Los Beneficios de Vivir un Estilo de Vida Minimalista

¿Alguna vez te has imaginado como seria vivir una vida minimalista? ¿Puedes imaginarte como seria tu vida si no tuvieses la necesidad de tener más para ser más feliz? ¿No sería esa la clave para una vida más balanceada y completa? ¿No sería eso la libertad? Absolutamente. Nuestra vida y nuestras mentes se verían beneficiadas por un estilo de vida minimalista. Analicemos juntos los beneficios de vivir un estilo de vida minimalista.

 

 

"El secreto de la felicidad no esta en conseguir mas, sino en crear la capacidad de disfrutar con menos." - Socrates estilo de vida minimalista

 

 

Hoy en día vivimos en un mundo en donde luchamos por tener más. El problema es que hemos aceptado la idea de que más equivale a más felicidad, pero la realidad es que cuanto más tienes, más infeliz eres, pero ¿cómo eso puede ser verdad? Porque de esa manera, intercambiamos nuestra libertad por posesiones. A ver, ¿Cómo es esto? Bueno la verdad es que los bienes materiales se pagan realmente con tiempo, no con dinero, tiempo que nosotros gastamos de nuestras vidas con el fin de obtener dichas posesiones, teniendo así menos tiempo para disfrutar de la vida, y si no hay tiempo para realmente vivirla, ¿Cómo podemos ser realmente felices?

Hemos caído en la trampa de creer que cuanto más tenemos, más exitosa y feliz nuestra vida será, y si lo miramos desde una perspectiva en particular, podemos decir que es verdad. El problema es que ese momento de satisfacción dura como un abrir y cerrar de ojos. Nos sentimos felices, exitosos y completos, pero rápidamente esa sensación comienza a desvanecerse, y comenzamos a sentir el mismo sentimiento de vacío que sentíamos antes, volviéndonos así adictos a la idea de tener más y más, para así poder sentirnos una vez más, felices y completos.

 

 

 

“Realmente hay que entender que la ambición por la riqueza en la sociedad contemporánea es psicótica. Es psicótica debido a que ha perdido todo contacto con la realidad. Ansiamos cosas que no necesitamos ni disfrutamos.”- Richard Foster

 

 

 

El gran problema es que cuanto más queremos, más dependiente nos volvemos, y aquello que poseemos, comienza a poseernos, y de esa forma comenzamos a perder la libertad. Por lo tanto, nuestra felicidad se ve comprometida por aquellas cosas que poseemos y no poseemos. De esta manera vemos siempre el vaso medio vacío, lo que nos da una sensación de insatisfacción y vacío, y entonces desesperadamente corremos a obtener más cosas con el fin de recuperar nuestra felicidad, la cual recuperamos de forma momentánea.

Como podemos ver, la idea de que tener más es la clave para la felicidad es un error. Lo que quiero decir es que esta perfecto querer adquirir posesiones en tu vida, pero la idea de que aquellas cosas harán que nuestra vida sea feliz y plena está equivocada. Si fuera cierto, las personas que pudiesen tenerlo todo serian felices, y aquellas que no tuvieran nada serian miserables, y esto no es exactamente lo que sucede en este mundo, simplemente porque las posesiones no determinan nuestra felicidad. Por lo tanto, los bienes materiales no son el factor determinante para una vida feliz.

 

 

 

“Las cosas que posees terminan poseyéndote. Únicamente cuando perdemos todo es que somos libres para hacer cualquier cosa.” – Tyler Durden (El club de la pelea)

 

 

 

La verdad es que esta perfecto querer apuntar a una vida en donde puedas obtener todo lo que quieras, pero nunca deberíamos depender de posesiones materiales, o cualquier otra cosa superficial de la vida, con el fin de ser felices. Eso es exactamente lo que quiero decir con llevar un estilo de vida minimalista. Es vivir de una forma en la cual nuestra felicidad, libertad y paz no depende de cosas materiales. Es ser feliz con lo que ya tenemos, sin tener la necesidad de obtener más cosas con el fin de ser feliz.

Vivir un estilo de vista minimalista significa apartar de nuestra mente y vida diaria, todas aquello que nos distrae de ser felices. Es ser lo suficientemente libre como para sentirse bien en cualquier momento, sin depender de cosas externas. Cuando vivimos de una forma minimalista, enfocamos nuestra mente en aquello que es realmente importante, lo que nos da el poder de controlar nuestros sentimientos, y no permitir que otras cosas nos controlen.

 

 

 

“La sociedad de consumo nos ha hecho creer que la felicidad radica en tener cosas, y no ha podido enseñarnos la felicidad de no tener cosas.” – Elise Boulding

 

 

 

Cuando vivimos un estilo de vida minimalista, nos enfocamos en aquellas cosas que realmente importan. Es la mejor forma de convertimos en nuestra mejor versión, porque no seguimos distrayéndonos con cosas menos importantes, lo que permite desarrollar nuestro verdadero potencial. La verdad es que no necesitamos mucho para vivir una vida feliz y plena, sino que lo que necesitamos son menos cosas que distraigan nuestra mente de las pequeñas y más esenciales cosas que realmente hace una diferencia en nuestras vidas, aquellas cosas llenan nuestro vacío, completan nuestra alma, sin esas cosas estamos perdidos, y siempre caeremos en el juego de obtener más bienes con el fin de completarla, y esto es algo que jamás sucederá, ya que el alma se completa con aquello que no se puede comprar.

 

 

 

 

Enfoquemos nuestra mente en los aspectos importantes de la vida, quedémonos con lo que es realmente esencial, sintiéndonos felices con menos, dejando atrás todas aquellas cosas innecesarias que solo nos detienen de realmente disfrutar de nuestras vidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *