Tag Archives: crear

¡Tu Futuro Comienza Hoy!

Las acciones que tomamos hoy son los cimientos de nuestro futuro. Creamos nuestro propio futuro, es decir, cosechamos lo que sembramos. Somos los arquitectos de nuestra propia vida, y del futuro que aguarda por nosotros, el futuro que comenzamos a crear hoy. Por lo tanto, con el fin de tener la vida que hemos imaginado, hay algo que debemos recordar: ¡Nuestro futuro comienza hoy!

 

 

la-mejor-manera-de-predecir-el-futuro-es-creandolo-abraham-lincoln

 

 

 

La realidad es que nadie de nosotros sabe que es lo que va a suceder en el futuro, pero las acciones que tomamos en nuestro presente pueden darnos una idea de cómo va a ser nuestro futuro. Es así de simple, lo que hacemos hoy, o lo que dejamos de hacer tiene una consecuencia en nuestra vida. Creamos con cada acción que tomamos nuestro futuro, por lo tanto, depende de nosotros crear hoy aquello que deseamos experimentar mañana.

Normalmente nos sorprendemos cuando la vida de repente nos golpea en la cara con la verdad. La verdad de que nuestra vida se ha pasado rápidamente, y que nuestra realidad está lejos de ser aquella que siempre hemos soñado. Es en ese momento cuando nos preguntamos: ¿Qué he hecho toda mi vida? ¿Cómo puedo estar en esta situación ahora cuando siempre quise algo diferente para mi vida? ¿Qué fue lo que salió mal? Bueno amigo mío, haz estado demasiado ocupado haciendo algo más antes de haberte preocupado por enfocarte en crear la vida que siempre habías imaginado.

 

 

 

 

“El pasado, el presente y el futuro son en realidad uno: Hoy.” – Harriet Beecher Stowe

 

 

 

 

El problema es que vemos nuestro futuro como algo distante a nosotros, pero no lo es. La vida pasa rápido, demasiado rápido, y si no somos cuidadoso podríamos terminar viviendo una vida totalmente diferente a la vida que siempre hemos soñado. Para evitar eso, debemos enfocarnos en la vida que queremos, y tomar las acciones correctas con el fin de crearla, y debemos empezar hoy, no mañana, no pasado mañana, hoy, ahora, en este momento. El problema es que normalmente solemos dejar las cosas para mañana, ya que no nos damos cuenta de que tan cerca esta nuestro futuro de nosotros, porque en realidad empieza hoy, y con cada pequeña acción estamos creando nuestro destino.

Todo lo que quieras lograr en tú futuro requiere que tomes una cierta acción en tu presente. Puede ser duro, difícil y desagradable, pero si realmente quieres llegar al lugar al que quieres llegar, tu deberás realizar todas aquellas acciones con el fin de triunfar. Nuestro futuro es incierto, pero podemos hacer todo lo que podamos con el fin de crear la vida que queremos, o podemos dejarlo todo a la suerte y esperar a ver si se inclina en nuestro favor.

 

 

 

 

“El futuro depende de lo que hagas hoy.” – Mahatma Gandhi

 

 

 

 

¿Quieres conseguir el título que realmente deseas y convertirte en la persona que imaginas? Bueno, empieza hoy, estudia, trabaja duro y crea hoy la persona en la que quieres convertirte. ¿Quieres ser exitoso? No actúes como un perdedor y esperes volverte exitoso algún día. Actúa como una persona exitosa hoy, realiza todas aquellas acciones que te convertirán en una persona exitosa hoy. ¿Quieres tener tu propia empresa? ¡Perfecto! Trabaja duro hoy y realiza todas las acciones necesarias hasta que lo hagas realidad. Si quieres algo mañana, deberás hacer algo hoy para así estar más cerca de lo que quieres. Es lo que haces hoy lo que define tu futuro.

Lo que quiero decir aquí es que no deberías preocuparte por tu futuro, es decir, si tu estas creando la vida que quieres, ¿por qué preocuparte entonces? Tenemos que vivir en el presente sabiendo que nuestro futuro comienza hoy. Enfoca tu mente en este momento presente, disfruta cada momento de tu vida, pero al mismo tiempo crea hoy la vida que te gustaría experimentar mañana. No juegues con tu vida, no dejes todo librado a la suerte, no construyas hoy una vida de la cual te arrepentirás en el futuro.

 

 

 

 

“El ayer se ha ido, el mañana aún no ha llegado, tenemos solo el día de hoy. Comencemos.” – Madre Teresa

 

 

 

 

¿Lo que estás haciendo hoy te está guiando hacia el lugar donde quieres estar o estas simplemente a la deriva? ¿Lo que estás haciendo hoy te está ayudando a conseguir lo que realmente quieres? Se honesto contigo mismo, y responde esta pregunta: ¿Estas trabajando en tus metas y sueños, o estas muy ocupado haciendo otras cosas menos importantes? Es una pregunta de sí o no. Respuestas como “a veces”, “puede ser”, “No tengo tiempo”, “No tengo dinero”, no están permitidas. Si la respuesta es sí, ¡Felicitaciones! ¡Sigue hacia delante, vas en el camino correcto! Pero si la respuesta es no, tu simplemente puedes continuar así y esperar a ver que te depara el destino, o puedes empezar por crear el futuro que quieres experimentar sin excusas, sin demoras, sin distracciones.

 

 

 

 

 

 

La vida es como el libro “Elige tu propia aventura”, tú escribes tu propio libro, y tú creas tu propio final a través de las decisiones que tomas, y las acciones que realizas. La vida puede ser a veces impredecible, y algunas circunstancias pueden ser inevitables, pero somos los creadores de la mayor parte de nuestras vidas. ¡Elije crear hoy el futuro que sueñas!

 

La Vida se Compone de Elecciones

La vida se compone de elecciones. En cada paso de nuestras vidas tenemos la oportunidad de elegir. Creamos nuestro mundo a través de las elecciones que tomamos, por lo tanto, toda nuestra vida es el resultado de las elecciones que hemos tomado. La elección más importante en nuestras vidas es entre elegir sentirnos bien, o elegir sentirnos mal. Por lo tanto, ¿Qué vas a elegir hoy?

 

  "Que tus elecciones reflejen tus esperanzas, no tus miedos." - Nelson Mandela

 

 

Cada día nos enfrentamos con diferentes tipos de elecciones, y de acuerdo a lo que elegimos es lo que va a crear una cierta consecuencia en nuestras vidas. En la vida hay cierto tipo de circunstancias que no vamos a poder controlar, este tipo de circunstancias son inevitables, y no hay forma de que podamos elegir lo contrario, y luego tenemos otro tipo de circunstancias, aquellas que son el resultado de las elecciones que hemos tomado. Pero sin importar la circunstancia que se nos presente, nosotros siempre tenemos la elección de poder sentirnos bien o sentirnos mal.

El primer tipo de circunstancias, aquellas que no podemos evitar, son el tipo de circunstancias en las cuales no somos responsables. Por ejemplo, la muerte de un ser querido. Un día, recibimos la horrible noticia de que alguien cercano a nosotros ha fallecido. No hay forma que hayamos podido hacer algo para revertir la situación. Aquella circunstancia es algo que sucedió sin que lo buscáramos, por lo tanto, no somos responsables por ello, pero si somos responsables de una cosa: la decisión de elegir entre permitir que esa circunstancia nos destruya o no.

 

 

 

“Cada día cuando te despiertas tienes dos elecciones. Puedes elegir ser positivo o negativo; optimista o pesimista. Yo elijo ser optimista. Es todo una cuestión de perspectiva.” – Harvey Mackay

 

 

 

Cuando una circunstancia inevitable y no buscada sucede no podemos elegir otra circunstancia, otro final, u otra historia. No hay forma en la que podamos volver atrás en el tiempo y hacer algo para revertir lo que ha sucedido. Pero lo que si podemos hacer es elegir entre diferentes elecciones: Podemos elegir darnos por vencidos, o podemos elegir seguir hacia adelante. Podemos elegir ver el lado negativo o podemos elegir ver el lado positivo. Podemos elegir permitirle al dolor, enojo, y la tristeza que sentimos consumirnos, o podemos elegir que el amor cure nuestros corazones. Podemos elegir seguir permitiéndole al dolor, a la frustración, a la angustia y enojo correr como un veneno por nuestras venas, permitiendo que nos pudra por dentro, o podemos elegir sacarlo completamente de nuestro ser, limpiando nuestro cuerpo y alma con la gran cura que es el amor.

Por otro lado, también se encuentran el tipo de circunstancias que son el resultado de las elecciones que hemos hecho. Por ejemplo, cuando nos va mal en un examen porque hemos elegido no estudiar, o cuando sentimos dolor de panza porque hemos elegido comer comida basura en vez de comer comida más saludable, o cuando alguien se enfermó de cáncer porque siguió poniendo en primer lugar al cigarrillo antes que a su vida, o cuando alguien perdió a su pareja porque eligió engañar antes que amar, o cuando alguien decidió vivir una vida miserable porque se ha negado a perseguir sus sueños.

 

 

 

“Es en tus momentos de decisión cuando tu destino se forma.” – Tony Robbins

 

 

 

Cuando una circunstancia de ese tipo sucede, podemos desear haber hecho algo diferente pero no podemos cambiar las elecciones que ya hemos tomado. Somos absolutamente responsables por ello, y debemos tomar una completa responsabilidad por nuestros actos, y es ahí donde la vida nos presenta con nuevas elecciones: Podemos elegir no hacer nada al respecto, o podemos elegir actuar. Podemos elegir permitirle a esa situación paralizarnos, o podemos elegir seguir hacia adelante. Podemos elegir darnos por vencidos, o podemos elegir hacer lo mejor que podamos para revertir la situación, y entonces cambiar la situación o en el caso que no se pueda aceptarla y así seguir hacia adelante. Podemos elegir verle el lado negativo, o el lado positivo a las cosas. Podemos elegir sentir emociones negativas y permitir que nos controle, o podemos elegir sentir emociones positivas y cambiar nuestra experiencia de vida. Podemos elegir seguir mirando hacia nuestro pasado con tristeza, dolor, y enojo, o podemos elegir mirar hacia nuestro futuro con esperanza, compromiso y confianza.

Como puedes ver no siempre se puede cambiar una situación, pero siempre podemos elegir como vamos a enfrentar aquello que ha sucedido. Somos responsables de nuestras propias elecciones, y tenemos siempre la oportunidad de elegir sentirnos bien, o sentirnos mal. De acuerdo a lo que hacemos, decimos, sentimos, y de acuerdo a lo que pensamos en relación a lo que ha sucedido es lo que va a determinar nuestro futuro. Podemos elegir ser positivos y sentirnos bien, o podemos elegir ser negativos y sentirnos mal. Siempre, sin importar la situación, podemos elegir entre la felicidad o la tristeza. Es todo una cuestión de elección.

 

 

“A la larga, damos forma a nuestras vidas y nos damos forma a nosotros mismos. El proceso nunca termina hasta que morimos. Y las elecciones que tomamos son absolutamente nuestra propia responsabilidad.” – Eleanor Roosevelt

 

 

 

Siempre recuerda que no siempre lo que te sucede es consecuencia de tus propias acciones, pero al mismo tiempo, siempre recuerda que cada elección que hagas hoy tendrá una consecuencia en tu vida a corto o largo plazo. Si sientes que tus elecciones no te están acercando al lugar que quieres estar, o si sientes que no te están haciendo sentir de la forma que te gustaría sentirte, o si sientes que no te están permitiendo ser la persona que te gustaría ser, es tiempo de hacer una elección.

Puedes elegir seguir tomando el mismo tipo de elecciones negativas, dejando todo a la suerte, o puedes elegir detenerte y empezar a tomar las mejores elecciones posibles, siendo el creador de tu propio destino. Tu felicidad depende de las elecciones que hagas. Si te sientes feliz, es muy probable que estés haciendo las elecciones correctas, pero si no es así, es posibles que no estés eligiendo las mejores para tu vida. Todo es imposible hasta que elegimos hacer lo imposible posible.

 

 

 

 

 

Nuestras vidas son el resultado de nuestras elecciones, y somos lo que elegimos ser. Todo es una cuestión de elección, por lo tanto, sin importar lo que suceda, ¡haz la elección de ser feliz hoy, mañana y siempre!