¿es esto realmente vivir?

Es increíble cómo hemos aceptado el hecho de que la vida solo puede ser realmente vivida los fines de semana, en las vacaciones, y días especiales. Es triste como gastamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo lo que no queremos, teniendo siempre excusas para no hacer lo que siempre quisimos hacer. Es increíble como siempre estamos muy ocupados ganando dinero que nos olvidamos de vivir la vida, nos olvidamos de disfrutar de nuestra familia y amigos, nos olvidamos de tener tiempo para nosotros mismos, tiempo para poder hacer lo que amamos, nos olvidamos de nuestras metas y sueños estando muy ocupados haciendo otras cosas menos importantes.

 

 

 

“El tiempo es gratis, pero no tiene precio. No puedes poseerlo, pero puedes utilizarlo. No puedes conservarlo, pero puedes gastarlo. Una vez que lo hayas perdido, ya no puedes recuperarlo.” – Harvey Mackay

 

 

 

¿Cuándo fue la última vez que hiciste aquellas cosas que amas? ¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste la compañía de tu familia, hijos y amigos? ¿Cuándo fue la última vez que viajaste a un nuevo lugar? ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo emocionante? ¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de horas y horas conversando con un amigo? ¿Cuándo fue la última vez que realmente disfrutaste el hecho de estar vivo? ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste verdaderamente libre?

Hay una gran verdad: Nosotros somos realmente felices cuando utilizamos nuestro tiempo haciendo todas aquellas cosas que amamos hacer, es por eso que deberíamos usar la mayor parte de nuestro tiempo siendo felices, haciendo todas aquellas cosas que amamos y no al revés.

Entonces podríamos decir que hay 24 horas en un día, lo que significa que tenemos 168 horas por semana, o entre 720 y 744 horas por mes, lo que nos da 8760 horas por año para disfrutar de las pequeñas y grandes cosas que la vida tiene para ofrecernos. La pregunta es: ¿Cuánto de ese tiempo vas a invertir en aquellas cosas que amas? La realidad es que la vida es corta y el tiempo vuela, y es por eso que deberíamos utilizar nuestro tiempo siendo felices, viviendo la vida de nuestros sueños. ¡No te atrevas a perder un segundo más de tu vida haciendo esas cosas que no quieres, recuerda que el tiempo que gastamos no se recupera!

 

 

 

La buena noticia es que sin importar tu edad, aún tienes tiempo para decidir vivir la vida a tu manera, haciendo aquellas cosas que amas, aquellas cosas que te hacen feliz y que le dan un significado a tu vida. Entonces, ¡Sal y disfruta de la vida, no pierdas tu tiempo entre amargura y frustración, no hay tiempo para ello, el tiempo es corto y limitado, y es por ello que solo hay tiempo para ser feliz!