El fracaso es el camino al éxito

Te debes estar preguntando si el fracaso es el camino al éxito, y definitivamente lo es, dependiendo en como dejamos que el fracaso nos afecte, este puede ser el asesino de nuestros sueños o puede ser el camino que nos guíe hacia el éxito.

 

El fracaso es solo real cuando te das por vencido

 

 Fracaso: una simple palabra pero con muchos significados. El fracaso es una palabra que nos da escalofríos con el simple hecho de leerla, una palabra que genera miedo, por lo que nos bloquea a seguir adelante, es una palabra que nos domina, por el significado y el poder que le hemos dado para que nos controle. El fracaso es el motivo por el cual no hemos convertido nuestros sueños en realidad, el fracaso es aquello que permite que sigamos soñando, pero sin la posibilidad de hacer nuestros sueños realidad.
 

Pero el fracaso no fue siempre una “mala palabra”:

 

 

Cuando éramos niños, el fracaso era tan solo una palabra que hacía que nos esforcemos más, con la cual íbamos superando cualquier obstáculo que se nos presentaba. Por lo tanto cuando eres un niño, el fracaso es aquello que te otorga fuerza para seguir adelante hasta que lo consigues.

¿Recuerdas cuando eras solo un bebé? Supongo que no, entonces volvamos a esos tiempos donde todo parecía posible, por ejemplo cuando intentábamos caminar. Nos caímos muchas veces antes de poder hacerlo, ¿verdad? Intentábamos muchas veces pararnos y caminar, y fracasábamos una y otra vez, ¿pero nos dimos por vencidos? ¡No! Estamos donde estamos ahora, utilizando nuestros pies para caminar, y ni siquiera pensamos en ello, pero una vez intentamos muchas veces hacer lo que ahora parece normal, y esto es posible debido a que lo intentamos una y otra vez sin darnos por vencidos.

No paramos nunca hasta que lo conseguimos, usábamos el fracaso como motivación para seguir adelante intentándolo una y otra vez, teníamos una meta y nos presionábamos a nosotros mismos hasta que lo alcanzábamos.

 

 

 

“El fracaso es éxito si aprendes de él.” – Malcolm Forbes

 

 

 

 

¿Y porque siempre tuvimos éxito cada vez que quisimos aprender algo nuevo cuando éramos niños?

 

¡Porque nunca nos dimos por vencidos!

 

En esos momentos no estas contaminado por la sociedad, no tienes aquellos miedos que no te dejan hacer lo que quieres hacer, cuando eres un niño puedes ver lo que otros pueden hacer y entonces usar eso como forma para saber que todo es posible, sin importarte “el qué dirán”, el problema está a medida que vamos creciendo ya que gracias a nuestros miedos y falta de autoestima no nos creemos capaz de llevar acabo nuestros sueños y nuestros objetivos de vida, por lo tanto nos damos por vencidos, o por lo que es peor, ni siquiera lo intentamos. Por lo tanto, el problema cuando crecemos es que empezamos a tener más miedos que cuando éramos chicos. Escuchamos lo que otros dicen, dejamos de creer en nosotros mismos, y empezamos a usar el fracaso como forma de excusa para darnos por vencidos.

 

Si no te diste por vencido debido al fracaso, entonces ni siquiera has empezado por miedo a él, ¿verdad?

 

Debemos volver a esos momentos donde éramos nosotros mismos, auténticos, donde creíamos que todo era posible, y en donde el fracaso no era un final, sino una oportunidad para perfeccionarnos a nosotros mismos, volvamos a esos momentos en donde aceptábamos el fracaso como motivación, y en donde entonces íbamos y lo intentábamos una y otra vez hasta que convertíamos nuestras sueños en realidad.

 

 

 

“Muchos fracasos de la vida han sido por personas que no supieron darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron.” – Thomas Edison

 

 

 

El diccionario dice que el fracaso es falta de éxito, pero mi experiencia, y las experiencias de aquellas personas que nunca se dieron por vencidas, me ha enseñado que el fracaso es la forma que tiene la vida para decirnos que estamos en el camino correcto hacia alcanzar nuestras metas, ya que si no estuviésemos intentando nada, no sabríamos que es el fracaso, ni tampoco el éxito. Estarías simplemente existiendo y teniendo una vida normal, aceptando una vida en la cual los sueños no son posibles.

 

 

 

“He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito.” – Michael Jordan

 

 

 

Utiliza el fracaso como herramienta para ser cada día mejor, utilízalo como una oportunidad para seguir adelante, sabiendo que no importa cuántas veces falles, te volverás a levantar cada una de las veces hasta que hagas tus sueños realidad.

 

No tengas más excusas, no dejes más que tus miedos controlen tus emociones y tu vida entera, y deja de creer en lo que dicen otras personas sobre tus metas, lo que ellos piensen sobre eso, es su realidad y no la tuya. No importa que suceda, sigue siempre para adelante, y si te caes 8 veces, entonces levántate 10. Si nadie cree en tus sueños, entonces usa eso como motivación para seguir adelante, porque si vos crees en ellos, imaginándotelo cada día de tu vida, lo seguirás intentando, seguirás siendo cada vez mejor, y al final tendrás éxito, y entonces les harás ver al resto que estaban equivocados sobre ti y tus sueños.

 

 

 

“El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal. Es el coraje de continuar lo que cuenta.” – Winston Churchill

 

 

 

Recuerda que el fracaso es solo real cuando te das por vencido, entonces no lo hagas nunca, hasta que tengas éxito, hazlo por ti y por el mundo entero, para que puedan tomarte como inspiración para convertir sus sueños en realidad.

 

 

 

¡No permitas que el fracaso sea el asesino de tus sueños, tan solo recuerda que el fracaso es el camino al éxito!

One thought on “El fracaso es el camino al éxito”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.