Tag Archives: Confianza

Amarte a Ti Mismo: Un Acto de Rebelion

Vivimos en un mundo tan obsesionado con las apariencias externas que el envase se ha vuelto mas importante que el contenido. Hoy en día lucir bien en el exterior se ha vuelto nuestra prioridad, nuestra obsesión, y el único motivo es ser aceptados en esta sociedad que te condena o te glorifica por tu apariencia. Por lo tanto, amarte a ti mismo en esta sociedad que quiere que te sientas mal contigo mismo es un acto de rebelión que te otorga libertad!

 

 

 

"En un mundo que se beneficia por tu baja autoestima, amarte a ti mismo es un acto de rebelión."

 

 

 

Esta sociedad quiere que creamos que con el fin de ser exitosos necesitamos lucir bellos en el exterior. Desde que nacemos estamos expuestos a diferentes fuentes las cuales tienen como principal propósito hacernos sentir mal con nuestra apariencia, y por ende fracasados. Crearon el concepto de que la fealdad significa infelicidad, y belleza significa felicidad y éxito. Pareciera que solo puedes amarte a ti mismo si tu eres hermoso por fuera, y eso por supuesto nunca sucede, ¿Y por qué? Porque el negocio se habría terminado, y donde no hay negocio, no hay dinero.

Nuestras mentes han sido contaminadas con este virus desde el primer día. Cuando nacemos, se nos corta el cabello, nos hacen agujeros en nuestras orejas para que podamos vernos bonitas con pequeños aritos, nos visten como muñecos, y nos hacen actuar como príncipes y princesas. A medida que crecemos, nos dan muñecas rubias, flacas, y de ojos azules para jugar, y a medida que pasa el tiempo ese virus infernal sigue enfermando nuestras mentes a través de todos los productos, servicios y entretenimiento que nos venden: El maquillaje, la cirugía plástica, los reality shows con gente cool, películas con bellísimos actores, músicos y bandas de chicas y chicos bonitos, y comerciales de televisión que constantemente lavan nuestro cerebro día tras día.

 

 

“Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor logro.” – Ralph Waldo Emerson

 

 

El problema es que hemos aceptado el concepto de que necesitamos vernos atractivos con el fin de ser felices. Creemos que finalmente vamos a amarnos a nosotros mismos el día que nos veamos hermosos por fuera, entonces compramos toda la basura que podamos encontrar con el fin de ser felices y amarnos a nosotros mismos, pero esto nunca termina, nunca nos sentimos completamente felices con nosotros mismos y queremos más, queremos vernos como las chicas de las revistas, y el problema es que ni siquiera ellas se ven así en la realidad. Perseguimos un falso estereotipo de belleza que no existe, es irreal, ficticio, una gran mentira.

El problema es que nos hacen creer que si existe, entonces nunca dejamos de comprar la basura que nos venden, sometiéndonos a nosotros mismos a este marketing enfermizo que nos posee. Siempre hay algo nuevo, un nuevo tipo de cirugía plástica, un nuevo producto revolucionario que te hará ver 20 años más joven, y maravillosos productos que harán que te veas bronceado los 365 días del año, un nuevo maquillaje que transformará tu cara en una falsa muñeca de porcelana. Siempre habrá algo que necesitarás con el fin de ser atractivo para así ser feliz. Esto nunca se detiene, nunca.

 

 

“Te has estado criticando durante años, y no ha funcionado. Trata de aprobarte a ti mismo, y ve qué pasa.” – Louise L. Hay.

 

 

Por lo tanto, si quieres verte bien por fuera, empieza por quererte como eres, ama tu verdadero ser sin ningún tipo de producto o ropa especial, o nada externo a ti, simplemente ama lo que esta sociedad llama “imperfecciones” porque no lo son, nadie es imperfecto, todos somos perfectos, porque hemos sido creados por el mejor artista, el gran creador. La belleza es un concepto que la sociedad ha creado con el fin de establecer un estándar, y así obtener un beneficio, pero todos somos hermosos, somos únicos, originales, no necesitamos ser alguien mas para ser hermosos, siendo nosotros mismos, y queriéndonos a nosotros mismos es lo que nos hace hermosos.

Lo que quiero decir es que esta completamente bien comprar y usar todos los productos que quieras, siempre y cuando tu felicidad no dependa de ello. Cambia el color de tu pelo, usa maquillaje, ponte a dieta, ve al gimnasio, compra nueva ropa, usa tu crema favorita, pero hazlo porque te gusta, porque quieres mejorar, o por cualquier motivo excepto para impresionar a otros, o para ser aceptado, no lo hagas para pertenecer, ni para ser feliz o exitoso, porque nunca vas a estar completamente feliz si dependes de todas esas cosas para sentirte bien contigo mismo. Levántate a la mañana, ve al espejo, y mírate sin maquillaje, con tu pelo despeinado, con tu pijama de Minnie mouse, de batman, rasgado y viejo, mírate al espejo y ve tus arrugas, granos, mírate a ti mismo con todas tus “imperfecciones” y sonríe, porque eres un ser hermoso. Amate a ti mismo en cada momento, y así encontraras la libertad para ser quien quieras ser sin necesitar de nada con el fin de serlo.

 

 

“Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos.” – Antoine de Saint-Exupéry

 

 

Una vez alguien dijo: “La belleza duele”, pero no es así, la belleza no duele, lo que duele es no poder mirarse al espejo, y amar lo que ves simplemente porque no te ves como la chica o chico de las revistas. No poder ver tu propia belleza, te vuelve miserable, y no importa cuanto intentes ser “hermoso” siempre te sentirás miserable, y eso duele un millón de veces más que caminar con tacos, que la cirugía plástica o la depilación. ¿Puedes entender el verdadero problema aquí? ¡Eres tú! Es en la forma en la que te ves a ti mismo, cambia los ojos con los que te ves a ti mismo, enamórate de tu verdadero ser y así cambiarás toda tu vida… ¡y también ahorrarás mucho dinero!

 

 

 

 

Si te miras a ti mismo al espejo y te gusta lo que ves, ¿Crees que te importará lo que piensen los demás? ¡Absolutamente no! Eso se llama tener confianza en uno mismo, y así lograras amarte a ti mismo. La realidad es que no necesitas nada para ser hermoso, ya lo eres, tan solo recuerda eso ¡y obtén la libertad para ser tu más maravilloso, auténtico y hermoso ser! 

¡Toma el Primer Paso!

Con el fin de llegar a destino, debemos empezar el viaje dando el primer paso. Toda victoria depende de ese paso. Es la primera acción, el primer movimiento, el primer intento lo que puede dirigirnos al lugar donde queremos llegar. Aquel primer paso hace que todo sea posible, y nuestras acciones siguientes hacen que todo se vuelva realidad.

 "Un viaje de mil millas comienza con el primer paso." - Lao Tse

 

 Analicemos lo siguiente: Todos queremos ganar la lotería, ¿pero cuantos de nosotros realmente van y compran el billete? La verdad es que solo unos pocos lo hacen, ¿Por qué? La razón es simple: Nuestros pensamientos y creencias crean límites entre nuestros sueños y nuestra realidad. Somos capaces de soñar, pero creemos que son imposibles o difícil de hacerse realidad, por lo que nos damos por vencidos incluso antes de intentarlo.

Si crees que las chances de ganar son casi nulas, es muy probable que no vayas a compras el billete de lotería, por lo que ni siquiera vas a intentarlo, y si acaso lo intentas y no ganas, usaras eso como forma de probar que tenías razón sobre que ganar era imposible, y así finalmente te darás por vencido. Puedes ver aquí que el primer paso es crucial, ya que lo determina todo.

 

 

 

“Cree en que puedes, y estarás a mitad de camino.” – Theodore Roosevelt

 

 

 

¿Pero por qué el primer paso es tan crucial? ¿Cómo puede ser que pueda determinarlo todo? Simple, hay dos diferentes resultados que hacen el primer paso tan vital: Si decidimos no dar ese primer paso, decidimos perder automáticamente. Pero si decidimos dar el primer paso, significa que estamos en el camino correcto a conseguir que nuestros sueños se vuelvan una realidad. Si continuamos hacia adelante, paso a paso, sin darnos por vencidos, superando toda adversidad, con perseverancia, compromiso y fe, es muy probable que lleguemos a nuestro destino deseado.

Por lo tanto, nuestra primera acción debería ser dar el primer paso. Lo que quiero decir aquí es que debemos creer en nuestros sueños, y salir a hacerlos realidad. Con el fin de hacer que nuestros sueños y metas se hagan realidad deberás dar el primer paso que te acercara al lugar en donde deseas estar. El primer paso determinará si tu sueño permanecerá como sueño o si se hará realidad.

 

 

 

“Da el primer paso, y tu mente movilizará todas sus fuerzas en tu ayuda. Pero lo más esencial es comenzar. Una vez que la batalla haya comenzado, todo lo que está dentro y fuera de ti, vendrán a ayudarte.” – Robert Collier

 

 

 

Ningún sueño se hará realidad si no actuamos. Es hermoso soñar, pero lo que es difícil es realizar las acciones necesarias para hacer que se vuelvan realidad. Es por eso que tú no ganaras el premio mayor si no compras el billete, es decir, tu no vas a llegar al lugar donde quieres estar, o conseguir lo que deseas tener si no das el primer y tan necesario primer paso. Es nuestra decisión de actuar lo que crea nuestro destino, y es nuestra inacción lo que deja todo a la suerte.

Si tú quieres ser doctor, ingeniero, abogado, diseñador gráfico, o lo que sea que quieras ser, deberás dar el primer paso y anotarte en la universidad. Si tú quieres aprender un nuevo idioma, tu deberás dar el primer paso y buscar un curso en Internet o en tu ciudad. Si tú quieres perder peso, tu deberás decidir por cambiar tu dieta. Si odias tu trabajo y quieres otro, tu deberás dar el primer paso y buscar otro mejor trabajo. Si quieres ser un atleta profesional, tu deberás empezar por entrenar. Si quieres dejar de fumar, tu deberás decidir dejar de comprar cigarrillos o empezar por fumar menos. Siempre hay un primer paso que hace que aquello que deseamos y soñamos empieza a verse más real.

 

 

 

“El secreto para progresar es empezar por algún lugar. El secreto para empezar por algún lugar es fragmentar tus complejas y abrumadoras tareas de tal manera que queden convertidas en pequeñas tareas que puedas realizar y entonces simplemente comenzar por la primera.” – Mark Twain

 

 

 

Es el primer paso el que nos acerca a nuestro sueño, y es nuestra perseverancia y compromiso de hacer que suceda lo que hace que todo sea posible. Cada persona que ha tenido éxito al conseguir o hacer algo fue porque un día decidió dar el primer paso, y trabajar en sus sueños y metas hasta que tuvieron éxito. Entonces, ¿Cuál es tu sueño? ¿Qué te gustaría conseguir? ¿Quién quieres ser? ¿Qué te gustaría hacer? ¿Dónde quieres llegar? Si tú sabes las respuestas a esas preguntas significa que el momento para empezar es ahora. La clave es hacer paso a paso todo lo que deberías hacer con el fin de alcanzar aquellas cosas que deseas. Debemos tomar la decisión de dar el primer paso y cambiar nuestras vidas.

 

 

 

Mi pregunta ahora es: ¿Has tomado el primer paso? Si lo has hecho, ¡Felicitaciones! Tu estas un paso más cerca de tu meta, sigue hacia adelante y no te des por vencido. Pero si todavía no lo has hecho, ¡Mira hacia adelante y sin miedo toma el primer paso!

¿Crees Realmente en Tus Sueños?

¿Crees realmente en tus sueños? Porque soñar no es suficiente. Con el fin de hacer tus sueños realidad, tú debes creer en ellos con todo tu corazón. Si realmente crees en tus sueños, no hay nada que pueda detenerte de convertirlos en realidad.

 Imagina con toda tu mente, cree con todo tu corazón, consíguelo con todas tus fuerzas.

 

Todos tenemos sueños, pero solo unos pocos son capaces de convertirlos en realidad, ¿y porque sucede esto? Bueno, se puede decir que hay varios motivos, pero el principal motivo es que muchas veces tenemos sueños, pero no creemos en ellos. El problema es que, dentro de nosotros mismos, en ese lugar desconocido, donde guardamos nuestras creencias, podemos encontrar la creencia de que nuestro sueño es imposible o muy difícil de hacerse realidad, y aquellas creencias son las que sabotean nuestros sueños. No importa que hagamos, seguimos fracasando ante el intento de hacerlos realidad, porque de alguna manera creemos que son imposibles, y esa creencia crea nuestra realidad.

Creer es una de las herramientas principales que tenemos para crear la vida que queremos, por lo tanto, si creemos que algo es imposible, esa creencia va a colaborar a crear la idea de que nuestra realidad no es un lugar en donde los sueños son posibles, y es así que nuestros sueños seguirán siendo sueños hasta el fin de nuestros días, quedándonos así sin la posibilidad de realmente vivir la vida que siempre hemos soñado.

 

 

 

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.” – Eleanor Roosevelt

 

 

 

En mayor o menor medida, podemos decir que todos somos soñadores, pero debido a las limitaciones que poseemos en nuestra mente debido a nuestros miedos impuestos por el mundo exterior, solo unos pocos de nosotros tienen la posibilidad de vivir la vida de sus sueños, y eso se debe a que estas personas no solo se han atrevido a soñar, pero también a creer, y no solo a creer, sino que estas personas han hecho todo lo que han podido para convertir sus sueños en realidad. Para aquellas personas nada es imposible, ellos se animaron a soñar y creer con todas sus fuerzas, incluso cuando nadie creía en ellos. Este tipo de personas son imparables cazadores de sueños, y nunca se detienen hasta tener éxito.

Todos podemos soñar, pero no todo el mundo puede creer, y no importa cuánto soñemos ni cuantos sueños tengamos, si no creemos en ellos, si no creemos que son posibles, nunca lo serán, porque la realidad es que nadie intentara convertir algo imposible en posible sin la creencia de que, si se puede hacer algo realidad, sin importar que tan imposible parezca. Como, por ejemplo, nadie va a saltar de un edificio esperando volar cuando se sabe con certeza que volar es imposible, ni siquiera nadie se animaría a intentarlo. Por lo tanto, podremos soñar con volar, pero sabemos que es imposible, por lo tanto, no haremos nada al respecto, y ahí se termina la historia.

 

 

 

“Para lograr grandes cosas, no solo debemos actuar sino también soñar, no solo planear sino también creer.” – Anatole France

 

 

 

Creer hace que todo sea posible, porque de hecho cambia tu programación mental, la cual ha sido programada con una perspectiva muy limitada, y al cambiar tus creencias, cambiaras tu vida entera. Cuando empiezas a creer de verdad en tus sueños, tu perspectiva aumenta, y lo que una vez fue imposible para ti, se vuelve posible, y es así que tus sueños empiezan a sentirse más reales.

Entonces, ¿Crees en tus sueños? Intenta ser honesto contigo mismo. Cierra los ojos por un segundo y piensa en tu sueño, ¿Puedes verlo? Bueno, ahora intenta verte a ti mismo en tu sueño, visualízalo, hazlo real, ¿Cómo se ve? ¿Cómo se siente? Genial, ¿Verdad? Bueno ahora mira a tu alrededor, e intenta mirarte a ti mismo en el espejo, ¿Puedes imaginar a esa persona que estás viendo capaz de alcanzar lo que sea que se proponga? ¿Crees en esa persona? ¿Crees en tu sueño? ¿Crees que es posible? Entonces, ¿Qué estas esperando? ¡Sal y haz que suceda!

 

 

 

Los sueños son posibles para aquellos que se animan a creer que pueden volverse realidad. Cree que lo que quieres es posible, ¡Y así será! Sueña, Cree, Consíguelo.

Los Celos Contaminan Nuestra Mente

Los celos son una emoción destructiva, y solo pueden generar resultados destructivos. La realidad es que los celos jamás otorgan un resultado positivo, y a medida que alimentamos nuestros celos, estos de a poco van apoderándose de nuestras mentes, hasta que perdemos el control de nuestros pensamientos. Es por eso que para tener una vida feliz, debemos primero aprender a controlar nuestros celos.

 "No hay mayor gloria que el amor, ni mayor castigo que los celos." - Lope De Vega

 

Los celos son un reflejo de como nos sentimos, y de que pensamos sobre nosotros mismos. Estos demuestran nuestras distintas carencias. Los celos son veneno para nuestro espíritu, y este es realmente toxico, ya que tiene la capacidad para contaminar nuestra alma y corazón. Las razones por las cuales tenemos celos son diversas. Basándome en mi propia experiencia, puedo decir que las causas de nuestros celos son debido a nuestra falta de autoestima, confianza y amor por nosotros mismos, y cuando esto sucede, le permitimos a nuestros miedos controlar nuestras vidas, y es así que nuestro corazón empieza a acumular una serie de sentimientos negativos como angustia, depresión, tristeza y resentimiento, los cuales son componentes esenciales para que nuestros celos crezcan día a día.

Los celos tienen la capacidad para controlar nuestros pensamientos, emociones, acciones, y toda nuestra vida. Cuando los celos se apoderan de nuestra mente, perdemos el control de nuestros propios pensamientos y emociones, es así, que nuestra perspectiva, la cual otorga nuestra realidad, se vuelve inestable, confusa y sobre todo irreal. Los celos son una enfermedad que causa tormento, angustia, ira y dolor a aquellos que la padecen. Una vez que le permitimos a nuestros celos apoderarse de nuestra vida, toda nuestra realidad se vuelve una pesadilla, y no sólo nos perjudica a nosotros, sino también a aquellos que nos rodean.

 

 

 

“Los celos son una enfermedad, el amor es una condición saludable. La mente inmadura frecuentemente confunde una cosa con la otra, o da por hecho que cuanto mayor es el amor, mayores son los celos; de hecho, son casi incompatibles; una emoción apenas deja espacio para la otra.” – Robert A. Heinlein

 

 

 

La realidad es que los celos son la forma que usamos para defendernos a nosotros mismos de amenazas externas. Pero la realidad es que la mayor amenaza vive dentro de nosotros mismos, y esta es llamada miedo. El problema es que los miedos nos otorgan creencias equivocadas sobre la vida, las personas y sobre nosotros mismos. Cuando los celos nos dominan, pasamos a vivir en un mundo que no es real, ya que dejamos de ver el mundo con nuestros ojos abiertos y pasamos a verlo con los ojos tapados por nuestros miedos, y la realidad que percibimos es la mayor parte del tiempo incorrecta, y es así que nuestras creencias son formadas de la forma incorrecta, lo que nos otorga más y más sentimientos de celos.

La verdad es que los celos nos ponen en el lugar de sufrimiento que tanto intentábamos evitar.  Los celos nos arrebatan cualquier oportunidad de estar en paz y felices con nosotros mismos, y con cada ser que nos rodea. No importa que tan buena sea la vida, si sufrimos de celos, y permitimos que estos contaminen nuestra mente, viviremos siempre en una realidad distorsionada, y veremos fantasmas y demonios en donde no los hay, empujando de esta forma, toda persona y todo aquello que sea bueno para nosotros. El problema con los celos es que son una emoción sin sentido, ya que no pueden hacer que obtengamos aquello que deseamos y que no tenemos, o tampoco puede evitar que alguien nos engañe, sino que los celos solo nos contaminan y destruyen por dentro, arrebatándonos nuestra paz y felicidad, causándonos amargura, dolor y tristeza.

 

 

 

“Nunca hay que subestimar el poder de los celos y el poder de la envidia para destruir.” – Oliver Stone

 

 

 

Los celos son la causa por la cual muchas personas no viven una vida feliz y en paz, ya que consume nuestra mente y vida. Nada puede ser tan doloroso como estar atrapado en un mundo de pesadilla creado por nuestra mente, contaminada por nuestros celos y fomentada por nuestros miedos, inseguridades, dudas y angustias. El problema es que la mayoría de las veces nuestros celos son infundados por nuestras inseguridades y más profundos miedos, y crea en nuestra mente una realidad que no existe.

Si sabes quién eres realmente y de lo que eres capaz. Si sabes cuan increíble y hermosa persona eres, si sabes cuánto es lo que vales, nunca más tendrás dudas sobre ti mismo, y es ahí en donde podemos encontrar el primer paso para remover los celos de nuestras vidas. Es un trabajo que debemos hacer diariamente. Día y noche debemos encontrar la manera de amarnos a nosotros mismos, y una vez que podamos hacer eso, aprenderemos a confiar más en nosotros, volviendo a estar en paz con nuestro propio ser, y viendo así la vida con amor y confianza y no con inseguridades.

 

 

 

“Puedes ser la luna y aun así estar celoso de las estrellas.” – Gary Allan

 

 

 

La solución a los celos se encuentra dentro de nosotros mismos. Es por eso que en mi vida comprendí que para poder tener éxito en todo aquello que me propusiese debía primero creer en mi misma, y para poder hacer eso, debí empezar por amarme a mí misma. El amor que uno se tiene por sí mismo, es el amor que uno otorga, es por eso que es tan importante. A medida que fui cambiando la forma en que me veía a mí misma, mi perspectiva sobre el mundo fue cambiando también. Cuando dejé de subestimarme, de creer que no valía nada, de pensar que nunca era suficiente, empecé a ver todo diferente, lo que genero que todos mis miedos e inseguridades desaparezcan, y como aquello era lo que alimentaba mis celos, ellos también empezaron a desaparecer. Así obtuve de nuevo el control de mi propia mente, sabiendo que a pesar de que no estaba exenta de sufrir traiciones, dolores y decepciones, mi idea sobre mi misma no cambiaría, y sabía que tarde o temprano, era eso lo que necesitaba como motor para siempre seguir adelante y jamás darme por vencida frente a las adversidades.

 

 

 

Porque nuestra felicidad no depende de otros, sino de nosotros mismos, cree en ti mismo, y confía en tu potencial, aprende a amarte y a ver lo mucho que vales, y cuando puedas ver eso, no importará si los demás puedan o no verlo, ya que a la única persona que debes demostrarle lo que vales es a ti mismo. Elimina los celos de tu vida, y así disfruta de la vida, ¡porque de verdad vale la pena vivirla!

No Dejes que Tus Miedos Controlen tu Vida

Si sientes como si tu corazón estuviese vacío, si sientes angustia y tristeza, si tu vida es más parecida a un sufrimiento más que a un placer, si te encuentras constantemente haciendo excusas para no hacer aquellas cosas que siempre has querido hacer, es probablemente debido a que le has permitido a tus miedos controlar tu mente, y cuando haces eso, al mismo tiempo le permites a tus miedos controlar tu vida entera.

 Una cabeza llena de miedos no tiene espacio para sueños

 

Los miedos son poderosos, ya que tienen la capacidad para desatar la grandeza dentro de ti, lo que te hará conseguir la vida de tus sueños, o pueden destruir tu espíritu, y convertir tu vida entera en una pesadilla. Los miedos son parte de la vida, no hay forma de que podamos evitarlos, existen en cada cultura, y en que cada parte de este mundo. En mayor o menor medida siempre estarán presentes en las vidas de los humanos, pero el tipo de impacto que tengan sobre nosotros dependerá en que tan bien lidiemos con ellos.

Los miedos pueden detenerte, o pueden empujarte hacia adelante, lo que hace la diferencia entre uno y otro es la decisión que tomes. Tenemos dos opciones, podemos elegir controlarlos y usarlos como motivación para ser cada día mejor, o podemos elegir usarlos como una jaula en donde encerrarnos por el resto de nuestra vida. La segunda opción siempre es la más sencilla, le permites a tus miedos controlar tu vida, y utilizas eso como excusa para permanecer en la jaula, sintiéndote así seguro, ya que ahí dentro no existen riesgos ni desafíos, pero la primera opción te otorgara lo que tu alma anhela, porque tu alma sabe quién eres realmente, sabe que tú no eres tus miedos, sabe que eres mucho mejor que eso.

 

 

 

“Lo único que debemos temer es el miedo mismo.” – Franklin D. Roosevelt

 

 

 

Si no tomas riesgos en tu vida debido a tus miedos, solo arriesgaras una cosa: la posibilidad de tener la vida de tus sueños. No arriesgar nada es en realidad arriesgarlo todo, ya que conviertes tu vida en una rueda de la fortuna y dejas así todo a la suerte, y es en ese preciso momento cuando le otorgas a tus miedos todo el poder que necesitan para controlar tu vida, y todo aquello que siempre quisiste, cada sueño, cada meta, desaparece en las oscuridades de tus miedos. Si permites que te controlen, te robaran todas las oportunidades de vivir la vida que siempre has querido, desviándote del camino hacia tus sueños, dejándote así en un camino oscuro que solo te llevara a la tristeza, a la frustración, al enojo y a la desesperanza por el resto de tus días.

Entonces si no has ido hacia adelante en la vida, si hace tiempo que no tomas riesgos, si no has intentado nada nuevo, si no has hecho aquellas cosas que amas por un largo tiempo, si no te has sentido completamente feliz disfrutando la vida al máximo, si solo has estado haciendo aquellas cosas que se supone que debes hacer es porque le has permitido a tus miedos controlar tu vida, y es así que ahora no tienes ningún poder en lo absoluto, y nada cambiara a no ser que decidas hacer algo al respecto. Tu estas donde estas ahora, haciendo lo que estás haciendo porque lo has querido de esa manera, no se puede culpar a nadie ni declarar a nadie culpable por nuestro fracaso, ya que somos solamente nosotros los responsables de haberles permitido a nuestros miedos la capacidad para apoderarse de nuestras vidas y nuestro destino.

 

 

 

“Solo cuando ya no tenemos miedo comenzamos a vivir.” – Dorothy Thompson

 

 

 

A pesar de esto, podemos decir que todavía hay esperanzas, ya que todavía podemos revertir la situación, todavía podemos tener la vida que siempre hemos querido y ser felices. Para que esto suceda, primero debemos dejar de creer en la historia que nuestros miedos nos han contado, ya que ellos solamente nos cuentan lo que puede salir mal en lugar de decirnos lo que puede salir bien si decidimos seguir a nuestro corazón. El problema es que nuestros miedos no son positivos ya que de alguna forma solo intenta protegernos de las adversidades, pero lo que no entienden es que al hacernos sus prisioneros solo nos ponen en un lugar de absoluta vulnerabilidad en donde somos expuestos a cualquier adversidad. Es por ello que debemos optar por no creer más en los cuentos de nuestros miedos, sabiendo que solo nos cuentan lo que podría suceder mal, pero nosotros sabemos que si seguimos a nuestros sueños sin rendirnos, con coraje y determinación nada puede salir mal, y así le demostraremos a nuestros miedos que tan equivocados estaban.

Todo aquello que siempre has querido, cada sueño, cada meta, cada idea es posible, son reales y existen en algún lujar lejos de nuestros miedos. Si quieres ser feliz, si verdaderamente quieres disfrutar de tu vida, debes silenciar a tus miedos, y así evitaras darles el poder para crear tu futuro. No dejes que te detengan, sino úsalos como motivación para sacar lo mejor de ti mismo.

 

 

 

¡Tu vida es como un cuaderno, si no te gusta lo que ves, entonces da vuelta la página, toma tus marcadores favoritos y has un nuevo dibujo! Puedes crear todo aquello que quieres si no permites que tus miedos te cieguen. ¡Sigue hacia adelante, sigue soñando y no te detengas!

El Camino Hacia la Cima

El camino hacia la cima es duro, pero no es tan duro como vivir el resto de tu vida mirando la cima desde abajo, deseando estar arriba. Encontraras en el camino muchas dificultades, pero valdrá la pena, ya que la vista desde la cima es extraordinaria.

 

"Es más fácil ir cuesta abajo que hacia arriba, pero la vista es mucho más bonita dese la cima." - Henry Ward Beecher

 

Todos y cada uno de nosotros queremos llegar a la cima de algún lugar en particular, o en otras palabras podemos decir que todos tenemos algún sueño o meta que nos gustaría hacer realidad. Para algunos esa cima puede ser muy alta y para otros no tanto, pero lo importante es tener el deseo de querer llegar a algún lugar, eso significa que tenemos algo que nos motiva día a día a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos para que podamos llegar a esa cima, y es eso lo que nos hace estar verdaderamente vivos.

Por lo tanto, una vez que tengas el sueño, el deseo y el anhelo de llegar a la cima, debes comenzar por dar el primer paso, ya que ese es el paso más importante, ya que significa que a pesar de todos tus miedos y dudas, has tomado la decisión de seguir a tu corazón, y eso requiere de mucho coraje y valor. Lo importante es dar el primer paso, no importa que tan lento vayas, porque lo que realmente importa es que no te des por vencido.

 

 

 

“Solo queremos recordar la vista desde la cima, el momento que nos quita el aliento en la cima del mundo. Eso es lo que nos mantiene escalando, y vale la pena el dolor. Esa es la parte loca: hace que todo valga la pena.” – Meredith Grey

 

 

 

¿Alguna vez has intentado escalar una montaña o una colina? Nunca es sencillo, ¿verdad? Eso se debe a que el camino hacia la cima esta siempre llena de obstáculos, ni más ni menos ya el simple hecho de subir hacia arriba implica el primer y mayor obstáculo, es por eso que se requiere de mucha fuerza para poder seguir subiendo. Luego podemos encontrarnos con otros obstáculos diferentes ya sean situaciones o personas que interfieren con nuestro camino, que pueden generarnos el deseo de darnos por vencidos, al mismo tiempo en esa larga y difícil subida también podemos encontrarnos con nuestros miedos, los cuales intentaran detenernos, confundirnos, e intentaran empujarnos colina abajo.

Habrá momentos en los que sentirás que ya no puedes tolerarlo más, te sentirás sin fuerzas, lo que muchas veces te dejara sin aliento. Pero en ese momento de confusión, angustia y enojo solo cierra los ojos, desconéctate de todo a tú alrededor, y simplemente escucha a tu corazón, y entonces justo en ese momento hazte estas preguntas: ¿Por qué? ¿Cuál es el motivo por el cual estoy haciendo lo que estoy haciendo? Sin ese preciso momento puedes visualizar tu sueño, puedes verte a ti mismo llegando a la cima, puedes sentir lo que se siente estar allí, lo que hará que tu corazón lata con más fuerza, sacándote una sonrisa, entonces es en ese momento donde obtendrás la respuesta a tu pregunta, sabrás porque estás ahí, y entenderás que cada pequeño sufrimiento valdrá la pena.

 

 

 

“¡Este camino hacia la cima será el viaje más emocionante y gratificante que tendrás!” – Zig Ziglar

 

 

 

¿Tienes un sueño, una meta, un deseo? Entonces ve y haz todo lo que puedas para conseguirlo, sube, camina, escala hacia a el triunfo, sin miedos y sin dudas. Sobre todo nunca te des por vencido frente a las adversidades o a tus más profundos miedos, no permitas que detengan tu andar.

 

 

Es un largo y arduo el camino hacia la cima de tus sueños, pero con compromiso, perseverancia, y confianza en ti mismo podrás conseguirlo. Tú puedes hacerlo, sigue subiendo, ¡nos vemos en la cima amigos!

Nuestro Peor Enemigo

Es fácil convertirse en nuestro peor enemigo ya que por lo general no nos damos cuenta de ello ya que estamos muy ocupados culpando a otros por nuestras desgracias. Tenemos la idea errónea de que la vida es nuestra enemiga cuando en realidad nuestro peor enemigo es uno mismo.

 "Tenemos que aprender a ser nuestro propio mejor amigo porque facilmente caemos en la trampa de ser nuestro peor enemigo." - Roderick Thorp

 

¿Sientes como si nada estuviese saliendo bien en tu vida? ¿Sientes que tu relación amorosa, tu trabajo, tu carrera o como si nada en tu vida estuviese saliendo de la forma que quisieras? Déjame decirte que la mayoría de las veces el responsable de nuestro fracaso no es ni la suerte, ni los demás, sino que somos nosotros. Nuestros miedos e inseguridades nos convierten en nuestro peor enemigo, el cual nos aleja constantemente de todo aquello que deseamos, nos sabotea cada sueño, cada meta, nos ata, nos oprime, nos hace su prisionero. No hay peor enemigo que aquel que crece dentro de nosotros aquel que se apodera de nuestros sentimientos y emociones.

La verdad es que nadie tiene mayor poder que el poder que tú tienes para controlar tu propia vida, ya que si verdaderamente quieres algo, sin importar que tan fácil o difícil sea de conseguir, si crees en ti mismo, lo conseguirás, a no ser que sigas siendo la victima de tus miedos e inseguridades, permitiéndoles a los demás tomar el control de tu propio destino.

 

 

 

“Muchas veces somos nuestro peor enemigo ya que tontamente construimos obstáculos en el camino hacia el éxito y la felicidad.” – Louis Binstock

 

 

 

El problema no es que tenemos a nuestro enemigo viviendo dentro nuestro, sino que el problema en si es que nosotros le hemos dado vida, y lo hemos hecho crecer día tras día con nuestros pensamientos, nuestros miedos, inseguridades, odio y la falta de confianza en nosotros mismos, y es así que cuando nuestro enemigo ha crecido lo suficiente, deja de ser parte de nosotros ya que se convierte en nosotros o mejor dicho nosotros pasamos a convertirnos en nuestro peor enemigo, y cuando nos convertimos en nuestro enemigo, dejamos de tener el control de nuestra propia vida, dejándolo todo a la suerte.

Cuando nos convertimos en nuestro peor enemigo, adoptamos el papel de víctima, y entonces acusamos a la vida y a todos en ella por todo lo que nos sucede, y así creemos que alguien más tiene la culpa, y así culpamos a otros, culpamos a nuestro pasado, culpamos a nuestros padres, hermanos y a nuestra familia entera, culpamos al país en donde vivimos, culpamos a la sociedad, al trabajo, a nuestro jefe, a nuestros compañeros de trabajo, culpamos a nuestra escuela, universidad, y a nuestros profesores, culpamos a todos excepto a nosotros mismos, ya que es más fácil para nosotros aceptar que alguien más tiene la culpa antes que aceptar que nosotros tenemos la culpa de todo ya que no hemos hecho nada para cambiar nuestra vida, porque requeriría de muchísima fuerza, compromiso y coraje para crear aquello que queramos experimentar en nuestra vida.

 

 

 

“Ten cuidado de ti mismo más que de cualquier otro hombre, ya que acarreamos nuestros peores enemigos dentro de nosotros.” – Charles Spurgeon

 

 

 

La buena noticia es que la vida siempre nos da la oportunidad para empezar de nuevo, cada minuto de cada hora tienes la oportunidad para renacer  de nuevo, y puedes decidir dejar de ser tu peor enemigo para pasar a convertirte en tu mejor amigo, puedes hacer las paces con tu propio ser, y la forma de hacerlo es a través del amor, ya que el amor es el regalo más grande que tenemos, el amor es más poderoso que el miedo, por lo tanto, puedes convertirte en tu peor enemigo a través del odio e inseguridades, o puedes convertirte en tu mejor amigo a través del amor, lo que hará que creas en ti mismo de nuevo, lo que te dará el coraje, la fuerza y la confianza que necesitaras para crear la vida que siempre has deseado. Puedes optar por cualquiera de las dos opciones, es tu elección, pero si sigues siendo tu peor enemigo, continuaras saboteando cada paso del camino hacia al éxito.

Recuerda que es muy difícil llegar a donde quieres llegar si no haces las paces contigo mismo, ya que la única forma de obtener la vida de tus sueños es creyendo en ti mismo, y no podrás creer en ti si sigues siendo tu peor enemigo, ya que nadie confía en sus enemigos sino que todos confiamos en nuestros amigos, por eso conviértete en tu mejor amigo, y vuelve a tomar el control de tu vida, porque es la única manera de cambiar tu vida, ya que tener el control significa ser el creador de tu propia realidad, y así puedes cambiar tu realidad en el momento que lo desees.

 

 

 

“Asegúrate de que tu peor enemigo no viva entre tus dos orejas.” – Laird Hamilton

 

 

 

Elige a tu propio enemigo y escucha todos los días a esa voz interior que te dirá: ¡No puedes hacerlo!, ¡No eres lo suficientemente bueno!, ¡Eres Patético! ¡Todos te odian! ¡La felicidad no existe!, ¡Eres un cobarde y un inútil! ¡Todos son culpables de tu fracaso!, ¡Eres un perdedor, acéptalo y vive con ello!

Elige convertirte en tu mejor amigo y así empieza a amarte y a creer en ti mismo, sabiendo que eres capaz de hacer todo lo quieras en tu vida. Conviértete en tu mejor amigo y así empezaras a escuchar la voz de tu corazón y tu alma, que te dirán cada día: ¡Tú puedes!, ¡No te preocupes, vuelve a intentarlo!, ¡Te mereces algo mejor!, ¡Tienes un gran potencial! ¡Tienes el poder de conseguir todo lo que quieras!, ¡Eres un ganador!

 

 

Puedes convertirte en un ganador o en un perdedor, lo que sea que elijas, ¡tú eres el responsable! Deja que el amor sea tu guía y no el temor, no te conviertas en tu peor enemigo, no sabotees tus propios sueños, más bien se tu mejor amigo, cambia toda tu experiencia de vida, ¡y crea la vida que siempre has soñado!

Los Milagros Existen

Así es, los milagros existen, y pueden suceder a cada segundo de tu vida, solo tienes que permitir que sucedan, y la única forma de hacerlo es creyendo en ellos. Por lo tanto, cree que los milagros son posibles, y así serán.

 

La vida es un milagro.

 

 

La única forma de convertir algo en realidad es creyendo que así será, no importa cuál sea tu situación en este momento, si crees en algo con todo tu corazón, se volverá realidad. Los milagros son la forma en que la fe tiene para decirte gracias, gracias por creer incluso cuando todo parecía ir en la dirección opuesta de tus sueños.

Si los milagros fuesen una ilusión, nosotros seriamos también una ilusión, porque nosotros estamos aquí en este planeta ahora mismo porque ha sucedido un milagro: El maravilloso milagro de la vida. Esto no se trata de religión, y si creo en Dios, pero lo que quiero expresar aquí es que no importa en qué creas, lo importante aquí es tener la capacidad de ver que nosotros estamos aquí gracias a un milagro, mejor dicho, nosotros somos ese milagro convertido en humanos, somos una maravilla, un sinónimo de perfección.

 

 

 

 

 

“El mundo entero es una serie de milagros, pero estamos tan acostumbrados a verlos que los llamamos cosas ordinarias.” – Hans Christian Andersen

 

 

 

 

 

Por lo tanto, ¿Por qué no creer en milagros cuando somos uno? Esta vida con toda su belleza es un milagro, y todos nosotros, siendo un milagro de Dios y de la vida, tenemos el poder de crear con nuestra magnifica, maravillosa y extraordinaria mente cada resultado que queramos.

Nos vemos a nosotros mismos como un cuerpo y nada más, y es por ello que nos enfocamos todo el tiempo en la parte superficial de todo, ya que eso es lo único que podemos ver, vemos todo aquello que podamos tocar, por eso solamente creemos en aquellas cosas que podamos ver con nuestros ojos y no con nuestro corazón. Vemos todo aquello en lo que creemos, ya que no podemos ver en nuestra realidad algo que no creemos real.

 

 

 

“Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro” – Albert Einstein

 

 

 

 

 

Entonces, si no empezamos a enfocarnos en aquellas cosas que realmente importan, aquellas cosas que no podemos ver con nuestros ojos ni tocar con nuestras manos, aquellas cosas que creemos imposibles de ser real, aquellas cosas en la cuales creemos que son solo una ilusión de nuestra mente, una historia irreal de un cuento de hadas, jamás podremos de esta forma ver un milagro en nuestra vida, o un sueño hecho realidad, o nada como posible, y así aceptaremos y nos conformaremos con una vida más real, una que vaya más acorde con nuestras creencias, una vida muy lejana a ser milagrosa.

Por lo tanto, si quieres cambiar tu vida, empieza a creer, cambia tus pensamientos sobre ti mismo y sobre tu vida, y así cambiaras tu mundo entero, y todo aquello que alguna vez creíste ser imposible, será posible, y abrirás todas aquellas puertas que parecían estar cerradas para siempre.

 

 

 

 

 

“Nunca pierdas las esperanzas, mi querido corazón. Los milagros moran en lo invisible.” – Rumi

 

 

 

 

 

Los milagros son reales, nosotros somos un milagro y somos reales, los sueños son posibles y reales, la vida que queremos y esperamos, y la vida que nos merecemos es real, y también lo es la felicidad, la alegría, la amabilidad, la lealtad, la honestidad, la pasión, el éxito, la libertad, la paz, y todo aquello que el ser humano tiene y siente gracias a que somos poseedores de uno de los más extraordinarios milagros que existen en el planeta entero, aquel que puede cambiar una vida en un segundo: El milagro del amor.

Los milagros son reales y existen en la vida de todos los humanos, y la vida que siempre has soñado es también real, por lo tanto cambia tus creencias, tus pensamientos, y sobre todo nunca pierdas la fe, y de esta forma veras todos aquellos milagros que nos has visto hasta ahora.

 

 

La vida que quieres está esperando a que tú creas en ella, está esperando a que creas que todo es posible. ¡Entonces cree, y un milagro sucederá!

¿Por qué nos importa lo que piensan los demás?

¿Por qué nos importa lo que piensan los demás? La respuesta a esa pregunta es muy sencilla: Buscamos ser aceptados todo el tiempo, el miedo al rechazo nos asusta a tal punto que nos olvidamos de quien somos realmente en el proceso de ser quienes no somos, un producto prefabricado por la sociedad.

 

"El temor a lo que piensen los demás es la prisión más grande en la que viven las personas."

 

 

Buscamos aceptación todo el tiempo, dominados por el miedo que tenemos a lo que otros piensen de nosotros, actuamos basándonos en lo que es correcto para los demás, y no lo que es correcto para nosotros. Todo el tiempo actuamos de acuerdo a lo que es mejor para otros en ese momento, porque el miedo controla nuestras acciones todo el tiempo, y entonces perdemos todo el control, y lo peor de todo es que nos perdemos a nosotros mismos.

No importa por quien, nosotros siempre estamos buscando ser aceptados por alguien, porque al ser aceptados por otros podemos entonces aceptarnos a nosotros mismos.

 

 

 

“Si vives por la aceptación de la gente, morirás por su rechazo.” – Lecrae.

 

 

 

Y entonces ahí mis amigos podemos encontrar el comienzo del problema:

 

Si no nos aceptamos a nosotros mismos primero, ¿cómo va otra persona a aceptarnos a nosotros como realmente somos?

 

Debemos aceptarnos a nosotros mismos como realmente somos, y eso incluye nuestras imperfecciones. Necesitamos amarnos a nosotros mismos y ser felices por quien somos. Y a lo que me refiero aquí es que está bien desear ser mejor persona cada día, pero solo si ese cambio que queremos realizar es inspirado por nosotros, y no en orden de satisfacer a alguien más.

 

Una vez que nos aceptamos a nosotros mismos por lo que somos, y decidimos quien queremos ser, sin ser influenciados por alguien más, entonces vamos a sentirnos aceptados en cualquier lugar, y a lo mejor no por otros, pero siempre vamos a sentirnos aceptados por nosotros mismos, siendo libres para pensar, decir, y hacer lo que queramos sin tener miedo de lo que otros piensen de nosotros.

 

 

 

“Preocúpate por lo que otros piensen de ti y siempre serás su prisionero. Lao Tzu

 

 

 

Una vez que sepas que clase de persona eres, y que clase de personas quieres llegar a ser en tu vida, no volverás a sentir miedo por las opiniones de los demás nunca más, porque te conoces a ti mismo, sabes quién eres, y sabes lo que puedes ofrecer, lo que puedes hacer y lo que puedes conseguir, así mismo también te amas como eres, y de esta forma te liberas de cualquier tipo de dolor innecesario, ya que nunca serás lastimado de nuevo por las opiniones de otras personas.

 

 

 

“Las personas más infelices en el mundo son aquellas que más se preocupan por lo que piensan los demás.” – C. Joybell C.

 

 

 

Recuerda que las opiniones de los demás son mayormente generadas por personas que no creen en sí mismas, y las cuales no se aceptan como son, personas inseguras e insatisfechas, personas que siempre están tratando de encajar en este mundo siendo alguien mas.

Perder el miedo de lo que otros piensen de nosotros nos hará libre para elegir ser quien queramos ser en nuestra vida, y no seremos más esclavos, liberándonos de las cadenas que la sociedad ha impuesto en nosotros, y así no tendremos más miedo, y caminaremos con confianza, y actuaremos cada segundo de nuestras vidas de acuerdo a lo que vaya con nuestra verdadera personalidad.

 

 

 

Lo que otras personas piensen de ti no es asunto tuyo. Si comienzas a hacer ese asunto, tu asunto, te sentirás ofendido por el resto de tu vida. “- Deepak Chopra

 

 

 

La vida sería maravillosa si pudiéramos amarnos a nosotros mismos por quien verdaderamente somos, sin ser alguien con el simple motivo de satisfacer a alguien más. Has venido a este mundo a ser quien tú quieras, no has venido aquí a satisfacer a tu familia, amigos, tu jefe, tus compañeros de trabajo, la sociedad en la que vivís, ni a nadie, tú has venido a ser tú mismo, y darle al mundo lo mejor que puedas.

Entonces libérate y deja de ser un esclavo de los pensamientos de los demás, acéptate a ti mismo como eres, mejora cada día, y haz lo que puedas para convertirte en la persona que quieras en orden de cumplir lo que quieras cumplir en tu vida, porque tienes el poder para hacerlo y así satisfacer solo el propósito de tu alma.

 

 

 

 “No te tomes nada personalmente; nada que los demás hagan es por tu culpa. Lo que otros digan y hagan es una proyección de su propia realidad, su propio sueño. Cuando seas inmune a las opiniones y acciones de los demás, no serás la víctima de un sufrimiento innecesario “- Miguel Ruiz

 

 

 

La vida es demasiado corta para preocuparnos por las opiniones de los demás, de todas formas esas son sus opiniones no las tuyas, ¿verdad? Nuestro tiempo sobre este planeta es limitado, nuestras días están contados, día tras día, segundo tras segundo, entonces ¿porqué perder tu preciado tiempo siendo la persona que otros quieren que tú seas?, Eres tú y solo tu quien va a vivir tu vida, por lo tanto será mejor que hagas lo que amas, y pienses y te sientas como te parezca, y digas lo que sea que quieras decir a quien sea y cuando quieras, porque como he dicho antes nuestro tiempo es limitado.

 

 

 

Vive tu vida y se la mejor versión de ti mismo y no la mejor versión para alguien más, haz lo que te gusta, sin miedo de las opiniones de los demás, y así serás libre.

El fracaso es el camino al éxito

Te debes estar preguntando si el fracaso es el camino al éxito, y definitivamente lo es, dependiendo en como dejamos que el fracaso nos afecte, este puede ser el asesino de nuestros sueños o puede ser el camino que nos guíe hacia el éxito.

 

El fracaso es solo real cuando te das por vencido

 

 Fracaso: una simple palabra pero con muchos significados. El fracaso es una palabra que nos da escalofríos con el simple hecho de leerla, una palabra que genera miedo, por lo que nos bloquea a seguir adelante, es una palabra que nos domina, por el significado y el poder que le hemos dado para que nos controle. El fracaso es el motivo por el cual no hemos convertido nuestros sueños en realidad, el fracaso es aquello que permite que sigamos soñando, pero sin la posibilidad de hacer nuestros sueños realidad.
 

Pero el fracaso no fue siempre una “mala palabra”:

 

 

Cuando éramos niños, el fracaso era tan solo una palabra que hacía que nos esforcemos más, con la cual íbamos superando cualquier obstáculo que se nos presentaba. Por lo tanto cuando eres un niño, el fracaso es aquello que te otorga fuerza para seguir adelante hasta que lo consigues.

¿Recuerdas cuando eras solo un bebé? Supongo que no, entonces volvamos a esos tiempos donde todo parecía posible, por ejemplo cuando intentábamos caminar. Nos caímos muchas veces antes de poder hacerlo, ¿verdad? Intentábamos muchas veces pararnos y caminar, y fracasábamos una y otra vez, ¿pero nos dimos por vencidos? ¡No! Estamos donde estamos ahora, utilizando nuestros pies para caminar, y ni siquiera pensamos en ello, pero una vez intentamos muchas veces hacer lo que ahora parece normal, y esto es posible debido a que lo intentamos una y otra vez sin darnos por vencidos.

No paramos nunca hasta que lo conseguimos, usábamos el fracaso como motivación para seguir adelante intentándolo una y otra vez, teníamos una meta y nos presionábamos a nosotros mismos hasta que lo alcanzábamos.

 

 

 

“El fracaso es éxito si aprendes de él.” – Malcolm Forbes

 

 

 

 

¿Y porque siempre tuvimos éxito cada vez que quisimos aprender algo nuevo cuando éramos niños?

 

¡Porque nunca nos dimos por vencidos!

 

En esos momentos no estas contaminado por la sociedad, no tienes aquellos miedos que no te dejan hacer lo que quieres hacer, cuando eres un niño puedes ver lo que otros pueden hacer y entonces usar eso como forma para saber que todo es posible, sin importarte “el qué dirán”, el problema está a medida que vamos creciendo ya que gracias a nuestros miedos y falta de autoestima no nos creemos capaz de llevar acabo nuestros sueños y nuestros objetivos de vida, por lo tanto nos damos por vencidos, o por lo que es peor, ni siquiera lo intentamos. Por lo tanto, el problema cuando crecemos es que empezamos a tener más miedos que cuando éramos chicos. Escuchamos lo que otros dicen, dejamos de creer en nosotros mismos, y empezamos a usar el fracaso como forma de excusa para darnos por vencidos.

 

Si no te diste por vencido debido al fracaso, entonces ni siquiera has empezado por miedo a él, ¿verdad?

 

Debemos volver a esos momentos donde éramos nosotros mismos, auténticos, donde creíamos que todo era posible, y en donde el fracaso no era un final, sino una oportunidad para perfeccionarnos a nosotros mismos, volvamos a esos momentos en donde aceptábamos el fracaso como motivación, y en donde entonces íbamos y lo intentábamos una y otra vez hasta que convertíamos nuestras sueños en realidad.

 

 

 

“Muchos fracasos de la vida han sido por personas que no supieron darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron.” – Thomas Edison

 

 

 

El diccionario dice que el fracaso es falta de éxito, pero mi experiencia, y las experiencias de aquellas personas que nunca se dieron por vencidas, me ha enseñado que el fracaso es la forma que tiene la vida para decirnos que estamos en el camino correcto hacia alcanzar nuestras metas, ya que si no estuviésemos intentando nada, no sabríamos que es el fracaso, ni tampoco el éxito. Estarías simplemente existiendo y teniendo una vida normal, aceptando una vida en la cual los sueños no son posibles.

 

 

 

“He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito.” – Michael Jordan

 

 

 

Utiliza el fracaso como herramienta para ser cada día mejor, utilízalo como una oportunidad para seguir adelante, sabiendo que no importa cuántas veces falles, te volverás a levantar cada una de las veces hasta que hagas tus sueños realidad.

 

No tengas más excusas, no dejes más que tus miedos controlen tus emociones y tu vida entera, y deja de creer en lo que dicen otras personas sobre tus metas, lo que ellos piensen sobre eso, es su realidad y no la tuya. No importa que suceda, sigue siempre para adelante, y si te caes 8 veces, entonces levántate 10. Si nadie cree en tus sueños, entonces usa eso como motivación para seguir adelante, porque si vos crees en ellos, imaginándotelo cada día de tu vida, lo seguirás intentando, seguirás siendo cada vez mejor, y al final tendrás éxito, y entonces les harás ver al resto que estaban equivocados sobre ti y tus sueños.

 

 

 

“El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal. Es el coraje de continuar lo que cuenta.” – Winston Churchill

 

 

 

Recuerda que el fracaso es solo real cuando te das por vencido, entonces no lo hagas nunca, hasta que tengas éxito, hazlo por ti y por el mundo entero, para que puedan tomarte como inspiración para convertir sus sueños en realidad.

 

 

 

¡No permitas que el fracaso sea el asesino de tus sueños, tan solo recuerda que el fracaso es el camino al éxito!