El Hábito de Poner Excusas

Nos limitamos a nosotros mismos y saboteamos nuestros sueños, metas y deseos a través de nuestras excusas. Nuestras propias excusas crean barreras entre nosotros y nuestros sueños, alejando de nosotros todo lo que siempre hemos querido. Por lo tanto, si lo que deseamos es convertir nuestros sueños en realidad, entonces debemos empezar por dejar el hábito de poner excusas.

 

 El noventa y nueve porciento de todos los fracasos provienen de personas que tienen el habito de poner excusas.

 

 

Cada día ponemos una nueva excusa para no hacer las cosas que siempre hemos querido hacer. Nos convencemos a nosotros mismo a través de las excusas que ponemos, y las usamos como justificación por no seguir el camino que nos conduciría a la realización de nuestras metas y sueños. Nuestras excusas nos condenan a vivir una vida que no queremos, y lo peor de todo es que creemos que esas excusas son válidas, culpándolas por nuestro fracaso, cuando en realidad, somos nosotros la causa de nuestro propio fracaso.

¿Por qué ponemos tantas excusas todo el tiempo? ¿Por qué nos castigamos de tal forma? ¿Por qué nos condenamos a vivir una vida que no queremos? ¿Por qué nos negamos a vivir el tipo de vida que nos otorgaría todo aquello que siempre hemos buscado? La respuesta es simple: porque es mucho más fácil de esa forma. Es más fácil poner excusas y no hacer nada, que hacer todo lo que se re quiere hacer con el fin de alcanzar nuestras deseadas metas y hacer todos nuestros sueños realidad.

 

 

 

“Si realmente quieres hacer algo, encontrarás una manera. Si no, encontrarás una excusa.” – Jim Rohn

 

 

 

Al poner excusas elegimos la salida fácil, y con fácil no quiero decir menos dolorosa. Porque es muy doloroso trabajar duro con el fin de alcanzar nuestras metas, pero es más doloroso estar atrapado en una vida que no queremos, haciendo las cosas que no nos gusta, y es todavía mucho más doloroso saber que somos nosotros mismos el motivo por el cual no hemos hecho todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer. Es difícil reconocer que al final, nadie es más responsable que nosotros por nuestro propio fracaso.

Constantemente escucho gente diciendo: “No tengo suficiente dinero”, “No tengo tiempo”, “Mi familia no me lo permitiría”, “No tengo los recursos necesarios”, “Tengo que trabajar, “Es muy difícil”, “Estoy muy cansado/a”, “No tengo el conocimiento”, “Tengo que cuidar de mis hijos”, “Estoy muy viejo”, “Soy muy joven”, “Mi marido/esposa/madre/padre no me lo permitiría”, “Tengo muchas cosas que hacer”, entre otras cosas. ¿Alguna vez has escuchado cosas como estas? Ya lo creo. Por mi parte, las he escuchado de muchas personas, incluso de mi misma. Estamos contantemente poniendo excusas, y creemos que son válidas, y bajo la frase “No pongo excusas, simplemente estoy siendo realista” nos justificamos.

 

 

 

“La único que está entre tú y tu meta es la historia que te sigues contándote a ti mismo sobre por qué no puedes lograrlo.” – Jordan Belfort

 

 

 

La verdad es que nada puede limitarnos, excepto nuestros propios pensamientos. Siempre hay alguna forma de hacer algo, y la mayoría de las veces no van a ser sencillas, no van a ser simples, pero valdrá la pena. Por lo tanto, con el fin de alcanzar nuestras metas y convertir nuestros sueños en realidad debemos dejar el habito de poner excusas. Si quieres ser exitoso, si quieres alcanzar tus metas, deberás dejar de buscar excusar, y empezar a buscar soluciones. Si otras personas están haciendo lo que les gusta hacer, si alguien está viviendo la vida de sus sueños, si alguien ha conseguido lo que a ti te gustaría conseguir, no es debido a que ellos han tenido suerte, sino que han dejado el hábito de poner excusas. Estas personas han decidido hacer todo lo posible para convertir sus sueños en realidad, y tú también puedes hacer lo mismo.

Deja de pensar por un segundo los motivos por los cuales no puedes hacer algo, y comienza a pensar en cómo podrías hacerlo. ¿Qué estarías haciendo ahora si supieras que todo es posible? ¿Qué puedes hacer ahora mismo que te acercara al lugar que quieres estar? ¿Cuáles serían los pasos indicados para poder alcanzar tus metas?

 

 

 

 

Se por mi propia experiencia que maravilloso es hacer aquellas cosas que alguna vez creí no poder hacer. Siempre parece imposible, hasta que se hace. Por otro lado, ¿Qué puedes perder con intentarlo? Toma responsabilidad por tu vida, y consigue una forma de hacerlo o crea una, ¡y vive la vida que siempre haz imaginado!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *