Nuestro Peor Enemigo

Es fácil convertirse en nuestro peor enemigo ya que por lo general no nos damos cuenta de ello ya que estamos muy ocupados culpando a otros por nuestras desgracias. Tenemos la idea errónea de que la vida es nuestra enemiga cuando en realidad nuestro peor enemigo es uno mismo.

 "Tenemos que aprender a ser nuestro propio mejor amigo porque facilmente caemos en la trampa de ser nuestro peor enemigo." - Roderick Thorp

 

¿Sientes como si nada estuviese saliendo bien en tu vida? ¿Sientes que tu relación amorosa, tu trabajo, tu carrera o como si nada en tu vida estuviese saliendo de la forma que quisieras? Déjame decirte que la mayoría de las veces el responsable de nuestro fracaso no es ni la suerte, ni los demás, sino que somos nosotros. Nuestros miedos e inseguridades nos convierten en nuestro peor enemigo, el cual nos aleja constantemente de todo aquello que deseamos, nos sabotea cada sueño, cada meta, nos ata, nos oprime, nos hace su prisionero. No hay peor enemigo que aquel que crece dentro de nosotros aquel que se apodera de nuestros sentimientos y emociones.

La verdad es que nadie tiene mayor poder que el poder que tú tienes para controlar tu propia vida, ya que si verdaderamente quieres algo, sin importar que tan fácil o difícil sea de conseguir, si crees en ti mismo, lo conseguirás, a no ser que sigas siendo la victima de tus miedos e inseguridades, permitiéndoles a los demás tomar el control de tu propio destino.

 

 

 

“Muchas veces somos nuestro peor enemigo ya que tontamente construimos obstáculos en el camino hacia el éxito y la felicidad.” – Louis Binstock

 

 

 

El problema no es que tenemos a nuestro enemigo viviendo dentro nuestro, sino que el problema en si es que nosotros le hemos dado vida, y lo hemos hecho crecer día tras día con nuestros pensamientos, nuestros miedos, inseguridades, odio y la falta de confianza en nosotros mismos, y es así que cuando nuestro enemigo ha crecido lo suficiente, deja de ser parte de nosotros ya que se convierte en nosotros o mejor dicho nosotros pasamos a convertirnos en nuestro peor enemigo, y cuando nos convertimos en nuestro enemigo, dejamos de tener el control de nuestra propia vida, dejándolo todo a la suerte.

Cuando nos convertimos en nuestro peor enemigo, adoptamos el papel de víctima, y entonces acusamos a la vida y a todos en ella por todo lo que nos sucede, y así creemos que alguien más tiene la culpa, y así culpamos a otros, culpamos a nuestro pasado, culpamos a nuestros padres, hermanos y a nuestra familia entera, culpamos al país en donde vivimos, culpamos a la sociedad, al trabajo, a nuestro jefe, a nuestros compañeros de trabajo, culpamos a nuestra escuela, universidad, y a nuestros profesores, culpamos a todos excepto a nosotros mismos, ya que es más fácil para nosotros aceptar que alguien más tiene la culpa antes que aceptar que nosotros tenemos la culpa de todo ya que no hemos hecho nada para cambiar nuestra vida, porque requeriría de muchísima fuerza, compromiso y coraje para crear aquello que queramos experimentar en nuestra vida.

 

 

 

“Ten cuidado de ti mismo más que de cualquier otro hombre, ya que acarreamos nuestros peores enemigos dentro de nosotros.” – Charles Spurgeon

 

 

 

La buena noticia es que la vida siempre nos da la oportunidad para empezar de nuevo, cada minuto de cada hora tienes la oportunidad para renacer  de nuevo, y puedes decidir dejar de ser tu peor enemigo para pasar a convertirte en tu mejor amigo, puedes hacer las paces con tu propio ser, y la forma de hacerlo es a través del amor, ya que el amor es el regalo más grande que tenemos, el amor es más poderoso que el miedo, por lo tanto, puedes convertirte en tu peor enemigo a través del odio e inseguridades, o puedes convertirte en tu mejor amigo a través del amor, lo que hará que creas en ti mismo de nuevo, lo que te dará el coraje, la fuerza y la confianza que necesitaras para crear la vida que siempre has deseado. Puedes optar por cualquiera de las dos opciones, es tu elección, pero si sigues siendo tu peor enemigo, continuaras saboteando cada paso del camino hacia al éxito.

Recuerda que es muy difícil llegar a donde quieres llegar si no haces las paces contigo mismo, ya que la única forma de obtener la vida de tus sueños es creyendo en ti mismo, y no podrás creer en ti si sigues siendo tu peor enemigo, ya que nadie confía en sus enemigos sino que todos confiamos en nuestros amigos, por eso conviértete en tu mejor amigo, y vuelve a tomar el control de tu vida, porque es la única manera de cambiar tu vida, ya que tener el control significa ser el creador de tu propia realidad, y así puedes cambiar tu realidad en el momento que lo desees.

 

 

 

“Asegúrate de que tu peor enemigo no viva entre tus dos orejas.” – Laird Hamilton

 

 

 

Elige a tu propio enemigo y escucha todos los días a esa voz interior que te dirá: ¡No puedes hacerlo!, ¡No eres lo suficientemente bueno!, ¡Eres Patético! ¡Todos te odian! ¡La felicidad no existe!, ¡Eres un cobarde y un inútil! ¡Todos son culpables de tu fracaso!, ¡Eres un perdedor, acéptalo y vive con ello!

Elige convertirte en tu mejor amigo y así empieza a amarte y a creer en ti mismo, sabiendo que eres capaz de hacer todo lo quieras en tu vida. Conviértete en tu mejor amigo y así empezaras a escuchar la voz de tu corazón y tu alma, que te dirán cada día: ¡Tú puedes!, ¡No te preocupes, vuelve a intentarlo!, ¡Te mereces algo mejor!, ¡Tienes un gran potencial! ¡Tienes el poder de conseguir todo lo que quieras!, ¡Eres un ganador!

 

 

Puedes convertirte en un ganador o en un perdedor, lo que sea que elijas, ¡tú eres el responsable! Deja que el amor sea tu guía y no el temor, no te conviertas en tu peor enemigo, no sabotees tus propios sueños, más bien se tu mejor amigo, cambia toda tu experiencia de vida, ¡y crea la vida que siempre has soñado!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.