Tag Archives: Alegria

Cortando las Cuerdas del Apego

La mayoría de nuestros sufrimientos diarios son provocados por nuestro apego a cosas, personas, situaciones, entre otras cosas. El problema es que nos volvemos dependientes de aquellas cosas con el fin de sobrevivir, poniéndonos a nosotros mismos en un lugar de extrema vulnerabilidad. En el caso de perder aquello a lo que estamos apegados, una vida de angustia y sufrimiento es inevitable. Por lo tanto, para evitar tanto dolor y sufrimiento, debemos liberarnos de cualquier apego.

 

 

"La raiz de todo sufrimiento es el apego." - Buda

 

 

Vivir apegados a lugares, cosas, personas, trabajos, situaciones y cualquier otra cosa es la clave para una vida de sufrimiento. Lo sé, suena un poco extremo, pero la verdad es que cuanto más apegado estamos a algo o alguien, más sufrimos, porque cuanto más apegados estamos, más tememos, y cuanto más tememos, más sufrimos. Dependemos tanto de algo, que la simple idea de perderlo nos desgarra el corazón. El problema es que nuestra felicidad dura siempre y cuando aquello a lo que estamos apegados no cambie, no se transforme en algo más o deje de existir.

Todo apego nos limita, nos somete, nos controla, y nos domina completamente. Nos limita porque no nos permite ser completamente nosotros mismos, porque a veces ser nosotros mismos significaría la perdida inevitable de aquello a lo que estamos apegados, nos somete porque nos hace actuar de cierta manera con el fin de evitar perderlo, nos controla porque nos hace comportar de una forma especial, y nos domina porque toda nuestra existencia depende de aquello a lo que estamos apegados.

 

 

“La mayoría de nuestros problemas se deben a nuestro deseo apasionado y el apego a las cosas que nosotros malinterpretamos como entidades duraderas.” – Dalai Lama

 

 

¿Esto significa que no podemos tener ningún tipo de sentimiento? ¿Acaso no podemos amar, o tener pasión por algo? ¿Cómo podemos ser felices si no podemos ser simplemente humanos? Bueno, ese el tema, somos humanos, sentimos, amamos, y eso es lo hermoso de estar vivo y ser humanos. Tener todas esas hermosas emociones nos hace sentir vivos, y le da sentido a nuestras vidas. El problema comienza cuando nos volvemos dependientes de relaciones, cosas materiales, trabajos, lugares, resultados o situaciones con el fin de seguir sintiéndonos de la forma en que nos sentimos.

Por lo tanto, el problema no es sentir algo especial por algo o alguien, el problema es cuando nuestra felicidad depende de ello. Si la falta de algo o alguien, o si el cambio de algo en nuestras vidas crea sufrimiento, entonces es nuestro apego lo que realmente nos está generando angustia, no es el amor, la pasión que tenemos sobre algo, sino que es nuestra dependencia, nuestro apego. Hay algo que vale la pena recordar y es la diferencia entre apego y vínculo, nuestro apego crea en nosotros sentimientos de temor, temor por la idea de perder algo, mientras que un vínculo da y recibe al mismo tiempo, alimentando el alma, no espera nada, no requiere, no exige, solo sucede.

 

 

“Renueva, libera, deja ir. El ayer se ha ido. No hay nada que puedas hacer para traerlo de vuelta. No puedes “pude haber” hecho algo. Sólo puedes hacer algo. Renuévate. Libera ese apego. ¡Hoy es un nuevo día!” – Steve Maraboli

 

 

¿Que hacer entonces? Libérate de cualquier apego. No te limites pensando que no puedes tener una vida, que no puedes ser feliz o exitoso si no posees algo en particular, si no estas con esa persona especial, si no estás haciendo algo en particular, o si no vives en un cierto lugar. Si has llegado al lugar que estas ahora, no se debe a algo o alguien, sino que todo se debe a ti. Tu eres el creador de tu propia vida, por lo tanto, si hay algo de lo que debes depender es de ti mismo. Sin ti, no hay nada, por eso, no busques fuera de ti, sino que busca dentro de ti mismo.

Una conexión, un vínculo especial entre tu y lo que quieres y amas es inevitable, no se trata de evitar esa conexión sino que se trata de no depender de ello para sobrevivir. No debemos permitir que nuestro apega nos confunda, creyendo que necesitamos de algo o alguien con el fin de ser felices, teniendo la idea que aquellas cosas, ese trabajo, ese lugar, esa situación o esa relación es el factor determinante de nuestra felicidad. Un trabajo, una carrera, un lugar, cualquier posesión material, una persona, o una situación en especial puede otorgarnos alegría y felicidad, pero aquellos sentimientos no deben ser condicionados por la falta de aquellas cosas.

 

 

“El desapego no es que tú no debas poseer nada. Es que nada te posea a tí.” – Ali ibn Abi Talib

 

 

No hay nada más gratificante que el ser libre, y la libertad que obtenemos por dejar ir cualquier apago es algo que realmente nos beneficia. Por lo tanto, la clave no se encuentra en ser fríos, sin sentimientos, sino en aprender a amar, sin necesitar nada de regreso, siendo libres para decidir ser quien sea que queramos ser, y hacer todo aquello que queramos sin ser limitados por nuestros apegos. Lo más importante es vivir en el momento, lo que sea que haya pasado en el pasado no puede ser modificado, lo que sea que suceda en el futuro todavía no ha sucedido, entonces, ¿Por qué arruinar tu vida estando apegado a un pasado que se fue o a un futuro que todavía no ha llegado? La vida cambia continuamente, saber que nada es permanente, viviendo en el momento, y cortando las cuerdas de todo apego es la clave para una vida feliz.

 

 

 

Otórgale a tus pasiones, otórgale a cada persona, y otórgale a todo lo que quieres el poder de tu amor, ¡pero no les des el poder para destruirte! Aprende a dejar ir el apego, ¡y otórgate el regalo de vivir una vida en paz y feliz!

Amarte a Ti Mismo: Un Acto de Rebelion

Vivimos en un mundo tan obsesionado con las apariencias externas que el envase se ha vuelto mas importante que el contenido. Hoy en día lucir bien en el exterior se ha vuelto nuestra prioridad, nuestra obsesión, y el único motivo es ser aceptados en esta sociedad que te condena o te glorifica por tu apariencia. Por lo tanto, amarte a ti mismo en esta sociedad que quiere que te sientas mal contigo mismo es un acto de rebelión que te otorga libertad!

 

 

 

"En un mundo que se beneficia por tu baja autoestima, amarte a ti mismo es un acto de rebelión."

 

 

 

Esta sociedad quiere que creamos que con el fin de ser exitosos necesitamos lucir bellos en el exterior. Desde que nacemos estamos expuestos a diferentes fuentes las cuales tienen como principal propósito hacernos sentir mal con nuestra apariencia, y por ende fracasados. Crearon el concepto de que la fealdad significa infelicidad, y belleza significa felicidad y éxito. Pareciera que solo puedes amarte a ti mismo si tu eres hermoso por fuera, y eso por supuesto nunca sucede, ¿Y por qué? Porque el negocio se habría terminado, y donde no hay negocio, no hay dinero.

Nuestras mentes han sido contaminadas con este virus desde el primer día. Cuando nacemos, se nos corta el cabello, nos hacen agujeros en nuestras orejas para que podamos vernos bonitas con pequeños aritos, nos visten como muñecos, y nos hacen actuar como príncipes y princesas. A medida que crecemos, nos dan muñecas rubias, flacas, y de ojos azules para jugar, y a medida que pasa el tiempo ese virus infernal sigue enfermando nuestras mentes a través de todos los productos, servicios y entretenimiento que nos venden: El maquillaje, la cirugía plástica, los reality shows con gente cool, películas con bellísimos actores, músicos y bandas de chicas y chicos bonitos, y comerciales de televisión que constantemente lavan nuestro cerebro día tras día.

 

 

“Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor logro.” – Ralph Waldo Emerson

 

 

El problema es que hemos aceptado el concepto de que necesitamos vernos atractivos con el fin de ser felices. Creemos que finalmente vamos a amarnos a nosotros mismos el día que nos veamos hermosos por fuera, entonces compramos toda la basura que podamos encontrar con el fin de ser felices y amarnos a nosotros mismos, pero esto nunca termina, nunca nos sentimos completamente felices con nosotros mismos y queremos más, queremos vernos como las chicas de las revistas, y el problema es que ni siquiera ellas se ven así en la realidad. Perseguimos un falso estereotipo de belleza que no existe, es irreal, ficticio, una gran mentira.

El problema es que nos hacen creer que si existe, entonces nunca dejamos de comprar la basura que nos venden, sometiéndonos a nosotros mismos a este marketing enfermizo que nos posee. Siempre hay algo nuevo, un nuevo tipo de cirugía plástica, un nuevo producto revolucionario que te hará ver 20 años más joven, y maravillosos productos que harán que te veas bronceado los 365 días del año, un nuevo maquillaje que transformará tu cara en una falsa muñeca de porcelana. Siempre habrá algo que necesitarás con el fin de ser atractivo para así ser feliz. Esto nunca se detiene, nunca.

 

 

“Te has estado criticando durante años, y no ha funcionado. Trata de aprobarte a ti mismo, y ve qué pasa.” – Louise L. Hay.

 

 

Por lo tanto, si quieres verte bien por fuera, empieza por quererte como eres, ama tu verdadero ser sin ningún tipo de producto o ropa especial, o nada externo a ti, simplemente ama lo que esta sociedad llama “imperfecciones” porque no lo son, nadie es imperfecto, todos somos perfectos, porque hemos sido creados por el mejor artista, el gran creador. La belleza es un concepto que la sociedad ha creado con el fin de establecer un estándar, y así obtener un beneficio, pero todos somos hermosos, somos únicos, originales, no necesitamos ser alguien mas para ser hermosos, siendo nosotros mismos, y queriéndonos a nosotros mismos es lo que nos hace hermosos.

Lo que quiero decir es que esta completamente bien comprar y usar todos los productos que quieras, siempre y cuando tu felicidad no dependa de ello. Cambia el color de tu pelo, usa maquillaje, ponte a dieta, ve al gimnasio, compra nueva ropa, usa tu crema favorita, pero hazlo porque te gusta, porque quieres mejorar, o por cualquier motivo excepto para impresionar a otros, o para ser aceptado, no lo hagas para pertenecer, ni para ser feliz o exitoso, porque nunca vas a estar completamente feliz si dependes de todas esas cosas para sentirte bien contigo mismo. Levántate a la mañana, ve al espejo, y mírate sin maquillaje, con tu pelo despeinado, con tu pijama de Minnie mouse, de batman, rasgado y viejo, mírate al espejo y ve tus arrugas, granos, mírate a ti mismo con todas tus “imperfecciones” y sonríe, porque eres un ser hermoso. Amate a ti mismo en cada momento, y así encontraras la libertad para ser quien quieras ser sin necesitar de nada con el fin de serlo.

 

 

“Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos.” – Antoine de Saint-Exupéry

 

 

Una vez alguien dijo: “La belleza duele”, pero no es así, la belleza no duele, lo que duele es no poder mirarse al espejo, y amar lo que ves simplemente porque no te ves como la chica o chico de las revistas. No poder ver tu propia belleza, te vuelve miserable, y no importa cuanto intentes ser “hermoso” siempre te sentirás miserable, y eso duele un millón de veces más que caminar con tacos, que la cirugía plástica o la depilación. ¿Puedes entender el verdadero problema aquí? ¡Eres tú! Es en la forma en la que te ves a ti mismo, cambia los ojos con los que te ves a ti mismo, enamórate de tu verdadero ser y así cambiarás toda tu vida… ¡y también ahorrarás mucho dinero!

 

 

 

 

Si te miras a ti mismo al espejo y te gusta lo que ves, ¿Crees que te importará lo que piensen los demás? ¡Absolutamente no! Eso se llama tener confianza en uno mismo, y así lograras amarte a ti mismo. La realidad es que no necesitas nada para ser hermoso, ya lo eres, tan solo recuerda eso ¡y obtén la libertad para ser tu más maravilloso, auténtico y hermoso ser! 

¡Es Tiempo de Una Revolución de Amor!

Los humanos enfrentan un grave problema, la sociedad en la que viven está en estado de descomposición, sus cerebros han sido lavados, y el mayor problema de todos es la falta de amor. Necesitamos amar de nuevo, necesitamos recordar lo que es verdaderamente esencial, ¡es tiempo de una revolución de amor!

 

 

cuando-el-poder-del-amor-supere-el-amor-al-poder-el-mundo-conocera-la-paz-jimi-hendrix

 

 

El virus que ha sido implantado en nuestras mentes ha exterminado la mayoría de las cosas más valiosas que tenemos como seres humanos como, por ejemplo: La habilidad de amar, la habilidad de amarnos a nosotros mismos, a nuestro mundo, a nuestra naturaleza, y a cada ser humano sobre este planeta. Hemos perdido el poder para crear todo aquello que deseamos, y hemos olvidado quien somos en realidad, y cuál es el verdadero propósito por el cual estamos aquí.

El gran problema de todos es que le hemos cambiado el significado al amor, olvidándonos de lo que realmente significa. El mundo está bajo tanto dolor en este momento, y no solo porque los humanos solo están amando de una forma superficial y egoísta, sino porque que le dan amor cada día a cosas sin valor, y ahí es donde se encuentra la peor de las enfermedades: El amor al dinero.

 

 

 

 

“Sólo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado, y el último pez atrapado, te darás cuenta que no puedes comer dinero.” – Sabiduría Indoamericana

 

 

 

 

Estamos más enamorados del dinero que de cualquier otra cosa en el mundo. ¿Y como puedo saber eso? Porque solo basta con mirar el mundo, y lo que sucede actualmente, para saber que lo que digo es verdad. El problema es que las personas están tan ciegas, que no pueden ver la realidad. Los humanos han perdido el sentido común, convirtiéndose en victimas de su locura, de su enfermedad por el dinero, o el poder, realizando las peores de las atrocidades y todo en el nombre del dinero. Nuestro amor por el dinero es la primera causa del dolor y sufrimiento, y la causa de la destrucción lenta y letal de la existencia humana.

El mundo está muriendo, estamos empujando constantemente nuestros recursos al límite, poniendo nuestra propia existencia en peligro. El mundo, nuestro hogar necesita de amor, y no el tipo de amor barato y podrido que damos día a día, sino que necesitamos amor real, amor del bueno. Debemos aprender a amar de nuevo, y esparcirlo a donde vayamos, para así poder sanar nuestros corazones y el mundo entero. La solución es enfocar nuestra vista en lo que realmente importa, aprender a amarnos a nosotros mismos, para así amar a otros, debemos aprender que no estamos separados, por lo tanto, lo que le hacemos a otros, nos lo hacemos a nosotros mismos.

 

 

 

 

“El planeta no necesita más gente exitosa. Lo que el planeta necesita desesperadamente son más pacificadores, sanadores, restauradores, contadores de historias y amantes de todos los tipos”. – Dalai Lama

 

 

 

 

Hay algunas preguntas sobre el comportamiento humano que han estado en mi mente, y las cuales no puedo entender:

 

¿Cómo es posible que todavía existan personas matándose entre sí, personas robándole cosas a otras personas, personas sin casa, sin nada que comer, sin agua potable, sin acceso a educación, salud y sin ningún derecho a tener una vida decente?

¿Cómo es posible que sepamos que estamos destruyendo nuestro planeta, nuestro hogar, y el hogar de miles de criaturas, sabiendo que estamos jugando a la ruleta rusa con nuestra propia existencia y así y todo no hacemos nada para cambiarlo? Hemos sido bendecidos con un maravilloso planeta y sin embargo lo destruimos día a día con nuestras imprudentes acciones.

¿Cómo puede ser que luego de miles de millones de años de vida en la tierra todavía sigamos separándonos por nacionalidad, raza, religión, genero, edad y estatus social, otorgando derechos humanos dependiendo de dónde pertenezca cada persona?

¿Cómo puede ser posible que todavía existan personas privadas de su libertad? ¿Cómo es posible que todavía en este Siglo XXI exista la esclavitud?

¿Cómo puede ser posible que hayamos sido beneficiados con un maravilloso cuerpo, el cual nos permite experimentar el maravilloso regalo de la vida en la tierra y sin embargo lo destruimos día a día consumiendo toda la basura que podamos, sin importar ni un poco nuestra salud hasta llegado el momento en el que no hay vuelta atrás?

¿Cómo es posible que hayamos sido bendecidos con una mente extraordinaria, teniendo el poder, las habilidades, y los conocimientos para crear cosas maravillosas y sin embargo lo usamos para destruir?

¿Cómo es posible que tengamos un hermoso corazón con una enorme capacidad para sentir y dar amor y elegimos odiar y lastimar?

 

 

 

 

“Al final, no recordamos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos.” – Martin Luther King

 

 

 

 

Y como dije anteriormente, la respuesta a todas estas preguntas es que hemos perdido el sentido común, hemos invertido las verdaderas prioridades con cosas menos importantes, nos hemos olvidado del amor, y nos hemos vueltos tan ciegos que no podemos ver lo que realmente sucede, y si lo podemos ver, hacemos la vista a un lado rápidamente, porque no queremos nada que nos distraiga de nuestra desesperada carrera por obtener más dinero, poder, cosas materiales, y un estatus social que nos destaque del resto. Nuestro egoísmo nos ha vuelto extremadamente superficiales, y así perdimos noción de lo que es realmente importante, permitiéndole al mal sacar de nosotros lo peor de uno, y así lo esparcimos por el mundo, lo que ha causado toda esta realidad de odio, sufrimiento, locura y dolor.

Y lo que hace que toda esta situación se vuelva más enferma, es que hemos aceptado esta realidad como un hecho imposible de cambiar, tomando el camino más fácil y cobarde, ya que requiere de coraje ir en contra de la corriente, de lo común, de lo establecido, y hacer lo que se deba hacer para cambiar el mundo. Es más fácil quejarse, que hacer algo al respecto.

 

 

 

 

“Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo tirar una piedra al agua para crear muchas ondas.” – Madre Teresa

 

 

 

 

Pero hoy podemos cambiar la historia, hoy podemos crear un futuro mejor. No te conformes con este mundo que te pintaron como el real, como el ideal, este sistema perverso nos ha confundido, nos ha enloquecido. Pero sé que dentro tuyo lo sabes, y quieres un mundo mejor, anhelas un mundo mejor. Si en algún punto de tu corazón sientes que la vida no te satisface, no te rindas, hay esperanzas. La vida puede ser mejor que esta siniestra realidad que consume nuestras almas.

Lo que el mundo y la humanidad necesita es que las personas se unan, necesitamos un grupo de soldados con corazón, dispuestos a dar amor, listos para crear y no para destruir, dando todo el amor posible y lo mejor de sí para abrirle los ojos a la humanidad, y para así poder cambiar nuestra realidad y todo el destino de la raza humana.

 

 

 

 

 

Es hora amigos míos, es hora de darle al mundo lo que más le falta, es hora de detener toda tristeza, dolor y sufrimiento en el mundo, debemos recordarles a los humanos que el amor existe, y así curaremos este infierno que nos rodea. Unámonos en esta revolución, en el nombre de Dios, en el nombre del amor, y salgamos sin miedo y con coraje a conquistar los corazones humanos con amor. ¡Es tiempo de una Revolución de Amor!

Libera el Dolor y Sana tu Corazon

Van a existir diferentes momentos en nuestras vidas en donde vamos a sentir dolor. Este podrá ser un dolor superficial, o un dolor más profundo, a veces podrá ser por segundos, por horas, por meses o incluso años, y a veces nunca se irá, quedándose atrapado en nuestro cuerpo, contaminando nuestra alma, y rompiendo nuestros corazones, y la única forma de que deje de lastimarnos es sacándolo de nuestros corazones, permitiéndole que se aleje de nuestras vidas.

 

 "Busca en tu interior un lugar donde haya alegria, y esa alegria borrara el dolor." - Joseph Campbell

 

 

Hay tres tipos de personas: Aquellas que se tragan el dolor, lo digieren, y logran sacarlo de sus mentes y corazones, luego están aquellas personas que lo tragan, y lo dejan dentro, dejando que los destruya por dentro, volviéndose sus víctimas, y luego están aquellas personas que lo tragan, y lo esparcen por todo su ser como veneno corriendo por sus venas, conminando sus corazones, volviéndose un reflejo de su dolor.

El primer tipo de personas no están exentas de sentirlo, de hecho, es muy probable que lo hayan sentido cientos de veces en su pasado, y posiblemente lo sientan muchas veces más a lo largo de sus vidas, pero lo que hace la diferencia entre este tipo de personas y los otros dos tipos de personas es que estas no le permiten a el dolor controlar sus vidas. Por lo tanto, una vez que lo sienten, buscan la forma de removerlo de sus corazones tan pronto como sea posible.

 

 

 

“Cosas malas suceden; como respondo ante ellas define mi carácter y la calidad de mi vida. Puedo decidir yacer en una tristeza eterna, inmovilizado por la gravedad de mi perdida, o puedo decidir afrontar el dolor y apreciar el regalo más preciado que tengo: la vida misma.” – Walter Anderson

 

 

 

El segundo tipo de personas son aquellas que lo sienten, pero no son capaces de liberarlo de sus corazones, guardándolo muy dentro suyo. El problema con esto es que mientras que estas personas pueden tener una sonrisa en sus caras, muy dentro de sus corazones el dolor los va matando lentamente. Estas personas no lo liberan de ninguna forma, sino que se lo guardan para sí mismos. El problema es que se vuelven prisioneros de su dolor, este los destruye por dentro día tras día, y a veces se vuelve tan intolerable que la persona se rinde ante él, a veces acabando con su propia vida.

El tercer tipo de personas son como el segundo tipo de personas, pero hay una gran diferencia entre ellas. La mayor diferencia es que estas personas intentan liberarlo y detener su sufrimiento causándole dolor a otro. El problema es que el dolor que sienten les ha consumido sus corazones, y contaminado sus mentes. Estas personas están tan destruidas por dentro que la única forma en la que se pueden revelar frente a tanto dolor es volviéndose ellos mismos la personificación del dolor, causando sufrimiento a otros con el fin de sanarse a sí mismos.

 

 

 

“Estos dolores que sientes son mensajeros. Escúchalos.” – Rumi

 

 

 

Como podemos ver el dolor es algo que debes dejar salir de tu corazón antes que destruya la persona que realmente eres. No es siempre posible evitar sentirlo, de hecho, no deberíamos forzarnos a no sentirlo, sino que deberíamos aceptarlo, saborearlo, digerirlo, aprender de él y cuando estemos listos debemos dejarlo ir.

¿Cómo lo liberamos entonces? Bueno, la respuesta va a depender de la persona que lo siente, pero la mejor forma es sabiendo que el sentimiento de dolor no borrara el motivo que lo causo en primer lugar. Por lo tanto, debemos enfocarnos en algo más, algo que nos haga sentir bien, y debemos ser sobre todo pacientes y darnos tiempo, sabiendo que tarde o temprano el dolor se ira. Hay que saber que el dolor nos traerá más dolor, y nunca lo contrario, no cambiara lo que sucedió ni tampoco cambiara nuestro futuro, ya que depende de nosotros permitir que nos destruya, o destruirlo nosotros antes. Debemos enfocar nuestra mente en aquello que nos hace bien, evitando todo contacto con aquello que fomente ese dolor.

 

 

 

“Mi objetivo es olvidar el dolor de la vida. Olvidar el dolor, burlarse del dolor, reducirlo y reír. ” – Jim Carrey

 

 

 

Podemos ser las victimas de nuestro dolor y permitirle que controle nuestras vidas, o podemos ser los creadores de nuestro propio destino. Si elegimos la primera opción estaremos a merced de nuestro dolor, en cambio, si elegimos la segunda opción nosotros tendremos el poder para controlar nuestras vidas y decidir qué hacer con ella. No será fácil, pero es posible. No siempre podremos evitar el dolor, pero siempre podremos decidir qué hacer con él. Transfórmalo en algo hermoso y así cambiaras toda tu vida. Intenta ver el lado positivo, no te cuestiones lo que paso, el pasado no existe, enfoca tu mente en este momento, y crea lo que quieras experimentar mañana.

 

 

 

 

Hoy es el día en el que puedes liberar el dolor que estas sintiendo, es ahora el momento para decidir dejarlo ir ¡y empezar una nueva vida!

En la Busqueda de la Felicidad – Parte II

La felicidad es un tesoro que todo ser humano busca encontrar. Afortunadamente para todos nosotros, la felicidad no es algo exclusivamente para la minoría, sino que es algo que todos podemos obtener. El problema es nuestra falta de entendimiento sobre la felicidad, lo que nos ha otorgado ideas erróneas de lo que verdaderamente significa, y como puede uno obtenerla.

 "Las personas más felices parecen ser aquellas que no tienen ninguna razón en particular para ser felices salvo que lo son." - William Ralph Inge

 

En mi artículo anterior, realice diferentes preguntas, las cuales pueden ser de mucha ayuda a la hora de entender y definir la felicidad, ya que, con el fin de alcanzar la verdadera felicidad, primero debemos entenderla, para así poder definirla correctamente, ya que, si poseemos el conocimiento de algo, pero no podemos entenderlo en su totalidad, entonces nunca podremos saber cómo realmente funciona, lo que dará como resultado la incapacidad de poder experimentar algo de la mejor forma posible. Por ejemplo, uno puede tener el conocimiento de cómo andar en bicicleta, pero si no podemos completamente entender cómo funciona, al final no podremos experimentar completamente andar en bicicleta.

Entonces, empezamos haciendo preguntas sobre la felicidad, ya no aceptamos más la historia que alguien nos contó acerca que esta puede ser encontrada en el mundo exterior. Todos hemos experimentado la felicidad a través de factores externos, pero queremos más, queremos un más profundo sentido de la felicidad. Por lo tanto, queremos saber el secreto de la felicidad, y queremos ser felices ahora y para siempre. Es por ello que estas aquí, ¿verdad? ¡Entonces comencemos!

 

 

 

“La felicidad es la única sanción de la vida; cuando la felicidad fracasa, la existencia se vuelve un experimento demente y lamentable.” – George Santayana

 

 

 

Como he escrito en mi artículo anterior, la felicidad de acuerdo a lo que dice el diccionario es el sentimiento de ser feliz, y ser feliz significa estar encantado o alegre sobre una cosa en particular. Por otro lado, el significado etimológico de la palabra felicidad significa “buena fortuna” pero  ¿Cómo puedo explicar su verdadero significado? La realidad es que no puedo, ya que como he escrito anteriormente, la felicidad tiene tantos significados como personas sobre este planeta. Si le preguntas a diez personas diferentes de todo el mundo cada día por una semana – ¿Qué es la felicidad para ti? Tendrías 70 respuestas diferentes.

La realidad es que todos queremos ser felices, pero todos tenemos ideas diferentes acerca de la felicidad. Por lo tanto, cada libro que lees, cada persona que escuchas, tendrá un significado diferente para la felicidad. La sociedad en la que vivimos, nuestras familias, amigos, y nuestra cultura son factores claves que determinan nuestra idea de felicidad. Estamos constantemente siendo influenciados por el entorno en el que vivimos, lo que muchas veces define nuestras creencias sobre la felicidad, y es entonces ahí donde podemos encontrar el problema, ya que aceptamos la felicidad como un concepto creado por alguien más, como, por ejemplo, la idea de que el dinero es igual al éxito, y que estos dos juntos dan como resultado la felicidad. Es por ello que buscamos el dinero para ser felices, y cuando lo obtenemos, queremos más y más, y esto sucede en otros aspectos de nuestras vidas en donde buscamos la felicidad en todos lados excepto en nosotros mismos, y es ahí mis amigos donde encontramos la clave para una felicidad duradera: La verdadera felicidad solo puede ser encontrada en uno mismo.

 

 

 

“La felicidad es una elección consciente, no una respuesta automática.” – Mildred Barthel

 

 

 

Te debes estar preguntado – Bueno, todo esto es muy bonito, ¡pero necesito el significado de la felicidad, necesito saber lo que es en verdad, para así poder experimentarla! Entonces. ¿puedes decírmelo de una vez? Y yo debo decirte que sí, te entiendo, por lo tanto, la respuesta para una felicidad duradera puede ser encontrada en tú corazón. Debes encontrar tu propio significado de la felicidad, debes encontrar lo que le da a tu vida un propósito, y así serás siempre feliz. Tu corazón ya sabe la respuesta, solo necesitas escucharla sin ser influenciado por tu mundo exterior. El verdadero significado de la felicidad es el significado que tu decidas otorgarle. Si no lo has encontrado todavía, debe ser porque siempre has buscado en un lugar fuera de ti.

La verdad es que la receta para una felicidad eterna se encuentra dentro de nosotros mismos, es por ello que no puede ser encontrada en otro lugar. No puede encontrarse ni en nuestro pasado, ni en nuestro futuro, ya que la felicidad no es un lugar al que debamos llegar, o algo que debamos encontrar, la felicidad es nada más y nada menos que una elección, sin importar nuestras circunstancias externas. Es algo que eliges cada segundo de tu vida. Tus propios pensamientos sobre algo es lo que te hace feliz, no la situación en sí. La felicidad es la forma en que ves la vida, y todos tenemos lentes diferentes por los cuales vemos el mundo, y de acuerdo a lo que vemos, y a nuestras propias creencias, es lo que va a definir la felicidad. La verdadera felicidad es cuando ves el mundo a través de lentes positivos, siendo agradecido para cada cosa que ves, eligiendo ser feliz antes que depender de factores externos para serlo.

 

 

 

La felicidad es real y existe dentro de ti, por esa razón, la felicidad eterna es posible, nadie puede quitártela excepto tú mismo. La felicidad es la simple elección de estar agradecido por cada pequeña cosa que tienes, y por cada aspecto de tu vida. ¡Elige ser feliz hoy, ahora y para siempre!

¡Deja de quejarte y empieza a disfrutar de la vida!

Uno de los motivos principales por el cual no disfrutamos de la vida es debido a que siempre encontramos una razón para quejarnos, y el acto de quejarse solo nos genera más y más razones por las cuales quejarnos, y no se puede disfrutar la vida si nos olvidamos de ser felices en el acto de quejarnos demasiado.

 

"Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. No te quejes." - Maya Angelou

 

El gran problema es que siempre nos quejamos, sin importar la situación:

 

Nos quejamos cuando es invierno y hace demasiado frío y nos quejamos cuando es verano porque hace demasiado calor.

Nos quejamos si no tenemos un trabajo porque necesitamos dinero, y nos quejamos si tenemos un trabajo porque el salario es bajo, o porque no nos gusta el trabajo en sí, porque trabajamos muchas horas, o porque no nos gusta nuestro jefe.

Nos quejamos si no tenemos dinero y nos quejamos si lo tenemos porque no es suficiente.

Nos quejamos si no podemos conseguir una pareja, y nos quejamos si estamos en pareja porque las cosas a veces se poner difíciles y nos gustaría vivir como solteros.

 

 

Podría seguir y seguir con esta infinita lista de cosas por las cuales los humanos se quejan constantemente, pero voy a parar aquí para que podamos reflexionar sobre nuestro comportamiento. Pareciera que siempre va a existir algún motivo por el cual quejarnos, por lo tanto, tenemos dos opciones:

 

 

  1. Enfocarnos en el lado positivo de las cosas, estando agradecidos por cada una de las cosas que tenemos.
  2. Enfocarnos en el lado negativo de las cosas, quejándonos por todas aquellas cosas que no nos gustan o aquellas cosas que no tenemos.

 

 

Si eliges la primera opción siempre encontraras la forma para ser feliz, y así disfrutaras de la vida sin importar lo que suceda. Por supuesto habrán momentos en donde evitar quejarse será casi una misión imposible, y te sentirás frustrado, pero esa sensación no durara si usas la herramienta más maravillosa que tienes: La gratitud – Una herramienta que puede cambiar tu experiencia de vida en un segundo, y una herramienta capaz de expresarle al mundo que eres feliz en todos los aspectos de tu vida incluso si no es perfecta.

Si eliges la segunda opción, siempre te sentirás frustrado y miserable sin importar lo que suceda, ya que el acto de quejarnos no nos deja ver la realidad si no que solo nos muestra una realidad distorsionada en donde todo parece estar en nuestra contra, cuando en realidad somos nosotros los que estamos en contra de nosotros mismos. El quejarse se convierte en un habito, un habito tremendamente dañino que solo nos guía directo hacia la frustración y la depresión. Cuando te quejas solo te enfocas en el lado negativo de toda las cosas, y así te conviertes en incapaz de disfrutar tu vida.

 

 

 

“Cuando te quejas, te vuelves una víctima. Deja la situación, cambia la situación, o acéptala. Todo lo demás es locura.” – Eckhart Tolle

 

 

 

Si nos quejamos, no estamos siendo agradecidos, y si no estamos siendo agradecidos por lo que ya tenemos nunca vamos a ser completamente felices ni vamos a disfrutar de la vida, ¿o piensa usted que con más va a poder ser más feliz? Porque si alguien le dijo eso, déjeme decirle que lo estafaron. La verdad es que el acto de quejarse o el acto de ser agradecido son como dos poderosos imanes, cualquiera sea el que elijas, es lo que vas a experimentar día tras día ya que cuanto más agradecido seas, más feliz serás y así atraerás más motivos por los cuales estar agradecido, de lo contrario cuanto más te quejas, más atraerás motivos por los cuales quejarte, y te olvidarás de disfrutar de la vida.

Para poder disfrutar de la vida, debemos estar agradecidos por nuestra vida entera con sus perfecciones e imperfecciones, y con esto no quiero decir que debamos conformarnos, aceptando todo lo malo que nos sucede, lo que quiero decir es que siempre deberíamos ir tras lo que nos merecemos de verdad, pero debemos estar agradecidos y ser felices en este preciso momento, ya que tenemos todo lo que un humano necesita para sobrevivir y ser feliz, todo lo demás es secundario. Si no somos capaces de ver las bendiciones que tenemos en este momento y ser felices, no seremos felices con más luego.

 

 

 

“Se agradecido por lo que tienes y deja de quejarte – aburre a todo el mundo, no te hace ningún bien, y no resuelve ningún tipo de problema.” – Zig Ziglar

 

 

 

Si quieres disfrutar de tu vida, deja de quejarte. Libérate de ese hábito negativo que no genera ningún bien ya que de ninguna manera puede cambiar nada. El quejarse nunca ha tenido el poder para cambiar nada en la vida de alguien, sino que solo les ha otorgado a las personas más motivos para quejarse y sentirse cada vez más frustradas. El día que te des cuenta cuantas cosas tienes en especial aquellas pequeñas y esenciales cosas, cosas que algunas personas luchan por obtener, aquellas básicas cosas que necesitamos para nuestra existencia, te darás finalmente cuenta cuan bendecido eres, y así nunca más encontraras otro motivo para quejarte.

 

 

 

Hay más motivos por los cuales estar agradecidos que por los cuales quejarnos, la clave se encuentra en nosotros, ya que de nosotros depende enfocarnos en lo negativo o enfocarnos en lo positivo de la vida. Por lo tanto, ¡deja de quejarte y empieza a disfrutar de la vida!

Ten Cuidado Con Tus Pensamientos

Ten cuidado con tus pensamientos, ya que controlan tu vida, y esto sucede debido a que tienen el poder para crear tu realidad. Lo que tú ves en tu vida es simplemente un conjunto de pensamientos, y es por ello que las personas tienen diferentes realidades. Tu realidad es el producto de lo que piensas.

 

"La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos." - Marco Aurelio

 

Estamos constantemente pensando, y como nos sentimos en ese preciso momento depende de lo que tengamos en nuestra mente en ese momento en particular. Nuestros pensamientos pueden ser positivos o negativos, pero nunca los dos juntos al mismo tiempo, y son esos pensamientos lo que nos va a generar nuestras emociones, y por ende lo que va a crear nuestra realidad. Por lo tanto, como te vayas a sentir será el resultado de lo que hayas estado pensando. Recuerda que tus pensamientos tienen el poder para controlar tus emociones. Y entonces así descubrirás que la clave para controlar tus emociones reside en tus pensamientos, por lo tanto si quieres cambiar tu realidad, cambia la forma en la que estás pensando.

Podemos dividir los pensamientos en positivos y negativos, en donde nuestros pensamientos positivos son todos aquellos que nos hacen sentir bien como aquellos pensamientos de felicidad, alegría o gratitud, y por otro lado tenemos los pensamientos negativos los cuales nos hacen sentir mal como los pensamientos de tristeza, angustia, miedo y enojo. Entonces podemos sentirnos felices o tristes, la elección la realizamos nosotros de acuerdo a nuestros pensamientos, si tienes pensamientos positivos te sentirás feliz, y si tienes pensamientos negativos te sentirás triste.

 

 

 

“Si te dieras cuenta que tan poderosos son tus pensamientos, nunca más volverías a tener un pensamiento negativo.” – Peace Pilgrim

 

 

 

Todo está conectado, tus pensamientos te dan tus emociones y sentimientos, lo que formara tu comportamiento, lo que finalmente te dará tu realidad. Por lo tanto, para cambiar nuestra experiencia de vida, debemos cambiar nuestro pensamiento, debemos elegir aquellos pensamientos basados en cosas positivas, para que así podamos tener mejores sentimientos y buenas emociones, lo que hará que tengamos un mejor comportamiento, y esto generara nuestra realidad, la cual desbordara de felicidad.

Con solo un pensamiento podemos cambiarlo todo, un pensamiento diferente y no solo cambiaras cómo te sientes en un momento en particular, sino que cambiaras toda tu experiencia de vida. Con solo un pensamiento positivo podemos pasar de la tristeza a la felicidad, solo tienes que saber que no importa lo que esté sucediendo en este momento, este no es el final, porque serás feliz, porque eso es lo que te mereces.

 

 

 

“Un hombre no es más que el producto de sus pensamientos. En lo que él piensa, él se convierte.” – Mahatma Gandhi

 

 

 

Puedo decir por mi propia experiencia que esto no es algo sencillo de hacer, pero también puedo decir que es posible. Lo que debemos hacer es controlar nuestros pensamientos, y no permitirle a nuestros pensamientos que nos controlen, y la forma más sencilla es abriendo nuestra perspectiva, para que así podamos ver todo de una forma diferente, y entender que lo que nos está sucediendo es por una razón, una razón que debemos aprender a comprender, para que así podamos aprender a ver el lado positivo de ella, un lado positivo que a veces es difícil de ver debido a nuestra perspectiva tan limitada.

Debemos estar conscientes del poder de nuestros pensamientos, para así poder controlarlos, especialmente a todos los pensamientos negativos, de otra forma nos controlaran y nos destruirán. El día que aprendamos a cómo controlar nuestros pensamientos, seremos capaces de elegir un pensamiento positivo en un lugar de uno negativo, y así decidiremos ser felices en cada momento antes que estar tristes sin razón.

 

 

 

“Tu peor enemigo no puede dañarte tanto como tus propios pensamientos.” – Buda

 

 

 

Siempre recuerda que tus pensamientos crean tu realidad, lo que sea que estés pensando en este momento es lo que vas a experimentar en tu vida. Los pensamientos negativos te darán sentimientos negativos, lo que generara situaciones desafortunadas, y todo a tu alrededor parecerá estar en contra tuyo, cuando en realidad, eres tu quien está en contra de ti mismo, debido a que has elegido tener pensamientos negativos, emociones negativas y comportamientos negativos lo que ha creado tu triste y horrible realidad. Pero si eliges pensamientos positivos, tendrás así emociones positivas y comportamientos positivos lo que generara situaciones de felicidad, y así te sentirás feliz acerca de tu vida ya que tu realidad será maravillosa.

 

 

 

Mira a tu alrededor, si solo puedes ver una vida triste y miserable, mira de nuevo, siempre hay algo por lo que estar feliz sin importar por lo que estés pasando. Elimina los pensamientos negativos de tu mente e inunda tu mente con pensamientos positivos y así podrás ver todos aquellos regalos y bendiciones de la vida que antes no habías podido ver.

Encuentra Tu Niño Interior

Encuentra tu niño interior y así te encontraras a ti mismo. Vuelve a aquellos tiempos en donde todo parecía posible, aquellos tiempos donde podías convertirte en cualquier cosa que quisieras, aquellos tiempos en donde podías ser simplemente tú mismo.

 

Encuentra tu niño interior 

 

“Cuando la niñez muere, los cadáveres son llamados adultos y entran en la sociedad, un nombre cortés para el infierno. Es por eso que le tememos a los niños, incluso si los amamos, porque nos muestran el estado de nuestra decadencia.”

Brian Aldiss

 

 

Tenemos una idea equivocada de lo que significa actuar como niño, ya que le hemos dado el significado de ser inmaduro, y entonces cuando alguien actúa como niño decimos que es una persona muy inmadura como si jugar, reír, soñar y simplemente disfrutar de la vida fuese algo malo. Pero entonces me pregunto, cada comportamiento destructivo realizado día tras día por los humanos a los que llamamos adultos en contra del mundo y cada ser que habita en él, ¿no sería ese un comportamiento inmaduro? ¿No sería inmadura una persona que teniendo la capacidad para diferenciar que está bien y que está mal siga eligiendo hacer el mal a otros solo para su propio beneficio?

Los humanos, especialmente aquellos adultos que se consideran muy maduros, son aquellos que destruyen todo a su alrededor, incluso cuando han sido bendecidos con un mundo hermoso, un cuerpo magnifico con una mente maravillosa la cual tiene el poder de crear cualquier cosa que deseemos, pero la cual no es usada para crear sino para destruir, ¿es este un comportamiento maduro?

 

 

 

“Los niños no tienen ni pasado ni futuro, ellos disfrutan el presente, lo que muy pocos de nosotros hacemos.” – Jean de la Bruyere

 

 

 

Los adultos, aquellos considerados maduros, son aquellos que están constantemente compitiendo entre ellos, peleándose entre ellos y matándose en sí. Aquellas personas se han olvidado de los valores más importantes como el amor, la compasión, el entendimiento, la amabilidad, el compañerismo y se han olvidado de eso porque se han convertido en seres egoístas y en personas que solo están preocupadas por sus propios asuntos. El problema es que estos adultos alguna vez fueron niños, pero sus sueños, sus virtudes, y su inocencia se les ha sido arrebatada con el pasar de los años.

Cuando creces y te conviertes en adulto, dejas así atrás al niño que alguna vez fuiste, condenando el espíritu infantil que llevas dentro a una pena de muerte, y es justo en ese preciso momento en donde la mayoría de tus sueños mueren también, y es ahí en donde también parte de tu ser muere con ellos, convirtiéndote en tu peor enemigo. Cuando dejas de ser un niño, te vuelves vulnerable a todo el mal de este mundo, mal disfrazado de felicidad, y entonces les permites a otros adultos que te digan que deberías convertirte en la vida, y que deberías conseguir ya sea dinero, poder, fama, cosas materiales y otras tonterías.

 

 

 

“Se feliz sin ninguna razón, como un niño. Si eres feliz por una razón, estas en problemas, porque esa razón te la pueden quitar.” – Deepak Chopra

 

 

 

Por lo tanto sigamos creciendo, seamos adultos pero volvamos a ser niños también y disfrutemos de la vida como solíamos hacerlo, necesitando de muy poco para ser felices. Prefiere ser un niño antes de convertirte en un adulto al cual se le ha lavado el cerebro, prefiere la inocencia de un niño, prefiero ser un niño que ríe simplemente porque puede hacerlo, un niño con creatividad e imaginación, un niño que sueña, un niño que cree que puede hace lo que sea en este mundo, un niño que cree que puede ser un superhéroe y ayudar a las personas, un niño lleno de alegría y amor, un niño que puede ver la belleza en las cosas pequeñas, un niño que es feliz sin ningún motivo en particular, un niño que puede amar incluso a aquellas cosas que son solo el producto de su imaginación, un niño que puede tener amigos sin importar de donde vengan, un niño que no discrimina a otros por raza o religión, un niño que no sabe cómo odiar, un niño que ama de verdad, y que siempre le es leal a ese amor sin tener ningún tipo de interés, egoísmo, limitaciones o expectativas.

 

 

 

“Sujeta la mano del niño que vive dentro de ti. Para este niño, nada es imposible.” – Paulo Coelho

 

 

 

Un niño es un ángel, que se ha convertido en un producto de la sociedad debido al ambiente en donde ha nacido, un ambiente que le ha enseñado a convertirse en una persona sin sueños, sin imaginación, sin esperanza, sin felicidad y sin amor.

Es hora de que todos los adultos de este mundo encuentren su niño interior, ese niño que puede hacer que seas tú mismo de nuevo, ese niño que puede brindarte alegría, felicidad, esperanza y amor, ese niño que hará que sueñes de nuevo, haciéndote creer que todo es posible, lo que generara que vuelvas a creer en la magia y los milagros, por lo tanto ve y encuentra tu niño interior, es el que te convertirá en una persona feliz de nuevo sin ningún motivo en especial, una persona agradecida, especialmente por aquellas cosas más pequeñas y más importantes en este mundo.

 

¡Encuentra a tu niño interior, juega, ríe, diviértete, disfruta la vida, se feliz, sueña, sonríe y vuelve a vivir tu vida de nuevo!

 

 

 

“Que contraste angustiante existe entre la radiante inteligencia de un niño y la mentalidad débil de un adulto promedio.”

Sigmund Freud

¿Cómo puedo mantener una actitud positiva?

Las personas se preguntan continuamente: ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva? Y me pregunta es: ¿Cómo es posible que no puedas mantener una actitud positiva? El problema se encuentra en nuestra corta perspectiva sobre la vida, sobre lo que es verdaderamente importante y sobre qué está pasando realmente

 Mantente Positivo

 

Hay un hecho: Tenemos ojos y podemos ver, pero aquella realidad que vemos a través de nuestros ojos es mucho menor a la verdad realidad. No somos capaces de ver lo que verdaderamente está pasando, ya que vemos de acuerdo a lo que creemos.

El problema es que vivimos en un mundo al revés, un mundo en el cual hemos puesto en las primeras posiciones de nuestra lista de felicidad lo que deberíamos haber puesto en las últimas posiciones, y nuestra errónea idea de una vida feliz es lo que ha creado todo el dolor, toda la felicidad, tristeza, odio y sufrimiento en el mundo, si tan solo pudiéramos ser capaces de cambiar nuestra perspectiva sobre la vida, podríamos simplemente cambiarlo todo.

 

 

 

“Cuando cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian de forma.” – Wayne Dyer

 

 

 

Vamos continuamente tras esas cosas que no importan, luchando día a día, tratando de conseguir cosas materiales, olvidándonos de lo que es realmente importante, y olvidándonos el motivo por el cual verdaderamente estamos sobre este planeta.

Por lo tanto, no importa que esté sucediendo en tu vida, tienes el poder y la habilidad para ser feliz y para conseguir todo aquello que siempre has querido tener en tu vida, pero para ello deberás primero aprender a ver el lado positivo de todo, capas no puedas verlo en este momento, pero créeme, hay un lado positivo en todo lo que nos pasa, el truco es expandir nuestra corta y limitada perspectiva sobre la vida, y si logras hacerlo, podrás ver todo aquello que no has podido ver hasta ahora, podrás ver una completa y maravillosa nueva realidad.

 

 

 

“Cada experiencia, no importa que tan mala parezca, contiene dentro algún tipo de bendición, la meta es encontrarla.” – Buda

 

 

 

Entonces, ¿cuál es la primero y más importante cura para nuestra enfermedad de corta perspectiva?

 

Y la primera cura, la más importante, aquella que puede cambiar tu vida en un segundo, la mejor solución para la negatividad, y el primer motivo para mantener una actitud positiva y ser feliz es:

 

 

GRATITUD

 

 

Puede ser que ya la conozcas o puede ser que no, pero la verdad es que si no estás siendo positivo, y estas continuamente quejándote de cualquier tipo de situación, es probablemente debido a que no estas siendo verdaderamente agradecido.

 

 

 

 

“Podemos quejarnos porque los rosales tienen espinas, o podemos alegrarnos porque los arbustos espinosos tienen rosas.” – Abraham Lincoln

 

 

 

 

Y lo que realmente quiero decir con esto es que esta cura no funciona simplemente diciendo que eres agradecido, porque para que verdaderamente funcione tienes que realmente sentirlo, con todo tu corazón y alma.

Hay mucho en tu vida por lo cual ser agradecido, el problema es que estamos tan acostumbrados a esas clases de cosas que no les prestamos demasiada atención, ya que estamos demasiado enfocados en aquellas cosas que no importan, aquellas cosas vacías incapaces de llenarnos el alma y el corazón.

La razón más importante por la cual deberías estar agradecido es por estar vivo, porque si estas vivo significa que todavía tienes la oportunidad de hacer muchas cosas, todavía tienes la oportunidad de disfrutar la cosas más hermosas de la vida, mientras que otras no tienen ni la mitad de las cosas de las que tú y yo tenemos, e incluso hay personas que están día a día luchando por sobrevivir, deseando ser capaces de volver a disfrutar aquellas cosas que antes daban por sentado.

 

 

 

“El sufrimiento termina cuando la gratitud comienza.” – Neale Donald Walsh

 

 

 

 

Si tenemos amor, lo tenemos todo. Si puedes disfrutar de una abrazo, un beso, un acto de amabilidad, una palabra de compasión o de entendimiento, una sonrisa, y una simple caricia entonces tienes más que suficiente por lo que estar agradecido y ser feliz.

Si puedes respirar, si tu corazón sigue latiendo, si eres capaz de dar amor y recibir amor de cualquier forma posible, si conoces personas que siempre estarán ahí por ti, si tienes comida en tu heladera, si puedes beber agua potable del grifo, si tienes un techo, una cama, una taza de café caliente en una noche de invierno, una ducha caliente, ropa, y si tienes toda la libertad para pensar, hablar, y hacer todo aquello que quieras hacer, entonces eres más rico y tienes más poder del que te habías imaginado, y no importa que otras cosas puedan suceder, puedes estar siempre agradecido por todo aquello que tienes y ser eternamente feliz sin importar lo que pase.

 

 

 

“Si quieres encontrar la felicidad, encuentra la gratitud.” – Steve Maraboli

 

 

 

Debemos enfocarnos en todas aquellas cosas que son verdaderamente importantes, y estar agradecidos por ello, sabiendo que hemos sido bendecidos, ya que hay muchas personas que no tienen ni el 1% de lo que nosotros tenemos en este preciso momento. Entonces, ¿Cómo puedes mantener una actitud positiva? Mira a tu alrededor, mira todo aquello que tienes, aquello que te hace realmente feliz, aquellas cosas que son realmente importantes.

 

 

Y luego hay 3 curas más para aquello que yo le llamo “enfermedad de corta perspectiva”, las cuales junto a la gratitud han ayudado a cambiar mi vida, ellas son:

 

 

Enfoque, Fe y Energía.

 

 

Entonces, si quieren saber un poco más acerca de estas llamadas curas, no se olviden de volver luego para leer la segunda parte de: ¿Cómo puedo mantener una actitud positiva?

¡No te conformes con menos de lo que mereces!

No te conformes con poco solo porque es más sencillo que luchar por lo que verdaderamente mereces, a veces debemos estar dispuestos a perderlo todo en orden de obtenerlo todo. Si sabes quién eres realmente, que puedes hacer, y que es lo que te mereces, entonces sal y obtenlo, ¡y no te conformes!

 

"El minuto que te conformas con menos de lo que mereces, obtienes incluso menos de aquello con lo que te conformaste." - Maureen Dowd

 

 

No te conformes con migajas, sabes dentro de tu corazón que mereces más, sabes que la vida que quieres es posible, deseas y sueñas todos los días por un milagro que cambie tu vida para siempre, y eso es porque sabes que te has conformado con poco. No tengas miedo de perder lo que tienes con motivo de obtener aquello que mereces, porque el día que nos conformamos con una vida mucho menor de la que verdaderamente queremos y merecemos, ese es el día que nos condenamos a nosotros mismos a vivir una vida mediocre y vacía.

Si tienes lo que quieres, si tienes el trabajo, la relación, la carrera, o cualquier cosa que hayas querido y te sientes agradecido y feliz por ello pero al mismo tiempo te sientes insatisfecho, teniendo la sensación de que te está faltando algo en la vida, esto se deba probablemente a que te has conformado con una vida que es mucho menor a la vida que siempre has soñado tener.

 

 

 

“No hay pasión cuando se juega apostando poco, conformándote con una vida que es menor a la vida que eres capaz de vivir.” – Nelson Mandela

 

 

 

La vida se trata de tomar decisiones y riesgos, donde en realidad el mayor riesgo de todos, es el riesgo de conformarnos con una vida que no está ni cerca de ser la vida que nos merecemos. Debemos tomar una decisión: O vamos a tomar la decisión de tomar el riesgo de conformarnos y vivir una vida mediocre por el resto de nuestras vidas dejando todo a la suerte, o si vamos a tomar el riesgo de fallar una y otra vez con el motivo de obtener la vida que nos merecemos.

La verdad es que si seguimos a nuestro corazón y tomamos el riesgo de fallar una y otra vez significa que nos encontramos en el camino correcto a cumplir con nuestras metas y deseos porque el fracaso simplemente significa que estamos actuando, que algo estamos haciendo, y mientras que no nos demos por vencidos, vamos a obtener la vida de nuestros sueños y viviremos una vida feliz y plena.

 

 

 

“Todos los días las personas se conforman con menos de lo que merecen. Sólo están viviendo parcialmente o en el mejor de los casos viven una vida parcial. Cada ser humano tiene el potencial de grandeza.” – Bo Bennett

 

 

 

La vida está hecha para ser experimentada con felicidad, pero el problema es que generalmente nos subestimamos a nosotros mismos y es por eso que nos conformamos con menos de lo que nos merecemos solo porque no tenemos idea de quienes somos realmente y de que somos capaces, tenemos todo lo que necesitamos para conseguir nuestras metas y deseos, pero debemos creer en nosotros mismos y enfrentar todos nuestros temores. Debemos tomar la decisión de dejar atrás todo aquello que no nos merecemos con el fin de obtener aquello que verdaderamente merecemos.

No importa si te has conformado con una relación vacía, un trabajo mediocre, o cualquier otro aspecto de tu vida que sientas que no es lo que te mereces, porque tienes dentro de ti mismo el poder para decidir cambiar tu vida. Sé que es fácil decirlo pero créeme, no importa cuán difícil parezca cambiar tu vida, lo conseguirás si crees en ti mismo, te mereces algo mejor, lo sabes, y tu alma te lo grita desesperadamente, porque sabe quién eres realmente y sabe de lo que eres capaz de conseguir.

 

 

 

“La tentación más grande de los humanos es conformarse con muy poco.” – Thomas Merton

 

 

 

La vida es demasiado corta amigos, y la verdad es que no sabes cuándo será nuestro momento para abandonar esta tierra, por eso disfrutemos cada segundo de él, no hay tiempo para tener miedo, no hay tiempo para estar tristes, solo hay tiempo para hacer aquello que amamos y ser felices.

 

 

¡No te conformes con poco, sal y obtén todo lo que te mereces!