Category Archives: Camino hacia el exito

Nuestras Mayores Limitaciones Se Encuentran en Nuestra Propia Mente

Las limitaciones mas grandes que existen son aquellas que creamos con nuestras propias mentes. Todo el tiempo, nos estamos limitando a nosotros mismos a través de los pensamientos limitantes que guardamos en nuestras mentes. Aquellas limitaciones son la mayoría de las veces una ilusión, siendo la creación de nuestros propios pensamientos, y ellos son sólo reales dentro de los confines de nuestras propias mentes. Con el fin de lograr tus deseadas metas y sueños, deberás descubrir tus propias limitaciones, desafiarlas y excederlas. 

 

 

"Estas confinado solo por las paredes que tu mismo construyes." Andrew Murphy

 

 

Nuestras limitaciones imaginarias creadas por nuestras propias mentes son la causa de nuestro fracaso, si aun nuestros sueños no se han vuelto una realidad es porque estas limitaciones nos han alejado de nuestras metas y sueños. No son nuestras limitaciones externas las causantes de nuestro fracaso, sino que son nuestros pensamientos limitantes lo que realmente nos ha derrotado. Las creencias que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida es lo que nos otorga nuestra realidad. Son nuestras propias ideas equivocadas sobre nuestro potencial lo que realmente evita que podamos alcanzar nuestras metas.

El problema es que es mas sencillo para nosotros reclamar que estamos siendo realistas cuando decimos que no podemos hacer algo, cuando de hecho solo lo estamos usando como una excusa para no hacer las cosas que nos gustaría hacer. La verdad es que si no hemos hecho lo que siempre hemos querido hacer, si no hemos llegado al lugar donde siempre hemos querido llegar, si no hemos alcanzado nuestro máximo potencial o si no hemos conseguido las cosas que siempre hemos querido conseguir es muy probable que se deba a que nuestras propias limitaciones imaginarias nos hayan limitado, y eso ha creado nuestra realidad; pero no es acertado decir que estamos siendo realistas cuando de hecho, lo que realmente nos detuvo fueron nuestras limitaciones creadas por nuestras propias mentes, y no nuestra circunstancias externas. El problema no es que no podamos hacer algo, el problema es creerlo, creer que somos incapaces de hacer aquello que deseamos por la razón que fuese.

 

 

“Las limitaciones sólo viven en nuestras mentes. Pero si usamos nuestra imaginación, nuestras posibilidades se vuelven ilimitadas. “ – Jamie Paolinetti

 

 

Lo que quiero decir es que la realidad es relativa, mi realidad puede ser muy diferente a tu realidad, y puedo tener las mismas limitaciones externas que tú, pero puedo crear un resultado diferente, y todo va a depender de si decido rendirme ante mis propias limitaciones, o si las voy a utilizar como una forma de mejorarme a mi misma. Cuando decides que nada puede detenerte, tu destruyes cualquier limitación existente sobre ti mismo, y tu recreas tus creencias sobre quien eres realmente, lo que te dará el poder que necesitas para que todo lo que anhelas se vuelva una realidad.

Si el entorno en donde nos encontramos fuese un factor limitante, nadie hubiese alcanzado sus metas. Si la edad, el tiempo, el dinero, las habilidades, las creencias de otros sobre ti, las criticas, tu apariencia externa, los fracasos momentáneos, las situaciones pasadas, el lugar en el que naciste, o cualquier otra condición fuese una verdadera limitación, entonces este mundo pertenecería solo a unos pocos, y el resto de nosotros estaríamos condenados a una vida miserable, pero eso no es verdad, pero desafortunadamente es lo que esta sucediendo en este mundo, porque la mayoría de las personas han creído que solo unos pocos están tocados con la varita mágica, y ellos son los únicos que son capaces de alcanzar el éxito y la gloria, hemos aceptado ese concepto como real y entonces nos hemos dado por vencidos, y todo gracias a las verdaderas limitaciones, que son aquellas que hemos creado con nuestras propias mentes.

 

 

“Las limitaciones sólo pueden ser verdaderas siempre y cuando creamos en ellas. Por lo tanto, cree en ti mismo, y cosas asombrosas sucederán. “ – Doe Zantamata

 

 

Hay personas que han convertido sus sueños en realidad con menos de lo que tu tienes, hay personas que han nacido rodeados de pobreza, personas que han nacido con enfermedades, personas que han pasado por situaciones difíciles, y así y todo han encontrado la forma de alcanzar sus sueños y metas. No fue una cuestión de suerte, sino que fue una cuestión de buena voluntad, y al mismo tiempo, no han dejado que ninguna limitación los detuviera de alcanzar sus metas. Si he convertido en realidad muchas de mis metas fue porque no he permitido que me detengan mis circunstancias externas, y especialmente mis limitaciones creadas por mi misma. Y la clave par que todas tus creencias limitantes desaparezcan es creyendo en ti mismo. No hay fuerza mas poderosa que creer que puedes alcanzar tus metas y sueños sin importar los obstáculos que aparezca en tu vida.

 

 

 

 

Descubre tus propias limitaciones, encuentra la forma de excederlas, y haz realidad todas tus metas y sueños. Porque todo es posible para aquellos que se animan a soñar y nunca se dan por vencidos. Sin importar que tan limitado pienses que estés, si crees que puedes, y si nunca te rindes ante esas limitaciones y sigues intentándolo, siempre hacia adelante, tu conseguirás la victoria. 

Mejora Tus Estrategias y Obtén Mejores Resultados

Algunas de las circunstancias de nuestras vidas son inevitables, algunas son simplemente una cuestión de suerte, y algunas de ellas son el producto de nuestras acciones. Nuestra vida no está escrita, pero es fácil pensar que si lo está, porque de esa manera negamos  cualquier responsabilidad, y culpamos a nuestro destino por ser la causa de nuestras dificultades. La verdad es que nosotros creamos nuestra vida con nuestras propias acciones, y si los resultados que estamos obteniendo no son los deseados, es tiempo de mejorar nuestras estrategias de vida.

 

 

 

"Si haces lo que siempre has hecho, obtendrás lo que siempre has conseguido."

 

 

 

Si seguimos pensando los mismos pensamientos, si seguimos teniendo los mismos sentimientos, si seguimos realizando las mismas acciones y teniendo los mismos comportamientos, probablemente vamos a seguir obteniendo lo que vinimos obteniendo hasta ahora. La pregunta ahora es: ¿Estas obteniendo los resultados que esperas? Si la respuesta es si, ¡Felicitaciones! ¡Vas por el camino correcto! Pero si la respuesta es no, deberás cambiar tus estrategias, y hacer las cosas de una forma diferente hasta que obtengas los resultados esperados.

Si no estamos obteniendo lo que deseamos es probablemente porque algo no esta funcionando como debería, algo que estamos haciendo no nos esta ayudando a obtener los resultados que esperamos. Generalmente culpamos a la vida, a nuestra familia, a el tiempo, el dinero, o a todo lo que podamos echarle la culpa por no obtener los resultados que deseamos, pero la realidad es que en la mayoría de los casos nosotros somos la causa de nuestro propio fracaso. Por lo tanto, si queremos mejores resultados, si queremos tener éxito, tendremos que cambiar algo con el fin de ser exitosos, y deberemos dejar de hacer el tipo de acciones que solo nos han otorgado fracaso.

 

“Logra el éxito en cualquier área de la vida identificando las estrategias óptimas y repítelas hasta que se conviertan en hábitos.” – Charles J. Givens

 

La primer y más importante cosa que debemos saber con el fin de tener éxito es que no dependemos de nuestro entorno para ser exitosos, sino en tener la habilidad para no caer en la trampa de permanecer cautivos en ese entorno. Es decir, sin importar donde nos encontremos en este momento, y cuales sean nuestras actuales circunstancias externas, siempre podemos crear un mejor mañana, y la clave para hacerlo es no dándose por vencido ante nuestras circunstancias actuales, y tomando la responsabilidad de nuestra propia vida, creando con nuestras propias acciones la vida que realmente queremos experimentar, tomando todas las acciones correctas para poder obtener los resultados deseados.

Si quieres algo diferente, si quieres un resultado mejor en tu vida, deberás cambiar tus acciones y mejorar tus estrategias. ¿Qué estás haciendo ahora que si esta dándote resultados? ¿Qué tipo de acciones estas realizando que no te están otorgando los resultados que deseas? ¿Qué cosa no estás haciendo que podría ayudarte a obtener los resultados que deseas? ¿Qué tipo de estrategias has estado utilizando que no te han otorgado resultados positivos? ¿Qué puedes hacer hoy para mejorarlas? Piensa sobre esas preguntas, determina lo que quieres, y descubre lo que puedes hacer para obtener los resultados que quieres. Lee, pregunta, aprende, comete errores, toma riesgos, inténtalo una vez mas, mejora y sigue mejorando hasta que consigas el éxito, ¡pero nunca te des por vencido!

 

“El primer paso hacia el éxito se toma cuando te niegas a permanecer cautivo en el entorno en el que te encuentras.” – Mark Caine

 

Siempre hay algo que puedes hacer mejor, siempre hay algo para mejorar, no te limites pensando que no hay nada mas que puedas hacer, o que no puedes aspirar a más, tienes grandeza dentro de ti, y puedes obtener todo lo que deseas si trabajas duro, si sos perseverante, y si nunca te das por vencido ante las adversidades. Siempre puedes crecer, aprender, mejorar, evolucionar y tener éxito. Aprende de los errores pasados, aprende de los errores de otras personas, pregunta, aprende, mejórate a ti mismo, desarrolla tu potencial, y no te detengas hasta conseguir los resultados que deseas.

 

 

 

 

Si lo que has estado pensando, sintiendo, y haciendo no te ha otorgado los resultados que deseas, es tiempo de mejorar tus estrategias de vida. No tengas miedo de cambiar, no tengas miedo de probar algo nuevo, no tengas miedo de fracasar, sino que siempre recuerda que el fracaso es solo real cuando te das por vencido. ¡Cambia tus estrategias, y obtén los resultados que deseas!

Liberándonos de las Cadenas de la Adicción

Dejamos de estar a cargo de nuestras propias vidas el día en que nuestras adicciones toman el control de nuestras vidas. Ese día perdemos nuestra libertad y nos volvemos esclavos de nuestras adicciones. Ellos se vuelven nuestra mayor meta y propósito en nuestras vidas, y nos volvemos dependientes de la satisfacción de esa adicción con el fin de sentirnos bien, felices y exitosos. Con el fin de retomar el control de nuestras vidas, deberemos liberarnos de las cadenas de nuestras adicciones.

 

 

"Mientras más grande sea la lucha, más grande será el triunfo" - Nick Vujicic #adicción

 

 

Una adicción es la necesidad desesperada de tener algo o hacer algo, crea en nosotros un hábito que nos encarcela, volviéndonos dependientes de ese hábito. Nos hace creer que lo necesitamos, quitándonos el control de nuestra propia vida, y cuando no tenemos el control de nuestras vidas, perdemos el control de todo, eso quiere decir que nuestra vida pasa a estar a merced de nuestra suerte. Estamos simplemente en un bote a la deriva en el océano de nuestras vidas empujados por la corriente de nuestras adicciones.

¿Dónde vamos a terminar? Sólo Dios sabe. ¿Cuáles son las probabilidades? Posiblemente estemos yendo directo a la caída, directo a nuestro fracaso. ¿Podemos hacer algo al respecto? ¿Podemos cambiar nuestra dirección? Absolutamente. ¿Cómo podemos hacerlo? Tomando el control de nuestras vidas, diciéndole a nuestras adicciones: ¡Oye, tú! No estas mas a cargo aquí, no tienes poder sobre mi vida, no me controlas, a si que vete ¡y devuélveme mi vida!

 

 

“A veces sólo puedes encontrar el cielo regresando lentamente del infierno.” – Carrie Fisher

 

 

Lo sé, todo suena tan lindo y fácil, pero deberás estar preguntándote como hacer algunas cosas, como por ejemplo: ¿Cómo empiezo? ¿Es realmente posible alejarme de mis adicciones? Y sí, lo es. ¿Quieres saber como lo sé? Porque ya has tomado el primer y mas importante paso de todos: Has decidido que es algo que quieres cambiar en tu vida, y tener la posibilidad de ver que algo no te esta otorgando lo que realmente quieres es el primer paso en el camino hacia una mejor vida.

Si realmente quieres cambiar, si realmente quieres algo y estas dispuesto a hacer todo lo que puedas con el fin de tenerlo, tu lo tendrás, pero tendrás que trabajar duro, y con duro no me refiero a trabajar duro un día, y el otro no, lo que significa es que deberás trabajar duro cada día de tu vida. Deshacerte de tus adicciones es un compromiso de todo una vida. No es algo que haces hoy, y dejas de hacer mañana. Nuestras adicciones son nuestro punto débil, y deberá siempre ser reforzado, incluso si sentimos que ya estamos fuertes en ese aspecto, siempre debemos ser cuidadosos de nuestras adicciones, y estar siempre listos para pelear en el momento que aparezca la ocasión.

 

 

“El éxito es la sumatoria de pequeños esfuerzos, repetidos día tras día.” – Robert Collier

 

 

Por lo tanto, el primer paso es aceptar el hecho de que tenemos que cambiar algo en nuestras vidas, algo que no nos ayuda sino que nos entierra, algo que no nos esta dando éxito sino puro fracaso. La primer cosa que debemos saber es que nuestras adicciones no nos salvan de ninguna forma, ni cambian nuestra realidad, no nos otorgan lo que realmente queremos, sino que nos condena a una vida de fracaso. Sólo ponen mentiras en nuestras mentes, y nos convence de que las necesitamos, para así poder caer en sus trampas.

El segundo paso es encontrar la fuente de nuestra adicción. Hay algo, que fomenta la necesidad de satisfacer tal adicción. Esa necesidad se vuelve tan fuerte que se vuelve inevitable y te hace caer en las garras de tu adicción. ¿Que hacer entonces? Aléjate de esta fuente, no caigas en la trampa de pensar que podrás salir de ahí a salvo. Librate de todo aquello que vuelva tu adicción mas fuerte e incontrolable.

 

 

“Si puedes dejar de hacerlo por un día, puedes dejar de hacerlo toda tu vida.” – Benjamin Alire Sáenz

 

 

El siguiente paso es enfoque. Es todo una cuestión de enfocar tu mente en aquellas cosas que realmente quieres en tu vida, el tipo de cosas que te acercaran al lugar donde quieres llegar, el tipo de cosas que revelarán tu verdadero potencial. No se trata de resistir la tentación, es cuestión de terminar con esa tentación, ¿y como podemos hacerlo? Una vez más, es todo una cuestión de enfoque. Estamos rodeados de muchas cosas, pero vemos  la mitad, porque vemos solo aquello que observamos, y es todo una cuestión de enfoque. Enfoca tu mente en el tipo de cosas que te darán felicidad, paz y te harán sentir exitoso, y olvídate de aquellas cosas que te destruyen. Pon tu corazón en lo que es mejor para ti, y no pongas tu mente en lo que no te sirva, y veras cambiar toda tu vida.

 

 

 

 

Independientemente de tu adicción, siempre recuerda algo: Tu eres una obra maestra de Dios, tu tienes grandeza dentro de ti y el poder para superar cualquier desafío. Todo depende de ti, en tu compromiso y perseverancia. Cuanto estés dispuesto a sacrificar con el fin de alcanzar la victoria es lo que determinara tu éxito. ¡No sera fácil, pero valdrá la pena!

¡Es Tiempo de Construir Tus Propios Sueños!

Un nuevo año ha comenzado. Una nueva oportunidad te esta esperando. El pasado se ha ido, y el presente es todo lo que tenemos. En este momento dado tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo, y la oportunidad de crear algo nuevo, o de soñar un nuevo sueño, o de hacer algo que nunca hemos hecho, y tenemos la gran oportunidad de crear la vida que siempre hemos soñado. En este nuevo año, ¿vas a empezar a crear tu sueño o continuar construyéndolo? ¿o vas a perder otra oportunidad para hacer tus sueños realidad? ¡Ahora es el momento correcto para empezar a construir tus sueños y crear la vida que siempre has imaginado!

 

 

 

 

"Si no Construyes tus Sueños, alguien te va a contratar para que ayudes a construir los de él." - Tony Gaskins.

 

 

 

 

Las celebraciones han terminado. El día de año nuevo ha pasado. Hemos celebrado con nuestras familias y amigos, y le hemos dado la bienvenida a este nuevo año con esperanza y entusiasmo. Comenzamos el nuevo año llenos de sentimientos y emociones, llenos de esperanza y optimismo, lleno de nuevos sueños, metas y deseos. El primer par de semanas nos sentimos motivados, estamos llenos de entusiasmo, y algo sobre este nuevo año nos hace creer que este será el año en el cual haremos todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer.

Comenzamos viviendo el primer mes de este nuevo año con felicidad y pasión, llenos de esperanza y fe. Pero a medida que pasa el tiempo, todas esas hermosas emociones que tuvimos en el día de año nuevo, todas las esperanzas, sueños, deseos, todo el entusiasmo y el optimismo comienzan a desaparecer. Comenzamos a sumergirnos en la oscuridad de nuestra rutina diaria, y día tras día, nuestros sueños comienzan a regresar al cajón del olvido. Y luego de un par de meses, todos esos maravillosos sentimientos que tuvimos alguna vez son reemplazados por estrés, desesperanza, cansancio y frustración.

 

 

 

 

“Qué es este poder, no lo podría explicar. Todo lo que sé es que existe y está disponible sólo cuando un hombre está en ese estado de ánimo en el que sabe exactamente lo que quiere y está completamente decidido a no abandonar hasta que encuentra lo que busca.” – Alexander Graham Bell

 

 

 

 

Entonces, el año termina y empezamos a soñar de nuevo, creemos que el nuevo año nos traerá todas aquellas cosas que siempre hemos querido, y una vez más, todas aquellas emociones que una vez tuvimos, comienzan a aparecer de nuevo en nuestros corazones poniéndonos en el mas maravilloso de los estados. Pero me pregunto, ¿es este tipo de vida, el cual se parece a una montaña rusa, el sentido de la vida, el propósito de nuestra existencia? ¿Es ese nuestro destino? Una vez más, como soñadora imparable que soy, debo decir que no. La vida es algo que creamos, con nuestros pensamientos, y acciones y con la actitud que adoptamos día tras día.

Por lo tanto, no debemos esperar más para empezar a construir nuestros sueños. La vida se pasa rápido y si no somos cuidadosos terminaremos construyendo los sueños de alguien más y lo llamaremos “nuestro trabajo” protegiéndolo más que a nuestros propios sueños. La verdad es que este sistema fue creado de tal forma que hace que sea casi imposible vivir sin él. Nos ha vuelto tan dependientes, que normalmente tendemos a negar todos nuestros sueños porque tenemos la necesidad de servir a este sistema con el fin de sobrevivir. Las buenas noticias son que podemos encontrar la forma de depender menos de él y ser mas libres, y la forma de hacerlo es encontrando el tiempo para construir nuestros propios sueños.

 

 

 

“Un sueño no se hace realidad mágicamente: se necesita sudor, determinación y trabajo duro.” – Colin Powell.

 

 

 

Un día tiene 24 horas, una semana tiene 168 horas, y un mes tiene alrededor de 730 horas, y eso significa que siempre tenemos tiempo para hacer aunque sea una cosa por día para estar más cerca de nuestros sueños. Por lo tanto, debemos empezar por descubrir nuestros sueños y metas, y luego establecer todos los pasos que debemos realizar a lo largo del año para hacerlos realidad. ¿Como incrementamos las probabilidades para que eso suceda? Haciendo más de las cosas que nos empujarán a ellos, y haciendo menos de las cosas que no nos sirven. Por ejemplo, mirar menos televisión, gastar menos tiempo haciendo nada, gastar menos dinero en cosas que no necesitamos, y así sucesivamente. Recuerda que todas aquellas personas que han creado la vida que han imaginado, han tenido el mismo tiempo que tú. Es todo una cuestión de prioridades. No importa que tan ocupado estés, o cuanto trabajo tengas, usa todo el tiempo libre que tengas para crear tus sueños.

 

 

 

Haz poco, o haz mucho, pero nunca dejes de hacer. Usa el tiempo que Dios te ha dado en tu favor y no en contra. La clave es empezar ahora, donde quiera que estés, con lo que sea que tengas. Empieza a construir tus propios sueños antes que termines gastando toda tu vida construyendo los sueños de otras personas. ¡Sal y construye la vida que sueñas!

¡Tu Futuro Comienza Hoy!

Las acciones que tomamos hoy son los cimientos de nuestro futuro. Creamos nuestro propio futuro, es decir, cosechamos lo que sembramos. Somos los arquitectos de nuestra propia vida, y del futuro que aguarda por nosotros, el futuro que comenzamos a crear hoy. Por lo tanto, con el fin de tener la vida que hemos imaginado, hay algo que debemos recordar: ¡Nuestro futuro comienza hoy!

 

 

la-mejor-manera-de-predecir-el-futuro-es-creandolo-abraham-lincoln

 

 

 

La realidad es que nadie de nosotros sabe que es lo que va a suceder en el futuro, pero las acciones que tomamos en nuestro presente pueden darnos una idea de cómo va a ser nuestro futuro. Es así de simple, lo que hacemos hoy, o lo que dejamos de hacer tiene una consecuencia en nuestra vida. Creamos con cada acción que tomamos nuestro futuro, por lo tanto, depende de nosotros crear hoy aquello que deseamos experimentar mañana.

Normalmente nos sorprendemos cuando la vida de repente nos golpea en la cara con la verdad. La verdad de que nuestra vida se ha pasado rápidamente, y que nuestra realidad está lejos de ser aquella que siempre hemos soñado. Es en ese momento cuando nos preguntamos: ¿Qué he hecho toda mi vida? ¿Cómo puedo estar en esta situación ahora cuando siempre quise algo diferente para mi vida? ¿Qué fue lo que salió mal? Bueno amigo mío, haz estado demasiado ocupado haciendo algo más antes de haberte preocupado por enfocarte en crear la vida que siempre habías imaginado.

 

 

 

 

“El pasado, el presente y el futuro son en realidad uno: Hoy.” – Harriet Beecher Stowe

 

 

 

 

El problema es que vemos nuestro futuro como algo distante a nosotros, pero no lo es. La vida pasa rápido, demasiado rápido, y si no somos cuidadoso podríamos terminar viviendo una vida totalmente diferente a la vida que siempre hemos soñado. Para evitar eso, debemos enfocarnos en la vida que queremos, y tomar las acciones correctas con el fin de crearla, y debemos empezar hoy, no mañana, no pasado mañana, hoy, ahora, en este momento. El problema es que normalmente solemos dejar las cosas para mañana, ya que no nos damos cuenta de que tan cerca esta nuestro futuro de nosotros, porque en realidad empieza hoy, y con cada pequeña acción estamos creando nuestro destino.

Todo lo que quieras lograr en tú futuro requiere que tomes una cierta acción en tu presente. Puede ser duro, difícil y desagradable, pero si realmente quieres llegar al lugar al que quieres llegar, tu deberás realizar todas aquellas acciones con el fin de triunfar. Nuestro futuro es incierto, pero podemos hacer todo lo que podamos con el fin de crear la vida que queremos, o podemos dejarlo todo a la suerte y esperar a ver si se inclina en nuestro favor.

 

 

 

 

“El futuro depende de lo que hagas hoy.” – Mahatma Gandhi

 

 

 

 

¿Quieres conseguir el título que realmente deseas y convertirte en la persona que imaginas? Bueno, empieza hoy, estudia, trabaja duro y crea hoy la persona en la que quieres convertirte. ¿Quieres ser exitoso? No actúes como un perdedor y esperes volverte exitoso algún día. Actúa como una persona exitosa hoy, realiza todas aquellas acciones que te convertirán en una persona exitosa hoy. ¿Quieres tener tu propia empresa? ¡Perfecto! Trabaja duro hoy y realiza todas las acciones necesarias hasta que lo hagas realidad. Si quieres algo mañana, deberás hacer algo hoy para así estar más cerca de lo que quieres. Es lo que haces hoy lo que define tu futuro.

Lo que quiero decir aquí es que no deberías preocuparte por tu futuro, es decir, si tu estas creando la vida que quieres, ¿por qué preocuparte entonces? Tenemos que vivir en el presente sabiendo que nuestro futuro comienza hoy. Enfoca tu mente en este momento presente, disfruta cada momento de tu vida, pero al mismo tiempo crea hoy la vida que te gustaría experimentar mañana. No juegues con tu vida, no dejes todo librado a la suerte, no construyas hoy una vida de la cual te arrepentirás en el futuro.

 

 

 

 

“El ayer se ha ido, el mañana aún no ha llegado, tenemos solo el día de hoy. Comencemos.” – Madre Teresa

 

 

 

 

¿Lo que estás haciendo hoy te está guiando hacia el lugar donde quieres estar o estas simplemente a la deriva? ¿Lo que estás haciendo hoy te está ayudando a conseguir lo que realmente quieres? Se honesto contigo mismo, y responde esta pregunta: ¿Estas trabajando en tus metas y sueños, o estas muy ocupado haciendo otras cosas menos importantes? Es una pregunta de sí o no. Respuestas como “a veces”, “puede ser”, “No tengo tiempo”, “No tengo dinero”, no están permitidas. Si la respuesta es sí, ¡Felicitaciones! ¡Sigue hacia delante, vas en el camino correcto! Pero si la respuesta es no, tu simplemente puedes continuar así y esperar a ver que te depara el destino, o puedes empezar por crear el futuro que quieres experimentar sin excusas, sin demoras, sin distracciones.

 

 

 

 

 

 

La vida es como el libro “Elige tu propia aventura”, tú escribes tu propio libro, y tú creas tu propio final a través de las decisiones que tomas, y las acciones que realizas. La vida puede ser a veces impredecible, y algunas circunstancias pueden ser inevitables, pero somos los creadores de la mayor parte de nuestras vidas. ¡Elije crear hoy el futuro que sueñas!

 

¡Ten Cuidado con los Destructores de Sueños!

A lo largo del camino, a través de nuestras vidas, vamos a encontrarnos con personas que van a decirnos que no podemos hacer algo, ellos se reirán de nuestros sueños, nos criticaran, subestimaran nuestras habilidades, he intentaran evitar que alcancemos nuestras metas. Estas personas son destructoras de sueños, intentaran convencerte de que son imposibles, ¡y tú les demostrarás que estaban equivocados!

 

 

 
Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve por ello y punto

 

 

 

No es nada personal contigo, en realidad, no tiene nada que ver contigo, sino que es algo personal con ellos mismos. Estas personas se han convertido en destructoras de sueños porque de alguna manera, alguien los ha convencido de que los sueños son imposibles de alcanzar. Otro destructor de sueños ha hecho el mismo trabajo fino con ellos antes, y los ha convencido de que estos son imposibles, les ha hecho creer que no pueden hacerlo, y ellos lo creyeron, y así se dieron por vencidos antes sus más profundos sueños.

¿Pero quienes son estos destructores de sueños? En realidad, no son solo personas sino también experiencias, sentimientos, y emociones. Personas negativas, no creyentes, inseguras y con odio dentro, emociones negativas, pensamientos negativos, miedos, dudas, fracasos, falta de confianza, todos estos y muchos más son destructores de sueños, y si no somos cuidadosos lograran convencernos de que no podemos hacerlo, y en ese momento renunciaremos a todo aquello que siempre hemos soñado.

 

 

 

 

“Mantente alejado de las personas que intentan minimizar tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero los realmente grandes, te hacen sentir que tú también puedes llegar a ser grande.” – Mark Twain

 

 

 

 

Por lo tanto, ¿Cómo podemos lidiar con estos destructores de sueños? Lo primero y más importante es saber que su realidad no tiene que ser nuestra realidad. Lo que estas personas expresan es su propia visión, su propia perspectiva sobre la vida, sus propias creencias y experiencias, pero la verdad es que tu creas tu propia vida, y eso es todo lo que importa. Segundo, tu puedes usar esa negatividad y transformarla. Pero, ¿cómo? Bueno, puedes usarla como motivación. Puedes usarla como un poderoso combustible, el cual hará explotar tu corazón, dándote la energía necesaria para que vayas con coraje y confianza en la dirección de tus sueños.

Utilízalo como una forma para demostrarles que estaban equivocados, porque al final, nuestras experiencias pueden crear milagros en la vida de una persona. Por lo tanto, utiliza la espada que ellos usaron para intentar asesinar y destruir tus sueños en su favor, cortándoles el oscuro velo que cubre sus ojos. Libéralos de las cadenas que están evitando que puedan hacer sus sueños realidad. Porque si tu los conviertes en realidad, a lo mejor, tu puedes convencerlos de que ellos también pueden hacer los suyos realidad.

 

 

 

 

“Cuando la gente busca socavar tus sueños, predecir tu destino o criticarte, recuerda que están contándote su historia, no la tuya.” – Cynthia Occelli

 

 

 

 

Todos estos destructores de sueños que mencione anteriormente van a intentar detenerte, ellos van a hablar, van a intentar confundirte, pero tú no tienes que escucharlos, sino que tienes que escuchar tu propio corazón. Si cada vez que cierras tus ojos, y piensas en tu sueño, tu corazón se enciende, entonces sal y hazlo realidad. Nunca te arrepentirás de intentarlos, pero te arrepentirás de nunca haberlo intentado. La verdad es que, si otras personas pudieron lograrlo, nosotros también podemos. Rodéate de personas exitosas, aprende de sus errores, mejórate a ti mismo, trabaja duro, y sobre todo siempre recuerda una cosa muy importante: Que no importa lo que estos destructores digan, lo que realmente importa es lo que tu creas y si crees que es posible, si crees en tu sueño, si crees en tu mismo, tu harás realidad cada sueño que tengas y cada meta que te propongas.

 

 

 

 

 

Escucha tu propio corazón, persigue tus sueños con confianza, crea tu propia realidad, ten fe, cree en ti mismo, y con coraje haz lo imposible posible, ¡y demuéstrales a todos los destructores de sueños que estaban equivocados!

Sin Riesgo No Hay Gloria

En el camino hacia nuestras metas y sueños vamos a tener que enfrentarnos con muchos riesgos. Cada meta y cada sueño implica un riesgo. La decisión de tomar ciertos riesgos o no es lo que va a determinar ya sea nuestra victoria o nuestra derrota. Los riesgos son simplemente desafíos que nos acercan a nuestros sueños. Entonces, ¿Estas listo para tomar los riesgos necesarios y convertir tus sueños en realidad?

 

 

parece-ser-una-ley-de-la-naturaleza-inflexible-e-inexorable-que-aquellos-que-no-arriesgan-no-pueden-ganar-john-paul-jones

 

 

La vida misma es un riesgo, desde que nacemos enfrentamos distintos riesgos. Cuando somos niños tomamos riesgos todo el tiempo, incluso cuando le tememos a lo desconocido tomamos riesgos con el fin de descubrir, aprender y crecer, y una vez que descubrimos lo que podemos conseguir al tomar riesgos, nos convertimos en imparables tomadores de riesgos. El problema cuando crecemos es que nuestros riesgos se vuelven mayores, y así nuestros miedos se incrementan, paralizándonos, y es en ese momento cuando dejamos de caminar hacia delante en la dirección de nuestros sueños, renunciando a la vida que siempre hemos soñado.

Los riesgos dan miedo, ese es el motivo por el cual preferimos evitarlos. La verdad es que tomamos riesgos todo el tiempo, incluso sin saberlo. El simple acto de levantarse de la cama implica un riesgo. Cada acción que tomamos, en mayor o menor medida implica un riesgo. El problema es que nuestros miedos son directamente proporcionales a la magnitud de nuestros riesgos, y cuando el riesgo que debemos enfrentar es enorme, nuestros miedos terminan ganando la batalla, y todos nuestros deseos rotos en pedazos son enterrados en el olvido.

 

 

 

 

 

“El riesgo más grande es no tomar ningún riesgo. En un mundo que cambia tan rápidamente, la única estrategia garantizada a fracasar es no tomar riesgos.” – Mark Zuckerberg

 

 

 

 

 

Por lo tanto, con el fin de hacer nuestras metas y sueños realidad vamos a tener que tomar cada riesgo necesario. Pero, ¿Eso significa que debemos tomar cada riesgo posible? Bueno, la respuesta va a depender de nuestras metas y sueños y del tipo de riesgo que debamos tomar para poder alcanzarlos. Si lo que podemos conseguir al tomar un cierto riesgo es mayor de lo que podemos perder entonces deberíamos aceptar el desafío y tomar el riesgo, pero si podemos perder más de lo que podemos ganar, entonces deberíamos pensarlo dos veces antes de tomar el riesgo.

La clave es pensar primero, y analizar todas las probabilidades. Si están más a tu favor que en contra, deberías entonces intentarlo y tomar el riesgo, y si ganas, entonces harías tus sueños realidad o al menos estarías un paso más cerca de poder lograrlo. Y en el caso de que pierdas, no perderías mucho, y siempre podrás empezar de nuevo y armar un nuevo plan y hacer las cosas de una forma diferente en el futuro.

 

 

 

 

 

“Aquél que no es lo suficientemente valiente como para tomar riesgos no logrará nada en la vida.” – Muhammad Ali

 

 

 

 

 

Por ejemplo, si tú quieres una vida mejor para tu familia, y tú vas y apuestas todo lo que tienes en la ruleta, es muy probable que termines perdiéndolo todo. En este caso es mejor no tomar este tipo de riesgo y elegir una opción diferente. Pero imaginemos que tienes una mejor oferta de trabajo para una compañía diferente en una ciudad distinta, y tienes miedo de empezar una nueva vida, pero si realmente quieres algo mejor para tu familia, entonces deberías animarte a tomar el riesgo, porque lo que perderías sería menor de lo que podrías ganar incluso si ese riesgo no termina saliendo como querías.

Es por este motivo que los riesgos son tan importantes, porque son grandes maestros. Nos enseñan algo sobre nosotros que no sabíamos, nos enseñan a hacer algo que antes no sabíamos hacer, nos enseñan a actuar de una manera diferente, nos hacen crecer, nos hacen más sabios, nos hacen evolucionar, abren puertas que estaban cerradas y hacen que nuestros sueños y metas se vuelvan una realidad.

 

 

 

 

 

“Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar.” – T.S. Elliot

 

 

 

 

 

Por lo tanto, si quieres cambiar tu vida, si quieres alcanzar una cierta meta o hacer que un sueño se vuelva realidad tu deberás tomar todos los pasos necesarios y tomar todos aquellos riesgos en donde las probabilidades estén altamente a tu favor. Tómate el tiempo para pensar sobre el riesgo que debas tomar, analiza las probabilidades, pero no permitas que tu mente se enfoque en lo que puede salir mal, sino en lo que puede salir bien. Si ese sueño que tienes, si esa meta que tienes es lo que realmente quieres, y si será realmente para tu propio beneficio, las probabilidades estarán siempre a tu favor, por lo tanto ¡no lo pienses demasiado, toma el riesgo y obtén la gloria!

 

 

 

 

 

¿Las probabilidades de obtener un resultado positivo son altas? ¿Puedes llegar a ganar más de lo que puedes perder si tomas el riesgo? Si la respuesta es sí, no lo pienses de nuevo, no permitas que tus miedos interfieran con tus sueños y con confianza ¡ve a hacia delante y toma el riesgo!

El Hábito de Poner Excusas

Nos limitamos a nosotros mismos y saboteamos nuestros sueños, metas y deseos a través de nuestras excusas. Nuestras propias excusas crean barreras entre nosotros y nuestros sueños, alejando de nosotros todo lo que siempre hemos querido. Por lo tanto, si lo que deseamos es convertir nuestros sueños en realidad, entonces debemos empezar por dejar el hábito de poner excusas.

 

 El noventa y nueve porciento de todos los fracasos provienen de personas que tienen el habito de poner excusas.

 

 

Cada día ponemos una nueva excusa para no hacer las cosas que siempre hemos querido hacer. Nos convencemos a nosotros mismo a través de las excusas que ponemos, y las usamos como justificación por no seguir el camino que nos conduciría a la realización de nuestras metas y sueños. Nuestras excusas nos condenan a vivir una vida que no queremos, y lo peor de todo es que creemos que esas excusas son válidas, culpándolas por nuestro fracaso, cuando en realidad, somos nosotros la causa de nuestro propio fracaso.

¿Por qué ponemos tantas excusas todo el tiempo? ¿Por qué nos castigamos de tal forma? ¿Por qué nos condenamos a vivir una vida que no queremos? ¿Por qué nos negamos a vivir el tipo de vida que nos otorgaría todo aquello que siempre hemos buscado? La respuesta es simple: porque es mucho más fácil de esa forma. Es más fácil poner excusas y no hacer nada, que hacer todo lo que se re quiere hacer con el fin de alcanzar nuestras deseadas metas y hacer todos nuestros sueños realidad.

 

 

 

“Si realmente quieres hacer algo, encontrarás una manera. Si no, encontrarás una excusa.” – Jim Rohn

 

 

 

Al poner excusas elegimos la salida fácil, y con fácil no quiero decir menos dolorosa. Porque es muy doloroso trabajar duro con el fin de alcanzar nuestras metas, pero es más doloroso estar atrapado en una vida que no queremos, haciendo las cosas que no nos gusta, y es todavía mucho más doloroso saber que somos nosotros mismos el motivo por el cual no hemos hecho todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer. Es difícil reconocer que al final, nadie es más responsable que nosotros por nuestro propio fracaso.

Constantemente escucho gente diciendo: “No tengo suficiente dinero”, “No tengo tiempo”, “Mi familia no me lo permitiría”, “No tengo los recursos necesarios”, “Tengo que trabajar, “Es muy difícil”, “Estoy muy cansado/a”, “No tengo el conocimiento”, “Tengo que cuidar de mis hijos”, “Estoy muy viejo”, “Soy muy joven”, “Mi marido/esposa/madre/padre no me lo permitiría”, “Tengo muchas cosas que hacer”, entre otras cosas. ¿Alguna vez has escuchado cosas como estas? Ya lo creo. Por mi parte, las he escuchado de muchas personas, incluso de mi misma. Estamos contantemente poniendo excusas, y creemos que son válidas, y bajo la frase “No pongo excusas, simplemente estoy siendo realista” nos justificamos.

 

 

 

“La único que está entre tú y tu meta es la historia que te sigues contándote a ti mismo sobre por qué no puedes lograrlo.” – Jordan Belfort

 

 

 

La verdad es que nada puede limitarnos, excepto nuestros propios pensamientos. Siempre hay alguna forma de hacer algo, y la mayoría de las veces no van a ser sencillas, no van a ser simples, pero valdrá la pena. Por lo tanto, con el fin de alcanzar nuestras metas y convertir nuestros sueños en realidad debemos dejar el habito de poner excusas. Si quieres ser exitoso, si quieres alcanzar tus metas, deberás dejar de buscar excusar, y empezar a buscar soluciones. Si otras personas están haciendo lo que les gusta hacer, si alguien está viviendo la vida de sus sueños, si alguien ha conseguido lo que a ti te gustaría conseguir, no es debido a que ellos han tenido suerte, sino que han dejado el hábito de poner excusas. Estas personas han decidido hacer todo lo posible para convertir sus sueños en realidad, y tú también puedes hacer lo mismo.

Deja de pensar por un segundo los motivos por los cuales no puedes hacer algo, y comienza a pensar en cómo podrías hacerlo. ¿Qué estarías haciendo ahora si supieras que todo es posible? ¿Qué puedes hacer ahora mismo que te acercara al lugar que quieres estar? ¿Cuáles serían los pasos indicados para poder alcanzar tus metas?

 

 

 

 

Se por mi propia experiencia que maravilloso es hacer aquellas cosas que alguna vez creí no poder hacer. Siempre parece imposible, hasta que se hace. Por otro lado, ¿Qué puedes perder con intentarlo? Toma responsabilidad por tu vida, y consigue una forma de hacerlo o crea una, ¡y vive la vida que siempre haz imaginado!

Los Pequeños Pasos Conducen al Éxito

Con el fin de alcanzar toda meta y hacer realidad todo sueño, debemos dar pequeños pasos cada día, porque son aquellos pasos los que nos acercan a nuestra meta, son estos pasos los que nos conducen hacia el éxito. En un artículo anterior he escrito sobre la importancia de dar el primer paso. El primer paso es decisivo, y cada paso que damos luego nos acerca al lugar donde queremos llegar. Podemos hacer todos nuestros deseos y sueños realidad, de un paso a la vez.

 

 

 

El exito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos dia tras dia. Robert Collier pasos 

 

 

La clave para alcanzar nuestras metas yace en los pequeños pasos que damos día a día. La cantidad de pasos que debemos hacer con el fin de alcanzar nuestras metas va a depender de la magnitud de nuestra meta. El problema es que a veces nuestros sueños y metas son tan grandes que es fácil abrumarse con todas las cosas que debemos hacer con el fin de hacerlos realidad, y es en aquel momento en donde la mayoría de las personas se dan por vencidas.

Si la mayoría de las personas fracasan en alcanzar sus metas no es porque la vida es injusta y solo beneficia a unos pocos, sino que fracasan porque se han negado a tomar los pasos necesarios para alcanzar sus metas. La diferencia entre aquellos que son exitosos y aquellos que no, no es la suerte sino el compromiso. Es verdad que para muchas personas las cosas son más fáciles que para otras, o así lo parece, pero la realidad es que eso no puede ser usado como excusa para darse por vencido, sino que en lugar debería usarse como motivación para seguir hacia adelante.

 

 

 

“Cada día haz algo que te acerque a un mejor mañana.” – Doug Firebaugh

 

 

 

Por lo tanto, la cosa más importante que podemos hacer luego de haber dado el primer paso en dirección a nuestras metas y sueños es dividir esa meta en metas más pequeñas y más “alcanzables”. Imaginemos a modo de ejemplo que tú meta para los dos próximos meses es conseguir un trabajo. Por lo tanto, con el fin de conseguir esa meta, tú deberás seguir diferentes pasos, como, por ejemplo: escribir tu CV, enviarlo a diferentes compañías, prepararte para distintas entrevistas, entre otras cosas. Algunos de esos pasos serán más sencillos que otros, y a veces, deberás repetir uno de los pasos otra vez debido a que la primera vez no salió como querías, pero si no te das por vencido, tarde o temprano alcanzarás tu meta.

Por lo tanto, podemos decir que cada meta funciona de la misma forma que ese ejemplo. Podremos tener otras metas, más grandes o más pequeñas, pero todas son posibles de alcanzarse. Por eso, lo mejor que podemos hacer con el fin de conseguir esas metas y hacer realidad nuestros sueños, es dividir cada meta en pequeños pasos, o en metas más “alcanzables”. Aquellas metas se verán más posibles, más cercanas, más reales, lo que nos dará la idea de que podemos lograrlo, y una vez que vayamos cumpliendo cada pequeña meta, dando pasos más largos o más cortos, estaremos un poco más cerca de nuestra mayor meta.

 

 

 

“Descubre lo que quieres hacer, mantén el pensamiento firmemente, y haz todos los días lo que se deba hacer, y a cada puesta del sol estarás un poco más cerca de tu meta.” – Elbert Hubbard

 

 

 

Lo que sucederá cuando logremos superar con éxito una de esos pequeñas pasos es que nos sentiremos muy bien incluso si fueron muy pequeños, esto se debe a que el cerebro no conoce la diferencia entre una meta u la otra, este busca constantemente alcanzar metas sin importar cuán grande o pequeña sea, por lo tanto, cada victoria, sin importar su tamaño inundara nuestra mente, cuerpo y alma con emociones positivas, lo que nos hará sentirnos bien con nosotros mismos, creando en nuestra mente la creencia de que podemos lograrlo, y si creemos que somos lo suficientemente capaces como para conseguir lo que sea que nos propongamos, entonces no habrá nada que pueda detenernos.

Aquí tengo otro ejemplo: Digamos que quieres perder peso, y tu meta es perder 10kg, tu puedes dividir aquella gran meta en pequeños pasos o incluso en pequeñas metas. Por ejemplo, puedes comenzar perdiendo 1 kilo por semana. Aquella es una meta mucho más alcanzable y más sencilla de lograr, lo que evitara que te sientas abrumado sobre la idea de perder 10kg, y así deberás dividirla en pequeños pasos, para poder cumplirla. Siempre que te propongas una meta más pequeña, tu puedes realizar una lista con todos los pasos que necesitas tomar con el fin de alcanzarla, y paso a paso tu alcanzarás esa meta. Como resultado de dar pequeños pasos, tu estarás un paso cada vez más cerca de alcanzar tu meta. Tu puedes seguir logrando aquellas pequeñas metas, paso a paso, hasta que finalmente consigas tu mayor meta.

 

 

 

“El hombre que mueve montañas comienza apartando pequeñas piedras.” – Proverbio Chino

 

 

 

Aquellos pequeños pasos son los que nos conducirán hacia el éxito. Por lo tanto, deberás preguntarte a ti mismo las siguientes preguntas: ¿Cuál es tu gran meta? ¿Ya has tomado el primer paso? Si así es, entonces ¿Cuáles son los pasos que deberías dar con el fin de alcanzar esa meta? Si tu meta es demasiado grande, y se ve difícil y lejana te convendrá dividirla en metas pequeñas y en pequeños pasos. ¿Es posible que puedas dividir tu meta en metas más pequeñas y alcanzables? ¿Qué pasos deberías tomar con el fin de alcanzar esa nueva meta? ¿Qué puedes hacer hoy para estar un paso más cerca de tu meta deseada?

 

 

 

 

 

Te motivo a que tomes papel y lápiz y escribas tu mayor meta, deseo o sueño. Y así, tu podrás escribir los pasos necesarios que te acercarán a tu meta y te darán la victoria. Enfócate en el primer paso, y luego sigue con el próximo, ¡y paso a paso tu alcanzarás todas tus metas!

La Visualización: Una Herramienta para el Éxito

La visualización es un proceso mental que hace real nuestros más profundos sueños y metas a través de nuestra imaginación, es decir, crea una imagen en nuestras mentes de lo que quisieras conseguir en nuestro mundo exterior. La visualización crea en nuestras mentes la vida de nuestros sueños, y si somos capaces de conseguirlo en nuestras mentes, somos capaces de conseguirlo en la vida real.

 

 

La logica te llevara de A hasta B. La imaginacion te llevara a todas partes. Albert Einstein visualización

 

 

La visualización es más poderosa de lo que pensamos, ya que nos ayuda a crear el resultado positivo que nos gustaría conseguir en nuestras vidas. Cuando eres capaz de ver en tu mente tus sueños y metas como algo hecho realidad, tu eres capaz de crear la vida de tus sueños y hacer que todo se vuelva realidad. La visualización no es simplemente una forma de soñar, sino que es una forma de hacer que tus sueños y metas se conviertan en realidad.

Cada persona exitosa ha usado como herramienta la visualización ya sea consciente o inconscientemente. Por ejemplo, la visualización es muy usado en los deportes, ya que muchos atletas se han visualizado a sí mismos como ya habiendo conseguido los resultados positivos que les gustaría conseguir en la vida real. Día tras día, estas personas se imaginan a sí mismas como victoriosas, estas personas constantemente visualizan en sus mentes la victoria, la ven, la sienten como si ya estuviesen en ese glorioso momento, y ello junto con el entrenamiento, compromiso y perseverancia es lo que hace que consigan en sus vidas los resultados que ya habían imaginado en sus mentes. Por ejemplo, la leyenda del boxeo Muhammad Ali siempre estuvo consciente de la importancia de la visualización. Él siempre se imaginó a si mismo obteniendo la victoria antes de cada pelea.

 

 

 

“Los campeones no se hacen en gimnasios. Los campeones están hechos de algo que tienen muy dentro de ellos. Es un deseo, un sueño, una visión. Ellos tienen que tener el talento, y la voluntad. Pero la voluntad debe ser más fuerte que el talento.” – Muhammad Ali

 

 

 

Cuando visualizamos algo, somos capaces de verlo como real en nuestras mentes, y cuando somos capaces de ver algo, luego somos capaces de creer en ello. Está comprobado que nuestro cerebro no puede ver la diferencia entre una imagen que se ha visualizado y la realidad, es por eso que cuando pensamos algo que nos gustaría que suceda, nosotros sentimos las emociones y sentimiento como si eso ya hubiese sucedido. Es por ello que la visualización es tan poderosa, porque hace real aquello que todavía no hemos experimentado en nuestro mundo físico.

La visualización no es magia, no significa que tú vas a imaginar algo con tus ojos cerrados, y cuando los abras ya se habrá hecho realidad, sino que la visualización es una gran herramienta que tú puedes usar junto con tu compromiso y perseverancia para conseguir el éxito que deseas. Cuando visualizas, tu cerebro entiende lo que tu imaginas como algo real y así te da las correctas emociones, sentimientos y creencias las que te ayudaran a formar tus hábitos y comportamientos. Por lo tanto, la visualización te ayudara a desarrollar los hábitos, habilidades, y comportamientos correctos con el fin de hacer que tus sueños y metas se vuelvan una realidad en tu mundo exterior.

 

 

 

“La imaginación es el principio de la creación. Imaginamos lo que deseamos, queremos lo que imaginamos y, por fin, creamos lo que queremos.” – George Bernard Shaw

 

 

 

Un gran ejemplo de visualización que siempre me ha inspirado es el del actor Jim Carrey, el cual utilizo el poder de la visualización cuando luchaba por convertirse en actor. Él se escribió a sí mismo un cheque por la suma de $10 millones de dólares por sus “servicios de actuación prestados” y es así que años después él consiguió esa misma suma por su rol en la película Tonto y Retonto. ¿No es esto algo maravilloso? Eso es lo que sucede cuando mantienes en tu mente la mayor versión de ti mismo y de tu vida. Cuando tu visualizas tu sueño, cada vez que puedes y haces todo lo que puedas para conseguir ese sueño o meta, milagros suceden. En mi caso, cuando era más joven, siempre imagine que iba a viajar por el mundo y que viviría en otro país. Siempre cerraba mis ojos y sentía lo que sería vivir en otro país, y años después aquí estoy luego de haber vivido en 4 países diferentes.

Por lo tanto, podemos decir que la visualización hace que todo sea posible, no solo crea una imagen en nuestra mente de nuestros sueños y metas más profundas, sino que le permite a nuestro cerebro saber que aquellas cosas son posibles y reales, y así tu cerebro te proporciona creencias de éxito, lo que te da la emoción como si ya estuvieses viviendo tu sueño, y aquellas emociones te motivan a convertirte en la mejor versión de ti mismo, y así adoptas los hábitos y comportamientos correctos para hacer que tus sueños se hagan realidad. Podemos ver entonces que gran herramienta es la visualización.

 

 

 

 

Visualiza tus metas y sueños con todo tu corazón, imagínate a ti mismo como ya habiendo conseguido tus sueños, ve cada detalle, acaricia la gloria, saborea cada victoria ¡y espera por el milagro!