Comienza por amarte a ti mismo

La relación más larga que tendrás será contigo mismo, por eso la mejor decisión que puedas tomar es la de amarte a ti mismo primero. Una vez que decidas amarte, todo a tu alrededor tendrá más sentido, y no sufrirás más de forma innecesaria.

 Si amor es lo que buscas, empieza buscando dentro de ti mismo primero.

Sufrimos innecesariamente debido a que esperamos que otros nos den el amor que no podemos darnos a nosotros mismos, y cuando buscamos que otros nos amen, nos volvemos dependientes del amor de otros para ser feliz, es por ello que cuando alguien deja de amarnos y tratarnos como nos gustaría, nos sentimos tristes, y es ahí donde todo nuestro mundo se desploma ante nuestros pies.

Vamos por la vida mendigando amor, conformándonos con amores mediocres, aceptando un amor que es mucho menor al amor que verdaderamente nos merecemos, y hacemos esto ya que no nos amamos a nosotros mismos como deberíamos, y no nos amamos a nosotros mismos porque todavía no hemos descubierto que clase de persona somos, no somos conscientes de nuestro potencial, no somos conscientes de que somos seres humanos maravillosos, con el poder de convertir nuestros sueños en realidad, no nos amamos a nosotros mismos porque nos hemos olvidado quien somos realmente y porque estamos aquí, no nos amamos a nosotros mismos porque nos hemos olvidado que somos capaces de cambiar el mundo y cada ser humano que habita en el con el amor, la pasión, la fuerza, el coraje y la amabilidad con la que todos contamos.

“Si no te amas a ti mismo, siempre estarás persiguiendo aquellas personas que tampoco van a amarte.” – Mandy Hale

Cuando no nos amamos a nosotros mismos nos volvemos victimas de nuestras circunstancias diarias, aceptando un patético rol en donde todo parece estar en nuestra contra, cuando la realidad es que nosotros estamos en contra de nosotros mismos. El día que decidimos no amarnos a nosotros mismos, hemos decidido convertirnos en víctimas de las opiniones y comportamientos de los demás. No es el mundo que está en nuestra contra, somos nosotros que estamos en contra de nosotros mismos, y somos nosotros quienes hemos decidido ser víctimas, permitiéndoles a las situaciones y a las personas en nuestra vida afectarnos, antes que elegir amarnos a nosotros mismos, aceptando solo aquello que nos merecemos y dejando ir el resto.

Cuando te ames realmente a ti mismo, no mendigaras amor nunca más, y así vas a aceptar el amor de otros porque así lo quieres, y no porque es solamente una necesidad, y así darás amor a todos a tu alrededor, sin tener la necesidad de reclamarlo de vuelta, lo que te hará menos vulnerable a las acciones de los demás. Una vez que hayas tomado la decisión de amarte a ti mismo como eres realmente, te darás cuenta que tipo de persona eres, veras cuan grandioso eres y cuanto puedes darle a los demás, y así nunca más te sentirás devastado por las opiniones y comportamientos de los demás.

“Ámate a ti mismo. Perdónate a ti mismo. Se sincero contigo mismo. Como tú te tratas establece el estándar para la forma en que otros van a tratarte.” – Steve Maraboli

Una vez que te des cuenta cuan maravilloso eres, te aceptarás a ti mismo con tus perfecciones e imperfecciones, y así empezarás de a poco a amarte un poco más, y una vez que puedas amarte realmente, empezarás finalmente a respetarte a ti mismo, y de esta manera decidirás ir tras aquellas cosas que te hacen feliz, y así cada decisión que tomes estarán basadas en aquellas cosas que te empujan hacia adelante, dejando atrás todo aquello que te tira para atrás.

No hay forma que podamos hacer las paces con nuestra vida si no hacemos las paces con nosotros mismos primero, y solo podemos conseguir esto amándonos a nosotros mismos. El día que decidas amarte, encontraras la paz que tanto anhelabas, y no porque todo a tu alrededor haya cambiado, sino porque tú has cambiado, y así no serás una víctima nunca más, sino que serás el creador de tu propio destino, e iras tras aquellas personas, situaciones y experiencias que te harán ser la mejor versión de ti mismo, y nunca más aceptaras algo que no merezcas de nuevo.

Decide amarte y decide hacer las paces contigo y con cada persona a tu alrededor, porque el mundo y todos los humanos que sufren en el solo pueden ser sanados por aquellas personas que realmente se aman a sí mismos, ya que aquellos que verdaderamente se aman a sí mismos, aman la vida también, y cuando amas la vida y cada ser en él, quieres ofrecerles lo mejor, para que así ellos también puedan amarse a sí mismos.

Tu comportamiento es un reflejo de lo que tienes en tu corazón, si lo que tienes es amor, entonces amaras a otros incondicionalmente, y recibirás ese amor de vuelta multiplicado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.