Persigue Tu Pasión

Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo inmersos en una carrera sin fin. Vamos por la vida persiguiendo algo, creyendo que eso nos otorgará lo que deseamos. Este algo es el dinero, y creemos que esto nos ayudará a convertir todos nuestros sueños en realidad. Convertimos el dinero en nuestra prioridad, lo perseguimos a toda costa, y al final de esta carrera pagamos un alto precio por él y terminamos perdiéndolo todo. Nos damos cuenta que el dinero nos volvió ciegos, nos llevo por el camino incorrecto, y así hemos asesinado nuestros propios sueños, quemado nuestros deseos, y extinguido la llama de nuestra pasión. Por la tanto, para que esto no suceda debemos cambiar nuestra dirección, y comenzar a seguir el camino de nuestra pasión, y no del dinero.

 

 

 

"Persigue tu pasión y el éxito te seguirá."

 

 

 

De alguna manera llegamos a convencernos de que el dinero nos hace felices y exitosos. Nos contaron una historia maravillosa sobre el dinero, nos pintaron una fantástica imagen en nuestras mentes, lo que nos otorgo la idea de que el dinero nos permitirá comprar cada bien material de este mundo, y así podremos adquirir una felicidad eterna, y entonces terminamos creyendo esa historia. El problema es que comenzamos a perseguir el dinero en lugar de perseguir nuestra pasión, sin saber que nos dirigíamos directo a aquel lugar de oscuridad y decepción que tanto buscábamos evitar.

El problema cuando perseguimos el dinero es que caemos en una gran trampa. Esta trampa nos atrapa, haciéndonos creer que el dinero es la solución a todos nuestros problemas, y la clave para una vida feliz y plena, es así que comenzamos una búsqueda desesperada por el dinero, cayendo en la trampa, directo en sus garras, y así comienza a devorar lentamente nuestras almas. Consume cada parte de nosotros, y nos vuelve tan adictos, tan dependientes que lo necesitamos con el fin de sobrevivir, haciéndonos creer que de hecho el dinero nos hace feliz, y que la falta del mismo nos hace miserables, y así, ciegos y sordos defendemos la idea hasta que morimos.

 

“Persigue tu pasión, no tu pensión.” – Denis Waitley

 

¿Pero cuantas personas exitosas realmente conoces? Y con exitosa no quiero decir, personas con dinero, porque el tener dinero no siempre equivale a éxito, sino que me refiero a personas viviendo su pasión, personas que han conseguido sus sueños y deseos, personas que están felizmente viviendo la vida que deseaban, personas realmente vivas. ¿Cuantas personas puedes ver felices haciendo lo que hacen? No muchas, ¿verdad?

El problema con la mayoría de nosotros es que perseguimos el dinero, luego lo obtenemos y nos conformamos. Siempre y cuando podamos adquirir bienes materiales vamos a seguir teniendo la idea de que somos felices con la vida que tenemos, aunque esa felicidad dependa de algo tan efímero como el dinero. Vivimos bajo un sistema que nos hace creer que el dinero es la clave para la felicidad, entonces no perseguimos lo que realmente nos hace felices, perseguimos el dinero, creyendo que algún día seremos lo suficientemente libres como para comenzar a perseguir nuestra pasión, y ese día, en la mayoría de los casos, nunca llega.

 

“No existe pasión en conformarse, ni en aceptar una vida que no esté a la altura de lo que cada uno es capaz de vivir.” – Nelson Mandela

 

Por lo tanto, es importante perseguir tu pasión. Tu pasión es tu propósito, es hacer lo que amas, lo que te hace feliz. No importa cual sea tu pasión, siempre puedes encontrar la forma de vivir haciendo lo que amas. El dinero no debe ser nuestro propósito principal, si ese es el principal motivo de tu existencia entonces, todavía no has descubierto porque realmente estas aquí, y te estas limitando a vivir una vida con sentido.

Si persigues el dinero, siempre estarás persiguiéndolo, pero si persigues tu pasión, el dinero buscara la forma de encontrarte en el camino.
Las personas persiguen dinero, lo obtienen, lo pierden, lo obtienen de nuevo, obtienen mas, pierden mas, lo vuelven a obtener, lo desperdician, vuelven a encontrar la forma de como obtener mas, y así día tras día, se entierran mas y mas en esta locura sin fin. Esto nunca se detiene, es por eso que la mayoría de las personas viven una vida miserable, y el problema no es que tengan dinero o no, el problema es lo que pierden, lo que esconden, lo que sacrifican, lo que matan, lo que destruyen, lo que olvidad a causa de el dinero.

 

“Si no puedes descubrir tu propósito, descubre tu pasión. Porque tu pasión te conducirá directamente a tu propósito. “ – Obispo T.D. Jakes

 

¿Cual es tu pasión? ¿Que te hace feliz? ¿Que amas hacer? ¿Cual es tu sueño? Tomate el tiempo de pensar y analizar estas preguntas, encuentra tus propias respuestas. Descubre tu propósito, encuentra tu pasión, y sale a buscarla, persíguela bajo el sol, bajo la tormenta, en la luz y en la oscuridad, cuanto te sientas fuerte o débil, no importa que tan difícil todo parezca ser, o que tan lejos estás de alcanzar tu meta, no importa cuan imposible parezca ser, siempre persigue tu pasión, y todo lo demás, el dinero incluido te seguirá. No te conformes, no te limites, no te conviertas en el asesino de tus propios sueños.

 

 

 

Descubre tu propósito, encuentra tu pasión, decide lo que quieres conseguir y hazlo realidad. Se el mejor, falla, inténtalo de nuevo, falla mejor, no te detengas. ¡Persigue tu pasión con confianza y compromiso y vive la vida de tus sueños!

 

We Change the World with One Small Action at a Time

Every revolution begins with a small step. Every small action or thought carries the seed of our own success. It is by one small action, by one small thought what can put the world upside down, it is the small details what creates a huge difference and impact on the way human beings live and experience life. One small change can push us forward in the right direction, and the effect will expand and continue without stopping, creating many ripples. Every small action combined will create an impact of massive proportions. Will you accept the challenge? 

 

 

"Great things are done by a series of small things brought together." - Vincent Van Gogh

 

 

One of the main reasons why we tend to fail on the road to success is that we become overwhelmed by how difficult it is to achieve what one desires. The goal normally seems unreachable, rough, distant, or impossible, and because of that, we tend to give up before we even start. Once I wrote that the smalls steps are the ones that push us closer to our dreams and goals making the impossible possible, the unreachable reachable, because the truth is that it is the small actions, carried out day and night, the small thoughts, the small details on every aspect of our lives what creates a revolution, what gives us the power to recreate ourselves anew and gives us the control to create the destiny we wish to obtain.

The problem is that small does not mean easy, and that is what normally tends to stop us from doing that little thing that can change our lives and the lives of others around us. It is important to know that it won’t be easy, nothing that can help us change our life, nothing that can create the life we want to experience and nothing that can give us the reality we wish to experience is going to be easy, therefore, we have to be willing to commit ourselves fully on this project, and accept the fact that the road will be hard and painful, but the result will be worth it.

 

 

“Never doubt that a small group of thoughtful, committed citizens can change the world; indeed, it’s the only thing that ever has.” – Margaret Mead

 

 

What is the main obstacle that can stop us from doing that small change that can change our life and the lives of others? Fear. Fear of rejection, fear of failure, fear of the unknown. We are afraid of being rejected by those who think different, we are afraid of being humiliated, we are afraid of not fitting in, we are afraid of failing in the road to our goals and dreams, and we are afraid of not being able to reach the utmost goal what can give us utter disappointment, we are afraid of what will come next, of what is waiting on the other side once we have decided to walk into the unknown.  

Here you can see that the first limitation we find is our own minds dominated by the power of our fears. It is fear the main cause of failure and the one capable to limit the potential we have to create the life we wish to experience and the change we want to create in the world. Knowing this, it is important to not let fear to control our lives, and we do that not by running away, but by facing them and we do so by one small change in our thoughts. Change your thoughts, begin with a small action, face your fears and change the world.

 

 

“I alone cannot change the world, but I can cast a stone across the waters to create many ripples.” – Mother Teresa

 

 

I sometimes find people trying to convince me that small changes are worthless and that the world will never be changed, no matter how hard I try. Looking it from their side, you can see that the phrase “change the world” seems pretty big, and you can see that a small action is far from creating the utmost goal of changing the world, and that is easier to do nothing than to face what seems to be a complete failure.

However, if you look it from the perspective of those who believe they can make a difference, you understand that perhaps the utmost goal will not be achieved by one person and on a specific time, and maybe not even long after we have left this world, but you do not let that to limit you because you know that it is the small actions of every human repeated every day and when they are put together makes the impossible possible.

 

 

“While it may seem small, the ripple effects of small things is extraordinary.” – Matt Bevin

 

 

Everything created by humans was once started by one small thought and action, one small change. Every building was once a drawing on a paper, every small action put together by many different people created the drawing into a reality. The key is to believe that it can be done, and with commitment, perseverance and by one good example we can change the world. You can be today the kind of person that decides to do nothing to change their life and the life of others because it is hard or impossible, and waste your potential or you can be that one person that can begin to change the world one action at a time. Remember that it does not matter how little you think you are doing, every small action is never wasted, in fact, it is by our daily positive, kind, and loving actions what make us heroes. 

 

 

 

 

The world needs more people willing to change the world for the better, we all need more people willing to create a better tomorrow for all of us. Start now, join our side, and together let’s change the world! 

Honestidad: El Derecho a la Verdad

En el camino hacia convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, la honestidad debería ser un valor importante a tener en cuenta. El problema es que vivimos en una sociedad que muchas veces nos recompensa por decir mentiras, y nos castiga por ser honestos. Decir mentiras se ha convertido en un habito cotidiano en los seres humanos, y lo hemos aceptado como un comportamiento valido. La honestidad es una virtud que todos valoramos, pero la cual solemos olvidar, y se ha convertido en una de las virtudes menos encontradas en los seres humanos. ¿Pero podemos revertir esto o estamos condenados a vivir una vida de mentiras? La respuesta es sí, ¡si podemos! y todo va a depender de nosotros.

 

 

 

"Cuando mientes le robas al otro el derecho a la verdad." - Khaled Hosseini

 

 

 

¿Por qué hemos dejado la honestidad enterrada en el olvido? ¿es para proteger a otros o para protegernos a nosotros mismos? ¿es para ser aceptados por esta sociedad? ¿o es a causa del miedo? ¿por qué a veces es tan difícil ser honestos? ¿por qué nos corrompemos tan fácilmente? ¿por qué olvidamos la honestidad tan fácilmente? Yo creo que el problema principal es que nos hemos olvidado quiénes somos realmente y porque estamos aquí. Hemos silenciado la voz de nuestras almas, viviendo la gran mentira creada por esta sociedad. No nacemos siendo mentirosos, falsos, tramposos, aprendemos a ser de esta forma. Nos han manipulado, han distorsionado la realidad y nos han vendido una gran mentira.

Desde pequeños que escuchamos mentiras. Cuando éramos niños nos contaban historias que eran falsas, intentaron atemorizarnos con cuentos ficticios, nunca se nos explicó porque las cosas sucedían como sucedían, sino que siempre intentaban ocultarlo detrás de una linda historia. Ya de adultos, las mentiras se encontraban en todos lados. Mentiras en la televisión, en las revistas, en los diarios, personas engañándose entre ellos, publicidades intentando venderte algún producto basándose en la mentira, hermosas imágenes de modelos, y fantásticos productos que en la realidad nunca son como las publicidades, mentiras dicha por políticos, mentiras entre amigos, familiares, compañeros de trabajo, mentiras en todas partes. Una vida, nuestra realidad, basada en mentiras.

 

 

“Si dices la verdad, no tienes que recordar nada.” – Mark Twain

 

 

Fue así que aprendimos a mentir, lo aceptamos como normal. Hoy en día, engañar se ha convertido en un comportamiento normal. He escuchado a personas decir cosas como: “Es la vida, las personas engañan, las personas mienten, las personas son falsas, y tú también lo eres, así son las cosas.” O la frase común es: “Si no puedes contra ellos, úneteles.” Bueno, puedo decir que no estoy de acuerdo con esta frase. Yo creo que si nos sometemos a este mundo, el cual constantemente busca convertirnos en lo que no somos, perdemos así nuestra verdadera esencia, dejamos de ser quienes realmente somos, y si no somos nosotros mismos entonces no somos nada, o pasamos a ser simplemente caminantes sin almas sobreviviendo hasta el fin de nuestros días.

Nadie quiere vivir un engaño, a nadie les gusta las mentiras, ¿entonces por qué no comenzamos por ser la fuente de honestidad en lugar de ser una fuente de mentiras? Podemos comenzar por ser honestos con nosotros mismos. Allí es donde la gran mentira comienza, no mentimos ni engañamos a otros más de lo que nos engañamos a nosotros mismos. Por lo tanto, si pudiésemos aprender a ser honestos con nosotros mismos, podríamos comenzar a ser honestos con los demás. Esto no evitará que los demás dejen de ser deshonestos, pero por lo menos serás tu verdadero ser, no te verás corrompido por esta sociedad en la que vivimos, y eso es una gran clave para el éxito.

 

 

“Cada mentira son dos mentiras: la mentira que le decimos a los demás y la mentira que nos decimos a nosotros mismos para justificarla.” – Robert Brault

 

 

¿Pero deberíamos ser siempre honestos? ¿incluso cuando pueda lastimar a otras personas? Si, pero pueden existir algunas excepciones. Debemos intentar siempre decir la verdad, pero pueden haber momentos en donde nuestra verdad no deba ser revelada. Para ser más clara voy a dar un ejemplo: imagínate que hoy es tu cumpleaños y alguien te regala un regalo que no te gusta, sería necesario decir: “Gracias, pero la verdad que tu regalo no me gusta para nada” La realidad es que la honestidad no tiene por qué ser ruda. No tienes por qué mentir y decir que fue el mejor regalo que has recibido en tu vida, pero puedes demostrar gratitud por la muestra de cariño de esa persona hacia ti sin ser falso o rudo. El amor y la compasión son parte del ser honesto.

Al mismo tiempo, la honestidad no significa que debas andar por la vida expresándole a todos tu opinión sobre ellos, no todo el mundo espera tus opiniones, por ese motivo es mejor a veces no decirlas, y en el caso de que te la requieran, entonces busca la forma de decirlas con compasión. Cuando la verdad no sea relevante, y sea más beneficioso guardarla que decirla, esa podría ser la única excepción. Pero no confundas esto con mentira para proteger a otros o pare evitar lastimar a otros. Una mentira, tarde o temprano siempre hará más daño que las más duras de las verdades.

 

 

“Siempre hay una manera de ser honesto sin ser brutal.” – Arthur Dobrin

 

 

Por lo tanto, si la honestidad y la compasión van juntas de la mano nunca causaran daño, o no tanto como una mentira. El problema con las mentiras es que cuanto más esperas, mas grande se vuelven. No podemos volver atrás en el tiempo y cambiar lo que hicimos o dijimos, pero siempre podemos elegir decir la verdad, una mentira no tiene fecha de vencimiento, seguirá existiendo hasta que la destruyamos con la verdad. No tengas miedo de decir la verdad, al mismo tiempo siempre estate listo para aceptar la verdad en lugar de aceptar hermosas mentiras. La verdad puede doler, pero una vez que la tienes, eres dueño de hacer con ella lo que sientas, serás libre como para reinventar tu vida, mientras que vivir una mentira sólo te convencerá de qué la ilusión que vives es real, viviendo por siempre en una fantasía.

 

 

 

Comienza por ser honesto contigo mismo hoy. Ese es el primer paso para convertirte en la mejor versión de ti mismo. Se amable, sé generoso, y di la verdad con compasión, no para lastimarlos, pero para liberarlos, no para destruirlos pero para amarlos, incluso cuando no te amen devuelta. ¡Seamos honestos y liberemos nuestra conciencia de la tortura creada por nuestras mentiras!

Beware of Toxic People

We live in a revolutionary era where humans are waking up and seeing the true reality around them. The current conditions of our planet and the different diseases caused by our negligent acts are no longer hidden or unknown. However, there is one overlooked source of pollution highly dangerous for all humans and it is created by toxic people. The venom of these people is extremely poisonous and cautious is advised.

 

 

"People inspire you or they drain you - pick them wisely." - Hans F. Hansen #toxic #people

 

 

Have you ever heard the phrase: “Tell me who your friends are and I will tell you who you are”? I remember someone told that phrase to me once, it was a few years ago, I do not remember who was it, probably someone wise, and that person meant that our behaviors and habits can be influenced by those who we often surround ourselves with, for better or worst, and it is undeniable that no matter how incorruptible we think we are and how strong we think our character is, someone at some point can create a huge impact and change our behaviors, beliefs, and habits.

On the other hand, people can affect for better or worst the way we feel, for that reason, I can also say “Tell me with who you spend your time with and I will tell you how you feel” and that means that if you are surrounded with people with good energy, positive, happy and kind people you will end up feeling good even if it is only for a moment, on the contrary, if you surround yourself with negative, fully toxic people you will end up feeling bad.

 

 

“Toxic people will pollute everything around them. Don’t hesitate. Fumigate.” – Mandy Hale

 

 

This is the case when someone is sick and still goes out, for example, to work or to school, someone, who might have a weak immune system will end up having the same kind of virus. This is what happens when you are surrounded with toxic people, these people are already infected with anger, sadness, stress, pain, and fear, some of them do not even realize that or do not want to, the virus inside them has gained total control, and is highly contagious. For this reason, there are two options either we maintain distance from these people or we take extreme caution when treating with them especially when we are already not feeling good.

This does not mean that we should not help those who need it but something I learned is that nobody can help those who do not want to help themselves. For that reason, it is important to help each other, it is important to help those who scream for help even if it is in silence, because we can be the cure or relief that a toxic person is needing, but the important thing is to not let their venom get inside of us and it is wise to know when to stay and when to walk away.

 

 

“Walk with the dreamers, the believers, the courageous, the cheerful, the planners, the doers, the successful people with their heads in the clouds and their feet on the ground.” Wilfred Peterson

 

 

Therefore, it is important to surround ourselves as much as possible with non-toxic people, people who will bring us peace, joy, and happiness, it is also wise to spend as less time as possible with toxic people, it is not always possible to choose the people around us and toxic people are in every corner, from schools to jobs, in our own houses and neighborhoods but we can find a way to become as immune as possible to the venom released by them and become as wise as to know with whom we should spend most of our time with.

 

 

 

People can become a healthy nutrient for our souls and can help us maximize our own potential, at the same time, they can be the poison that will prevent us from reaching our full potential. They can be an important key to our success or the cause of our failure. Choose them wisely.

Y Aqui llega un Nuevo Año: ¿Estas Listo Para Nuevos Desafios?

Otro año está por terminar, y un nuevo año está por comenzar. Más de 300 días después de el comienzo del 2017 y aquí estamos, sanos y salvos. Todos hemos pasado por diferentes desafíos y batallas, todos hemos enfrentado la derrota y probado la victoria, nos hemos encontrado con dificultades, hemos aprendido lecciones y sobrevivido adversidades, y ahora es el momento de pausar nuestras vidas agitadas, caóticas, a veces calmas y absolutamente hermosas por un momento para así poder tomarnos el tiempo de reflexionar, para poder ponernos en contacto con lo que nos rodea, para poder estar en una profunda conexión con nuestras propias mentes. El nuevo año, el 2018, está apunto de llegar, más desafíos y oportunidades nos esperan por delante, la pregunta es, ¿estás lo suficientemente comprometido como para convertirte en el arquitecto de tu propio destino o dejarás todo librado al azar?

 

 

 

"La esperanza sonríe desde el umbral del año venidero, susurrando, 'Será más feliz'." - Alfred Lord Tennyson

 

 

 

Otro año ha pasado, y por lo menos para mi, y creo que para la mayoría de todos, ha pasado a la velocidad de la luz, otra prueba de que la vida no espera por nosotros, simplemente pasa, a su propio ritmo, a su propia velocidad, sin importar si nosotros decidimos movernos a su ritmo o no movernos en lo absoluto. Por ese motivo, como la vida pasa minuto a minuto, llevándonos consigo a través del camino de nuestras vidas ya sea que queramos o no, debemos entonces aprovechar cada segundo de nuestras vidas.

Durante un año, todo puede suceder. La vida puede golpearnos en la cara, y ponernos de rodilla de un momento al otro, poniéndote en un estado de oscuridad y desesperación, pero también puede proveerte de las mas maravillosas de las emociones. Sin importar lo que haya sucedido, la vida seguirá pasando, y esta en nuestras propias manos la decisión de seguir hacia adelante con la vida aprovechando cada minuto, o permanecer quietos mientras la vida nos pasa por delante. Ahora es el momento para dejar atrás lo que no es bueno para nosotros, lo que no merecemos, lo que nos hace miserables, y saca lo peor de nosotros. Un año nuevo comienza, tomemos la decisión de crear la vida que realmente nos merecemos y así convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

 

 

“Si no te tomas el tiempo para trabajar en crear la vida que deseas, eventualmente te verás obligado a pasar mucho tiempo lidiando con una vida que no quieres.” –  Kevin Ng

 

 

Lo malo de la vida es que no podemos viajar en el tiempo y modificar nuestro pasado, no podemos borrar nuestros errores o cambiar nuestras decisiones pasadas, el pasado esta fuera de nuestro alcance, sin embargo, lo bueno de la vida es que siempre nos otorga otra oportunidad para comenzar de nuevo, para renacer de las cenizas como un Ave fénix, y para así poder convertirnos en la persona que estábamos destinadas a ser. Por esta razón, dale la bienvenida a este nuevo año con felicidad, coraje y compromiso, porque nosotros podemos ser los creadores de nuestro propio futuro. Acepta el hecho de que no siempre podemos controlar las circunstancias de la vida, pero de hecho, siempre podemos controlar como vamos a reaccionar ante esas circunstancias. Elegirlas sabiamente es la clave para vivir una vida feliz, plena y prospera.

Recibe este nuevo año con tus brazos abiertos y prepárate para aceptar los desafíos que te proponga. Que este nuevo año sea un año de acción, no solo desees, sueñes o tengas esperanza, sino que sal y haz que tus sueños se conviertan en realidad, comienza este año decidiendo lo que realmente quieres, haz una lista con todo aquello que quieras recibir en este nuevo año, y luego haz un plan, tómalo como si toda tu vida dependiese de ello, porque de hecho, así lo es, toda tu vida, la vida que realmente mereces, tus sueños y deseos dependen de ti para volverse realidad. Tu eres su general, y tienes el poder dentro de ti para hacer que todo se vuelva realidad.

 

 

“El camino hacia el éxito es tomar acciones masivas y decididas.” – Tony Robbins

 

 

Tomemos el tiempo para despedirnos del 2017 y reflexionar sobre las buenas y malas cosas. Guardemos las lecciones y los buenos recuerdos, y con coraje recibamos este 2018 con confianza y compromiso, y siempre recuerda que grandes cosas nos están esperando, mas desafíos y oportunidades nos esperan. La pregunta es: ¿estás listo para abandonar la zona de confort e ir por una aventura que podría otorgarte la más gratificante experiencia de vida? ¿estás listo para aceptar los desafíos de este nuevo año? ¿estás listo para soñar más, y hacer más con el fin de hacerlos realidad? ¿estás listo para crear la vida que deseas experimentar?

 

 

 

 

 

 

¡Di que sí y acepta los desafíos! Y siempre recuerda que si puedes soñarlo puedes hacerlo. Sal y haz que sucedan. Que toda angustia y tristeza desaparezca con este año que esta por terminar, y que el año nuevo traiga solo felicidad. ¡Bienvenido 2018!

Here Comes the New Year: Are you Ready for New Challenges?

Another year is about to end, and a new year is about to begin. Over 300 days after the beginning of the 2017 and here we are, safe and sound. We all have been through different challenges and battles, we have faced defeat and tasted victory, we have encountered difficulties, learned lessons and survived adversities, and now is the time to pause our hectic, chaotic, sometimes quiet and absolutely beautiful lives for a moment and take the time to reflect, to be in contact to what surround us, to be in a profound connection with our own minds. The new year, 2018, is around the corner, more challenges and opportunities are ahead of you, the question is, are you committed enough as to be the architect of your own destiny or will you leave everything at the mercy of luck?

 

 

 

Hope smiles from the threshold of the year to come, whispering, 'It will be happier.' - Alfred Lord Tennyson

 

 

 

Another year has passed, and at least for me and I guess for most people too, it passed at the speed of light, another prove that life does not wait for us, it simply passes, at its own pace, its own speed, regardless if we decide to move at its own rhythm or not move at all. For that reason, as life moves and passes minute after minute carrying us forward through the path of our lives whether we want or not, we must then take advantage of our time and seize every minute of our own lives.

During one year, anything can happen. Life can punch you in the face and put you in your knees from one moment to another, putting you in a state of darkness and despair, but also it can provide you with the most wonderful of the feelings. No matter what happened, life will keep passing, and it is in our own hands the decision to move forward with life seizing every minute of our lives, or to remain still while it passes through our faces. Now is the time to leave behind what is not good for us, what we do not deserve, what makes us miserable and takes out the worst in us, as the new year begins, let’s make the choice to create the life we truly deserve and become the best version of ourselves.

 

 

“If you don’t make the time to work on creating the life you want, you’re eventually going to be forced to spend a lot of time dealing with a life you don’t want.” – Kevin Ng

 

 

The bad thing about life is that we cannot travel in time and modify our past, we cannot erase our mistakes nor change our past decisions, the past is out of our hands, however, the good thing about life is that always gives us another opportunity to begin again, to born anew from the ashes like a Phoenix and become the person we were meant to be. For this reason, embrace this New Year with happiness, courage, and commitment, for we can be the creators of our own future. Accept the fact that we cannot always control life circumstances, but indeed, we can always control how we react to those circumstances. Choosing them wisely is the key to live a fulfilled, happy and prosperous life.

Embrace this New Year with your open arms and be ready to accept its challenges. May this New Year be a year of action, do not only wish, dream and hope, but go out and make your dreams become a reality, begin this year by deciding what you really want, make a list with everything you want in this New Year, and then make a plan, take it seriously, as your whole life depended on it, because it does, your life, the life you truly deserve, your dreams and desires depend on you for them to become real. You are their commander-in-chief and you have the power within you to make everything become a reality.

 

 

“The path to success is to take massive, determined actions.”  – Tony Robbins

 

 

Let’s take some time to say goodbye to 2017 and reflect on the good and bad things. Let’s take with us all the lessons and great memories, and with courage let’s embrace 2018 with confidence and commitment, and always remember that greater things are ahead of us, more challenges and opportunities are waiting. The question is: Are you ready to abandon the comfort zone and go for an adventure that could bring you the most rewarding experience? Are you ready to accept the New Year’s challenges? Are you ready to dream more, and do more in order to make them become a reality? Are you ready to create the life that you wish to experience?

 

 

 

 

 

Say yes and accept the challenges! And always remember that if you can dream it, you can do it. Go out and make it happen. May the sorrows be gone with the old year and may the new year bring only happiness, welcome 2018!

La Constante Búsqueda de Seguridad

Una de las cosas que las personas constantemente buscan, ya sea consciente o inconscientemente es la seguridad. Tenemos la necesidad de sentirnos seguros porque nos garantiza nuestra existencia. La seguridad nos hace sentir confortables, mientras que la inseguridad hace que nuestro mundo tiemble, poniéndonos en un lugar de extrema vulnerabilidad. Esta necesidad por seguridad puede realmente garantizarnos nuestra existencia, nos hará sentir confortables, nos hará sentir a salvo. ¿Pero una seguridad eterna realmente nos garantiza libertad, paz, felicidad, éxito y todo aquello que queremos en la vida? ¡Quédate conmigo, y averigüémoslo juntos!

 

 

 

"Ninguna cantidad de seguridad hace que valga la pena sufrir una vida mediocre encadenado a una rutina que ha matado tus sueños." - Maya Mendoza

 

 

 

Siempre buscamos seguridad porque sentimos que nos dará libertad, creemos que al obtenerla tendremos una libertad eterna, felicidad eterna, o una vida de éxito. Creemos que una seguridad eterna nos garantizara el verdadero éxito, creemos que seremos libres para hacer todo aquello que amamos, y hacer nuestros sueños realidad. Una seguridad eterna es posible cuando decidimos vivir una vida dentro de nuestra zona de confort, un lugar en donde nos sentimos seguros y a gusto.

Mientras que vivir en nuestra zona de confort puede brindarnos seguridad, y darnos la idea de que somos libres, felices y exitosos, es de hecho una ilusión. ¿Por qué? porque solo nos esclaviza, arrebatándonos nuestra libertad. Cuando ponemos la seguridad como prioridad, sobre nuestros sueños, es allí cuando nos volvemos prisioneros de un sistema que nos enseña que lo único que importa es una seguridad eterna, nos ha enseñado que los sueños son imposibles, o que no valen lo suficiente como para correr el riesgo. Por lo tanto, salimos en búsqueda de todo lo que nos trae seguridad, un trabajo, una casa, un auto, no cuestionamos nada, simplemente nos conformamos, nos quedamos con lo que tenemos, con lo que conseguimos, con lo seguro, fin de la historia.

 

 

“La conformidad es el carcelero de la libertad y el enemigo del crecimiento.” – John F. Kennedy

 

 

¿Pero que tiene de malo esto? ¿Que tiene de malo buscar seguridad? ¿Cual es el problema de vivir en nuestra zona de confort? No hay problema en lo absoluto. De hecho, esta en nuestro propios instintos, es nuestra mera naturaleza como seres humanos. El problema solo comienza cuando nos conformamos con una vida mucho menor de la cual realmente somos capaces de vivir, limitando nuestras extraordinarias habilidades. El problema es cuando conseguimos una vida que nos otorga seguridad, y esa sensación nos detiene a ir por mas. Nos volvemos tan dependientes de esa vida, que peleamos para protegerla a toda costa, incluso de nuestros propios sueños, porque ellos constantemente interfieren con nuestra seguridad, porque para hacerlos realidad hay que salir de la zona de confort.

Ese es el motivo por el cual muchas personas se dan por vencidos ante sus sueños. El miedo de tener que dejar el lugar de conformidad para adentrarse en terrenos desconocidos los asusta al punto en el que deciden quedarse con su vida ordinaria, donde se sienten cómodos y seguros. Y si quieres conseguir la vida que siempre has imaginado, si quieres hacer todos tus sueños realidad, la realidad es que debes estar listo para sentirte incomodo. Ese lugar de seguridad nos otorgara todo lo que necesitamos para sobrevivir, pero la vida que queremos, y realmente merecemos, solo es posible fuera de tu zona de confort.

 

 

“El mayor peligro para la mayoría de nosotros no consiste en establecer nuestra meta demasiado alto y fallar; sino en establecerla demasiado bajo y conseguirlo.” – Michelangelo

 

 

La mayoría de las personas que han logrado sus sueños, o aquellas personas que son conocidas por ser extremadamente exitosas, tienen una cosa en común: Estuvieron en un lugar de absoluta incomodidad cuando decidieron hacer sus sueños realidad. Por lo tanto, podemos ver que en realidad nuestro lugar de seguridad, nuestra zona de confort es lo que realmente nos limita, porque nos hace sentir seguros, entonces no hacemos nada con el fin de no perderla. Es solo cuando estamos en ese lugar de misterio, incertidumbre, e incomodidad cuando nuestro verdadero carácter se forma. Es en ese momento cuando nos volvemos libres como para convertirnos en la persona que estábamos destinada a ser, y entonces así, hacer todo aquello que siempre imaginamos.

 

 

 

 

Que tu necesidad por seguridad no limite tus capacidades de vivir la vida que eres capaz de vivir. No te conformes con una vida que no amas solo porque te otorga seguridad. ¡Tu puedes, y podrás vivir la vida de tus sueños si te animas a abandonar tu zona de confort!

We Are All Genius

We live in the kind of world where the members of their society are labelled as if they were merely products that will end up on a store shelf to be selected or discarded according to someone’s needs. The society in where we live condemns you or glorifies you according to the label you possess. Since school, we are categorized with a grade, and that symbol becomes our burden. We believe that our intelligence depends on the amount of excellent grades we get, and that belief tends to create our reality, but the truth is everybody is a genius, with our own personal characteristics and skills, and that is what it makes us unique.

 

 

 

"Everybody is a genius. But if you judge a fish by its ability to climb a tree, it will live its whole life believing that it is stupid." - Albert Einstein

 

 

 

We are all the same, we are all one, we are all humans, we are all mortals, however, we are also different as we all have different personalities, characteristics, skills, qualities, beliefs and opinions, and that creates unique beings, as human’s fingers, where they might all look the same, but in the end they all have their own distinctive and unique pattern what creates different fingerprints. For that reason, we all possess a particular talent and skills that create a different kind of geniuses. Therefore, a genius cannot be described in one way, but in several ways.

All my life I struggled to find my own talent; at school I wasn’t the student with the best grades, I didn’t even know who I wanted to be or what I wanted to do when I grow up, usually I tended to lose faith in myself and let my future be at mercy of my luck. The problem is that this society has made us believe that if you are not the best, the first one, the most intelligent and get all the best grades you will fail miserably, and that belief has put a high level of pressure in our daily lives, because in order to avoid failure, we push ourselves in a very dangerous way, most of the time refusing to be what we were meant to be and becoming the type of person imposed by society in order to be successful.

 

 

“Neither a lofty degree of intelligence nor imagination nor both together go to the making of genius. Love, love, love, that is the soul of genius.” – Wolfgang Amadeus Mozart

 

 

The truth is that saying that a genius is that one who has only certain specific characteristics and abilities, only limits the true greatness in every human being, because by saying that, we limit the person who has not those characteristics and abilities, giving them the idea that they are simply mediocre beings, and they live their lives limiting their true potential. For example, I always believed that because I was not good at school, especially in mathematics, I was good for nothing. I always wished to be like the “genius” ones. I lost faith in myself and I settle for a life that was far less the one I deserved.

One day I started to believe in myself, and I discovered all those talents and skills that were hidden overshadowed by my fears, beliefs, and limiting thoughts about myself. When I ceased to let the opinions and belief of others to define me, I began to discover my true potential, and when you are no longer limited by the established standards by this society , you begin to redefine yourself, and you create a new version of yourself. In my case, I discovered those things that made me a genius. Now I do not let my lack of knowledge in something, or my poor mathematics or history skills or whatever it is to define me, I do not let a grade or a person qualify me or categorize me according to my capabilities.

 

 

“As soon as you trust yourself, you will know how to live.” – Johann Wolfgang von Goethe

 

 

When you cease to seek the approval of others, when you release yourself from the stressful act of fitting in, when you cease to be the person you are supposed to become, and you stop worrying about being “perfect” or letting the opinions and beliefs of others to define you, you will have the opportunity to discover your true talents, abilities and skills. Therefore, do not aim to become the standard of human perfection, but aim for what you are good at, if you don’t know what that is, go find it, work hard, improve, evolve and become the best version of yourself!

 

 

 

 

 

Do not beat yourself up if you can’t do everything perfectly, remember that every human has its own talents and skills, and in the end, everyone is a genius. Fish maybe cannot climb a tree but they have the ability to live underwater. Therefore, do not compare yourself with other people “genius” but rather follow your own heart, be whoever you want to be, discover your greatness and be the genius that you truly are!

 

¿Es La Vida Una Competencia?

Desde pequeños se nos enseña a competir. Día tras día se va formando el hábito de competir con otros. Cuando menos lo esperamos ese hábito es finalmente creado, y toda nuestra vida se vuelve una competencia, una competencia en la cual necesitamos derrotar a otros con el fin de ser exitosos. ¿Pero es la vida realmente una competencia?¿Necesitamos competir con el fin de ser exitosos? ¿Es el acto de competir con otros lo que nos otorga la verdadera victoria? ¿Puede realmente el resultado de una competencia definir a un ser humano? Averigüemos juntos más sobre la competencia, su definición, nivel de importancia e impacto en los seres humanos.

 

 

 

"Una flor no piensa en competir con la flor de al lado, simplemente florece." #competition

 

 

 

De acuerdo con el diccionario, una competencia es una situación en la cual una persona trata de ganar algo o ser más exitoso que alguien más. En otras palabras, podemos definir la competencia como la oportunidad de obtener un premio especial el cual pudiese tener un significado especial, o la oportunidad de derrotar a otros para declararse a una mismo más exitoso o superior que alguien más. Por lo tanto, ¿esto significa que debemos enfocarnos en derrotar a otros para ser exitosos? ¿Es eso lo que permite que uno consiga verdaderamente la victoria? ¿Es verdad que a través de la competencia con otros uno evoluciona, se vuelve superior, y consigue la grandeza?

Bueno, la realidad es que todo va a depender de la forma en que lo veamos, eso quiere decir, nuestra propia perspectiva, creencia e idea de lo que realmente significa una competencia. Dos diferentes creencias van a determinar el verdadero significado de la competición y las respuestas a esas preguntas: 1. La creencia de que la vida es una competencia, donde tienes que derrotar a otros en todos los aspectos posibles de tu vida. 2. La creencia de que la vida no es una competencia en lo absoluto, y si hay una competencia es con la persona que fuimos ayer.

 

 

“La única competencia digna de un hombre sabio es consigo mismo”. – Washington Allston

 

 

La primera creencia va a definir la competición como la posibilidad de derrotar a otros para ser exitoso, creyendo que tras vencer a otros uno obtiene la verdadera victoria, lo que lo hace a uno más superior, más evolucionado y lo que nos otorga la grandeza. La segunda creencia va a definir la competición como simplemente la oportunidad de ser mejor de lo que fuimos ayer, creyendo que uno es exitoso, evoluciona y consigue la grandeza cuando se convierte en la mejor versión de uno mismo.

Aquellas personas que tienen la primera creencia se van a enfocar en ganar a otros. Esa va a ser su máxima meta, vencer a otros se volverá su primer deseo, y la derrota de otros será su victoria. Aquellos que tienen la segunda creencia se van a enfocar en ser mejores personas de las que fueron ayer, y convertirse en la mejor versión de ellos mismos será su más grande meta, y la victoria para ellos será ser la persona que estaban destinadas a ser sin la necesidad de derrotar a otros para lograrlo.

 

 

“Nunca estás jugando realmente con un oponente. Estás jugando contigo mismo, con tus más altos estándares, y cuando alcanzas tus límites, eso es una verdadera alegría.” – Arthur Ashe

 

 

Cómo podemos ver, la competencia es una palabra que puede tener significados diferentes. La realidad es que hoy en día la mayoría de las personas han aceptado la primera creencia, porque eso es lo que la sociedad nos enseñó. Nos ha enseñado que necesitamos competir, y que en cada competencia, necesitamos ganarle a otros con el fin de ser exitosos. Y esto no se trata de deportes, o de un simple juego, esto se trata de la vida misma. De alguna manera, han transformado la vida en una gran competición. No competimos con el fin de convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, sino que competimos para derrotar a otros, lo que nos ha otorgado una idea errónea de la vida.

Cada aspecto de nuestra vida se ha vuelto una competición. En cada lugar se lleva a cabo una competencia: en lugares de trabajo, en escuelas, universidades, hogares, vecindarios, bares, parques, y en cada esquina de este mundo. Competimos para ver quién tiene el mejor auto, el mejor teléfono, la mejor casa, la mejor ropa, los mejores zapatos, competimos para ver quien tiene el mejor cuerpo, quién luce mejor, quien es más hermoso o hermosa, competimos para ver quién tiene el mejor trabajo, el mejor cargo, el mejor salario, competimos para ver quién tiene las mejores notas, o quien tiene el título más importante, o todo aquello que nos ponga en una importante posición dentro de la sociedad, competimos para ver quien tiene el mejor y más grande cumpleaños, casamiento, funeral, no importa, el punto es que tenemos que ser mejor que otros, lo que nos otorga unas falsa sensación de felicidad y éxito, la cual parece llenar nuestras almas vacías.

 

 

“El verdadero aprendizaje se produce cuando el espíritu competitivo ha cesado”. – Jiddu Krishnamurti

 

 

Pero, ¿alguna vez nos sentimos realmente completos? La verdad es que no, es ese el motivo por el cual nunca dejamos de competir. Necesitamos desesperadamente ser mejores que otros para sentirnos exitosos. Lo que realmente no sabemos es que la única persona que debemos vencer y ser mejores es la persona que fuimos ayer. Ser la persona que estábamos destinados a ser, haciendo las cosas que amamos sin necesitar la aprobación de otros, sin la necesidad de vencer a otros, nos da libertad, y eso nos otorga el verdadero éxito, es así como realmente ganas esta competencia llamada “vida”, la cual, al final, no es realmente una competencia, o no una en contra de otros, sino que es una competencia con la persona que fuimos ayer. Para ganar este juego, debemos derrotar a la persona que no somos, convirtiéndonos en la persona que realmente somos, y para que esto suceda debemos convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.

Si quieres mejorar tu vida, desarrollar tu verdadero potencial, si quieres tener éxito en la vida, deberás luchar para convertirte en la persona que eres capaz de convertirte, si crees en ti mismo, y crees que eres lo suficientemente bueno como para convertirte en la persona que siempre has imaginado, entonces no hay necesidad de competir con otros, porque te darás cuenta que tal competencia no existe, y si no tienes competencia, ¿Contra quien vas a competir realmente más que contigo mismo?

 

 

 

 

La vida no es una competencia, y si hay una competencia, es con nosotros mismos. Creamos nuestro propio éxito excediendo nuestros propios estándares, evolucionando y creciendo como personas, y no derrotando a otros. Entonces, ¡salgamos y seamos la mejor versión de nosotros mismos!

When There is Teamwork, Success is Inevitable

True success in every aspect of our lives can only be achieved through teamwork. If humans are willing to work together as a team, if they cooperate and work together as one for the benefit of all, they can overcome any obstacle, win any battle and obtain ultimate success. There is nothing more powerful than a group of humans willing to work together as a team, when individuals become part of a group, when humans gather together and work for their own benefit as well as the benefits of others the opportunities for success are endless and ultimate peace can finally be achieved.

 

 

 

"Unity is strength... when there is teamwork and collaboration, wonderful things can be achieved." - Mattie Stepanek

 

 

 

Why is it that ultimate peace is so unreachable? Peace is something we all seek to obtain, peace of mind, peace in our homes, in our jobs, in our communities, peace in our hearts and world peace, but for some reason, we always fail to achieve it. There are many reasons of why this happens, but one them is that we have forgotten to live together as a team. We live in a very individualistic world where everyone is after their own benefits at the expenses of others. Life has become a huge competition and we live our lives as if we were participants of the “Hunger Games”.

While competition in sports, games and other cases can be necessary, exciting and fun, competition in all aspects of our lives can be deadly. When members of a family compete between each other, when colleagues at work compete between each other, when friends compete within each other, when humans of different nationalities, religion and cultures compete within each other, as individuals, for the merely purpose of obtaining one’s own personal satisfaction or benefit, refusing to be part of a group, we choose to put ourselves in the path to darkness, and hatred, fear, resentment, pain and suffering are its consequences.

 

 

“The only competition worthy of a wise man is with himself.” – Washington Allston

 

 

Therefore, competition is a double-edged sword, while it can be sometimes fun and encourage teamwork, gives adrenaline, and can makes us better person than we were yesterday, if it is used in the wrong way, it can only destroy, create pain, and snatch our peace. The truth is that life is not a competition, no good can be obtained in fighting between each other, and in ceasing to work as a big team, for the benefits of those in our same group, and the benefits of others. Success can be obtained working together without needing to trample on others to achieve it.

What I am trying to express is that is not wrong to look after your own benefit, it is not wrong to go after your own dreams and desires, and fight for what you love and makes you happy, for that reason, if you want to obtain success as an individual compete with the person you were yesterday, no with others, evolve, grow, learn, work hard, be better than you were yesterday, and become the best version of yourself, and life will take care of the rest. However, remember that true success and ultimate peace in our lives and in the whole world can only be achieved through teamwork. No evil can stop a bunch of human beings willing to do good, working as a team.

 

 

“A boat doesn’t go forward if each one is rowing their own way.” – Swahili Proverb

 

 

If peace seems so unreachable is because we have separated each other, forgetting that we are part of a whole. In the end we are all the same, with particular characteristics, desires, dreams and personalities, but we belong to each other, and together we can make the impossible possible. Let’s gather together and work together as a team in our homes, in our schools, in our jobs and in every aspect of our lives, let’s help each other, let’s live in peace and remember that teamwork is key to ultimate success. No home, no relationship, no company, no country, can be truly successful without team work. Our merely existence depends on teamwork, without it we are nothing. Either we succeed as a team or we fail as individuals.

 

 

 

 

As individuals we are finite, as a team we are eternal. As individuals we can be strong, unique and fantastic, but as a team we are powerful and unbeatable!

 

Changing the world with love