Tag Archives: Coraje

Sin Riesgo No Hay Gloria

En el camino hacia nuestras metas y sueños vamos a tener que enfrentarnos con muchos riesgos. Cada meta y cada sueño implica un riesgo. La decisión de tomar ciertos riesgos o no es lo que va a determinar ya sea nuestra victoria o nuestra derrota. Los riesgos son simplemente desafíos que nos acercan a nuestros sueños. Entonces, ¿Estas listo para tomar los riesgos necesarios y convertir tus sueños en realidad?

 

 

parece-ser-una-ley-de-la-naturaleza-inflexible-e-inexorable-que-aquellos-que-no-arriesgan-no-pueden-ganar-john-paul-jones

 

 

La vida misma es un riesgo, desde que nacemos enfrentamos distintos riesgos. Cuando somos niños tomamos riesgos todo el tiempo, incluso cuando le tememos a lo desconocido tomamos riesgos con el fin de descubrir, aprender y crecer, y una vez que descubrimos lo que podemos conseguir al tomar riesgos, nos convertimos en imparables tomadores de riesgos. El problema cuando crecemos es que nuestros riesgos se vuelven mayores, y así nuestros miedos se incrementan, paralizándonos, y es en ese momento cuando dejamos de caminar hacia delante en la dirección de nuestros sueños, renunciando a la vida que siempre hemos soñado.

Los riesgos dan miedo, ese es el motivo por el cual preferimos evitarlos. La verdad es que tomamos riesgos todo el tiempo, incluso sin saberlo. El simple acto de levantarse de la cama implica un riesgo. Cada acción que tomamos, en mayor o menor medida implica un riesgo. El problema es que nuestros miedos son directamente proporcionales a la magnitud de nuestros riesgos, y cuando el riesgo que debemos enfrentar es enorme, nuestros miedos terminan ganando la batalla, y todos nuestros deseos rotos en pedazos son enterrados en el olvido.

 

 

 

 

 

“El riesgo más grande es no tomar ningún riesgo. En un mundo que cambia tan rápidamente, la única estrategia garantizada a fracasar es no tomar riesgos.” – Mark Zuckerberg

 

 

 

 

 

Por lo tanto, con el fin de hacer nuestras metas y sueños realidad vamos a tener que tomar cada riesgo necesario. Pero, ¿Eso significa que debemos tomar cada riesgo posible? Bueno, la respuesta va a depender de nuestras metas y sueños y del tipo de riesgo que debamos tomar para poder alcanzarlos. Si lo que podemos conseguir al tomar un cierto riesgo es mayor de lo que podemos perder entonces deberíamos aceptar el desafío y tomar el riesgo, pero si podemos perder más de lo que podemos ganar, entonces deberíamos pensarlo dos veces antes de tomar el riesgo.

La clave es pensar primero, y analizar todas las probabilidades. Si están más a tu favor que en contra, deberías entonces intentarlo y tomar el riesgo, y si ganas, entonces harías tus sueños realidad o al menos estarías un paso más cerca de poder lograrlo. Y en el caso de que pierdas, no perderías mucho, y siempre podrás empezar de nuevo y armar un nuevo plan y hacer las cosas de una forma diferente en el futuro.

 

 

 

 

 

“Aquél que no es lo suficientemente valiente como para tomar riesgos no logrará nada en la vida.” – Muhammad Ali

 

 

 

 

 

Por ejemplo, si tú quieres una vida mejor para tu familia, y tú vas y apuestas todo lo que tienes en la ruleta, es muy probable que termines perdiéndolo todo. En este caso es mejor no tomar este tipo de riesgo y elegir una opción diferente. Pero imaginemos que tienes una mejor oferta de trabajo para una compañía diferente en una ciudad distinta, y tienes miedo de empezar una nueva vida, pero si realmente quieres algo mejor para tu familia, entonces deberías animarte a tomar el riesgo, porque lo que perderías sería menor de lo que podrías ganar incluso si ese riesgo no termina saliendo como querías.

Es por este motivo que los riesgos son tan importantes, porque son grandes maestros. Nos enseñan algo sobre nosotros que no sabíamos, nos enseñan a hacer algo que antes no sabíamos hacer, nos enseñan a actuar de una manera diferente, nos hacen crecer, nos hacen más sabios, nos hacen evolucionar, abren puertas que estaban cerradas y hacen que nuestros sueños y metas se vuelvan una realidad.

 

 

 

 

 

“Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar.” – T.S. Elliot

 

 

 

 

 

Por lo tanto, si quieres cambiar tu vida, si quieres alcanzar una cierta meta o hacer que un sueño se vuelva realidad tu deberás tomar todos los pasos necesarios y tomar todos aquellos riesgos en donde las probabilidades estén altamente a tu favor. Tómate el tiempo para pensar sobre el riesgo que debas tomar, analiza las probabilidades, pero no permitas que tu mente se enfoque en lo que puede salir mal, sino en lo que puede salir bien. Si ese sueño que tienes, si esa meta que tienes es lo que realmente quieres, y si será realmente para tu propio beneficio, las probabilidades estarán siempre a tu favor, por lo tanto ¡no lo pienses demasiado, toma el riesgo y obtén la gloria!

 

 

 

 

 

¿Las probabilidades de obtener un resultado positivo son altas? ¿Puedes llegar a ganar más de lo que puedes perder si tomas el riesgo? Si la respuesta es sí, no lo pienses de nuevo, no permitas que tus miedos interfieran con tus sueños y con confianza ¡ve a hacia delante y toma el riesgo!

Cuando Nuestro Mundo Tiembla: Enfrentando Cambios

Los cambios son parte de la vida, y en algún punto de nuestras vidas nos vamos a enfrentar cara a cara con ellos. Los cambios son difíciles de digerir, incluso cuando los buscábamos. El problema es que los cambios nos causan temor porque nosotros tememos aquello que desconocemos, y cuando surge un cambio, nuestro mundo tiembla. Por lo tanto, nosotros vamos a tener dos opciones: Podemos enfrentarlos y bailar al ritmo del temblor, o podemos escondernos y dejar que el temblor nos entierre.

 

 

"La unica manera de darle sentido a los cambios es sumergirse en ellos, moverse con ellos, y unirse al baile." - Alan Watts

 

 

Muchas veces en nuestras vidas vamos a tener que enfrentarnos a diferentes tipos de cambios, algunos de ellos van a ser creados por nosotros, y otros van a ser creados para nosotros. Los primeros son los más fáciles de digerir, porque la mayoría de ellos son el resultado de nuestros propios deseos, y estos suceden porque nosotros permitimos que sucedan, estos son creados por nosotros, voluntariamente, a través de nuestras propias decisiones y acciones. Pero los segundos son aquellos que no buscábamos, estos suceden de repente, sin esperarlos, sin llamarlos.

Todos los cambios nos desestabilizan y hacen temblar nuestro mundo. La razón es porque estos nos fuerzan a abandonar la costa y a entrar en territorios desconocidos, nos empujan lejos de nuestra zona de confort desestabilizándonos completamente. Pero una vez que los enfrentamos, nosotros los desafiamos, y es en ese preciso momento cuando encendemos la llama que hace arder nuestro corazón, dándonos el poder y la fuerza para enfrentar los nuevos cambios en nuestras vidas, y cambiar toda nuestra realidad.

 

 

 

“Todo cambio es difícil al principio, confuso a la mitad, y maravilloso al final.” – Robin Sharma

 

 

 

Los cambios son muchas veces inevitables, a veces porque no hay ninguna otra opción, no hay otra alternativa, no hay escape, y no podemos evitarlos. Estos simplemente aparecen, son reales, y podemos aceptarlos y salir victoriosos, o podemos pelear una batalla ya perdida. ¿Por qué una batalla ya perdida? Porque cuando un cambio inesperado se nos ha presentado en nuestras vidas no podemos evitarlos, y la única forma de salir victoriosos es seguir hacia adelante. Resistir los cambios solo nos conducirá hacia nuestra derrota.

Por lo tanto, ya sea que enfrentemos un cambio que hemos creado nosotros o un cambio inesperado, primero debemos aceptarlo, nos guste o no nos guste, lo que no quiere decir que debamos conformarnos. Si este nuevo cambio no es de nuestro agrado, entonces debemos pensar la forma de crear el tipo de cambio que sí nos gustaría que suceda en nuestras vidas, y hacerlo realidad. No podemos luchar con el pasado, no podemos pelear con lo que ya sucedió, pero si podemos hacer todo lo necesario para crear el futuro que queremos.

 

 

 

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, ni tampoco la más inteligente, sino aquella que más se adapta al cambio.” – Leon C. Megginson

 

 

 

La primer y más importante cosa que debes saber con el fin de enfrentar cualquier cambio en tu vida es que nada va a permanecer igual, todo cambia, todo se transforma. El mundo está constantemente moviéndose, y suceden cambios todo el tiempo. Van a existir aquellos que van a ser creados por nosotros mismos, y van a existir aquellos que sucederán sin que los busquemos, pero debemos saber que todo cambio está a nuestro favor, y no en contra. Puede no verse de esa forma, pero al final siempre serán un beneficio para nosotros si le damos la oportunidad. Los cambios nos hacen cambiar, y ese es el propósito de los cambios que suceden en nuestras vidas, porque estos nos hacen crecer, nos hacen fuertes, nos hacen evolucionar y desarrollan el potencial escondido dentro nuestro.

 

 

 

 

Permitamos que los cambios sucedan, dejémoslos fluir, y enfrentémoslos con coraje y confianza, sabiendo que tenemos el poder para crear la vida que queremos. Con confianza en Dios, en ti mismo y en tu vida, sigue moviéndote al ritmo de los cambios. ¡Cierra tus ojos y sigue bailando!

Descubre tu Propósito en la Vida

Descubrir el propósito de tu vida no es algo sencillo, pero es lo más importante de tu vida, ya que, sin un propósito, simplemente existimos. Es el hecho de descubrir la razón por la cual estamos aquí, lo que le da a nuestra vida un significado más profundo, y es vivir con un propósito lo que hace la vida más interesante.

 "Los dos dias mas importantes de la vida son el dia en el que naces, y el dia en que descubres por que." - Mark Twain

 

¿Alguna vez te has preguntado porque estás aquí? ¿Alguna vez te has preguntado si lo que estás haciendo ahora es lo que realmente viniste a hacer? Porque si aquello que haces te hace sentir como si estuvieses muerto por dentro, seguro es debido a que aquello que haces, no es tu verdadero propósito, no es el motivo principal por el cual estas aquí, porque tu propósito es lo que te hace sentir vivo, tu propósito es lo que te otorga alegría y felicidad, tu propósito es lo que le otorga significado a tu vida.

¿No sería irónico pasar por todo el complicado, sofisticado y milagroso proceso de nacer simplemente para venir a este mundo para estar muerto? ¿No se supone que hemos venido a este mundo para vivir? La realidad es que la mayoría de las personas le temen a la muerte, sin saber que ya están muertos por dentro, mientras que sus cuerpos permanecen con vida.  Puede parecerte que exagero, pero el incremento de personas con depresión, angustia, estrés y otros desórdenes mentales, así también con el incremento de suicidios a nivel mundial, son un indicativo de que nuestra perspectiva sobre la vida, y los motivos de nuestra existencia están errados.

 

 

 

“El secreto de la existencia humana no solo está en vivir, sino también en saber para qué se vive.” – Fiodor Dostoievski

 

 

 

Lo más increíble es que parece ser que cuando somos niños ya sabemos lo que nos gustaría ser de grandes, o al menos nos animamos a soñar, y nos animamos a soñar en grande, sin miedos, sin limitaciones. Cuando somos niños todo parece posible, pero tarde o temprano ese concepto se nos es arrebatado, y todo aquello que creímos alguna vez, todos nuestros sueños y deseos, junto con nuestro verdadero yo, son asesinados y enterrados, convirtiéndonos así en un producto de esta sociedad decadente.

¿Qué te gustaría ser cuando seas grande? – ¡Mi Dios, si he escuchado esa pregunta cuando era una niña! Nunca entendí porque los adultos te preguntan esa pregunta, si lo único que quieren escuchar son cosas como: ¡Yo quiero ser un abogado como mi papa! o  ¡Quiero ser un ingeniero! Porque si dices cosas como: ¡Quiero ser músico! o ¡Quiero ser un superhéroe y salvar a el mundo! o ¡Quiero ser veterinario y salvar a todos los animales! o ¡Quiero ser un astronauta! o ¡Quiero viajar por el mundo! Las personas seguramente dirían cosas como: ¡Pero haciendo eso no ganas dinero!, ¡Eso es imposible!, ¡Eso no puedes hacerlo!

 

 

 

“Usted fue puesto en esta tierra para alcanzar tu verdadero ser, para vivir tu propósito, y hacerlo con valentía.” – Steve Maraboli

 

 

 

La realidad es que cuando pasamos a ser adultos dejamos de creer, y empezamos a hacer aquellas cosas que no son lo mejor para nosotros, pero para nuestra familia, amigos, jefe, entre otros. Y es así que hacemos todo aquello que podamos para pertenecer a esta sociedad, que poco a poco nos mata por dentro, y es así que vivimos, o, en otras palabras, simplemente existimos por el resto de nuestras vidas, haciendo lo que no nos gusta, privándonos de nuestro verdadero propósito. Lo más gracioso es que vamos por la vida buscando felicidad, pero ni si quiera nos preguntamos porque estamos aquí, ¿Y cómo vamos a poder ser realmente felices si no hacemos lo que realmente vinimos a hacer?

Descubrir el propósito de tu vida debería ser tu meta principal, no el dinero, el auto, la casa, y otras cosas materiales, no la fama ni el poder. Aquellas cosas podemos obtenerlas o no, pero deberían ser absolutamente secundarias, es decir, que no son el factor que va a determinar nuestra felicidad ni nuestro propósito en este planeta. Una vez que descubras tu propósito en la vida, y hagas lo que viniste a hacer, todo aquello que es bueno para ti aparecerá en tu vida sin que lo llames.

 

 

 

El propósito de la vida es vivirla, disfrutar de la experiencia al máximo, y esperar con entusiasmo y sin miedo, vivir experiencias más nuevas y más enriquecedoras.” – Eleanor Roosevelt

 

 

 

Descubrir tu propósito en la vida no es sencillo, ya que requiere dejar atrás nuestra zona de confort. Para saber quien eres, y porque estas realmente aquí, tú debes preguntarte preguntas que nunca te has preguntado antes, debes cuestionarte cosas, cambiar tu perspectiva, debes dejar la zona de confort en donde todo es conocido, para así poder adentrarte en terreno desconocido. En este lugar te surgirán dudas, y veras las cosas desde una perspectiva diferente, y aquello a veces podrá generar frustración y dolor, ya que es en ese momento en donde nos damos cuenta cuan inconsciente estábamos, pero en el final encontraras la libertad, paz, y alegría que tanto estabas anhelando y descubrirás lo que significa estar realmente vivo.

La realidad es que no estamos en este mundo por accidente, estamos aquí por una razón, y encontrar esa razón es la clave para vivir una vida feliz y exitosa. Si fallamos encontrar tal razón, si evitamos encontrar nuestro propósito, nuestra vida se convierte en una obligación, nos volvemos esclavos de una vida miserable, y nuestra vida diaria se convierte en un castigo, hasta que finalmente seamos liberados del dolor a través del proceso de la muerte.

 

 

 

 

¿Vas a seguir existiendo o empezarás a vivir? La realidad es que todos hemos venido a este mundo por un motivo, y aquel motivo es lo que dará sentido a nuestra vida, y al mismo tiempo revelará nuestro gran potencial. ¡Descubre el motivo por el que estas aquí, no te conformes, no te rindas, descubre, experimenta, y crea la vida de tus sueños!

¿Crees Realmente en Tus Sueños?

¿Crees realmente en tus sueños? Porque soñar no es suficiente. Con el fin de hacer tus sueños realidad, tú debes creer en ellos con todo tu corazón. Si realmente crees en tus sueños, no hay nada que pueda detenerte de convertirlos en realidad.

 Imagina con toda tu mente, cree con todo tu corazón, consíguelo con todas tus fuerzas.

 

Todos tenemos sueños, pero solo unos pocos son capaces de convertirlos en realidad, ¿y porque sucede esto? Bueno, se puede decir que hay varios motivos, pero el principal motivo es que muchas veces tenemos sueños, pero no creemos en ellos. El problema es que, dentro de nosotros mismos, en ese lugar desconocido, donde guardamos nuestras creencias, podemos encontrar la creencia de que nuestro sueño es imposible o muy difícil de hacerse realidad, y aquellas creencias son las que sabotean nuestros sueños. No importa que hagamos, seguimos fracasando ante el intento de hacerlos realidad, porque de alguna manera creemos que son imposibles, y esa creencia crea nuestra realidad.

Creer es una de las herramientas principales que tenemos para crear la vida que queremos, por lo tanto, si creemos que algo es imposible, esa creencia va a colaborar a crear la idea de que nuestra realidad no es un lugar en donde los sueños son posibles, y es así que nuestros sueños seguirán siendo sueños hasta el fin de nuestros días, quedándonos así sin la posibilidad de realmente vivir la vida que siempre hemos soñado.

 

 

 

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.” – Eleanor Roosevelt

 

 

 

En mayor o menor medida, podemos decir que todos somos soñadores, pero debido a las limitaciones que poseemos en nuestra mente debido a nuestros miedos impuestos por el mundo exterior, solo unos pocos de nosotros tienen la posibilidad de vivir la vida de sus sueños, y eso se debe a que estas personas no solo se han atrevido a soñar, pero también a creer, y no solo a creer, sino que estas personas han hecho todo lo que han podido para convertir sus sueños en realidad. Para aquellas personas nada es imposible, ellos se animaron a soñar y creer con todas sus fuerzas, incluso cuando nadie creía en ellos. Este tipo de personas son imparables cazadores de sueños, y nunca se detienen hasta tener éxito.

Todos podemos soñar, pero no todo el mundo puede creer, y no importa cuánto soñemos ni cuantos sueños tengamos, si no creemos en ellos, si no creemos que son posibles, nunca lo serán, porque la realidad es que nadie intentara convertir algo imposible en posible sin la creencia de que, si se puede hacer algo realidad, sin importar que tan imposible parezca. Como, por ejemplo, nadie va a saltar de un edificio esperando volar cuando se sabe con certeza que volar es imposible, ni siquiera nadie se animaría a intentarlo. Por lo tanto, podremos soñar con volar, pero sabemos que es imposible, por lo tanto, no haremos nada al respecto, y ahí se termina la historia.

 

 

 

“Para lograr grandes cosas, no solo debemos actuar sino también soñar, no solo planear sino también creer.” – Anatole France

 

 

 

Creer hace que todo sea posible, porque de hecho cambia tu programación mental, la cual ha sido programada con una perspectiva muy limitada, y al cambiar tus creencias, cambiaras tu vida entera. Cuando empiezas a creer de verdad en tus sueños, tu perspectiva aumenta, y lo que una vez fue imposible para ti, se vuelve posible, y es así que tus sueños empiezan a sentirse más reales.

Entonces, ¿Crees en tus sueños? Intenta ser honesto contigo mismo. Cierra los ojos por un segundo y piensa en tu sueño, ¿Puedes verlo? Bueno, ahora intenta verte a ti mismo en tu sueño, visualízalo, hazlo real, ¿Cómo se ve? ¿Cómo se siente? Genial, ¿Verdad? Bueno ahora mira a tu alrededor, e intenta mirarte a ti mismo en el espejo, ¿Puedes imaginar a esa persona que estás viendo capaz de alcanzar lo que sea que se proponga? ¿Crees en esa persona? ¿Crees en tu sueño? ¿Crees que es posible? Entonces, ¿Qué estas esperando? ¡Sal y haz que suceda!

 

 

 

Los sueños son posibles para aquellos que se animan a creer que pueden volverse realidad. Cree que lo que quieres es posible, ¡Y así será! Sueña, Cree, Consíguelo.

Un Nuevo Año: Cientos de Nuevas Oportunidades

¿Por qué el Año Nuevo es un motivo para celebrar? Porque la vida nos otorgara 365 nuevas oportunidades para que podamos disfrutar de la vida y ser felices. Es por eso que en este momento del año nuestros corazones se llenan de sueños, deseos y esperanzas. Muy dentro de nuestros corazones creemos que este podría ser el año en el que podamos hacer todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer, convirtiendo nuestros sueños y metas en realidad. Y esto es en realidad cierto. La pregunta es: ¿Estas 100% comprometido a dar lo mejor de ti este año? La respuesta a esta pregunta determinara tu futuro.

 "Mañana es la primer página en blanco de un libro de 365 páginas. Escribe uno bueno." - Brad Paisley

 

A las 00:00 horas del primer día del año, levantamos nuestras copas y brindamos por el nuevo año, y con alegría miramos hacia el futuro con esperanza. Recordamos así, el año que se ha ido y esperamos con ansias el desarrollo del nuevo año. La mayoría de nosotros pensamos acerca de todas aquellas cosas que hemos querido hacer y no hicimos el año pasado, y así deseamos que este año nos permita hacer todas aquellas cosas siempre quisimos hacer. Ese es el espíritu de esta época del año, el espíritu de creer que todo puede ser posible.

El problema es que, al cabo de unos días, este espíritu se ve opacado por nuestra rutina diaria, miedos, preocupaciones y problemas, y una vez más hacemos a un lado todas nuestras metas, deseos y sueños. Por lo tanto, dejamos todo a la suerte, y cuando eso sucede hay un gran porcentaje de probabilidades de que no terminemos haciendo aquellas cosas que queríamos hacer. Eso quiere decir que saboteamos nuestra propia vida, prohibiéndonos vivir la vida de nuestros sueños.

 

 

 

“Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad si tenemos el coraje de perseguirlos.” – Walt Disney

 

 

 

La verdad es que no sabemos todas las cosas que nos sucederán, pero ello no quiere decir que debamos dejar todo a la suerte, sino que deberíamos hacer todo lo que podamos con el fin de crear el tipo de vida que nos brindara la mayor alegría y felicidad. Por lo tanto, debemos usar estos días para reflexionar sobre el año que está a punto de terminar, así podremos recibir el nuevo año más preparados, siendo los creadores de nuestro futuro y no simplemente apostando con nuestra vida. Es importante saber que estamos donde estamos ahora porque nosotros lo quisimos de esa manera, por lo tanto, si deseamos un resultado diferente, tendremos que actuar de una manera diferente.

Aprovechemos este momento para relajarnos y reflexionar sobre este año. ¿Has hecho la mayoría de las cosas que querías hacer? ¿Has alcanzado la mayoría de tus metas? ¿Has invertido la mayoría de tu tiempo en tu mismo? ¿Has sido la mayor parte del tiempo alegre y feliz? ¿Qué cambiarias? ¿Qué podrías haber hecho diferente? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Has crecido como persona? ¿Eres feliz con la persona que has sido? ¿Has trabajado duro con el fin de estar más cerca de tus sueños? ¿Has disfrutado verdaderamente tu vida? Querido amigo, esa es la pregunta más importante de todas, por lo tanto, la escribiré de nuevo una vez más: ¿Has disfrutado verdaderamente tu vida?

 

 

 

“Cambia tu vida hoy. No apuestes al futuro, actúa ahora, sin demora.” – Simone de Beauvoir

 

 

 

Esto es importante, porque no importa lo que haya sucedido, si has sido capaz de disfrutar tu vida, eso es todo lo que importa, porque la vida está hecha para ser feliz, con sus cosas buenas y malas. Las cosas buenas son lo mejor, pero las malas son lecciones, pruebas y oportunidades que la vida nos da con el fin de sacar lo mejor de nosotros mismos. Te propongo pensar sobre todas aquellas preguntas, tomate tu tiempo para relajarte y reflexionar y luego deja ir el pasado, olvídate de aquello que no te sirve, recuerda las lecciones, aprende de tus errores y quédate con todas aquellas buenas cosas de este año, y con esperanza y confianza avanza hacia este nuevo año con alegría.

Una vez que terminemos, debemos enfocarnos en el año que está por venir, y las preguntas más importantes serán: ¿Qué es lo que verdaderamente quieres que te suceda este año? Una vez que sepas la respuesta, piensa sobre estas preguntas: ¿Qué puedes hacer ahora para mejorar tu futuro? ¿Qué acciones puedes realizar para poder estar más cerca de tus sueños? ¿Cuáles serían los primeros pasos? ¿Qué puedes hacer para convertirte en la mejor versión de ti mismo? Piensa sobre aquellas cosas que te hacen feliz, y luego sal y haz que sucedan. Piensa sobre aquellas cosas, escríbelas, y realiza las acciones necesarias que harán que todo sea posible.

 

 

 

No hay un tiempo correcto, el tiempo es ahora. Lo bueno es que realmente no importa en qué época del año estemos, porque cada nuevo día es una nueva oportunidad para hacer todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer y ser felices. No hay tiempo que perder, el tiempo vuela, el tiempo es limitado, ¡Por eso sal y haz de este año un año maravilloso!

No Dejes que Tus Miedos Controlen tu Vida

Si sientes como si tu corazón estuviese vacío, si sientes angustia y tristeza, si tu vida es más parecida a un sufrimiento más que a un placer, si te encuentras constantemente haciendo excusas para no hacer aquellas cosas que siempre has querido hacer, es probablemente debido a que le has permitido a tus miedos controlar tu mente, y cuando haces eso, al mismo tiempo le permites a tus miedos controlar tu vida entera.

 Una cabeza llena de miedos no tiene espacio para sueños

 

Los miedos son poderosos, ya que tienen la capacidad para desatar la grandeza dentro de ti, lo que te hará conseguir la vida de tus sueños, o pueden destruir tu espíritu, y convertir tu vida entera en una pesadilla. Los miedos son parte de la vida, no hay forma de que podamos evitarlos, existen en cada cultura, y en que cada parte de este mundo. En mayor o menor medida siempre estarán presentes en las vidas de los humanos, pero el tipo de impacto que tengan sobre nosotros dependerá en que tan bien lidiemos con ellos.

Los miedos pueden detenerte, o pueden empujarte hacia adelante, lo que hace la diferencia entre uno y otro es la decisión que tomes. Tenemos dos opciones, podemos elegir controlarlos y usarlos como motivación para ser cada día mejor, o podemos elegir usarlos como una jaula en donde encerrarnos por el resto de nuestra vida. La segunda opción siempre es la más sencilla, le permites a tus miedos controlar tu vida, y utilizas eso como excusa para permanecer en la jaula, sintiéndote así seguro, ya que ahí dentro no existen riesgos ni desafíos, pero la primera opción te otorgara lo que tu alma anhela, porque tu alma sabe quién eres realmente, sabe que tú no eres tus miedos, sabe que eres mucho mejor que eso.

 

 

 

“Lo único que debemos temer es el miedo mismo.” – Franklin D. Roosevelt

 

 

 

Si no tomas riesgos en tu vida debido a tus miedos, solo arriesgaras una cosa: la posibilidad de tener la vida de tus sueños. No arriesgar nada es en realidad arriesgarlo todo, ya que conviertes tu vida en una rueda de la fortuna y dejas así todo a la suerte, y es en ese preciso momento cuando le otorgas a tus miedos todo el poder que necesitan para controlar tu vida, y todo aquello que siempre quisiste, cada sueño, cada meta, desaparece en las oscuridades de tus miedos. Si permites que te controlen, te robaran todas las oportunidades de vivir la vida que siempre has querido, desviándote del camino hacia tus sueños, dejándote así en un camino oscuro que solo te llevara a la tristeza, a la frustración, al enojo y a la desesperanza por el resto de tus días.

Entonces si no has ido hacia adelante en la vida, si hace tiempo que no tomas riesgos, si no has intentado nada nuevo, si no has hecho aquellas cosas que amas por un largo tiempo, si no te has sentido completamente feliz disfrutando la vida al máximo, si solo has estado haciendo aquellas cosas que se supone que debes hacer es porque le has permitido a tus miedos controlar tu vida, y es así que ahora no tienes ningún poder en lo absoluto, y nada cambiara a no ser que decidas hacer algo al respecto. Tu estas donde estas ahora, haciendo lo que estás haciendo porque lo has querido de esa manera, no se puede culpar a nadie ni declarar a nadie culpable por nuestro fracaso, ya que somos solamente nosotros los responsables de haberles permitido a nuestros miedos la capacidad para apoderarse de nuestras vidas y nuestro destino.

 

 

 

“Solo cuando ya no tenemos miedo comenzamos a vivir.” – Dorothy Thompson

 

 

 

A pesar de esto, podemos decir que todavía hay esperanzas, ya que todavía podemos revertir la situación, todavía podemos tener la vida que siempre hemos querido y ser felices. Para que esto suceda, primero debemos dejar de creer en la historia que nuestros miedos nos han contado, ya que ellos solamente nos cuentan lo que puede salir mal en lugar de decirnos lo que puede salir bien si decidimos seguir a nuestro corazón. El problema es que nuestros miedos no son positivos ya que de alguna forma solo intenta protegernos de las adversidades, pero lo que no entienden es que al hacernos sus prisioneros solo nos ponen en un lugar de absoluta vulnerabilidad en donde somos expuestos a cualquier adversidad. Es por ello que debemos optar por no creer más en los cuentos de nuestros miedos, sabiendo que solo nos cuentan lo que podría suceder mal, pero nosotros sabemos que si seguimos a nuestros sueños sin rendirnos, con coraje y determinación nada puede salir mal, y así le demostraremos a nuestros miedos que tan equivocados estaban.

Todo aquello que siempre has querido, cada sueño, cada meta, cada idea es posible, son reales y existen en algún lujar lejos de nuestros miedos. Si quieres ser feliz, si verdaderamente quieres disfrutar de tu vida, debes silenciar a tus miedos, y así evitaras darles el poder para crear tu futuro. No dejes que te detengan, sino úsalos como motivación para sacar lo mejor de ti mismo.

 

 

 

¡Tu vida es como un cuaderno, si no te gusta lo que ves, entonces da vuelta la página, toma tus marcadores favoritos y has un nuevo dibujo! Puedes crear todo aquello que quieres si no permites que tus miedos te cieguen. ¡Sigue hacia adelante, sigue soñando y no te detengas!

Los desafíos son oportunidades disfrazadas

Los desafíos son oportunidades disfrazadas. Parecen estar en nuestra contra, pero en realidad están de nuestro lado. Los desafíos son oportunidades que la vida nos presenta para poder sacar la grandeza dentro de nosotros y convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

 "Ser desafiado en la vida es inevitable, ser derrotado es opcional." - Roger Crawford

 

Los desafíos son oportunidades perfectamente disfrazadas de obstáculos, y es por ello que la mayor parte del tiempo sentimos que están en nuestra contra, pero la vida nos presenta los desafíos por un propósito muy especial, tienen una razón de existir, y contienen dentro un gran e importante regalo. Los desafíos tienen el poder para cambiarnos, porque nos empujan tan cerca de la cornisa que no tenemos ninguna otra opción que saltar hacia lo desconocido.

Es en ese momento en particular cuando estamos cayendo en picada hacia el suelo, es cuando encontramos en nosotros la fuerza que no sabíamos que teníamos, y es entonces cuando lo que parecía ser el fin de todo, fue en realidad el comienzo de una vida completamente diferente. Fueron en aquellos momentos de absoluto caos cuando encontramos un tesoro dentro de nosotros. Fue en ese momento en donde caíamos cuando de repente pudimos abrir los brazos, y aquellos brazos se convirtieron en alas, y así aprendimos a volar y renacimos como una nueva y mejor persona.

 

 

 

“Todos crecimos con un cierto grado de poder. La clave para el éxito es descubrir este poder innato y usarlo diariamente para enfrentar cualquier desafío que se interponga en nuestro camino.” – Les Brown

 

 

 

Es normal sentirse abrumado por los diferentes desafíos que la vida nos propone, y es por ello que es tan fácil darnos por vencidos. En general, cuando afrontamos un nuevo desafío, nosotros rápidamente buscamos un escape, buscamos una ruta alternativa, buscamos la salida más fácil y a eso lo llamamos éxito, cuando en realidad no es sino otra forma de darse por vencido, porque la única forma de tener éxito es enfrentando a todos aquellos grandes y pequeños desafíos que la vida nos presenta.

Los desafíos son una parte importante de la vida, ellos nos indican que hemos dejado atrás nuestra zona de confort y hemos ido hacia lo desconocido, y es en aquel lugar donde todo es posible. Los desafíos le dan un significado especial a nuestra ordinaria vida, nos hacen crecer, y nos cambian para mejor. Después de enfrentar un desafío nunca seguimos siendo la persona que fuimos antes, porque los desafíos traen a la luz nuestra fuerza, poder y coraje que estaban profundamente escondidos en alguna parte muy dentro de nosotros.

 

 

 

“No se supone que los desafíos de la vida te paralicen, se supone que te ayudaran a descubrir quién eres.” – Bernice Johnson Reagon

 

 

 

Los desafíos son oportunidades para sacar lo mejor de ti mismo, y el sentimiento de haber salido victoriosos de aquellos desafíos que parecían imposibles es grandioso. No importa el tamaño del desafío, ya que siempre te convierten en una mejor persona, y la recompensa que obtienes por haberlos enfrentado es extraordinaria. Es una gran sensación de felicidad la que se esparce por todo tu cuerpo cuando has superado aquellas cosas que alguna vez creíste imposibles. Pero para llegar a ese momento primero debes enfrentar a todos aquellos desafíos que la vida te propone.

En mi caso en particular siempre he afrontado distintos desafíos, por ejemplo, este blog es uno de ellos. Escribir un blog sin experiencia y decir escribirlo en Ingles par así llegar a más personas, incluso cuando mi primer idioma es el español, fue un gran desafío para mí. Mi primer pensamiento fue el de darme por vencida, ya que tenía miedo de muchas cosas, por ejemplo, el de tener miedo de no poder escribir bien en Ingles, y las posibles opiniones de los demás realmente me asustaban. Mi segundo pensamiento fue el de escribirlo en mi propia lengua, pero eso hubiese sido tomar el camino más fácil, y es por ello que decidir enfrontar el desafío de crear un blog y escribir en Ingles, y luego después de casi un año aquí estoy, más feliz que nunca, y sintiéndome más fuerte que antes. Afronte mis miedos, supere los desafíos y me supere a mí misma. Es por ello que puedo decir que los desafíos te ponen a prueba, te ponen al límite, pero si con coraje y fuerza los enfrentas, el resultado es una mejor versión de ti mismo.

 

 

 

Acepta tus desafíos, acepta la oportunidad que la vida te da a través de ellos, para que así puedas convertirte en una mejor versión de ti mismo. ¡Enfréntalos sin miedo, y deja que liberen la grandeza que hay dentro de ti!

¿Por qué Caemos?

De vez en cuando caemos debido a que hay algo allí que se supone que debamos encontrar, de otra forma no hubiésemos caído. A veces hay algo que nos falta en nuestra vida y muchas veces no somos conscientes de ello, y nos damos cuenta el día en caemos. Es en ese lugar de oscuridad y sufrimiento donde encontramos la luz que buscábamos, es en aquel lugar en donde nos encontramos a nosotros mismos.

 "No importa cuantas veces te caigas, lo importante es cuantas veces te levantes."

 

Caer es parte de la vida, ya que no es algo que podamos evitar, a no ser que vivamos nuestras vidas haciendo nada, siendo nada. Es por eso, que el caer no es tan malo como parece, si no que en realidad es todo lo contrario, ya que en el momento en que te vuelves a levantar dejas de ser la persona que eras, te conviertes en alguien diferente. Caer no significa no poder volver a levantarse, que caigamos no quiere decir que debamos vivir el resto de nuestras vidas en ese lugar, ya que solo depende de nosotros volver a levantarnos y seguir hacia adelante, o darnos por vencidos y quedarnos en aquel lugar de sufrimiento y tristeza por el resto de nuestra vida.

No puedes elegir caer o no, pero si puedes elegir darte por vencido y permanecer ahí por siempre, o puedes decidir levantarte y seguir hacia adelante con tu vida. El hecho de caer no te define, ya que lo que te define es la decisión que tú realizas en cuanto a ello. ¿Darse por vencido o seguir luchando? Puedes definirte como una víctima de las circunstancias y darte por vencido, o puedes definirte como el creador de tu destino y seguir luchando. Tú tienes el poder para tomar esa decisión más allá de cualquier situación que te haya sucedido, te caes y te levantas, o te caes y te quedas allí, tú elijes.

 

 

 

“Nuestra mayor gloria no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caemos.” – Confucio

 

 

 

La vida puede ser dura, pero siempre tiene un propósito por hacer lo que hace. La mayoría de las veces no podemos entenderlo debido a nuestra limitada perspectiva como seres humanos, pero en la oscuridad siempre hay un regalo escondido esperando a ser descubierto, la clave es encontrar ese regalo. Todo se trata de aprender a ver en la oscuridad, ya que si puedes hacer eso, si puedes ver la luz en la oscuridad, toda tu vida cambiara. De esta forma no veras más el hecho de caer como un castigo sino como una oportunidad para mejorar, y así podrás entender que a veces caemos, para que podamos convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Pero si lo sé, es difícil caer, la caída es dura y dolorosa, pero depende de ti si vas a permitirle a ese dolor que te destruya, o si vas a aceptar el dolor, y usarlo como disparador de la grandeza que hay dentro de ti, lo que revelara el maravilloso poder y el gran potencial que tienes dentro de ti, que seguramente no tienes ni idea de que lo tienes, y créeme, todos tenemos dentro de nosotros mismos un poderoso espíritu capaz de hacer todo aquello que se proponga. El problema es que no lo sabemos hasta que la vida nos pone a prueba, y es justo cuando caemos a ese lugar oscuro, sin esperanza, horrible, frío, y desgarrador cuando se nos presenta la gran oportunidad para revelar lo mejor que tenemos dentro. Es en aquel lugar en donde la vida nos prueba, es ahí también donde nosotros nos probamos a nosotros mismos, es en ese lugar en donde nos perdemos y nos encontramos, es en ese lugar en donde nuestro viejo yo mure, y nuestro nuevo yo renace.

 

 

 

“¿Por qué caemos? Para que aprendamos a levantarnos.” – Alfred – Batman

 

 

 

Caerse es doloroso pero no letal, caerse no es un castigo sino una oportunidad, eres tú y solo tu quien puede decidir permanecer en ese lugar de oscuridad y dolor por el resto de tu vida, o si vas a elegir aprender a ver la luz en la oscuridad, la oportunidad en la adversidad, revelando así el maravilloso potencial que tienes dentro. Puedes levantarte, puedes empezar de nuevo, puedes volver a levantarte como lo hace el sol cada mañana, no tienes que permanecer en la oscuridad por siempre, los cobardes hacen eso, ¡y tú eres mejor que eso!

 

 

¡Levántate mi amigo y sigue luchando, hasta que derrotes a la adversidad con fuerza y valor, puedes hacerlo, tienes potencial tienes grandeza dentro de ti, eres un ganador!

¡No te conformes con menos de lo que mereces!

No te conformes con poco solo porque es más sencillo que luchar por lo que verdaderamente mereces, a veces debemos estar dispuestos a perderlo todo en orden de obtenerlo todo. Si sabes quién eres realmente, que puedes hacer, y que es lo que te mereces, entonces sal y obtenlo, ¡y no te conformes!

 

"El minuto que te conformas con menos de lo que mereces, obtienes incluso menos de aquello con lo que te conformaste." - Maureen Dowd

 

 

No te conformes con migajas, sabes dentro de tu corazón que mereces más, sabes que la vida que quieres es posible, deseas y sueñas todos los días por un milagro que cambie tu vida para siempre, y eso es porque sabes que te has conformado con poco. No tengas miedo de perder lo que tienes con motivo de obtener aquello que mereces, porque el día que nos conformamos con una vida mucho menor de la que verdaderamente queremos y merecemos, ese es el día que nos condenamos a nosotros mismos a vivir una vida mediocre y vacía.

Si tienes lo que quieres, si tienes el trabajo, la relación, la carrera, o cualquier cosa que hayas querido y te sientes agradecido y feliz por ello pero al mismo tiempo te sientes insatisfecho, teniendo la sensación de que te está faltando algo en la vida, esto se deba probablemente a que te has conformado con una vida que es mucho menor a la vida que siempre has soñado tener.

 

 

 

“No hay pasión cuando se juega apostando poco, conformándote con una vida que es menor a la vida que eres capaz de vivir.” – Nelson Mandela

 

 

 

La vida se trata de tomar decisiones y riesgos, donde en realidad el mayor riesgo de todos, es el riesgo de conformarnos con una vida que no está ni cerca de ser la vida que nos merecemos. Debemos tomar una decisión: O vamos a tomar la decisión de tomar el riesgo de conformarnos y vivir una vida mediocre por el resto de nuestras vidas dejando todo a la suerte, o si vamos a tomar el riesgo de fallar una y otra vez con el motivo de obtener la vida que nos merecemos.

La verdad es que si seguimos a nuestro corazón y tomamos el riesgo de fallar una y otra vez significa que nos encontramos en el camino correcto a cumplir con nuestras metas y deseos porque el fracaso simplemente significa que estamos actuando, que algo estamos haciendo, y mientras que no nos demos por vencidos, vamos a obtener la vida de nuestros sueños y viviremos una vida feliz y plena.

 

 

 

“Todos los días las personas se conforman con menos de lo que merecen. Sólo están viviendo parcialmente o en el mejor de los casos viven una vida parcial. Cada ser humano tiene el potencial de grandeza.” – Bo Bennett

 

 

 

La vida está hecha para ser experimentada con felicidad, pero el problema es que generalmente nos subestimamos a nosotros mismos y es por eso que nos conformamos con menos de lo que nos merecemos solo porque no tenemos idea de quienes somos realmente y de que somos capaces, tenemos todo lo que necesitamos para conseguir nuestras metas y deseos, pero debemos creer en nosotros mismos y enfrentar todos nuestros temores. Debemos tomar la decisión de dejar atrás todo aquello que no nos merecemos con el fin de obtener aquello que verdaderamente merecemos.

No importa si te has conformado con una relación vacía, un trabajo mediocre, o cualquier otro aspecto de tu vida que sientas que no es lo que te mereces, porque tienes dentro de ti mismo el poder para decidir cambiar tu vida. Sé que es fácil decirlo pero créeme, no importa cuán difícil parezca cambiar tu vida, lo conseguirás si crees en ti mismo, te mereces algo mejor, lo sabes, y tu alma te lo grita desesperadamente, porque sabe quién eres realmente y sabe de lo que eres capaz de conseguir.

 

 

 

“La tentación más grande de los humanos es conformarse con muy poco.” – Thomas Merton

 

 

 

La vida es demasiado corta amigos, y la verdad es que no sabes cuándo será nuestro momento para abandonar esta tierra, por eso disfrutemos cada segundo de él, no hay tiempo para tener miedo, no hay tiempo para estar tristes, solo hay tiempo para hacer aquello que amamos y ser felices.

 

 

¡No te conformes con poco, sal y obtén todo lo que te mereces!