¡Es Tiempo de Construir Tus Propios Sueños!

Un nuevo año ha comenzado. Una nueva oportunidad te esta esperando. El pasado se ha ido, y el presente es todo lo que tenemos. En este momento dado tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo, y la oportunidad de crear algo nuevo, o de soñar un nuevo sueño, o de hacer algo que nunca hemos hecho, y tenemos la gran oportunidad de crear la vida que siempre hemos soñado. En este nuevo año, ¿vas a empezar a crear tu sueño o continuar construyéndolo? ¿o vas a perder otra oportunidad para hacer tus sueños realidad? ¡Ahora es el momento correcto para empezar a construir tus sueños y crear la vida que siempre has imaginado!

 

 

 

 

"Si no Construyes tus Sueños, alguien te va a contratar para que ayudes a construir los de él." - Tony Gaskins.

 

 

 

 

Las celebraciones han terminado. El día de año nuevo ha pasado. Hemos celebrado con nuestras familias y amigos, y le hemos dado la bienvenida a este nuevo año con esperanza y entusiasmo. Comenzamos el nuevo año llenos de sentimientos y emociones, llenos de esperanza y optimismo, lleno de nuevos sueños, metas y deseos. El primer par de semanas nos sentimos motivados, estamos llenos de entusiasmo, y algo sobre este nuevo año nos hace creer que este será el año en el cual haremos todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer.

Comenzamos viviendo el primer mes de este nuevo año con felicidad y pasión, llenos de esperanza y fe. Pero a medida que pasa el tiempo, todas esas hermosas emociones que tuvimos en el día de año nuevo, todas las esperanzas, sueños, deseos, todo el entusiasmo y el optimismo comienzan a desaparecer. Comenzamos a sumergirnos en la oscuridad de nuestra rutina diaria, y día tras día, nuestros sueños comienzan a regresar al cajón del olvido. Y luego de un par de meses, todos esos maravillosos sentimientos que tuvimos alguna vez son reemplazados por estrés, desesperanza, cansancio y frustración.

 

 

 

 

“Qué es este poder, no lo podría explicar. Todo lo que sé es que existe y está disponible sólo cuando un hombre está en ese estado de ánimo en el que sabe exactamente lo que quiere y está completamente decidido a no abandonar hasta que encuentra lo que busca.” – Alexander Graham Bell

 

 

 

 

Entonces, el año termina y empezamos a soñar de nuevo, creemos que el nuevo año nos traerá todas aquellas cosas que siempre hemos querido, y una vez más, todas aquellas emociones que una vez tuvimos, comienzan a aparecer de nuevo en nuestros corazones poniéndonos en el mas maravilloso de los estados. Pero me pregunto, ¿es este tipo de vida, el cual se parece a una montaña rusa, el sentido de la vida, el propósito de nuestra existencia? ¿Es ese nuestro destino? Una vez más, como soñadora imparable que soy, debo decir que no. La vida es algo que creamos, con nuestros pensamientos, y acciones y con la actitud que adoptamos día tras día.

Por lo tanto, no debemos esperar más para empezar a construir nuestros sueños. La vida se pasa rápido y si no somos cuidadosos terminaremos construyendo los sueños de alguien más y lo llamaremos “nuestro trabajo” protegiéndolo más que a nuestros propios sueños. La verdad es que este sistema fue creado de tal forma que hace que sea casi imposible vivir sin él. Nos ha vuelto tan dependientes, que normalmente tendemos a negar todos nuestros sueños porque tenemos la necesidad de servir a este sistema con el fin de sobrevivir. Las buenas noticias son que podemos encontrar la forma de depender menos de él y ser mas libres, y la forma de hacerlo es encontrando el tiempo para construir nuestros propios sueños.

 

 

 

“Un sueño no se hace realidad mágicamente: se necesita sudor, determinación y trabajo duro.” – Colin Powell.

 

 

 

Un día tiene 24 horas, una semana tiene 168 horas, y un mes tiene alrededor de 730 horas, y eso significa que siempre tenemos tiempo para hacer aunque sea una cosa por día para estar más cerca de nuestros sueños. Por lo tanto, debemos empezar por descubrir nuestros sueños y metas, y luego establecer todos los pasos que debemos realizar a lo largo del año para hacerlos realidad. ¿Como incrementamos las probabilidades para que eso suceda? Haciendo más de las cosas que nos empujarán a ellos, y haciendo menos de las cosas que no nos sirven. Por ejemplo, mirar menos televisión, gastar menos tiempo haciendo nada, gastar menos dinero en cosas que no necesitamos, y así sucesivamente. Recuerda que todas aquellas personas que han creado la vida que han imaginado, han tenido el mismo tiempo que tú. Es todo una cuestión de prioridades. No importa que tan ocupado estés, o cuanto trabajo tengas, usa todo el tiempo libre que tengas para crear tus sueños.

 

 

 

Haz poco, o haz mucho, pero nunca dejes de hacer. Usa el tiempo que Dios te ha dado en tu favor y no en contra. La clave es empezar ahora, donde quiera que estés, con lo que sea que tengas. Empieza a construir tus propios sueños antes que termines gastando toda tu vida construyendo los sueños de otras personas. ¡Sal y construye la vida que sueñas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *