Tag Archives: Compromiso

Liberándonos de las Cadenas de la Adicción

Dejamos de estar a cargo de nuestras propias vidas el día en que nuestras adicciones toman el control de nuestras vidas. Ese día perdemos nuestra libertad y nos volvemos esclavos de nuestras adicciones. Ellos se vuelven nuestra mayor meta y propósito en nuestras vidas, y nos volvemos dependientes de la satisfacción de esa adicción con el fin de sentirnos bien, felices y exitosos. Con el fin de retomar el control de nuestras vidas, deberemos liberarnos de las cadenas de nuestras adicciones.

 

 

"Mientras más grande sea la lucha, más grande será el triunfo" - Nick Vujicic #adicción

 

 

Una adicción es la necesidad desesperada de tener algo o hacer algo, crea en nosotros un hábito que nos encarcela, volviéndonos dependientes de ese hábito. Nos hace creer que lo necesitamos, quitándonos el control de nuestra propia vida, y cuando no tenemos el control de nuestras vidas, perdemos el control de todo, eso quiere decir que nuestra vida pasa a estar a merced de nuestra suerte. Estamos simplemente en un bote a la deriva en el océano de nuestras vidas empujados por la corriente de nuestras adicciones.

¿Dónde vamos a terminar? Sólo Dios sabe. ¿Cuáles son las probabilidades? Posiblemente estemos yendo directo a la caída, directo a nuestro fracaso. ¿Podemos hacer algo al respecto? ¿Podemos cambiar nuestra dirección? Absolutamente. ¿Cómo podemos hacerlo? Tomando el control de nuestras vidas, diciéndole a nuestras adicciones: ¡Oye, tú! No estas mas a cargo aquí, no tienes poder sobre mi vida, no me controlas, a si que vete ¡y devuélveme mi vida!

 

 

“A veces sólo puedes encontrar el cielo regresando lentamente del infierno.” – Carrie Fisher

 

 

Lo sé, todo suena tan lindo y fácil, pero deberás estar preguntándote como hacer algunas cosas, como por ejemplo: ¿Cómo empiezo? ¿Es realmente posible alejarme de mis adicciones? Y sí, lo es. ¿Quieres saber como lo sé? Porque ya has tomado el primer y mas importante paso de todos: Has decidido que es algo que quieres cambiar en tu vida, y tener la posibilidad de ver que algo no te esta otorgando lo que realmente quieres es el primer paso en el camino hacia una mejor vida.

Si realmente quieres cambiar, si realmente quieres algo y estas dispuesto a hacer todo lo que puedas con el fin de tenerlo, tu lo tendrás, pero tendrás que trabajar duro, y con duro no me refiero a trabajar duro un día, y el otro no, lo que significa es que deberás trabajar duro cada día de tu vida. Deshacerte de tus adicciones es un compromiso de todo una vida. No es algo que haces hoy, y dejas de hacer mañana. Nuestras adicciones son nuestro punto débil, y deberá siempre ser reforzado, incluso si sentimos que ya estamos fuertes en ese aspecto, siempre debemos ser cuidadosos de nuestras adicciones, y estar siempre listos para pelear en el momento que aparezca la ocasión.

 

 

“El éxito es la sumatoria de pequeños esfuerzos, repetidos día tras día.” – Robert Collier

 

 

Por lo tanto, el primer paso es aceptar el hecho de que tenemos que cambiar algo en nuestras vidas, algo que no nos ayuda sino que nos entierra, algo que no nos esta dando éxito sino puro fracaso. La primer cosa que debemos saber es que nuestras adicciones no nos salvan de ninguna forma, ni cambian nuestra realidad, no nos otorgan lo que realmente queremos, sino que nos condena a una vida de fracaso. Sólo ponen mentiras en nuestras mentes, y nos convence de que las necesitamos, para así poder caer en sus trampas.

El segundo paso es encontrar la fuente de nuestra adicción. Hay algo, que fomenta la necesidad de satisfacer tal adicción. Esa necesidad se vuelve tan fuerte que se vuelve inevitable y te hace caer en las garras de tu adicción. ¿Que hacer entonces? Aléjate de esta fuente, no caigas en la trampa de pensar que podrás salir de ahí a salvo. Librate de todo aquello que vuelva tu adicción mas fuerte e incontrolable.

 

 

“Si puedes dejar de hacerlo por un día, puedes dejar de hacerlo toda tu vida.” – Benjamin Alire Sáenz

 

 

El siguiente paso es enfoque. Es todo una cuestión de enfocar tu mente en aquellas cosas que realmente quieres en tu vida, el tipo de cosas que te acercaran al lugar donde quieres llegar, el tipo de cosas que revelarán tu verdadero potencial. No se trata de resistir la tentación, es cuestión de terminar con esa tentación, ¿y como podemos hacerlo? Una vez más, es todo una cuestión de enfoque. Estamos rodeados de muchas cosas, pero vemos  la mitad, porque vemos solo aquello que observamos, y es todo una cuestión de enfoque. Enfoca tu mente en el tipo de cosas que te darán felicidad, paz y te harán sentir exitoso, y olvídate de aquellas cosas que te destruyen. Pon tu corazón en lo que es mejor para ti, y no pongas tu mente en lo que no te sirva, y veras cambiar toda tu vida.

 

 

 

 

Independientemente de tu adicción, siempre recuerda algo: Tu eres una obra maestra de Dios, tu tienes grandeza dentro de ti y el poder para superar cualquier desafío. Todo depende de ti, en tu compromiso y perseverancia. Cuanto estés dispuesto a sacrificar con el fin de alcanzar la victoria es lo que determinara tu éxito. ¡No sera fácil, pero valdrá la pena!

La Visualización: Una Herramienta para el Éxito

La visualización es un proceso mental que hace real nuestros más profundos sueños y metas a través de nuestra imaginación, es decir, crea una imagen en nuestras mentes de lo que quisieras conseguir en nuestro mundo exterior. La visualización crea en nuestras mentes la vida de nuestros sueños, y si somos capaces de conseguirlo en nuestras mentes, somos capaces de conseguirlo en la vida real.

 

 

La logica te llevara de A hasta B. La imaginacion te llevara a todas partes. Albert Einstein visualización

 

 

La visualización es más poderosa de lo que pensamos, ya que nos ayuda a crear el resultado positivo que nos gustaría conseguir en nuestras vidas. Cuando eres capaz de ver en tu mente tus sueños y metas como algo hecho realidad, tu eres capaz de crear la vida de tus sueños y hacer que todo se vuelva realidad. La visualización no es simplemente una forma de soñar, sino que es una forma de hacer que tus sueños y metas se conviertan en realidad.

Cada persona exitosa ha usado como herramienta la visualización ya sea consciente o inconscientemente. Por ejemplo, la visualización es muy usado en los deportes, ya que muchos atletas se han visualizado a sí mismos como ya habiendo conseguido los resultados positivos que les gustaría conseguir en la vida real. Día tras día, estas personas se imaginan a sí mismas como victoriosas, estas personas constantemente visualizan en sus mentes la victoria, la ven, la sienten como si ya estuviesen en ese glorioso momento, y ello junto con el entrenamiento, compromiso y perseverancia es lo que hace que consigan en sus vidas los resultados que ya habían imaginado en sus mentes. Por ejemplo, la leyenda del boxeo Muhammad Ali siempre estuvo consciente de la importancia de la visualización. Él siempre se imaginó a si mismo obteniendo la victoria antes de cada pelea.

 

 

 

“Los campeones no se hacen en gimnasios. Los campeones están hechos de algo que tienen muy dentro de ellos. Es un deseo, un sueño, una visión. Ellos tienen que tener el talento, y la voluntad. Pero la voluntad debe ser más fuerte que el talento.” – Muhammad Ali

 

 

 

Cuando visualizamos algo, somos capaces de verlo como real en nuestras mentes, y cuando somos capaces de ver algo, luego somos capaces de creer en ello. Está comprobado que nuestro cerebro no puede ver la diferencia entre una imagen que se ha visualizado y la realidad, es por eso que cuando pensamos algo que nos gustaría que suceda, nosotros sentimos las emociones y sentimiento como si eso ya hubiese sucedido. Es por ello que la visualización es tan poderosa, porque hace real aquello que todavía no hemos experimentado en nuestro mundo físico.

La visualización no es magia, no significa que tú vas a imaginar algo con tus ojos cerrados, y cuando los abras ya se habrá hecho realidad, sino que la visualización es una gran herramienta que tú puedes usar junto con tu compromiso y perseverancia para conseguir el éxito que deseas. Cuando visualizas, tu cerebro entiende lo que tu imaginas como algo real y así te da las correctas emociones, sentimientos y creencias las que te ayudaran a formar tus hábitos y comportamientos. Por lo tanto, la visualización te ayudara a desarrollar los hábitos, habilidades, y comportamientos correctos con el fin de hacer que tus sueños y metas se vuelvan una realidad en tu mundo exterior.

 

 

 

“La imaginación es el principio de la creación. Imaginamos lo que deseamos, queremos lo que imaginamos y, por fin, creamos lo que queremos.” – George Bernard Shaw

 

 

 

Un gran ejemplo de visualización que siempre me ha inspirado es el del actor Jim Carrey, el cual utilizo el poder de la visualización cuando luchaba por convertirse en actor. Él se escribió a sí mismo un cheque por la suma de $10 millones de dólares por sus “servicios de actuación prestados” y es así que años después él consiguió esa misma suma por su rol en la película Tonto y Retonto. ¿No es esto algo maravilloso? Eso es lo que sucede cuando mantienes en tu mente la mayor versión de ti mismo y de tu vida. Cuando tu visualizas tu sueño, cada vez que puedes y haces todo lo que puedas para conseguir ese sueño o meta, milagros suceden. En mi caso, cuando era más joven, siempre imagine que iba a viajar por el mundo y que viviría en otro país. Siempre cerraba mis ojos y sentía lo que sería vivir en otro país, y años después aquí estoy luego de haber vivido en 4 países diferentes.

Por lo tanto, podemos decir que la visualización hace que todo sea posible, no solo crea una imagen en nuestra mente de nuestros sueños y metas más profundas, sino que le permite a nuestro cerebro saber que aquellas cosas son posibles y reales, y así tu cerebro te proporciona creencias de éxito, lo que te da la emoción como si ya estuvieses viviendo tu sueño, y aquellas emociones te motivan a convertirte en la mejor versión de ti mismo, y así adoptas los hábitos y comportamientos correctos para hacer que tus sueños se hagan realidad. Podemos ver entonces que gran herramienta es la visualización.

 

 

 

 

Visualiza tus metas y sueños con todo tu corazón, imagínate a ti mismo como ya habiendo conseguido tus sueños, ve cada detalle, acaricia la gloria, saborea cada victoria ¡y espera por el milagro!

¡Toma el Primer Paso!

Con el fin de llegar a destino, debemos empezar el viaje dando el primer paso. Toda victoria depende de ese paso. Es la primera acción, el primer movimiento, el primer intento lo que puede dirigirnos al lugar donde queremos llegar. Aquel primer paso hace que todo sea posible, y nuestras acciones siguientes hacen que todo se vuelva realidad.

 "Un viaje de mil millas comienza con el primer paso." - Lao Tse

 

 Analicemos lo siguiente: Todos queremos ganar la lotería, ¿pero cuantos de nosotros realmente van y compran el billete? La verdad es que solo unos pocos lo hacen, ¿Por qué? La razón es simple: Nuestros pensamientos y creencias crean límites entre nuestros sueños y nuestra realidad. Somos capaces de soñar, pero creemos que son imposibles o difícil de hacerse realidad, por lo que nos damos por vencidos incluso antes de intentarlo.

Si crees que las chances de ganar son casi nulas, es muy probable que no vayas a compras el billete de lotería, por lo que ni siquiera vas a intentarlo, y si acaso lo intentas y no ganas, usaras eso como forma de probar que tenías razón sobre que ganar era imposible, y así finalmente te darás por vencido. Puedes ver aquí que el primer paso es crucial, ya que lo determina todo.

 

 

 

“Cree en que puedes, y estarás a mitad de camino.” – Theodore Roosevelt

 

 

 

¿Pero por qué el primer paso es tan crucial? ¿Cómo puede ser que pueda determinarlo todo? Simple, hay dos diferentes resultados que hacen el primer paso tan vital: Si decidimos no dar ese primer paso, decidimos perder automáticamente. Pero si decidimos dar el primer paso, significa que estamos en el camino correcto a conseguir que nuestros sueños se vuelvan una realidad. Si continuamos hacia adelante, paso a paso, sin darnos por vencidos, superando toda adversidad, con perseverancia, compromiso y fe, es muy probable que lleguemos a nuestro destino deseado.

Por lo tanto, nuestra primera acción debería ser dar el primer paso. Lo que quiero decir aquí es que debemos creer en nuestros sueños, y salir a hacerlos realidad. Con el fin de hacer que nuestros sueños y metas se hagan realidad deberás dar el primer paso que te acercara al lugar en donde deseas estar. El primer paso determinará si tu sueño permanecerá como sueño o si se hará realidad.

 

 

 

“Da el primer paso, y tu mente movilizará todas sus fuerzas en tu ayuda. Pero lo más esencial es comenzar. Una vez que la batalla haya comenzado, todo lo que está dentro y fuera de ti, vendrán a ayudarte.” – Robert Collier

 

 

 

Ningún sueño se hará realidad si no actuamos. Es hermoso soñar, pero lo que es difícil es realizar las acciones necesarias para hacer que se vuelvan realidad. Es por eso que tú no ganaras el premio mayor si no compras el billete, es decir, tu no vas a llegar al lugar donde quieres estar, o conseguir lo que deseas tener si no das el primer y tan necesario primer paso. Es nuestra decisión de actuar lo que crea nuestro destino, y es nuestra inacción lo que deja todo a la suerte.

Si tú quieres ser doctor, ingeniero, abogado, diseñador gráfico, o lo que sea que quieras ser, deberás dar el primer paso y anotarte en la universidad. Si tú quieres aprender un nuevo idioma, tu deberás dar el primer paso y buscar un curso en Internet o en tu ciudad. Si tú quieres perder peso, tu deberás decidir por cambiar tu dieta. Si odias tu trabajo y quieres otro, tu deberás dar el primer paso y buscar otro mejor trabajo. Si quieres ser un atleta profesional, tu deberás empezar por entrenar. Si quieres dejar de fumar, tu deberás decidir dejar de comprar cigarrillos o empezar por fumar menos. Siempre hay un primer paso que hace que aquello que deseamos y soñamos empieza a verse más real.

 

 

 

“El secreto para progresar es empezar por algún lugar. El secreto para empezar por algún lugar es fragmentar tus complejas y abrumadoras tareas de tal manera que queden convertidas en pequeñas tareas que puedas realizar y entonces simplemente comenzar por la primera.” – Mark Twain

 

 

 

Es el primer paso el que nos acerca a nuestro sueño, y es nuestra perseverancia y compromiso de hacer que suceda lo que hace que todo sea posible. Cada persona que ha tenido éxito al conseguir o hacer algo fue porque un día decidió dar el primer paso, y trabajar en sus sueños y metas hasta que tuvieron éxito. Entonces, ¿Cuál es tu sueño? ¿Qué te gustaría conseguir? ¿Quién quieres ser? ¿Qué te gustaría hacer? ¿Dónde quieres llegar? Si tú sabes las respuestas a esas preguntas significa que el momento para empezar es ahora. La clave es hacer paso a paso todo lo que deberías hacer con el fin de alcanzar aquellas cosas que deseas. Debemos tomar la decisión de dar el primer paso y cambiar nuestras vidas.

 

 

 

Mi pregunta ahora es: ¿Has tomado el primer paso? Si lo has hecho, ¡Felicitaciones! Tu estas un paso más cerca de tu meta, sigue hacia adelante y no te des por vencido. Pero si todavía no lo has hecho, ¡Mira hacia adelante y sin miedo toma el primer paso!

Un Nuevo Año: Cientos de Nuevas Oportunidades

¿Por qué el Año Nuevo es un motivo para celebrar? Porque la vida nos otorgara 365 nuevas oportunidades para que podamos disfrutar de la vida y ser felices. Es por eso que en este momento del año nuestros corazones se llenan de sueños, deseos y esperanzas. Muy dentro de nuestros corazones creemos que este podría ser el año en el que podamos hacer todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer, convirtiendo nuestros sueños y metas en realidad. Y esto es en realidad cierto. La pregunta es: ¿Estas 100% comprometido a dar lo mejor de ti este año? La respuesta a esta pregunta determinara tu futuro.

 "Mañana es la primer página en blanco de un libro de 365 páginas. Escribe uno bueno." - Brad Paisley

 

A las 00:00 horas del primer día del año, levantamos nuestras copas y brindamos por el nuevo año, y con alegría miramos hacia el futuro con esperanza. Recordamos así, el año que se ha ido y esperamos con ansias el desarrollo del nuevo año. La mayoría de nosotros pensamos acerca de todas aquellas cosas que hemos querido hacer y no hicimos el año pasado, y así deseamos que este año nos permita hacer todas aquellas cosas siempre quisimos hacer. Ese es el espíritu de esta época del año, el espíritu de creer que todo puede ser posible.

El problema es que, al cabo de unos días, este espíritu se ve opacado por nuestra rutina diaria, miedos, preocupaciones y problemas, y una vez más hacemos a un lado todas nuestras metas, deseos y sueños. Por lo tanto, dejamos todo a la suerte, y cuando eso sucede hay un gran porcentaje de probabilidades de que no terminemos haciendo aquellas cosas que queríamos hacer. Eso quiere decir que saboteamos nuestra propia vida, prohibiéndonos vivir la vida de nuestros sueños.

 

 

 

“Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad si tenemos el coraje de perseguirlos.” – Walt Disney

 

 

 

La verdad es que no sabemos todas las cosas que nos sucederán, pero ello no quiere decir que debamos dejar todo a la suerte, sino que deberíamos hacer todo lo que podamos con el fin de crear el tipo de vida que nos brindara la mayor alegría y felicidad. Por lo tanto, debemos usar estos días para reflexionar sobre el año que está a punto de terminar, así podremos recibir el nuevo año más preparados, siendo los creadores de nuestro futuro y no simplemente apostando con nuestra vida. Es importante saber que estamos donde estamos ahora porque nosotros lo quisimos de esa manera, por lo tanto, si deseamos un resultado diferente, tendremos que actuar de una manera diferente.

Aprovechemos este momento para relajarnos y reflexionar sobre este año. ¿Has hecho la mayoría de las cosas que querías hacer? ¿Has alcanzado la mayoría de tus metas? ¿Has invertido la mayoría de tu tiempo en tu mismo? ¿Has sido la mayor parte del tiempo alegre y feliz? ¿Qué cambiarias? ¿Qué podrías haber hecho diferente? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Has crecido como persona? ¿Eres feliz con la persona que has sido? ¿Has trabajado duro con el fin de estar más cerca de tus sueños? ¿Has disfrutado verdaderamente tu vida? Querido amigo, esa es la pregunta más importante de todas, por lo tanto, la escribiré de nuevo una vez más: ¿Has disfrutado verdaderamente tu vida?

 

 

 

“Cambia tu vida hoy. No apuestes al futuro, actúa ahora, sin demora.” – Simone de Beauvoir

 

 

 

Esto es importante, porque no importa lo que haya sucedido, si has sido capaz de disfrutar tu vida, eso es todo lo que importa, porque la vida está hecha para ser feliz, con sus cosas buenas y malas. Las cosas buenas son lo mejor, pero las malas son lecciones, pruebas y oportunidades que la vida nos da con el fin de sacar lo mejor de nosotros mismos. Te propongo pensar sobre todas aquellas preguntas, tomate tu tiempo para relajarte y reflexionar y luego deja ir el pasado, olvídate de aquello que no te sirve, recuerda las lecciones, aprende de tus errores y quédate con todas aquellas buenas cosas de este año, y con esperanza y confianza avanza hacia este nuevo año con alegría.

Una vez que terminemos, debemos enfocarnos en el año que está por venir, y las preguntas más importantes serán: ¿Qué es lo que verdaderamente quieres que te suceda este año? Una vez que sepas la respuesta, piensa sobre estas preguntas: ¿Qué puedes hacer ahora para mejorar tu futuro? ¿Qué acciones puedes realizar para poder estar más cerca de tus sueños? ¿Cuáles serían los primeros pasos? ¿Qué puedes hacer para convertirte en la mejor versión de ti mismo? Piensa sobre aquellas cosas que te hacen feliz, y luego sal y haz que sucedan. Piensa sobre aquellas cosas, escríbelas, y realiza las acciones necesarias que harán que todo sea posible.

 

 

 

No hay un tiempo correcto, el tiempo es ahora. Lo bueno es que realmente no importa en qué época del año estemos, porque cada nuevo día es una nueva oportunidad para hacer todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer y ser felices. No hay tiempo que perder, el tiempo vuela, el tiempo es limitado, ¡Por eso sal y haz de este año un año maravilloso!